Violencia de género

Violencia de género (423)


Por Sara Más
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

La Habana, noviembre (SEMlac).- La violencia por motivo de género que viven mujeres lesbianas y transexuales centrará este año varias de las acciones y reflexiones de la Jornada Cubana por la No Violencia hacia las Mujeres y las Niñas, que desde octubre inició en la isla caribeña.
"Este año la convocatoria se amplía a la población joven y pone énfasis en la violencia que se ejerce hacia mujeres lesbianas y trans, relegadas, invisibilidades y excluidas con demasiada frecuencia", precisó la psicóloga Mareelén Díaz Tenorio, vicedirectora del Centro Oscar Arnulfo Romero y coordinadora de su área de Equidad social, Género y Desarrollo.
Uno de los paneles centrales de debate, bajo el título "Violencia de género hacia mujeres lesbianas y trans", ocurrirá el 25 de noviembre, Día Internacional por la No Violencia, con la participación de especialistas del Centro Nacional de Educación Sexual, la Universidad de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona y la Red de Mujeres Lesbianas y Bisexuales.
La sede de ese y otros encuentros será el centro cultural El Mejunje, en la central provincia de Villa Clara. "Se trata de un espacio cultural y comunitario muy reconocido en la promoción de la equidad social y el respeto a la diversidad sexual, un tema que este año cobra más fuerza en el programa de actividades", puntualizó Díaz Tenorio.
Otro de los momentos de reflexión colectiva será el panel "Desafíos actuales para la atención integral y la prevención de la violencia hacia las mujeres y las niñas en Cuba", el día 26 de noviembre, también en El Mejunje, con la participación de la Federación de Mujeres Cubanas, OAR, el Cenesex, la Unión Nacional de Juristas y el Servicio de Noticias de la Mujer de Latinoamérica El Caribe (SEMlac).
Coloquios, talleres, galas culturales, espacios de debate y de formación e intercambio con mujeres y hombres son algunas de las acciones anunciadas para esta jornada, en la que también se relanzará la campaña "Eres más", que promueve el Centro Oscar Arnulfo Romero (OAR).
"Esta campaña tiene como eje transversal visibilizar la existencia de violencia psicológica y sus consecuencias, pero el propósito mayor es la promoción de la equidad de género", puntualizó la especialista.
El programa de la jornada incluye también dos marchas por la no violencia en las provincias Matanzas y Villa Clara, intercambios en lugares públicos, muestras de cine, charlas, sesiones científicas y talleres sobre violencia, masculinidades y cultura de paz, entre otras actividades que esta vez alcanzan a 10 de las 15 provincias del país.
Una ganancia de estas jornadas es que todos los años crece el número de personas, instituciones y territorios que se involucran con sus iniciativas, sostiene Díaz Tenorio.
Entre otros, participan la Federación de Mujeres Cubanas, el Cenesex, la Sociedad Cubana Multidisciplinaria para el Estudio de la Sexualidad (Socumes), los Talleres de Transformación Integral del Barrio de la capital, varias universidades, proyectos comunitarios y gobiernos municipales, así como entidades de los sectores de salud, cultura y deporte.



Por Alicia Mendoza
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México, noviembre (SEMlac).- Guadalupe Gómez Maganda, titular de la Unidad Política de Igualdad de Género de la Secretaría de Relaciones Exteriores, afirmó que para lograr el empoderamiento de las mujeres se debe prevenir y atender la violencia, ya que esta representa un problema de gran dimensión en México.
Durante la inauguración del Tercer Foro Internacional "Inclusión y empoderamiento estratégico de las mujeres: alternativas y retos", Gómez Maganda advirtió que "la violencia contra las mujeres es un padrón social que se extiende", a pesar de la existencia de "convenciones como la CEDAW y Belem do Pará y a pesar de contar con un marco jurídico nacional para prevenir, atender y sancionarla".
El empoderamiento e igualdad de género, puntualizó, "es una aspiración compartida, y para ello debe prevenirse y atenderse la violencia que aún se sufre, considerando factores como la feminización de la pobreza y la falta de oportunidades".
En el foro internacional donde se analizaron los avances y retos hacia la igualdad sustantiva y el empoderamiento de las mujeres, Guadalupe Gómez afirmó que "la autonomía y el empoderamiento económico son herramientas fundamentales para enfrentar la problemática de la violencia contra las mujeres".
Al respecto, dijo, "las instituciones de financiamiento en nuestro país, han otorgado casi 3.5 millones de créditos en beneficio de más de nueve millones de micro empresarios, de los cuales 91,3 por ciento son mujeres."

