Reportajes y noticias de SEMlac

Del 26 de noviembre al 2 de diciembre de 2007

 

 

Cuba: Promover una cultura de paz

Por Raquel Sierra

 

La Habana, noviembre.- Hacer realidad los sueños de sistematizar los estudios de las masculinidades fue el propósito fundamental del Foro Universitario de Masculinidades y Cultura de Paz, realizado los días 21 y 22 de noviembre en esta capital.

 

Organizado por el profesor de la Universidad de La Habana, Julio César González Pagés, el encuentro reunió a jóvenes profesionales que, desde su etapa estudiantil, trabajan este tema, al que le dan continuidad ahora en sus diferentes posiciones laborales: el Instituto Superior de Arte, el Tribunal Provincial, la Fiscalía, la Universidad de Ciencias Informáticas o el Ministerio del Interior, entre otros.

 

“Queremos hacer realidad algo de lo que tanto se habla en los eventos teóricos: sistematizar los estudios de género y masculinidades, para que el trabajo pase de ser un sueño. Esta es una acción específica, que llevan adelante personas con ganas de hacer, como requisito indispensable para promover cambios”, explica.

 

“El encuentro antecede a la Semana Nacional de la Lucha contra la Violencia porque quisimos, desde antes, promover la cultura de paz, como una forma de alentar pequeñas acciones capaces de cambiar el estado actual de las cosas en el tema de la violencia, que rompan con el inmovilismo y la idea preconcebida que los problemas no tienen solución”, añade González Pagés.

 

El lugar escogido, un politécnico con más de 1.000 alumnos situado en el barrio del Cerro, en el centro de la ciudad, donde radica la Sede Municipal Universitaria, también tiene una explicación.

 

Según este especialista que desde hace 20 años se dedica a los estudios de género, “de aquí saldrá un proyecto que podría involucrar, aunque sea, a 100 estudiantes, los cuales mañana podrían estar transmitiendo a sus familias conocimientos para romper el círculo de la violencia”.

 

A la vez, considera esencial acercarse a los sujetos de las investigaciones y hacerlo más allá de las teorías y los libros.

 

“Para promover la cultura de paz, es preciso asimilar conceptos tan elementales como que el respeto no es subordinación, sino equidad, y que la paz hay que negociarla desde la casa y evitar reproducir constantemente las relaciones de violencia en las relaciones de pareja y en el trabajo”, señala González Pagés.

 

Para el profesor de la Universidad de La Habana, se dan situaciones de violencia de los hombres sobre las mujeres, de los hombres contra sus semejantes y del hombre contra sí mismo, por lo que en cada uno de estos casos es necesario rediseñar la solidaridad y reconstruir los modelos de masculinidades.

 

Variedad temática

En el foro fueron abordados temas como la inmigración canaria hacia Cuba a inicios del siglo XX, vista desde los estudios de género y masculinidad; un análisis crítico de la propuesta de modificación al Código de la Familia sobre las uniones entre personas del mismo sexo; los vacíos existentes en la legislación vigente para transexuales y travestís, o la epidemia de sida entre hombres que tienen sexo con hombres, segmento con mayor número de contagios en la isla.

 

Según expuso Ada Lara Sanabria, del Tribunal Provincial, incluso en las propuestas de modificaciones al Código de Familia, vigente desde 1975, existen aspectos que vulneran la voluntad de las personas y desnaturalizan lo que se entiende por unión no matrimonial.

 

Sobre la base de ejemplos que encuentran en la actualidad en su vida profesional, en la Fiscalía general, los licenciados Aramís Milán y Ahmed Correa expusieron la necesidad de que las leyes reconozcan la diversidad sexual y pasen a darle una protección positiva a estas personas.

 

Para estos jóvenes profesionales, se debe romper con los cánones tradicionales para dar a conocer los deberes y derechos de los individuos como ciudadanos, y les permita defenderse ante la discriminación.

 

Incluso, describieron hechos que ocurren en el país, en los cuales las personas son discriminadas no sólo por su preferencia sexual, sino hasta por su procedencia, como sucede en el caso de las oriundas de las provincias orientales y que son, en la actualidad, un tema recurrente en el humor dentro de la isla.

 

Uno de los ejemplos expuestos por los ponentes se refirió a una transexual que fue detenida y, como no se entendía que debía estar en una prisión de mujeres, se le ubicó en una de hombres, donde terminó suicidándose.

