Sexualidad / Salud reproductiva

Sexualidad / Salud reproductiva (72)

De la Redacción
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México, abril (SEMlac).- La Cámara de Diputados de México recibió la minuta del Senado que busca reformar el artículo 67 de la Ley General de Salud, para otorgar carácter prioritario a las acciones de anticoncepción realizadas por las instituciones del Sistema Nacional de Salud, particularmente en la prevención del embarazo adolescente y en mujeres con alto riesgo obstétrico.
La Mesa Directiva de la Cámara de Diputados turnó a la Comisión de Salud dicha minuta proveniente del Senado el pasado 6 de abril y esta analizará la propuesta de reforma que busca que instituciones médicas a nivel nacional difundan información sobre los graves riesgos para la salud y la vida de las niñas y mujeres cuando el embarazo se presente antes de los 20 o después de los 35 años de edad.
El Pleno del Senado de la República aprobó, el pasado martes 4 de abril, con 76 votos a favor este dictamen con proyecto de decreto que busca difundir información sobre la conveniencia de espaciar los embarazos y reducir su número, mediante una correcta información anticonceptiva.
Durante la presentación del dictamen, el senador Francisco Salvador López Brito, presidente de la Comisión de Salud del Senado, destacó que México ocupa el primer lugar de embarazo en adolescentes en toda América Latina.
En este país, señaló el legislador, de acuerdo con la Encuesta Nacional de la Juventud 2015, el 49 por ciento de la población joven en el territorio no utiliza anticonceptivos en su primera actividad sexual.
"Cuando una niña queda embarazada, su presente y futuro cambia radicalmente, y rara vez para bien. Puede terminar su educación, se desvanecen sus perspectivas de trabajo y se multiplica la vulnerabilidad frente a la pobreza, la exclusión y la dependencia", afirmó la senadora Cristina Díaz Salazar, presidenta de la Comisión de Gobernación.
La senadora subrayó que dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México registra la tasa más alta de embarazo adolescente, con un promedio 1.252 partos diarios, es decir, "cada minuto una joven se convierte en mamá". Además, esta cifra representa que en uno de cada cinco partos está implicada una mujer joven, pues se estima que el total nacional es de 6.220.
Lo anterior es de gravedad, pues de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), las complicaciones durante el embarazo y el parto son la segunda causa de muerte materna infantil a nivel mundial, y en México "70.000 chicas mueren al año por esta causa, cifra inaceptable, por la que urge actuar", aseveró.
"Los abortos en condiciones de riesgo son muy frecuentes en los embarazos adolescentes y representan casi la mitad del total de las interrupciones de embarazo practicadas. El 98 por ciento de los abortos se realizan en países en desarrollo, donde esta práctica suele ser ilegal, incluso donde es legal, a las adolescentes les puede resultar difícil acceder a los servicios", sostuvo.
Agregó que "las probabilidades de que las adolescentes de entre 15 y 19 años mueran debido a complicaciones durante el embarazo, el parto, son dos veces mayores, que las de una mujer de 20 a 30 años".
Además, el embarazo obliga a las jóvenes a abandonar sus estudios. Según los reportes oficiales, 80 por ciento de las adolescentes deserta de la academia, dijo la legisladora.
Así los factores de desigualdad económica y social aumenta la problemática, ya que de acuerdo con datos de Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, (UNICEF), en México el 55,2 por ciento de las adolescentes son pobres, y una de cada cinco tiene ingresos familiares y personales tan bajos, que no le alcanza siquiera para la alimentación mínima requerida.
Ante la gravedad del problema de salud pública que implica el embarazo adolescente en México, la diputada Flor Estela Rentería Medina también propuso reformar el artículo 67 de la Ley General de Salud, que de igual forma busca disminuir la prevalencia de embarazos en la población adolescente.
La integrante de la Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de Diputados impulsa actualmente esta iniciativa a fin de que la anticoncepción posea un carácter prioritario en los servicios de planificación familiar y tenga como objetivo fundamental la prevención del embarazo adolescente.
La diputada destacó que, de acuerdo con la subsecretaría de Educación Básica y la dirección general de Educación Indígena, de la Secretaría de Educación Pública, cada año más de 280.000 adolescentes dejan sus estudios por un embarazo.
Señaló que la mayoría de las adolescentes con hijas o hijos son más vulnerables a padecer pobreza, ya que al dejar sus estudios se les complica encontrar un trabajo bien remunerado. 
Ante este panorama, la OMS ha lanzado una serie de directrices para atender este fenómeno, como limitar el matrimonio antes de los 18 años, aumentar el uso de anticonceptivos en los adolescentes e implementar campañas para reducir las relaciones sexuales bajo coacción, sostuvo la legisladora.
Recordó que México lanzó, en enero de 2015, la "Estrategia Nacional de Prevención del Embarazo en Adolescentes", la cual contempla ocho ejes rectores con 90 acciones a ejercitarse por las distintas dependencias que componen la administración pública federal, las cuales van encaminadas a reforzar los servicios de educación, salud y prevención de la violencia, y advertir puntualmente los riesgos del embarazo adolescente para la vida de las jóvenes.