Mujeres en la línea de las privaciones
Por su parte, Guadalupe Díaz Estrada, directora de la Transversalización de la Perspectiva de Género del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), informó que "este año hemos colaborado con la Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de Diputados para analizar diversas propuestas de reforma a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. Estas reformas sentarán las bases para mejorar el desarrollo educativo y económico de las mujeres que, por alguna necesidad, tienen que estar en los refugios".
A su vez, Wendy Figueroa Morales, directora general de la Red Nacional de Refugios, asociación organizadora del foro internacional, explicó que éste se realiza en el marco del Objetivo 5, "Lograr la igualdad de los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas", de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la Organización de Naciones Unidas.
La Directora de la red destacó que de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) "en el continente americano la pobreza tiene rostro de mujer, porque de cada 100 hombres hay 118 mujeres que no logran traspasar la línea de las privaciones; a pesar de que se redujo la brecha salarial en 12,1 puntos porcentuales entre 1990 y 2014, las mujeres reciben en promedio sólo el 83,9 por ciento de lo que reciben los hombres."
Además, dijo, "es fundamental garantizar a las niñas y adolescentes el derecho universal a la protección social, políticas integradas de autocuidado, educación sexual y reproductiva, y poner término definitivo a las violencias de género en nuestros países, porque en promedio mueren diariamente 12 mujeres por el sólo hecho de ser mujer, en la región".

Violencia doméstica serio problema en el mundo
De la misma manera, Rebecca Thompson, agregada cultural de la Embajada de Estados Unidos en México, destacó que "la violencia doméstica es un serio problema en todo el mundo, independientemente de la región, estatus social o la cultura. Los Estados Unidos no son la excepción".
"Cada nueve segundos se golpea a una mujer. El 74 por ciento de los estadounidenses personalmente saben de alguien que ha sido abusado. En un día típico en los Estados Unidos hay más de 20.000 llamadas telefónicas a las líneas de ayuda sobre temas de violencia doméstica", declaró.
Al abordar los retos para abatir la violencia contra las mujeres en su país, Thompson destacó que "los buenos gobiernos reconocen que las mujeres empoderadas económicamente no sólo benefician al país en su totalidad, sino que también en lo moralmente correcto".
"Las mujeres con capacidades económicas tienen mayores probabilidades de dejar una situación de abuso. Tener un ingreso y un trabajo da a las víctimas opciones adicionales para dejar a sus agresores y crear nuevas vidas", expuso.
Por último, expresó que en los Estados Unidos "el trabajo de las mujeres representa una cuarta parte del Producto Interno Bruto anual, y éste mejoraría un nueve por ciento si se redujera la brecha de empleo igualitaria, de lo contrario limitar el acceso de la mujer a los mercados laborales es costoso".

Derecho a la ciudad
Finalmente, la senadora Cristina Díaz Salazar, presidenta de la Comisión de Gobernación y de Salud del Senado de la República, informó que hace unos días presentó ante el pleno del Senado una iniciativa para establecer el derecho a la ciudad en la Constitución Política.
La senadora puntualizó que "el derecho a la ciudad significa para las mujeres que tengan libertad de elección de dónde y cuándo moverse por la ciudad. Establecer el derecho a la ciudad en la Constitución va a significar las condiciones necesarias para revertir pobreza e inequidad, prevenir el delito y combatir la criminalidad y la violencia, no sólo en contra de las mujeres, sino de toda la sociedad."


