Violencia de género

Violencia de género (456)

Susana_ChiarottiLima, septiembre (SEMlac).- Las leyes contra la violencia familiar no cumplen con el mandato de adecuación jurídica de la Convención para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, conocida como Belem do Pará, ni cuentan con presupuestos y estadísticas fiables, afirmó una experta de la Organización de Estados Americanos (OEA), durante una reunión de la Comisión Revisora de la Ley de Violencia Familiar del Congreso de la República de Perú.

Susana Chiarotti Boero, ex presidenta y actual integrante del Comité de Expertas Responsables de Vigilar el Cumplimiento de la Convención Belem do Pará (MECSEVI-OEA) explicó que el mandato de la Convención es claro en el artículo 7 inciso h:"la adecuación legislativa que realicen los Estados debe contemplar la expedición de normas integrales para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, en todas sus formas y en los ámbitos donde se produzca".

De visita en la capital peruana, la funcionaria agregó que "con una ley de violencia familiar, en lenguaje neutro, sin perspectiva de género, no se estaría cumpliendo con la obligación que adquirieron al ratificar este instrumento internacional, ni siquiera con el capítulo de violencia doméstica" enfatizó.

Chiarotti explicó a la Comisión Revisora de la Ley de Violencia Familiar del Congreso que una ley integral para enfrentar la violencia de género, amparada en Belem do Pará, considera la violencia contra la mujer como una violación a los derechos humanos, contempla todas las formas de violencia y los ámbitos donde pueda producirse: familiar, comunitario y estatal.

huerfanitosGuatemala, septiembre (Especial de SEMlac).- Son historias tan aterradoras como trágicas. Es la vida de niños y niñas que han perdido a su madre de forma violenta y quienes, a su corta edad, de repente tuvieron que reemplazar el rostro de mamá por el de la abuela o la tía, cambiar de vivienda dejando atrás a sus amigos, su escuela y el barrio, porque había que huir de las amenazas.

También les llegaron las confusiones, la tristeza, la depresión y el miedo que sobrevino con la ausencia de mamá.

Muñecos sin brazos, cruces, rostros melancólicos, así son los dibujos que hicieron ante especialistas al menos 200 huérfanos del feminicidio, para expresar el vacío que quedó en sus vidas tras la pérdida.

La psicóloga Nadyezhda Van señaló a SEMlac que son niños y niñas cuyo duelo aún no ha concluido, tienen inseguridad y, sobre todo, no se sienten acogidos con la nueva familia con que les tocó vivir.

feminicidiosBuenos Aires, septiembre (Especial de SEMlac).- El miércoles 18 de agosto fue la última vez que él la maltrató. Ella, Fátima Catan, de 24 años, estaba embarazada de pocas semanas cuando en un confuso episodio su ex novio, Martín Santillan, la habría incinerado. La joven ingresó al hospital con 85 por ciento de su cuerpo quemado y falleció cuatro días después.

Según Santillán, se trató de un accidente por manipular alcohol. Sin embargo, el padre de Fátima sostuvo ante los medios que el hombre tenía varias denuncias por agresión contra su hija.

Fátima es la octava mujer incinerada en los últimos seis meses. Wanda Taddei, Sabrina Cennamo, Lidia Valiente, Betiana Chávez, Alejandra Céspedes, Carmen (no se ha registrado el apellido) y Gladys Beatriz Pereira fallecieron antes por la misma causa.

El caso más resonante fue el de Wanda Taddei ocurrido el 10 de febrero y es que el principal implicado es su pareja, Eduardo Vázquez, ex baterista del grupo musical Callejeros.

violencia_sicologicaLa Habana, septiembre (Especial de SEMlac).- Con serias carencias de vivienda, el divorcio en Cuba no siempre termina con la separación definitiva y no pocas veces las personas deben convivir por tiempos prolongados bajo el mismo techo. Sufrir durante años tensiones, zancadillas a la cordura y ofensas, lacera, desestabiliza y deja huellas en las mujeres y su descendencia.

Caridad López, para todos Cary, tiene 47 años. Su cara muestra una sonrisa. Sin embargo, detrás, se esconde una historia que, aún pasados los años, la hace sentir incómoda.

"Después de 21 años, él decidió separarse. Había sido un matrimonio mantenido emocionalmente por mí, por eso que nos inculcaron de que hay que mantenerlo, sobre todo cuando hay hijos", cuenta.

Cuando llega la separación y la aceptas, te sientes como vacía, comenta. "Yo, para colmo, era ama de casa. Dejé de trabajar, porque uno de mis hijos era asmático crónico y me convertí en la mamá problema, pues eso también sucede cuando tienes un hijo enfermo: debes ausentarse de tu trabajo".

juventud_cubanaLa Habana, agosto (Especial de SEMlac).- Gritos, expresiones peyorativas, amenazas, miradas acusadoras y algunas sanciones se incluyen entre las manifestaciones violentas que se pueden encontrar en las escuelas cubanas, aunque este es todavía un tema poco investigado y reconocido en la isla caribeña.

Escasos estudios aislados de los últimos 10 años revelan que, si bien son poco frecuentes y hasta raros los castigos y maltratos físicos en las aulas, sí son comunes otros más legitimados por la cultura y la tradición, que suelen pasar como naturalmente incorporados y poco reconocidos, incluso, por quienes los practican.

"Por lo general, el maestro no es quien pega; pero es duro de palabra o impone castigos de limitaciones de derecho al estudiantado a la hora de disfrutar del receso o ir al baño. Ambos hechos implican violencia psicológica", comenta a SEMlac la profesora Yoanka Rodney Rodríguez, Doctora en Ciencias Pedagógicas.

