Inicio          Quiénes somos          Corresponsales          Resumen Semanal          Coberturas Especiales          Servicios SEMlac          Archivos          Enlaces

Secciones:

Aborto

Adolescentes/Jóvenes

Ancianidad/Geriatría

Arte/Cultura

Ciencia/Tecnología

Comunicación

Derechos civiles

Derechos indígenas

Diversidad sexual

Drogas/Narcotráfico

Género

Infancia

Medicina/Salud

Medio ambiente/ecología

Miscelánea

Mujeres famosas

Población/Sociedad

Sexualidad y salud reproductiva

SIDA/VIH

Violencia de género

 

Corresponsales:

Alba Trejo

Alicia Yolanda Reyes

Aline Castellanos

Ángela Castellanos A.

Cristina Canoura

Dixie Edith

Evelyn Vargas Carmona

Helen Álvarez Virreira

Ilse Bulit

Julia Vicuña Yacarine

Liliana Aguirre Flores

Mariana Ramírez-Corría

Marta Escurra

Mirta Rodríguez Calderón

Norma Loto

Raquel Sierra

Sara Lovera López

Sara Más Frias

SEMlac (Especiales)

Sylvia Ruth Torres

Tacuazina Morales

Tamara Vidaurrázaga

Zoraida Portillo

Colombia: Por sexta vez congresistas pujan por cuota en listas electorales

Por Ángela Castellanos Aranguren

 

Senadora Gloria Inés Ramírez.

Bogotá, noviembre (Especial de SEMlac).- Tras cinco intentos fallidos, un grupo de congresistas cabildean para que la ley de reforma política incluya una cuota mínima de mujeres en las listas de candidaturas a cargos de elección popular.

 

La iniciativa, acogida por la comisión de ponentes de la Cámara baja, propone que las listas no tengan más de 70 por ciento ni menos de 30 por ciento de candidaturas de ambos sexos, masculino y femenino.

 

Esta propuesta fue respaldada por de la Red Nacional de Mujeres, la Mesa de Género (de organismos de cooperación internacional) y la gran mayoría de las congresistas. No obstante, a principios de este mes, la congresista proclive al actual gobierno, Carlina Rodríguez, presentó la variante de 80 -20.

 

"Esta propuesta, que se hizo sin consultar a la bancada de mujeres del Congreso, pone en riesgo el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) referente a la participación política de las mujeres", afirmó a SEMlac Teresa Martínez, asesora de la senadora Gloria Inés Ramírez, defensora de la ley de cuotas.

 

Para que Colombia cumpla este ODM debe lograr 30 por ciento de representación femenina en los altos cargos de poder para 2015, según lo establece un documento directriz del Consejo Nacional de Planeación Económica y Social.

 

Este es un compromiso del Estado y por ello el gobierno ha incorporado una cuota en el proyecto de ley que reglamenta la reforma política. "Lo que buscamos es que cumpla con la incorporación del principio constitucional de la equidad de género y no discriminación contra las mujeres en la reforma política", agregó Martínez.

 

En 2000 Colombia aprobó la ley de cuotas para cargos de designación a nivel decisorio, en los poderes ejecutivo y judicial, que establece el 30 por ciento mínimo de mujeres en dichos cargos. Aunque esta norma aumentó la participación femenina, la cuota no siempre se ha cumplido. Según un informe de la Procuraduría General de la Nación, elaborado en marzo 2008, de las 1174 instituciones estatales sólo 137 cumplían a cabalidad con la normativa.

 

Tampoco se ha cumplido el Pacto de Octubre, un acuerdo mutuo celebrado en 2005 entre los partidos políticos, en el que se comprometían a promover la participación de las mujeres en sus filas.

 

Colombia ocupa el puesto 104 de 138 posiciones a nivel mundial, en el récord de representación parlamentaria femenina.

 

En las últimas elecciones al Congreso, realizadas en 2006, 51,3 por ciento de las mujeres votaron, pero su representación en esta corporación sólo alcanzó 14 por ciento.

 

Actualmente, de los 267 miembros del Congreso apenas 33 son mujeres y algunas de ellas han llegado con posterioridad a las elecciones como reemplazos de parlamentarios, investigados por presuntos vínculos con los grupos paramilitares.

 

Entre 2003 y 2006, el porcentaje de mujeres elegidas para las Asambleas Departamentales (legislativo provincial) fue de 15,6 por ciento, mientras que en los Concejos (legislativo municipal), por cada 10 concejales fue elegida una mujer.

 

La representación femenina en los gobiernos provinciales y municipales también es muy baja. El porcentaje de gobernadoras elegidas fue de 6,3 por ciento, en tanto que el de alcaldesas fue del 7,3 por ciento.

 

Pese a las diferencias ideológicas, cerca de 30 de las 33 congresistas apoyan la ley de cuotas. En opinión de la bancada femenina a favor, las mujeres están en condiciones desiguales para participar en política, los partidos no las toman en serio, son muy cerrados y por ello se requiere de una medida de acción positiva que equilibre esas desigualdades, a fin de lograr la igualdad de oportunidades políticas.

 

La senadora Cecilia López, del Partido Liberal, argumenta que "sin un espacio real de participación, sin posibilidades reales y efectivas de acceso, es poco probable que puedan elevarse los niveles de representación (política) de las mujeres. Garantizar el acceso es el primer estímulo para asegurar la participación".

 

Para los detractores, el legislativo no puede obligar a los partidos políticos a que se cumpla con una cuota para elegir mujeres. Algunos van más allá, como el congresista Armando Benedetti, del Partido de la U, que se opone con el argumento de que si hoy se aprueba una cuota para mujeres, mañana los indígenas y los afrodescendientes pedirán la suya.

 

La experiencia regional evidencia que a mayor inclusión de mujeres en las listas electorales se eleva su participación en cargos de elección. En Perú, Argentina y Costa Rica, donde se han promulgado leyes de cuotas, esa participación se ha multiplicado.

 

Dos posturas diferentes de la Cámara (máximo 70 % y mínimo 30 %) y del Senado (80-20) serán la base del debate en plenarias de la ley de reforma política, que tiene mensaje de urgencia, y que se espera se expida antes del 16 de diciembre para que pueda operar en las elecciones de marzo de 2010.

 

"Cada vez es más políticamente correcto estar a favor de la ley de cuotas; sin embargo, es difícil porque más allá de poner a mujeres en las listas, se trata de una redistribución del poder", afirmó a SEMlac Diana Espinosa, Coordinadora de la Comisión de Inclusión y Representación política de la Mesa de Género.

 

La ley también se ocupa de reglamentar otros aspectos de la reciente reforma política, como la financiación de las campañas, inscripción de candidatos, sanciones a los partidos con miembros relacionados con grupos delincuenciales, campañas electorales y democratización de los partidos, entre otros temas.

Servicio de Noticias de la Mujer de Latinoamérica y el Caribe - SEMlac

Av. Grau Nº 610 - Of. 302, Lima 4, Perú

Correo-E: semlac@redsemlac.net - Telf. (511) 2474982

© 2009 SEMlac. Derechos Reservados.

Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este sitio sin autorización