De la Redacción
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México, noviembre (SEMlac).- "Cuando hablamos de violencia contra las mujeres, lo primero que ocupa el imaginario colectivo es la figura de una mujer llena de heridas, moretones, visiblemente ultrajada", dice Cintia García Galindo, una de las impulsoras de la campaña #QuizáNoTePegue. 
"Quizá y como resultado del arduo trabajo de instituciones civiles, gubernamentales y personas comprometidas con la causa, ahora también se comprenda que los gritos, el control económico y los asaltos sexuales, aun por parte de un compañero sentimental, son también violencia". 
Pero sigue siendo muy difícil para la mayoría, inclusive las propias mujeres que viven bajo circunstancias de la violencia emocional, identificar claramente aquello que puede clasificarse como agresión y abuso.
Lo mismo que muchas sobrevivientes de acoso y violencia emocional ahora pueden señalar con claridad, también para Zahira Kelly, una mujer, artista, analítica de la cultura social, conferenciante y escritora nacida en Nueva York y criada entre Puerto Plata, República Dominicana y el Bronx, ha sido importante visibilizar para que las mujeres puedan destrabar el yugo de una vida carente de respeto, llena de micro actos machistas que, de a poco, les roban la paz, la integridad, la salud emocional, la vida.
La espiral de la violencia consume casi de manera imperceptible.
Zahira Kelly lo sabía cuando lanzó en Twitter el hashtag #MaybeHeDoesntHitYou, que rápidamente se colocó como tendencia y que ha servido a muchísimas mujeres a expresarse y convocar a otras a que lo hagan, para señalar la vida en la que viven. Medios internacionales han dado seguimiento y cobertura a la dinámica de las redes sociales surgidas por esta convocatoria.
Pero hay algo que le ha faltado a este movimiento: su versión en español.
"Es por ello que Zahira Kelly y yo, hemos acordado retomar la campaña, ahora bajo el hashtag #QuizáNoTePegue, invitando a mujeres, promotoras de la equidad e instruidas en la perspectiva de género", dice García Galindo.
También a instituciones cuya misión es brindar soporte, contención, orientación y ayuda integral a las mujeres que viven violencia. Académicas. Amas de casa. Directoras, ejecutivas. Estudiantes, políticas, periodistas, y además a hombres a quienes la causa no les es ajena, a que nos ayuden a promover en sus espacios, con las personas que les rodean, a que se realice el ejercicio y luego, nos lo compartan a través de la redes sociales Twitter y Facebook, para que la Violencia Emocional sea comprendida y visibilizada en nuestro propio contexto socio cultural.
Que las historias de las mujeres le hagan sentido no solo a otras mujeres, sino, que retumben en la conciencia de los hombres que la generan, que sepan que aquello que hacen lastima, hiere. Que sensibilice a las familias, porque es incomprensiblemente, en aquel núcleo, donde se desestima y victimiza por vez primera a quienes la padecen.
Una pizarra en blanco, una hoja, un cartel, o un simple tuit pueden ayudarnos a poner en evidencia todo aquello que la cultura no nos ha ayudado a identificar como violencia, pero que sin lugar a dudas lo es.