De la Redacción
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México, febrero (SEMlac).- Este no es el momento para dejar los condones de lado, son todavía la forma más efectiva de prevenir el VIH y otras infecciones de transmisión sexual, advirtió Terri Ford, directora de Abogacía y Políticas Globales de AIDS Healthcare Foundation (AHF).
La mayor organización mundial de lucha contra el sida con presencia en 38 países, celebra nuevamente el Día Internacional del Condón, este 13 de febrero, con 117 eventos en el mundo y 37 en 18 estados de México para fomentar la prevención de ITS, VIH y embarazos no deseados.
En todos ellos distribuyen condones de manera gratuita para crear conciencia sobre el sexo seguro y difundir el lema de este año que es: "El Condón ¡Siempre de Moda!".
El presidente de AHF, Michael Weinstein, anunció que esa organización ha dado un gran paso adelante para crear un Banco de Condones de emergencia con 50 millones de preservativos con el fin de aliviar la crisis causada por la falta de financiación de esos insumos alrededor del mundo.
"Sabemos que quitar el acceso fácil a condones gratuitos elevará la tasa de nuevas infecciones de VIH e ITS. Es inaceptable y haremos todo lo que sea posible para que estos sean accesibles, atractivos y gratuitos, para lo cual donaremos millones de condones a gobiernos que enfrenten desabasto", recalcó.
AHF México efectuará los eventos en este país con el apoyo de organizaciones aliadas y gobiernos locales, en tanto que en la Ciudad de México contará con el apoyo del gobierno capitalino, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la banda Señora Kong.
Para estar en conjunción con el Día de San Valentín, AIDS Healthcare Foundation creó el Día Internacional del Condón a nivel mundial el día 13 de febrero, desde 2008, para promover el uso del condón, fecha que ya ha sido oficialmente adoptada por algunos países.
AHF considera que con el uso del condón y la educación sobre sexo seguro hay menos probabilidad de contraer infecciones de transmisión sexual, embarazos no deseados, además de contribuir a detener la transmisión de VIH.
"Celebramos la existencia de un producto que hoy por hoy cuida la salud de hombres y mujeres, especialmente jóvenes. Les protege de adquirir infecciones de transmisión sexual, VIH y de tener embarazos no deseados", dijo la doctora Nicole Finkelstein Mizrahi, directora de AHF México.
Consideró lamentable ver que solamente unas pocas instituciones siguen procurando que haya preservativos al alcance de toda la población. "Son asuntos de Estado que no se pueden dejar a un lado".

 


Por Mercedes Alonso
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Santo Domingo, enero (SEMlac).- Durante la celebración de la tradicional Conferencia del Episcopado Dominicano, dedicada al día de la Virgen de la Altagracia, el 21 de enero, los obispos católicos reiteraron en su Carta Pastoral el rechazo absoluto al aborto en cualquier circunstancia, y pidieron detener lo que denominaron "perversa pretensión a favor del crimen de niños".
El tema de la interrupción del embarazo ha vuelto a ser centro de intensos debates en la sociedad dominicana, a partir de la decisión del Senado de la República, el pasado miércoles 11 de enero, de conformar una comisión que estudiará las observaciones del presidente Danilo Medina, mediante las cuales el mandatario propuso volver a discutir si se aprueba o no un Código Penal que despenaliza el aborto, si se cumplen ciertas causales como violación, incesto o el originado en malformaciones del embrión.
La comisión especial designada por el Senado para estudiar las observaciones realizadas por el Poder Ejecutivo al proyecto de Ley del Código Penal se reunió el pasado martes 17 de enero, a fin de discutir la metodología de trabajo.
SEMlac conoció que en este primer encuentro los integrantes de dicha comisión, con el legislador Rafael Calderón a la cabeza, dieron lectura a la comunicación enviada por Danilo Medina al presidente de la Cámara Alta, Reinaldo Pared Pérez; en tanto que el senador Julio César Valentín llamó a sus colegas a apoyar la propuesta del presidente de la República.
Trascendió, sin embargo, que la diputada por el Partido Quisqueyano Demócrata (PQDC), Betzaida González, en carta enviada al bufete directivo de la Cámara Baja, y los demás compañeros, exhortó a rechazar el pedido de Medina y señaló que la Constitución de la República del año 2010 no dejaba brechas, ni establecía excepciones
"Por más definiciones que le queramos dar, el aborto no es más que dar muerte de manera deliberada a un ser humano inocente e inofensivo que se encuentra en un vientre materno", expuso la congresista y añadió:
"Honorables, independientemente de la observación del presidente Danilo Medina, nosotros como legisladores tenemos la obligación de por lo menos aprobar leyes conforme con nuestro ordenamiento constitucional".
Para González, no importa las causales, "abortar es matar a otro ser humano y aprobar una disposición legal que lo permita sería aberración desde el punto de vista jurídico, médico, social, moral y religioso (…). Permitir el aborto en ciertas circunstancias sería violar el derecho a la vida después de la concepción, y por tanto, completamente inconstitucional".
Olvida o desconoce la legisladora las incontables luchas libradas durante tantos lustros, que hasta la fecha no han sido suficientes para evitar que la nación dominicana continúe entre los países de la región con mayor índice de muertes maternas.

Obispos critican "ideología de género"

Los obispos católicos dominicanos también califican en su Carta Pastoral de mecanismo de destrucción de la familia "la ideología de género" que promueve el "libertinaje sexual en adolescentes y jóvenes, el homosexualismo, el lesbianismo y el aborto", puntualizan.
En la misiva, los religiosos consideran a las mujeres, heroínas ante las adversas circunstancias de la pobreza y la violencia y valoran el sustento que ellas representan para las familias; recalcan las situaciones que afectan al conglomerado femenino, apuntando la pobreza y el analfabetismo como generadores de "graves problemas", entre los que mencionan el embarazo adolescente, que atribuyen a "la desintegración familiar, la falta de educación en valores, la mentalidad subjetivista, relativista y de consumo de nuestra sociedad actual".
La violencia contra la mujer la abordan de esta manera: "Sentimos profundo dolor con el drama de tantos niños y niñas huérfanos que ven morir a su madre por manos de su pareja, con el agravante suicidio de su padre, dejándolos en total abandono por la ausencia de una respuesta del Estado".
Finalmente enfatizan: "Confiamos en la toma de conciencia de nuestras autoridades y de toda la sociedad, a fin de que se detenga ya la perversa pretensión a favor del crimen de niños y niñas inocentes que claman con piedad desde el vientre de su madre que les dejen nacer".