 

Casos como estos se atribuyen al desconocimiento, a la falta de normativas para estos casos y a la homofobia aún existente en una sociedad que, “desde siempre, ha sido tradicionalmente homofóbica”, de acuerdo con González Pagés.

 

Según trascendió, los suicidios son la segunda causa de muerte joven, después de los accidentes, y de ellos, un porcentaje significativo corresponde a homosexuales.

 

Trascender y sistematizar

A diferencia de otros encuentros, este no reunió a estudiosos consagrados en los temas de género. Sin embargo, a juicio del profesor González Pagés, participaron las personas que, por su juventud e interés, mantendrán vivos los estudios de género y masculinidades.

 

No son palabras lanzadas al viento. En el encuentro se presentaron interesantes proyectos investigativos de alumnos de cuarto año de la universidad que, desde distintas ópticas, abordan el tema central: desde la raza, el deporte, la prostitución y la pornografía.

 

Esto permite ampliar el diapasón de la investigación y hacerlo desde aspectos tal vez nunca antes estudiados, como es el caso de la emigración de peloteros o las sociedades secretas y cerradas.

 

 

Perú: Compromisos en defensa de los derechos de trabajadoras andinas

Por Julia Vicuña Y.

 

Lima, noviembre.- Las autoridades peruanas se han comprometido a ratificar el Convenio 183 sobre Protección de la Maternidad y del Convenio 156 de Igualdad de Oportunidades y de Trato entre Trabajadoras y Trabajadores: Trabajadores con Responsabilidades Familiares.

 

De acuerdo al compromiso suscrito al término del seminario "Por una igualdad de Oportunidades y equidad de género para trabajadoras y trabajadores", realizado en noviembre en esta capital, esa ratificación tendrá “carácter prioritario”.

 

El seminario fue organizado por la coordinadora regional de la Coordinadora de Mujeres Trabajadoras Andinas (COMUANDE) y contó con la presencia de altos funcionarios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y representantes del Ministerio de la Mujer y otras instancias del Estado peruano.

 

El compromiso fue firmado por la presidenta de la Comisión de la Mujer del Congreso de la República de Perú, Karina Betteta; Katherine Barnickel, representante de la ministra de la Mujer y Desarrollo Humano; el director general de la CAN, Adalid Contreras; el representante de la Oficina Sub Regional de OIT, José Luis Daza; y el presidente del Consejo Consultivo Laboral Andino, Cérvulo Bautista.

 

Mercedes Posada, Coordinadora Regional de COMUANDE, resaltó la importancia de la ratificación y aplicación de los convenios internacionales de la OIT, pues –dijo– mejorarán la situación de las trabajadoras de la región”, cuya tasa de participación laboral femenina se duplicó de 23 por ciento en 1970 a 52 por ciento en 2006.

 

Para Gloria Pérez, de la Confederación General de Trabajadores del Perú y miembro de la COMUANDE Capítulo Perú, este compromiso redundará en beneficio de trabajadoras y trabajadores “porque nos permitirá impulsar una campaña unitaria en toda la región andina por la ratificación de los convenios 183 y 156”.

 

En su opinión, tal iniciativa permitirá que “en nuestras centrales se avance hacia un enfoque de género y a la articulación de las reivindicaciones de las mujeres con las demandas generales del movimiento sindical”.

 

En el documento de compromiso, las trabajadoras de COMUANDE proponen que la CAN promueva una campaña por la ratificación de los Convenios Internacionales 183 y 156. Según precisaron, éste último ha sido ratificado sólo por Perú y Bolivia, pero con dificultades en su aplicación.

 

Exhortaron también a que se incorpore la perspectiva de género tanto en la Agenda Social Andina como en los proyectos sociolaborales del Plan Integrado de Desarrollo Social de la CAN.

 

El pedido encontró eco de inmediato: Adalid Contreras, director de la Secretaría General de la CAN, anunció la incorporación de la perspectiva de género en la agenda social de la Comunidad Andina, al tiempo que señaló que las propuestas y conclusiones del seminario servirán de base para crear una línea de trabajo dedicada a este tema.

 

En el seminario regional participaron trabajadoras representantes de las Centrales sindicales de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

 

La COMUANDE se constituyó en el año 2000 por Acuerdo del Consejo Consultivo Laboral Andino y está integrada por las representantes de las Secretarías de la Mujer, Departamentos de Asuntos Femeninos, o Comisiones similares de las diferentes centrales sindicales de: Bolivia, Ecuador, Colombia, Perú y Venezuela que integran el Consejo Consultivo Laboral Andino.