Es simple:
Utilizaremos el hashtag #QuizáNoTePegue y daremos ejemplos de la vida cotidiana que lo hagan comprensible.
#QuizáNoTePegue… pero se burla de tus inseguridades, te ridiculiza, te humilla públicamente.
#QuizáNoTePegue… pero te manipula para que actúes contra tu voluntad.
#QuizáNoTePegue… pero se enfurece, te grita o deja de hablarte por no hacer lo que él ordena.
#QuizáNoTePegue… pero te obliga a tener relaciones sexuales porque para eso eres su mujer.
#QuizáNoTePegue… pero no te apoya económicamente, dejándote con toda la carga de tus hijos.
¿Qué tienes que hacer?
A partir del día 15, podrás subir todas las frases que desees, utilizando el hashtag #QuizáNoTePegue y complementándolo con una experiencia personal, alguna vivencia de violencia emocional que conozcas de cerca, o simplemente aquello que tú misma detectas como abuso.
Puedes también hacer un letrero con el hashtag, tomarte una fotografía con él y escribir en tu post, la frase.
Puedes usar tu red social favorita. Si utilizas Twitter, puedes mencionar las cuentas de Zahira @bad_dominicana y la mía @RevisaTuPlanC y nosotras nos encargaremos de colocarlas en un sitio, distribuirlas en otras redes, hacerles eco.
Si lo haces desde Facebook, puedes hacer lo mismo, utilizando el mismo hashtag, o bien, compartirlo enhttps://www.facebook.com/RevisaTuPlanC y también, si te parece más fácil, puedes enviarlas vía Mensaje Directo, InBox o al Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..
Invita a más personas a hacer lo mismo. La idea es que el mensaje llegue a más personas.
Desde el día martes 15 de noviembre y durante 10 días estaremos dedicadas en cuerpo y alma a la campaña, a hacerla emerger, a tocar conciencia, a visibilizarla, para que el 25, día internacional de la erradicación de la violencia contra las mujeres, tengamos ya un camino andado y podamos compartir además un directorio para que las mujeres en condición de violencia, puedan dirigirse para atender psicológica y legalmente su situación, además de divulgar de manera permanente, información que oriente a las mujeres y sus familias.
Es difícil erradicar la violencia cuando ni siquiera hemos comprendido que es.
Durante los últimos 10 años me he dedicado a formarme y documentarme en temas de equidad y género. Los últimos 10 años he ocupado puestos públicos en este tema, he dedicado mis propios recursos para mantener vigente el tema desde mi figura de ciudadana de a pie, he sido aliada y vocera de instituciones que se dedican a impulsar y transformar la vida de las mujeres.
Sin embargo, nada que sea digno de permanecer y trascender es realizado por una persona en solitario. Tanto Zahira Lealtad como yo, estamos seguras de que tú eres la pieza que nos falta para poderla compartir en español y ayudar en nuestro idioma, a las mujeres que quieren cambiar su historia.