¿Y los derechos humanos?
Precisamente, el 5 de octubre pasado, la Coalición por los Derechos y la Vida de las Mujeres, conformada por 78 organizaciones diversas, presentó la conferencia: Por el derecho a la vida y salud de las mujeres, en el Auditorio Manuel del Cabral, de la Biblioteca Pedro Mir, de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), en la cual se resaltó que en América Latina y el Caribe, anualmente hay 3.700.000 abortos en condiciones de alto riesgo y la Organización Mundial de la Salud estima que en promedio, el 12 por ciento de las muertes maternas se debe a abortos inseguros.
Se recordó en dicha conferencia que en la República Dominicana, por cada 100.000 nacimientos vivos, mueren 106 mujeres, muy por encima del promedio regional de 77 mujeres, en gran medida debido al alto número de abortos clandestinos, estimados en 90.000 cada año y más del 13 por ciento de las muertes maternas, practicados por manos inexpertas en condiciones de inseguridad, en las que recaen sobre todo mujeres pobres y jóvenes.
"Solo con esto, todo por bajar estas cifras nefastas en el país, debe ser un propósito de Estado. Las jerarquías de las iglesias dominicanas no tienen nada que decir, aunque se unan en su misoginia, irónicamente ignorando que las mujeres tenemos derecho cristiano a decidir de acuerdo a nuestra conciencia. ¡La mujer decide, la sociedad respeta, el Estado garantiza y la Iglesia no interviene!", concluyeron los expositores de la Coalición por los Derechos y la Vida de las Mujeres.

 

Por Gloria Analco
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México, diciembre (SEMlac).- El sida continúa siendo una de las principales causas de muerte en niñas, niños y adolescentes, al morir 41.000 en 2015 entre edades de 10 a 19 años, mientras que el contagio en esa población podría aumentar de 250.000 en la actualidad a casi 400.000 en 2030.
"El mundo ha logrado enormes progresos en los esfuerzos mundiales para poner fin al sida, pero la lucha está lejos de haber terminado, especialmente para las niñas, niños y los adolescentes", dijo el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake.
Al asegurar que el sida continúa siendo un grave problema de salud pública, afirmó que "cada dos minutos, otro adolescente -lo más probable, una niña- contraerá el VIH".
Agregó que si queremos poner fin al sida, se necesita recuperar el sentimiento de urgencia que esta cuestión merece, y redoblar los esfuerzos para llegar a cada niña, niño y cada adolescente.
Según el séptimo inventario de la situación sobre los infantes y el sida For Every Child: End AIDS, publicado por UNICEF, con motivo del Día Mundial contra el sida que se celebró este 1 de diciembre, cerca de dos millones de infantes, entre 10 y 19 años, vivían con el VIH en 2015.
En África Subsahariana, la región más afectada por el VIH, las niñas representaron tres de cada cuatro nuevos casos de infecciones entre los adolescentes de 15 a 19 años.
Además, 1.1 millones de niñas, niños, adolescentes y mujeres contrajeron el virus el año pasado, y las niñas y niños de cuatro años que viven con el VIH corren el mayor riesgo de morir por causas relacionadas con el sida, en comparación con los otros grupos de edad, porque a menudo su diagnóstico y tratamiento llega demasiado tarde.
El informe de UNICEF señala que se han logrado notables progresos en la prevención de la transmisión del VIH de madres a hijo o hija, lo cual evitó que 1.6 millones de nuevas infecciones se presentaran entre los infantes entre 2000 y 2015.
Pero añade que falta mucho por hacer como el hecho de que sólo la mitad de los bebés nacidos de madres con el VIH son sometidos a una prueba de VIH en sus dos primeros meses, mientras que la edad promedio en que comienza el tratamiento entre los menores se ha contraído verticalmente, como en África Subsahariana donde es de cuatro años.
Entre las estrategias que propone el informe para acelerar los progresos en la prevención del VIH entre los adolescentes y el tratamiento de las personas ya infectadas están invertir en innovación, incluidas las soluciones locales, reforzar la recolección de datos y poner fin a la discriminación de género, incluidas la violencia de género y la lucha contra el estigma.
Asimismo, priorizar los esfuerzos para abordar las vulnerabilidades de los adolescentes, proporcionándoles actividades combinadas de prevención como la profilaxis antes de la exposición, transferencias en efectivo y una educación sexual integral.

Por Gabriela Ramírez
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México, diciembre (SEMlac).- "Kenya" es una mujer trans. Es trabajadora sexual desde los nueve años de edad y esa labor, más la adicción a las drogas, derivaron en que a los 13 años de edad fuera diagnosticada con VIH. Pasó nueve años en prisión, donde enfrentó el estigma y la violencia institucional para quienes viven con este padecimiento.
Hoy, con más de 20 años de vivir con VIH, ha destinado parte de su tiempo a llevar información y atención sobre todo a las mujeres trans de la ciudad que se dedican al trabajo sexual.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las personas trans son el sector que corre mayor riesgo de contraer la infección por VIH, pero también quienes menos probabilidades tienen de acceder a los servicios de prevención, detección y tratamiento.
Kenya ha corrido con suerte, al menos luego de salir de la prisión, ya que en la Clínica Condesa ha conseguido acceso a los medicamentos y no ha tenido problemas por desabasto como ha ocurrido en casos de personas beneficiarias del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado o del Instituto Mexicano del Seguro Social.
En 2015, datos del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el sida (CENSIDA) revelan que en la Ciudad de México hay registrados 10.910 casos de personas portadoras de VIH y 26.431 de sida; es decir, el 19 y 14,8 por ciento respectivamente del total de casos en el país.
El Informe Epidemiológico del VIH/sida 2013 de la Clínica Condesa refiere que el primer caso de este padecimiento se dio en 1983.
Esta clínica, única con un modelo de atención para personas Trans, ha ofrecido servicios especializados de manera gratuita a 725 personas trans desde el 2012. Ahí, casi 18 personas trans llegan por primera vez de forma mensual y de ellas más del 30 por ciento resultan VIH positivas.