 

 

Medio ambiente: Urbanización acelerada de Latinoamérica y el Caribe es una amenaza

Por Zoraida Portillo

 

Lima, noviembre.- América Latina y El Caribe son las regiones más urbanizadas del llamado Tercer Mundo, y su crecimiento, expansivo y no planificado, constituye una seria amenaza al medio ambiente, advierte el informe de Evaluación GEO 4 (Perspectivas del Medio Ambiente Mundial) de las Naciones Unidas, difundido recientemente en Lima.

 

En ese documento se señala que la población urbana de esta región pasó del 66 por ciento en 1987 a 77 por ciento en 2005. Ese acelerado crecimiento también trasladó la pobreza del campo a las ciudades latinoamericanas donde viven, respectivamente, el 39 y el 54 por ciento de las familias pobres y extremadamente pobres de esta extensa área geográfica.

 

“La producción y el consumo se concentran en las áreas urbanas, afectando de este modo a los ecosistemas circundantes a través de la deforestación, degradación de la tierra, pérdida de biodiversidad, contaminación del suelo, aire y agua y extracción de materiales de construcción”, se lee en el informe.

 

También indica que la Ciudad de México y Santiago de Chile son las únicas dos grandes ciudades de América Latina y El Caribe donde se controla y gestiona mejor la contaminación atmosférica, aunque enfatiza en la “elevada contaminación petrolífera de las refinerías del Gran Caribe, fuera de Brasil y en el Golfo de México, donde los vertidos de petróleo son un grave problema”.

 

Alerta, igualmente, sobre el aumento de la contaminación en las ciudades medianas y pequeñas de la región, aunque no las menciona, “donde es más difícil acceder a los recursos y control de las tecnologías para la gestión del área urbana”.

 

En cuanto a la producción de los residuos sólidos municipales, afirma que sólo el 23 por ciento recibe un tratamiento adecuado y que, en promedio, el 86 por ciento de las aguas residuales son vertidas sin tratar en ríos y mares. En El Caribe, este porcentaje aumenta a 90.

 

No obstante, la urbanización acelerada y la contaminación atmosférica constituyen sólo algunos de los problemas medioambientales que confronta actualmente la región, donde también la biodiversidad y los ecosistemas terrestres están amenazados, existe degradación costera y contaminación marina, y una serie de ecosistemas vulnerables al cambio climático.

 

Entre éstos, el informe menciona a los ecosistemas de montaña de los Andes, las zonas pantanosas costeras, las selvas vírgenes tropicales de mesoamérica y de la cuenca amazónica, así como los manglares y arrecifes del Caribe, totalizando 55 ecosistemas en situación de vulnerabilidad, 51 amenazados y 31 en peligro de extinción.

 

“La Cordillera de los Andes y la Patagonia en Argentina muestran signos de retroceso y reducción de las zonas cubiertas de nieve. La pérdida de glaciares en los Andes y la intrusión de agua salada por el aumento del nivel del mar, afectará a la disponibilidad de agua potable, así como a la producción y al turismo”, puntualiza el documento.

 

Otra vulnerabilidad regional identificada en el informe es el aumento de la distribución geográfica de portadores de enfermedades infecciosas como la malaria, el dengue, la fiebre amarilla, todas éstas con carácter endémico en la región, e, incluso, de la peste bubónica.

 

La pérdida de biodiversidad también es mencionada como uno de los más graves problemas de esta parte del planeta. Tras recordar que Brasil, Colombia, Ecuador, México, Perú y Venezuela se incluyen entre las áreas con mayor diversidad biológica del mundo, subraya que el 66 por ciento de la pérdida de cubierta forestal mundial ocurrida entre 2000 y 2005 tuvo lugar en esta zona.

 

No obstante, el estudio incluye noticias alentadoras, como los esfuerzos para proteger la biodiversidad que han emprendido diversos países y el pago por los servicios ambientales. En torno a los primeros, señala expresamente al Corredor Biológico Mesoamericano, que se extiende desde el sur de México hasta Panamá, y al Programa Piloto para Conservar la Selva Virgen Brasileña.

 

En cuanto al pago por los servicios medioambientales, subraya que “puede ser un instrumento crucial para proteger de forma efectiva la biodiversidad y se están llevando a cabo ejemplos prometedores en diversas naciones como México, Costa Rica y Colombia”.