Por Alicia Mendoza
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México, noviembre (SEMlac).- El presupuesto del programa contra la violencia que opera la Secretaría de Gobernación de México disminuyó un 55,11 por ciento, "una disminución grandísima", dijo la diputada federal Candelaria Ochoa.
En su participación en el Foro "México en Alerta de Género", Ochoa explicó que en 2015 y 2016 hubo 1.900 millones de pesos (92 millones 682.000 dólares) destinados a combatir la violencia, pero en 2017 habrá solamente 853 millones de pesos, es decir, la reducción equivale al 55,11 por ciento menos.
Además, especificó que a nivel federal "se han reducido los montos en los programas prioritarios de salud, educación, prevención de la violencia y derechos reproductivos de las mujeres".
Por otra parte, en el Foro, organizado por el colectivo del mismo nombre, México en Alerta de Género, realizado en la sede del Senado, Patricia Olamendi, exsubsecretaria de Relaciones Exteriores, realizó un llamado para que las 22 solicitudes de alerta por violencia de género que se han hecho por estados del país "sean inmediatamente decretadas y, por lo tanto, entren en operación" y apuntó que la Alerta en manos de la Secretaría de Gobernación la ha convertido en un tema político y de competencia entre los gobiernos estatales y el federal.
Olamendi propuso "tenemos que exigir que la alerta se aplique conforme a lo que dicta la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia" y que en los estados se apliquen.
"Hacemos un llamado a que se den a conocer los resultados de las aplicaciones de las alertas de género de los estados, donde ya se establecieron. Hasta la fecha, no conocemos qué se está haciendo."
La exsubsecretaria de Relaciones Exteriores informó que el próximo 25 de noviembre "México en Alerta de Género" realizará una protesta frente a la Secretaría de Gobernación a las 4 de la tarde.
A su vez, la senadora Martha Tagle afirmó que "la violencia feminicida está costando la vida de siete mujeres al día en México. La violencia de género está costando la vida de muchas mujeres, incluso más que cualquier otra enfermedad, por ejemplo el cáncer. Se está constituyendo en una de las principales causas de muerte de mujeres".
"Por eso, hoy necesitamos alzar la voz cada vez más fuerte para que seamos escuchadas. Todas y todos tenemos algo qué hacer en nuestra vida cotidiana para detener la violencia contra las mujeres", indicó.
En México se niega la realidad de la violencia feminicida, denunció la senadora, "esta realidad ha hecho que organismos internacionales pongan la alerta en nuestro país, mientras aquí se niega reconocerla", dijo.
Organismos internacionales como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Amnistía Internacional y ONU Mujeres han levantado la voz para decir que la violencia feminicida es un asunto que se ha convertido en epidemia en nuestro país, recordó.
En el Foro "México en Alerta de Género" que se realiza en el contexto del próximo 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, Wendy Figueroa, resaltó que "el feminicidio es la expresión de todas las violencias acumuladas de las cuales son víctimas las mujeres. El feminicidio es la realidad de que México está en una crisis de derechos humanos y de acceso a la justicia".
Patricia Patiño, de la Red de Mujeres Líderes por la Equidad, explicó que México en Alerta de Género es un colectivo que fue integrado por un grupo de mujeres "para impulsar un movimiento a lo largo y ancho del país" y "decretar que México está en alerta de género", porque, puntualizó "los asesinatos de mujeres en este país y en el mundo van en aumento y necesitamos generar mayor procuración de justicia".
Durante el foro, María Inés Vargas, Rachel Contreras y Samantha Villlavicencio compartieron sus testimonios de la violencia que han sufrido y exigieron justicia a las autoridades estatales y federales.
Wendy Figueroa, directora general de la Red Nacional de Refugio, comentó que estos testimonios "nos trastocan y no están alejados de la realidad que vivimos día a día. Estos testimonios nos dan cuenta que las violencias que sufren las mujeres son violencias cruzadas, patrimonial, económica, emocional, sexual, social y todo trastoca las vidas de las mujeres y de quienes están a su alrededor. La impunidad, la falta de acceso a la justicia es lo que miramos en estos testimonios".
También dijo que "en los estados donde ya existe la alerta de género ésta no funciona. Y aquellos estados en los cuales los índices indican que es necesario implementarla existen omisiones y simulaciones, lo cual es sumamente grave".
Por ello, indicó Wendy Figueroa, "seguiremos impulsando la alerta de violencia de género, porque es una de las acciones fundamentales para proteger la vida de las mujeres".
Asimismo, denunció que los refugios no están dentro de la agenda política y no tenemos presupuesto, a pesar de que somos otro mecanismo que previene casos de feminicidio. Eso nos hace reflejar cómo el Estado mexicano valora la vida de las mujeres.
En el foro participaron, también, las periodistas Ivón Melgar, Elisa Alanís, Jorge Zarza, José Buendía; así como la abogada Natalia Pérez, de la Comisión Mexicana de Promoción de los Derechos Humanos, y la luchadora social María de Lourdes Pérez Oceguera.