Del trabajo sexual, las adicciones y la prisión
Kenya siempre supo que había nacido en el cuerpo equivocado. Viene de una familia disfuncional en la cual sus hermanos mayores la golpeaban por su forma de caminar y por que "era muy femenino".
"Mi madre se dedicó a viajar. Éramos seis hermanos, vivíamos con mi abuela, ella fallece cuando yo tengo nueve años y como ya no aguantaba los malos tratos, me fui de mi casa", explica Kenya.
Caminando conmigo por Avenida Juárez en el Centro de la Ciudad, al llegar a la esquina con Balderas ella emocionada me cuenta:
"¡Mira! -dice mientras extiende la mano para señalar. Aquí en esta esquina fue al primer lugar que llegué cuando salí de mi casa y aquí en esta esquina vi por primera vez a una mujer trans que se estaba prostituyendo. Me acerqué a ella y le dije - Yo quiero ser como tú-. Me sonrío y luego de unas horas me llevó con ella".
Antes de que anocheciera y luego de haber pasado unas horas con aquella mujer trans, Kenya tuvo a su primer cliente. - Yo creo que fue por mi juventud, pero me cayó y bueno me fui con él al hotel Mazatlán que está allá por Salto del Agua.
Ella le contó a su primer cliente que había salido de su casa ese mismo día y él le ofreció pagarle una semana de hotel y alimentos mientras encontraba algo.
Kenya se dio cuenta entonces que ese hotel albergaba a mujeres trans. De inmediato, se hizo amiga de algunas y la llevaron de compras para llevar a cabo su transformación.
- Fuimos atrás del zócalo a comprar pestañas, pelucas, vestidos, zapatillas y así al día siguiente, a los nueve años, estaba debutando en Insurgentes y Álvaro Obregón. 
Me llevaron con la madrota que se llamaba Angélica, a quien le tuve que pagar. 500 pesos (25 dólares). Esa noche, tuve dos clientes y gané 18.000 pesos (900 dólares). ¡Imagínate, para mí era la locura! No solo por el dinero, sino porque estaba por fin siendo quien yo quería".
Como a los dos años de vivir en hoteles, cuando ya tenía 11 años, Kenya entró en contacto con las drogas, sentía mucho resentimiento, coraje y se sentía sola. - Fue un periodo largo, le metía yo durísimo y fue entonces que tuve contacto con el VIH, no supe cuándo ni con quién.
A los 13 años llegó a la organización de Casa Alianza y ahí empezó a suspender la droga.
- Con el período de abstinencia me fue muy mal y terminé internada en el hospital psiquiátrico de Fray Bernardino, fue ahí donde me detectaron el VIH. Los médicos me hicieron una prueba y yo no había, ni siquiera, oído de esa enfermedad.
Cuando se enteró no tuvo miedo ni sintió coraje, por el contrario, pensó: - De algo tenía que morir-. Esos sentimientos vinieron meses después, señala.
Los primeros años los pasó sin utilizar ningún medicamento, aunque sí tomaba las precauciones en su trabajo.
Cuando cumplió 18 años, un cliente la acusó de haberle robado su cartera y su "StarTack". Kenya pasó nueve años ocho meses en prisión.
- Me llevaron al Reclusorio Norte, al pabellón de varones, pero cuando se enteraron de mi padecimiento me cambiaron a Santa Martha, al pabellón de los hombres con VIH.
Ahí comenzó a darse cuenta de las muertes de los internos y vivió en carne propia la discriminación por parte de otros reclusos y de las propias autoridades penitenciarias.
- Éramos los sidosos, los podridos. Entonces había 34 personas, al menos uno moría al día y otro nuevo entraba. A todas nos daban el mismo medicamento, la misma dosis, pero además eran medicinas viejas, de tratamientos que habían sido superados o que estaban caducos.
Pasaron los años y entraron diversas organizaciones a trabajar con esta población. Ahí Kenya se convirtió en promotora y llevaba información sobre prevención a las personas privadas de su libertad.
Al salir de prisión, colaboró en un proyecto con recursos del Fondo Mundial denominado Proyecto Rutas Nocturnas, en el que llevaban información y pruebas rápidas a mujeres trans trabadoras sexuales en la Ciudad de México.
Según datos de la organización Centro de Apoyo a Identidades Trans, este proyecto se desarrolló en 12 delegaciones con un alcance de 1.500 mujeres trans.

Mujeres trans y VIH
En la Ciudad de México, alrededor de 20 por ciento de las mujeres transgénero están infectadas con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), como lo dicen los resultados de la Encuesta de salud con sero-prevalencia de VIH a mujeres transgénero en esta capital.
Respecto a las que se encuentran privadas de su libertad en algún centro penitenciario de la ciudad, esta cifra aumenta a 32 por ciento según este sondeo.
De las mujeres trans que tuvieron un resultado positivo, sólo 26 por ciento conoce sus estatus.
Respecto a las mujeres trans dedicadas al trabajo sexual, en promedio, señalaron tener 11 clientes durante la última semana y el 90 por ciento dijo haber utilizado condón con el último cliente.
A pesar de que esta cifra puede parecer alentadora, en las conclusiones de esta Encuesta se hace referencia a la urgencia de diseñar políticas de prevención de acuerdo a sus necesidades.
"Dado el desconocimiento de su estatus de VIH, los resultados muestran la urgencia de diseñar programas de detección integrales y disponible para que puedan iniciar el tratamiento de manera oportuna quienes lo necesitan".
La OMS señala que los planes nacionales sobre el VIH todavía tienen deficiencias importantes con respecto a la atención de las necesidades de este sector de la población.
En el ámbito mundial, solo el 70 por ciento de los países encuestados abordan explícitamente las necesidades de los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y trabajadores del sexo; con respecto a los consumidores de drogas inyectables, la cifra cae al 40 por ciento.
En esos planes raramente se mencionan las personas transexuales, a quienes resulta difícil acceder a servicios que las pueden ayudar, aunque sobre el papel existan políticas al respecto.
Kenya no pierde la fe. Ella cree que el estigma poco a poco se va reduciendo, sobre todo gracias a la difusión que hay sobre el tema.
- Yo ya llevo 20 años con VIH, estoy controlada, no tengo problemas, conozco mi condición y claro que tomo medidas en mi trabajo. Tengo una pareja estable, estoy sana y, sobre todo, con muchas ganas de ayudar a mis demás compañeras.
Por supuesto, ella no se pierde en la noche ni en las calles, como dicen algunos finales.