 

El informe también destaca que se realizan esfuerzos crecientes para establecer zonas marinas protegidas, pero subraya que “hay que centrarse más en la integración de la gestión del área costera y la cuenca fluvial interior como respuesta clave a la contaminación costera y marina”.

 

 

Nicaragua: Cambian Código Penal para volver al Medioevo

Por Sylvia R. Torres

 

Managua, noviembre.- Lo que debió constituir un paso trascendental en la modernización del Estado, la Reforma del Código Penal nicaragüense vigente desde el siglo pasado, se convirtió en un retroceso debido a la eliminación de las disposiciones legales que normaban la interrupción del aborto terapéutico.

 

Tras años de discusión, y una fuerte movilización de diversas organizaciones, el debate legislativo del nuevo Código culminó el 13 de noviembre de este año con la penalización absoluta de esa práctica, aceptada hasta ahora cuando estaba en peligro la vida de la madre, el feto no tenía probabilidad de vivir, o presentaba graves malformaciones congénitas.

 

La posibilidad de incluir un eximente de responsabilidad penal para el personal médico, obligado a realizar este procedimiento ante evidente peligro de muerte de la parturienta, fue negada a última hora.

 

La diputada Mónica Baltodano, del partido Movimiento Renovador Sandinista, que presentó esa moción, afirmó que los legisladores Wilfredo Navarro, del Partido Liberal Constitucionalista, y Edwin Castro, del Frente Sandinista, torpedearon esa propuesta, consensuada en días anteriores.

 

Baltodano denunció la prohibición del aborto terapéutico no sólo como una negación del elemental derecho a la vida, sino como una manifestación fundamentalista por parte de los líderes de las bancadas de esas fuerzas políticas, quienes sostienen desde hace varios años un pacto político para controlar alternativamente el poder.

 

“La historia nos enseña que, cuando las élites y clases dominantes sienten que están perdiendo poder e influencia entre los dominados, recurren - de la mano con las jerarquías eclesiales - a la exaltación de los fundamentalismos, reproductoras de una visión mágica, con el objetivo de afirmar la sujeción del pueblo y de las masas”, expresó.

 

En defensa del aborto terapéutico, las organizaciones del movimiento de mujeres realizaron numerosas de actividades de sensibilización y denuncia, recogieron centenares de miles de firmas y, desde principios de año, presentaron diversos recursos de amparo ante la Corte Suprema de Justicia.

 

Mientras tanto, un Observatorio instalado por la alianza Grupo Estratégico por la Despenalización del Aborto Terapéutico confirmó el incremento de muertes entre mujeres embarazadas. Magaly Quintana, del movimiento feminista, informó que mientras esperaban respuesta a su recurso, 54 mujeres murieron por causas de embarazo.

 

Las estadísticas del Ministerio de Salud demuestran que están ocurriendo, con más frecuencia, muertes por embarazos ectópicos debido a que los médicos temen ser expulsados de su profesión y encarcelados. Las edades de las víctimas oscilan entre los 15 y los 40 años.

 

Uno de estos casos es el de una joven de Nagarote, un poblado a unos 30 kilómetros de la capital, quien falleció luego de ser rechazada por varios establecimientos estatales de salud, incluyendo el principal hospital especializado en el país. La mujer murió, pese a que el Protocolo de Atención de Emergencias Obstétricas vigente orienta la inmediata interrupción del embarazo.

 

La lucha por restituir el aborto terapéutico fue apoyada por reputadas personalidades jurídicas y médicas, haciendo uso de la figura jurídica del amicus curiae, con la que se respalda el recurso por inconstitucionalidad interpuesto por el Grupo Estratégico.

 

El amicus curiae (amigo de la corte o amigo del tribunal) es una expresión latina utilizada para referirse a presentaciones realizadas por terceros, ajenos a un litigio, que ofrecen voluntariamente su opinión frente a algún punto de derecho u otro aspecto relacionado, para colaborar con el tribunal en la resolución de la materia objeto del proceso.

 

En ese grupo se destacan el doctor Carlos Gaviria, ex magistrado colombiano y actual presidente del Polo Democrático Alternativo de Colombia, y la doctora Carmen Valenzuela, de Católicas por el Derecho a Decidir.

 

Para algunas feministas, como Ana María Pizarro, la grieta que abrió la tremenda brecha de equidad construida por la Asamblea Nacional nicaragüense ocurrió en el año 2000, cuando a petición de la jerarquía religiosa se introdujo en el Código Penal el artículo 148 que establecía los derechos del feto por encima de los de las mujeres embarazadas.