Por Mercedes Alonso
(
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Santo Domingo, noviembre (SEMlac).- La Policía Nacional informó el pasado 4 de noviembre haber rescatado cuatro menores, con edades comprendidas entre ocho y 15 años, explotadas sexualmente por la madre, un tío y otro hombre, en el sector Guatapanal, Montecristi, una de las 32 provincias de la República Dominicana, ubicada en la región noroeste del país.
La nota, a la que tuvo acceso SEMlac, añadía que los detenidos eran una mujer identificada como Yuneuri, madre de las menores, su hermano Daniel y el tercero, apodado "Juan", que decía ser pareja de una de las niñas. Con la ayuda de la Dirección Central de Prevención y de la Organización Internacional de Justicia, el operativo fue posible gracias a la información ofrecida por un pastor evangélico.
Esta información se repite en los medios nacionales de comunicación, con la sola variante del escenario geográfico. 
Las alianzas con organizaciones no gubernamentales, gremiales y gobiernos locales, y el trabajo a nivel comunitario para prevenir la explotación sexual infantil en barrios especialmente vulnerables de zonas turísticas, no ha logrado que más del 90 por ciento de los menores y jóvenes estén en riesgo de sufrir explotación sexual comercial, según revelan tres estudios realizados por la organización Plan International en agosto pasado, en 10 comunidades dominicanas.
Apunta dicha organización que la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes (Escnna), en todas sus modalidades, "tiene como causas más frecuentes la carencia de educación, abusos físicos, psicológicos, violencia doméstica, familias disfuncionales, embarazos en la adolescencia y carencias de oportunidades económicas y sociales".
Plantea también el documento, publicado en Telemundo en agosto pasado, que "el 45 por ciento de los menores encuestados conoce a un par de su edad que tiene relaciones sexuales por dinero o regalos, mientras que ese porcentaje sube a 67 al preguntar a los padres y madres si consideran que en la comunidad hay participación de la niñez en el trabajo sexual", expresó la investigadora encargada del estudio, Carol Graciano.
La especialista afirma, además, que "el 70 por ciento de los niños, niñas y adolescentes entrevistados reconoce como explotadores sexuales al cliente y al proxeneta o intermediario, mientras que el 20 por ciento identifica a los mismos familiares".

Más vulnerables
Pese a que el Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (Unicef) apoya la política nacional de prevención de la explotación sexual mediante el establecimiento de alianzas con el Ministerio de Turismo, la Procuraduría General de la República, la Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana y las instituciones locales, República Dominicana es uno de los países más vulnerables a la explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes, especialmente en las actividades relacionadas con el turismo.
Si bien el enfoque del Programa de Cooperación de Unicef 2012-2016, propone "reducir las desigualdades y universalizar los servicios sociales para todos los niños, niñas y adolescentes en el territorio dominicano, con el fin de contribuir al cumplimiento de las obligaciones del Estado en la realización de los derechos de la niñez", este propósito está aún lejano en su cumplimiento.
El espectro nacional muestra la realidad de esos grupos poblacionales, cuya protección contra la violencia, abuso, explotación, trata y tráfico, siguen en un limbo que viola sus esenciales derechos, y la coordinación con el gobierno y las Organizaciones no Gubernamentales (ONG), en programas de atención a las víctimas de conformidad con los tratados internacionales, aún debe dar los frutos que Unicef previó para este año, en el sentido de que la niñez disfrute de los espacios de convivencia natural para su desarrollo, como las escuelas, los centros de salud y las comunidades.
El estudio antes mencionado concluye que la mayoría de las niñas, niños y adolescentes entrevistados no conoce los servicios ofertados en este tipo de casos por el Sistema Nacional de Protección, "por lo que resulta primordial que se diseñen e implementen políticas de información y sensibilización sobre el delito de Escnna en todas sus modalidades, identificación de las víctimas y responsables directos (clientes-explotadores, proxenetas e intermediarios)", subraya el texto.
Desde hace décadas, la lucha contra la explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes forma parte de los debates de gobiernos y organizaciones ciudadanas.
Autoridades han sido parte de reuniones regionales y de compromisos como el que ya cuenta más de 15 años, denominado "Para una estrategia contra la explotación sexual comercial y otras formas de violencia sexual a la infancia y la adolescencia en la región de América Latina y el Caribe".
Igualmente se han suscrito declaraciones avaladas por entes jurídicos internacionales y cortes como la Interamericana de Derechos Humanos, para denunciar incumplimiento de los compromisos adquiridos por los Estados miembros en materia de derechos de la niñez y la adolescencia, 
Sin embargo, las acciones y políticas públicas parecen disolverse en acuerdos, sepultados bajo la sombra grotesca de este abuso inconcebible, que no solo viola los derechos de niños, niñas y adolescentes, sino que cercena para siempre su frágil existencia.