Por Alicia Mendoza
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México, noviembre (SEMlac).- Uno de los principales retos frente al VIH/sida es lograr el diagnóstico de la mayoría de personas que viven con el virus, pues siete de cada 10 en esa condición no lo saben, según datos del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/sida (Censida).
Así lo señaló Martín Luna, vocal de Conasida, durante el Foro "Prevención y Atención del VIH, el sida y otras ITS", donde se detallaron los resultados del Diagnóstico Legislativo y Contextual en Materia de Derechos Humanos, el VIH, el sida y otras ITS, enfocado en erradicar el VIH en México para 2030.
La senadora Diva Hadamira Gastélum Bajo, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, en conjunto con la Consultoría Multidisciplinaria en Desarrollo Humano presentó el informe.
El Diagnóstico se llevó a cabo en las entidades que concentraban el mayor número de personas con sida en 2013, de acuerdo con el Registro Nacional de Casos de Sida, que son: Ciudad de México, Estado de México, Jalisco, Puebla, Veracruz, Baja California, Chiapas, Chihuahua, Guerrero, Michoacán, Nuevo León y Oaxaca, detalló Luz María García, de la Consultoría Multidisciplinaria.
Durante la presentación del estudio, la senadora Diva Gastélum Bajo afirmó que "la Declaración Política de las Naciones Unidas 2016 ha exigido acelerar el objetivo de ponerle fin a esta epidemia para el año 2030, reducir nuevas infecciones de VIH, disminuir las muertes relacionadas con esta enfermedad y eliminar el estigma y discriminación relacionadas con el sida".
"Los resultados del Diagnóstico tienen la finalidad de fortalecer el trabajo del Poder Legislativo, además hace posible una base argumentativa para impulsar o decidir la instrumentación de programas y propuestas legislativas".
Por su parte, la senadora Angélica de la Peña, secretaria de la Comisión para la Igualdad de Género, señaló que la única manera de enfrentar esta epidemia es con la información pertinente, veraz y que le llegue a toda la población; junto con las políticas de prevención y la alianza que deben de tener las instituciones con las organizaciones de la sociedad civil.
Patricia Uribe Zuñiga, directora general del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/sida (Censida), manifestó que "uno de los principales obstáculos para lograr la eliminación del sida es la discriminación, el estigma y la violación de derechos humanos".
La directora de Censida declaró que existen "políticas y leyes normativas que limitan el acceso a las y los adolescentes a la educación sexual integral, a los servicios de salud sexual y reproductiva, o que limitan la competencia o la producción de medicamentos a bajo costo".
"Tenemos la problemática que hay varias leyes estatales y algunos bandos municipales que se contraponen y son las que no están permitiendo avanzar adecuadamente", expuso.
El Diagnóstico Legislativo se realizó bajo las Directrices internacionales sobre VIH, el sida y los derechos humanos, de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida, sobre la Revisión y reforma legislativa y servicios de apoyo. En él, se llevó a cabo una comparación el estado que guardan las entidades federativas analizadas respecto de las recomendaciones.
Dichas directrices están enfocadas en que los Estados analicen y reformen la legislación sanitaria para mejorarla; reexaminar leyes penales para que concuerden con obligaciones internacionales de derechos humanos; promulgar leyes para combatir la discriminación; y adoptar medidas para que haya suficientes medidas y servicios de prevención y atención de los casos de VIH, explicó Verónica Hernández, integrante de la Consultoría Multidisciplinaria.
Las principales leyes estatales y de materias concurrentes analizadas fueron las leyes de: salud, los códigos penales y de sistemas penitenciarios; para la prevención, tratamiento, atención y apoyo ante el VIH y el sida; de educación, códigos civiles; de igualdad entre mujeres y hombres; de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia; de los derechos de niñas, niños y adolescentes; de los derechos de los jóvenes.
Asimismo de las leyes para las personas con discapacidad; para la atención del consumo de sustancias psicoactivas; para prevenir, erradicar la trata de personas; para atender a víctimas, para la transparencia del acceso a la información; y las leyes de protección de datos personales. También se analizaron Normas Oficiales Mexicanas (NOM) en temas de salud.
Luna, vocal de Conasida, advirtió que "México es uno de los países de la región que paga altos costos por medicamentos; sin embargo, podemos tener medicamentos genéricos de calidad y a bajo costo".
"Debemos hacer todo lo necesario para terminar con el estigma, la discriminación y la violación de derechos humanos de las personas afectadas con VIH. Hay que trabajar por tener un México más incluyente. Ya no debe haber más crímenes por homofobia y transfobia".
"La prevención es la estrategia más eficiente. Necesitamos un programa nacional de sida fuerte y con recursos eficientes, para evitar reducir el impacto del sida en nuestro país, campañas de sensibilización masivas para evitar que se incrementen los casos de jóvenes", declaró Martín Luna.
Georgina Gutiérrez, del Movimiento Mexicano de Ciudadanía Positiva A.C., presentó la "Agenda de mujeres y el VIH y el sida/mujeres privadas de su libertad", enfocada a implementar políticas públicas con las instancias de salud en la Ciudad de México y a nivel federal para atender a las mujeres y mujeres trans con VIH en centros de reclusión.
Al intervenir, Javier Arellano, del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa) y Onusida, expuso que la Declaración Política de Naciones Unidas "se plantea por primera vez el sueño de acabar con el sida para el año 2030", y marca, dijo, una estrategia de cómo poder vencer a la pandemia con tres metas y 20 objetivos encaminados a eliminar nuevas infecciones, con un enfoque amplio que integra la igualdad de género.
Finalmente, Agustín López, director de Prevención y Participación Social del CENSIDA, informó que el Programa Nacional de VIH cuenta con un presupuesto de "casi 300 millones de pesos" (16.000.000 dólares aproximadamente), del cual 83 por ciento ha sido concentrado en la compra de condones masculinos, jeringas y pruebas rápidas.