A finales de la década de los noventa e inicios de la actual, aparecieron estudios, en diferentes provincias del país, reflejando la existencia de la violencia en la escuela y sus disímiles manifestaciones.

mujeres-1La Habana, agosto (Especial de SEMlac).- La parodia y la ironía pueden ser formas de sensibilizar a públicos diversos con la violencia de género, confirma una reciente puesta en escena del teatro español La Quimera de Plástico, en la sala Hubert de Blanck, en la capital cubana.

Con textos de Darío Fo y Franca Rame, dos dramaturgos italianos reconocidos en el teatro contemporáneo mundial, la propuesta, titulada Mujeres, combina los monólogos El despertar y Una mujer sola, que muestran un tipo de maltrato que habitualmente se sufre puertas adentro de los hogares.

Los dos textos "tienen una unidad temática con el tema de la mujer y los malos tratos. Fueron escritos en los años setenta, pero el problema, lamentablemente, sigue existiendo", ha explicado Tomás Martín Iglesias, director del proyecto teatral.

Siendo los autores Fo, premio Nobel de Literatura 1997, y Rame, no extraña que la parodia y la ironía sean la forma de afrontar los problemas sociales, a pesar de su gravedad.

AvilaBogotá, agosto (Especial de SEMlac).- Las estructuras paramilitares y sus "hijas", las bandas emergentes, están usando la violación sexual como un mecanismo para el control de las organizaciones sociales y de las mujeres, según concluye el estudio recién elaborado por la Corporación Nuevo Arco Iris.

Ariel Ávila, integrante de esta organización no gubernamental, afirmó a SEMlac que las mujeres son violadas y asesinadas por grupos emergentes para evitar que reclamen sus tierras, arrebatadas por los paramilitares mediante el terror y el desplazamiento forzado.

Durante las dos administraciones del saliente presidente Álvaro Uribe, se impulsó una política de entrega y desarme de los grupos de derecha, conocidos como paramilitares, que produjo la desmovilización de unos 30.000 hombres.

No obstante, en zonas donde más desmovilizados hubo, como la Costa Atlántica, han emergido nuevos grupos de derecha que han hecho el relevo a las organizaciones paramilitares.

violencia_contra_la_mujerBogotá, julio (Especial de SEMlac).- La violencia contra las mujeres en la región latinoamericana es imparable. Las cifras, por miles, siguen manifestando un dato tras el cual el dolor, la mutilación, el asesinato, la ofensa y el conflicto de pareja minan la capacidad de respuesta de ellas a una vida libre y ciudadana y cobran en otras su propia vida.

Esta violencia, según el análisis de mujeres de 12 países, está cada vez más relacionada con el militarismo en la región, las secuelas de la guerra y los procesos de paz inconclusos. Con el desarrollo de un sistema feroz, cada vez más enfocado al consumo y la explotación, aumenta el número de asesinadas; aparece como grave problema la trata de mujeres y niñas y persiste la impunidad y la indiferencia social y gubernamental.

De la misma forma, los instrumentos jurídicos, los planes nacionales y regionales están rebasados por una realidad que supera toda imaginación. Las mujeres viven un estado latente y creciente de indefensión y campea la injusticia.

Esta situación se agudiza por un proceso global de militarización que se extiende inopinadamente. Los Estados en conflicto político o de guerras con diferente denominación cobran en las mujeres su estabilidad y su integridad. Las participantes, en una reunión realizada en la Casa de la Mujer de la capital colombiana, urgieron a levantar un valladar para detener esta espiral de oprobio femenino.

feminicidiosGuatemala, julio (SEMlac).- Para mandar mensajes, demostrar poder o burlarse de la justicia en Guatemala se golpea, se viola, se utiliza y se mata a las mujeres. Aquí, la vida de ellas se reduce a pedazos de cuerpo dentro de una bolsa para basura, tirada a plena luz del día en una calle transitable. Al menos cinco han muerto de esa forma este año.

Sus cuerpos inertes fueron utilizados para lanzar mensajes de advertencia al ministro de Seguridad, Carlos Menocal, y demostrar que los criminales tienen más poder que la policía.

Los maridos de esas mujeres también se incluyen en este espacio. Desangran sus cuerpos, las queman, las estrangulan, les deforman la cara a machetazos. En palabras de Norma Cruz, directora de la Fundación Sobrevivientes, "esta sociedad machista siente un desprecio a todas luces por la vida de las mujeres".

Para muestra, junio pasado: 75 mujeres fueron asesinadas de diferentes formas en ese mes.

PIT-CNTMontevideo, mayo (SEMlac).- Como lo había anunciado en el acto conmemorativo del 1º de mayo, la central de trabajadores de Uruguay PIT-CNT adoptó la lucha contra la violencia doméstica y el acoso sexual como bandera del movimiento sindical.

Para ello, puso en marcha este mes de mayo la redacción de un protocolo que prevé diversas sanciones —incluida la pérdida definitiva de la condición de afiliado— a quienes se denuncie y compruebe acciones de ese tipo.

En los cinco primeros meses de este año ya murieron en el país 20 mujeres en actos de violencia doméstica.

"Es un llamado de atención a los compañeros militantes, que deben saber que, de incurrir en una falta de estas características, van a tener el desprecio de sus propios compañeros", declaró Gustavo Signorelli, secretario de Prensa y Propaganda del PIT-CNT a la radio local El Espectador.

Página 30 de 33
Volver