 


Por Alicia Mendoza
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México, noviembre (SEMlac).- Ana Buquet, directora del Programa de Estudios de Género (PUEG) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), afirmó que el Estado "muestra una dificultad para tener todos los recursos orientados a que no se permita que quede impune ningún feminicidio más en el país".
Durante la primera jornada del XXIII Coloquio Internacional de Estudios de Género Sexualidad y Estado, realizado los días 3 y 4 de noviembre, la directora del PUEG dijo que "una de las razones para que prevalezca el feminicidio es la omisión del Estado", ya que "un Estado que está corrompido e involucrado con las peores formas de violación a los derechos humanos, difícilmente va a lograr una congruencia entre su discurso de defensa de derechos humanos y defender en la vida real los derechos humanos". 
En entrevista, Ana Buquet explicó que la prevalencia de la impunidad en el feminicidio creciente es porque "aparentemente a partir de las alertas de violencia de género, el Estado ya no está siendo omiso, pero, en realidad, sí lo sigue siendo por una razón muy específica y es que no se está llevando el proceso de investigación sobre quiénes cometen estos actos, no hay sentencias a estas personas, ni se está encontrado a responsables de los feminicidios".
Hay una lógica de que estamos en la selva, porque cualquier persona puede cometer un feminicidio y no le va a pasar nada, no lo van a encontrar, no lo van a sentenciar, no va a pagar en la cárcel por haber quitado la vida a una mujer. Esto nos muestra la dificultad del Estado para tener todos los recursos orientados a que no se permita que quede impune ningún feminicidio más en el país", declaró. 
Ante la campaña de grupos conservadores contra la que llaman la ideología de género, Ana Buquet manifestó que con dicho discurso estos grupos tratan de "desprestigiar un campo de estudios e investigación que es más complejo y que ha logrado incidir a nivel social de manera muy importante", porque con el feminismo y con los estudios de género "se busca disolver formas de subordinación y sometimiento."

Las fuerzas conservadoras

Por su parte, Leticia Sabsay, investigadora de London School of Economics and Political Science, explicó que las campañas en contra de la ideología de género, tanto de movimientos vinculados a la Iglesia Católica, como evangelistas, "es un ejemplo clarísimo de este nuevo impulso que tienen estas fuerzas conservadoras".
"Esta reacción conservadora también amenaza los pequeños logros conseguidos, el nuevo impulso que están teniendo las campañas contra la ideología de género en algunos países latinoamericanos es prueba de ello", afirmó.
Durante su conferencia magistral "Imaginarios sexuales de la libertad: performatividad, cuerpos y fronteras", Sabsay sostuvo que "no estamos meramente frente a un ciclo conservador o un movimiento de avanzada conservadora, creo que es una nueva etapa decididamente perversa de la política."
La tendencia que marca la etapa de la política transnacional actual es "un abismo entre la letra de los marcos normativos que garantizan principios democráticos, de reconocimiento, inclusión y antidiscriminación y las prácticas del Estado que contradicen estos principios de forma sistemática.", afirmó la profesora del Instituto de Género de London School Economics de Reino Unido.
En entrevista, la investigadora argentina puntualizó que "la campaña contra la ideología de género, la lucha en contra de la descriminalización del aborto voluntario y el rechazo a la descriminalización del trabajo sexual" son tres casos en los cuales la ola conservadora ha avanzado recientemente a nivel internacional.
La académica sostuvo que "la campaña de la derecha conservadora contra la ideología de género apareció en Brasil en campañas fuertes en contra de la educación sexual. Apareció también en campañas por el "No" en el plebiscito del pasado 2 de octubre cuando el pueblo colombiano votó para ratificar o rechazar los Acuerdos de Paz, ahí dijo "tuvieron un rol muy importante". 
"Con una refundación de las relaciones en la sociedad colombiana, el acuerdo de paz representaba una visión sobre la sociedad y lo que estos grupos no podían soportar es que esta nueva visión de la sociedad tenía un enfoque de género".
En el tema del aborto, aseguró Leticia Sabsay que es clara "la fuerza y el peso de los poderes fácticos que la iglesia católica en Latinoamérica ha tenido sobre este asunto. Pero lo que hay, ahora, es un reforzamiento de todas estas campañas".
Además, la investigadora también apuntó que existen consecuencias reales del avance conservador en el caso de Donald Trump, "es un riesgo real, ya están sucediendo las situaciones de racismo cotidiano, de violencia contra las comunidades LGBT, contra las comunidades latinas en Estados Unidos".
De igual forma, dijo, "en el caso de Europa una consecuencia real es el Brexit, en gran parte gracias a la campaña nacionalista, xenófoba y antimigración de la fuerza de ultraderecha en Gran Bretaña".
A partir de que la votación a favor de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, eso también funcionó como una licencia y los episodios de violencia racista en Inglaterra han subido. Esto sólo va a ir a peor en la medida de la normalización del fascismo, afirmó Sabsay.
Por tanto, para la autora del libro "Las normas del deseo, imaginario sexual y comunicación", "hoy somos testigos de la exhibición de la violencia de los modos más obscenos."
En su reflexión, la investigadora se cuestionó frente a este escenario ¿cómo hacer para que el desasosiego y la indignación o la compasión condescendiente de una población que mira atónita se convierta en solidaridad política y resistencia activa colectiva frente a este violento ejercicio del poder?, ¿cómo desafiar efectivamente esta lógica perversa y obscena?
Sabsay finalizó al afirmar que "desde luego, no podemos abandonar este espacio y dejar el movimiento populista a las pasiones de la derecha o a la actual reacción conservadora".