Por Dixie Edith
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

La Habana, septiembre (SEMlac).- El uso del condón femenino en Cuba podría contribuir a fortalecer la autonomía de las mujeres en las decisiones sobre salud sexual y reproductiva, confirma un reciente estudio que exploró la aceptación que este método de protección podría tener en el país.
Según la investigación, se constatan tres momentos en la aproximación por parte de las cubanas al condón femenino.
Al principio "se niega su uso (está feo, es grande)"; luego "se acepta (¡qué rico, qué bueno, quiero volver a probar!); y en un tercer momento las personas preguntan "¿dónde puedo encontrar más?", detalló el estudio coordinado por el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), con apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa).
El estudio exploratorio incluyó a 460 mujeres entre 15 y 59 años, aunque con una participación mayoritaria de las que pasaban los 20 años y todas residentes en La Habana. De ellas, 31,1 por ciento se declaró soltera.
"La mayoría de las mujeres sabía que existía el condón femenino y participar en la investigación les ofrecía la 'oportunidad de poder usarlo'", explica una reciente publicación que recoge los principales resultados del estudio.
"Las que no tenían relaciones de pareja estables y tenían percepción de riesgo (vinculada a la salud sexual y reproductiva) quisieron participar para incorporar 'una nueva alternativa de protección'", agregó el texto.
Según las encuestadas, las principales razones por las que seguirían usando condones femeninos se relacionan con el placer sexual: "provoca buenos orgasmos", "tiene muy buena lubricación", pero también aludieron a otras vinculadas con la independencia para tomar decisiones: "puedo usarlo cuando quiera".
En el caso contrario, las razones para no continuar empleando el método tienen que ver con dificultades en su colocación, comodidad -"es más cómodo el condón masculino" - y también que "a mi pareja no le gustó", entre otras.
A juicio de la doctora Ada Alfonso, una de las autoras del estudio, "el condón femenino permite a las mujeres tener mayor autonomía a la hora de negociarlo con su pareja, y la facilidad de poder portarlo hasta ocho horas al interior de su vagina sin que se produzcan daños", explicó el pasado julio durante un taller sobre salud sexual y reproductiva y su relación con el empleo de condón femenino, coordinado por el Cenesex. 
Igualmente, enfatizó en la responsabilidad del personal de la salud frente a esta y otras opciones que van introduciéndose en el país, como la anticoncepción de emergencia.
Precisamente formar personal de salud "con perspectiva de género y derechos sexuales" y conocimientos para recomendar el condón femenino es uno de los desafíos identificados por el estudio exploratorio.
Las investigaciones para la introducción de condones femeninos en Cuba cuentan también con el apoyo de Oficina Regional para América Latina y el Caribe (LACRO) del Unfpa, que impulsa una estrategia integral de condones en el área, donde se inserta la experiencia cubana.
Otro reto evidente es la posibilidad de extender la oferta de este método a toda la población femenina del país.
La perspectiva de vender condones femeninos en Cuba goza de apoyo estatal, aseveró en el citado taller del pasado julio el doctor Rafael Pérez de la Iglesia, coordinador nacional de la línea de condones de la Unidad de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades del Ministerio de Salud Pública (Prosalud), que también auspició la publicación del estudio.
El condón femenino aún no está en venta en la red de farmacias del país, pero las perspectivas de este estudio de aceptación, que ahora entra en una segunda fase, apuntan a esa posibilidad. 
Pero para el doctor Pérez, además, es perentorio proyectar la venta de condones en general a sectores fuera de los marcos del Ministerio de Salud Pública y aumentar los puntos de ventas no tradicionales.

Por Julia Vicuña
(
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Lima, agosto (SEMlac). El Ministerio de Salud (Minsa) tiene un plazo de 30 días para redistribuir de manera gratuita el anticonceptivo oral de emergencia (AOE), más conocida como píldora del día siguiente, en los centros de salud públicos del Perú.
El Primer Juzgado Constitucional de Lima declaró fundada la medida cautelar presentada por Cristina Gómez y el Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (PROMSEX), en el juicio que abrieron en 2014 contra el Minsa.
En julio de ese año Gómez presentó una acción de amparo para que el Minsa redistribuyera la píldora en los centros de salud públicos. 
El Tribunal Constitucional (TC) del Perú, en 2009, restringió esta política de salud porque existía una "duda razonable" sobre la naturaleza abortiva del levonorgestrel (principio activo de la píldora).
"Fue un acto discriminatorio la sentencia del TC porque prohibió la distribución gratuita del AOE, pero no su comercialización", explicó a SEMlac Susana Chávez, directora del Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (Promsex).
Chavez señaló que es una obligación del Minsa distribuir ese anticonceptivo y que "de no cumplir la orden del juez sería una vulneración al Estado de Derecho y creo que a estas alturas, después de lo que el país ha vivido con la marcha 'Ni una menos', la sociedad civil está mejor informada. El gobierno central tiene que asignar los recursos, los gobiernos regionales hacer compras y adecuar los servicios en el más breve plazo", advirtió.
"Este nuevo fallo tiene un enorme valor, ya que permitirá que miles de mujeres sin recursos tengan acceso a este anticonceptivo", afirmó.
Por su parte, la ministra de Salud, Patricia García, declaró a un medio local que la píldora del día siguiente "era una necesidad", mientras que Mercedes Aráoz, segunda vicepresidencia de la República, saludó la decisión del Primer Juzgado Constitucional de Lima y resaltó "que era muy injusto que la gente sin recursos no pudiera utilizarlo". 

Demanda cruza fronteras
María tenía 19 años cuando la violaron. El 23 de marzo de 2014, un grupo de hombres, entre ellos un excompañero de la escuela, abusaron de ella en una zona rural de Huánuco, a 410 kilómetros de Lima.
Cuando sus padres la llevaron al hospital, condicionaron su atención inmediata a tener una denuncia. El 25 de marzo, dos días después de la violación, la obstetra le dejó una receta con el nombre de un medicamento a los pies de su cama. Cuando preguntaron en la farmacia del hospital sobre la pastilla, les dijeron que no se la podían dar.
Luego de buscar en diferentes farmacias, sus padres le administraron la pastilla de manera inadecuada, a falta de indicaciones. María no quedó embarazada, pero esta es la historia de miles de peruanas. Cientos de ellas sí quedan embarazadas. 
Frente a esta realidad, María, con el apoyo de PROMSEX, Demus, Paz y Esperanza y el Centro de Derechos Reproductivos, denunciaron al Estado peruano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por la prohibición del AOE en centros de salud públicos, violando los derechos de las mujeres víctimas de violación sexual a utilizarlo.
Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Perú es el único país de América del Sur que no tiene distribución gratuita de la píldora del día siguiente.
En este país los casos de embarazo han aumentado de 12,5 a 14,6 por cada 100 adolescentes entre 2011 y 2014, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar Endes 2014, del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).
El 60 por ciento de embarazos adolescentes de 12 a 16 años es consecuencia de la violación sexual que ocurre dentro del ambiente intrafamiliar, advierte Save the Children.
En esta nación latinoamericana muchos de los embarazos adolescentes terminan en muerte, debido al poco acceso que tienen las jóvenes a los servicios de salud y porque recurren al aborto clandestino ante un embarazo no deseado.

Por Julia Vicuña
(
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Lima, agosto (SEMlac). El Ministerio de Salud (Minsa) tiene un plazo de 30 días para redistribuir de manera gratuita el anticonceptivo oral de emergencia (AOE), más conocida como píldora del día siguiente, en los centros de salud públicos del Perú.
El Primer Juzgado Constitucional de Lima declaró fundada la medida cautelar presentada por Cristina Gómez y el Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (PROMSEX), en el juicio que abrieron en 2014 contra el Minsa.
En julio de ese año Gómez presentó una acción de amparo para que el Minsa redistribuyera la píldora en los centros de salud públicos. 
El Tribunal Constitucional (TC) del Perú, en 2009, restringió esta política de salud porque existía una "duda razonable" sobre la naturaleza abortiva del levonorgestrel (principio activo de la píldora).
"Fue un acto discriminatorio la sentencia del TC porque prohibió la distribución gratuita del AOE, pero no su comercialización", explicó a SEMlac Susana Chávez, directora del Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (Promsex).
Chavez señaló que es una obligación del Minsa distribuir ese anticonceptivo y que "de no cumplir la orden del juez sería una vulneración al Estado de Derecho y creo que a estas alturas, después de lo que el país ha vivido con la marcha 'Ni una menos', la sociedad civil está mejor informada. El gobierno central tiene que asignar los recursos, los gobiernos regionales hacer compras y adecuar los servicios en el más breve plazo", advirtió.
"Este nuevo fallo tiene un enorme valor, ya que permitirá que miles de mujeres sin recursos tengan acceso a este anticonceptivo", afirmó.
Por su parte, la ministra de Salud, Patricia García, declaró a un medio local que la píldora del día siguiente "era una necesidad", mientras que Mercedes Aráoz, segunda vicepresidencia de la República, saludó la decisión del Primer Juzgado Constitucional de Lima y resaltó "que era muy injusto que la gente sin recursos no pudiera utilizarlo". 

Demanda cruza fronteras
María tenía 19 años cuando la violaron. El 23 de marzo de 2014, un grupo de hombres, entre ellos un excompañero de la escuela, abusaron de ella en una zona rural de Huánuco, a 410 kilómetros de Lima.
Cuando sus padres la llevaron al hospital, condicionaron su atención inmediata a tener una denuncia. El 25 de marzo, dos días después de la violación, la obstetra le dejó una receta con el nombre de un medicamento a los pies de su cama. Cuando preguntaron en la farmacia del hospital sobre la pastilla, les dijeron que no se la podían dar.
Luego de buscar en diferentes farmacias, sus padres le administraron la pastilla de manera inadecuada, a falta de indicaciones. María no quedó embarazada, pero esta es la historia de miles de peruanas. Cientos de ellas sí quedan embarazadas. 
Frente a esta realidad, María, con el apoyo de PROMSEX, Demus, Paz y Esperanza y el Centro de Derechos Reproductivos, denunciaron al Estado peruano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por la prohibición del AOE en centros de salud públicos, violando los derechos de las mujeres víctimas de violación sexual a utilizarlo.
Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Perú es el único país de América del Sur que no tiene distribución gratuita de la píldora del día siguiente.
En este país los casos de embarazo han aumentado de 12,5 a 14,6 por cada 100 adolescentes entre 2011 y 2014, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar Endes 2014, del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).
El 60 por ciento de embarazos adolescentes de 12 a 16 años es consecuencia de la violación sexual que ocurre dentro del ambiente intrafamiliar, advierte Save the Children.
En esta nación latinoamericana muchos de los embarazos adolescentes terminan en muerte, debido al poco acceso que tienen las jóvenes a los servicios de salud y porque recurren al aborto clandestino ante un embarazo no deseado.

Por Dixie Edith
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

La Habana, julio (Especial de SEMlac).- Altos índices de embarazo temprano, sobre todo en la zona oriental de Cuba; inicio precoz de las relaciones sexuales y poco o ningún uso de anticonceptivos "la primera vez" son características de la población adolescente de este país que preocupan a especialistas.
Al cierre de 2015, la tasa de fecundidad adolescente en la isla era de 52,5 nacimientos por cada 1.000 mujeres de entre 15 y 19 años, según datos del Anuario Estadístico de Salud publicado en 2016 por el Ministerio de Salud Pública (Minsap) (http://files.sld.cu/dne/files/2016/04/Anuario_2015_electronico-1.pdf)
Unida a esa cifra, alarma también la elevada tasa de aborto inducido. "Alrededor de 40 por cada 1.000 mujeres entre 10 y 20 años se realiza un aborto anualmente en el país", precisó el doctor Roberto Álvarez Fumero, director del Programa de Atención Materno Infantil del Minsap, durante un panel convocado con motivo del Día Mundial de la Población, el pasado 11 de julio.
El experto precisó, además, que 17 por ciento de las captaciones de embarazo que se realizan -y 14 por ciento de los nacimientos- ocurren en madres menores de 20 años.
"Cuando usted resume estos cuatro indicadores, comprueba que el riesgo sobre la salud sexual y reproductiva y sobre el desarrollo de esta generación de jóvenes es muy alto", reflexionó Álvarez Fumero durante el encuentro convocado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa) y el Centro de Estudios sobre la Juventud.
Otro elemento se suma a este análisis: Aun cuando alrededor de 76 por ciento de la población cubana entre 10 y 19 años vive en zonas urbanas, es en las zonas rurales -y especialmente en las cinco provincias orientales- donde la fecundidad adolescente es más alta, precisó la psicóloga Daylin Rodríguez Javiqué, máster en ciencias e investigadora del Centro de Estudios Demográficos (Cedem), de la Universidad de La Habana.
Sin embargo, esa diferencia de comportamientos entre las zonas urbana y rural del país "se acorta de un año para otro, en el caso de las muchachas menores de 15, por un aumento de la tasa en la zona urbana", advirtió Rodríguez Javiqué, también panelista en el citado encuentro.
La fecundidad en Cuba tiene indicadores similares a los de países desarrollados, pero no sucede igual cuando el análisis se focaliza en la población adolescente. 
En este caso, el comportamiento se alinea con el de "las regiones menos desarrolladas", que tienen un promedio de 54 nacimientos por cada 1.000 mujeres en esas edades, según el Informe "Estado de la Población Mundial" publicado en 2014 por el Unfpa.

Anticoncepción en primera persona
En contraste con esta situación, Dayneris Lago y Anayanci Martínez, dos estudiantes de secundaria básica de la capital cubana, aseguraron a este servicio "que todavía no están en edad de usar anticonceptivos".
"Yo he tenido novios, pero no los puedo llevar a mi casa, ni me dejan salir hasta tarde por las noches, así que no voy a necesitar anticonceptivos. ¿Para usarlos cuándo?", preguntó a SEMlac, entre risas pícaras, Martínez, de 13 años, residente en el municipio de Boyeros, en las afueras de La Habana. 
"Además, si le pregunto a mi mamá por anticonceptivos, me mata", precisó.
Ante la interrogante de cuáles métodos de protección usarían si un día los necesitan y si sabían dónde encontrarlos, risas y silencio fueron las primeras respuestas de las jóvenes a SEMlac.
Minutos y varios intercambios de miradas después, Lago contestó. "Usaríamos los preservativos, supongo, porque están en las farmacias y no tenemos que ir con los padres para comprarlos".
Con 14 años y vecina del municipio de Centro Habana, Lago también confirmó que "nunca ha hablado con su mamá de anticonceptivos".
"La mamá de una muchacha de la escuela la llevó a ponerse una T (T de cobre, un dispositivo intrauterino) y mi mamá se enteró por una profesora. Se pasó una semana diciendo '¡qué barbaridad!'. ¿Te imaginas si yo le pregunto por anticonceptivos?", detalló a SEMlac.
Cubanos y cubanas entre 15 y 54 años "tienen un conocimiento universal de al menos un método anticonceptivo, independientemente de su sexo, lugar de residencia, nivel escolar, edad y cualquier otra característica" según la Encuesta Nacional de Fecundidad desarrollada en 2009 por el Centro de Estudios de Población y Desarrollo (Cepde), de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (Onei).
Pero, según datos del Minsap, más del 30 por ciento de la población entre 10 y 19 años no refiere usar método anticonceptivo, poco menos del 30 por ciento utiliza el condón identificado por Lago como primera opción y solo cuatro por ciento declara usar algún otro método anticonceptivo, precisó Rodríguez Javiqué durante el panel por el 11 de Julio.
"Esto quiere decir, además, que hay cerca de un 70 por ciento de la población adolescente que, si bien está usando algún método anticonceptivo, no está previniendo las enfermedades de transmisión sexual", agregó a SEMlac.
"Algunas investigaciones han demostrado que, incluso usando algún método, los embarazos no deseados son atribuidos a una falla de este. En la mayoría de los casos, tienen que ver con un uso discontinuo o con un mal uso", precisó.
Según Rodríguez Javiqué, ese "mal uso", generalmente, es fruto de un proceso poco estructurado, donde inciden los mandatos tradicionales de qué es ser hombre o mujer y en el cual tienen mucho peso las presiones externas de la pareja sexual, la familia o el grupo de amigos.
Con ella coincide la doctora Grisell Rodríguez Gómez, también psicóloga y subdirectora del Cedem: "En Cuba hay un uso elevado de la anticoncepción, pero está basado en un conocimiento formal, lo cual ocasiona que ese empleo sea inadecuado y discontinuo", dijo a SEMlac.
Para esta especialista, resulta imprescindible ampliar el uso de anticonceptivos a métodos modernos y promover la constancia en su empleo.
En línea con esas reflexiones, al doctor Álvarez Fumero también le preocupa la baja percepción de riesgo que las poblaciones adolescentes manifiestan en relación con su salud, en sentido general.
"Investigaciones del Centro de Estudios de la Juventud han demostrado que en la adolescencia los cuidados de la salud están en la quinta prioridad, a pesar de que hemos avanzado un poquito en los últimos cuatro o cinco años. Antes, llegaron a estar en la octava prioridad", precisó durante el panel.
Para Rodríguez Javiqué, dos prioridades se perfilan. Por una parte, falta investigación más específica: "debe ser generada mayor información en términos cuantitativos y cualitativos, que permita realizar análisis más completos y con un mayor rigor científico", precisó la estudiosa del Cedem.
Su opinión no es aislada. "La generación de datos actualizados y de indicadores que visibilicen a las adolescentes es un gran desafío, sobre todo aquellas que están por debajo de los 15 años y que muchas veces quedan fuera de las estadísticas", apuntó al oficial diario Granma el pasado 10 de julio Marisol Alfonso de Armas, oficial nacional de programa del Unfpa en Cuba.
Por otro lado, Rodríguez Javiqué considera que urgen nuevas y más efectivas estrategias de comunicación dirigidas a las poblaciones adolescentes.
La opinión tiene consensos múltiples. Para la doctora Teresa Viera, directora del Centro de Estudios de la Juventud, resulta imprescindible que estas estrategias sean integrales y estén dirigidas a lograr también cambios culturales, no solo en los comportamientos vinculados con la sexualidad.
"O sea, buscar transformaciones en la manera en que percibimos nuestras responsabilidades hacia el interior de la familia y hacia el interior de la sociedad para favorecer la condición que nuestras adolescentes puedan ir adquiriendo en el escenario profesional, en el laboral y en su inserción social general", insistió Viera.

 

 

Página 1 de 6
Volver