Por Soledad Jarquín Edgar
(
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Oaxaca, México, noviembre (SEMlac).- A unos días de las movilizaciones realizadas del #MiércolesNegro en contra de la violencia machista y el feminicidio, el pasado fin de semana (23 y 24 de obtubre) tres mujeres fueron asesinadas en el estado mexicano de Oaxaca: Rosa en el Istmo de Tejuantepec, Reynalda en Santa María Atzompa, mientras que el cadáver de Karina se localizó entre Puebla y Oaxaca, luego de desaparecer en la mixteca oaxaqueña.
En Oaxaca, la muerte feminicida tiene una cuenta de 105 asesinatos de mujeres en lo que va del año, uno de los más violentos para las oaxaqueñas y al que todavía le restan más de 60 días para concluir.
Este es el último año de la administración pública de Gabino Cué Monteagudo que acumula, de acuerdo con las cifras oficiales y al seguimiento hemerográfico, un total de 644 asesinatos de mujeres en toda la entidad.
Esa cifra resulta la más alta de los últimos tres sexenios que han sido contabilizados por organizaciones no gubernamentales como Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca.
Este fin de mes y en los primeros días de noviembre, con motivo de las fiestas de Todos Santos y Fieles Difuntos, las estudiantes del Diplomado Internacional Estudios de las Mujeres, Feminismos y Descolonización harán una ofrenda por las asesinadas en una de las puertas del edificio central de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca.

 

Por Gabriela Ramírez
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México, octubre (SEMlac).- Quienes hemos sido víctimas de acoso sexual por parte de un jefe o de un profesor sabemos que los agresores repiten las mismas acciones con diversas víctimas. Invitaciones, comentarios, insinuaciones o incluso tocamientos, todo bajo amenaza implícita o explícita, o bajo presión por la relación de poder existente.
Solo basta con que una levante la voz para que aparezcan más y más víctimas que se sienten identificadas porque han vivido una situación similar. Hoy esto empieza a pasar en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y al menos dos mujeres identifican a un acosador, pero parece que han sido varias.
Mientras revisaba el portal feminista "La Que Arde" me llamó la atención el testimonio de dos víctimas de acoso sexual por parte de un profesor de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. No sé si ellas se conocen, si coincidieron en la Facultad, pero en ambas leo la impotencia, la ansiedad, el miedo y hasta la culpa, esa que sentimos la mayoría de las víctimas que hemos pasado por esto. 
El modus operandi es el mismo. El profesor las integra a su equipo, se vale del "prestigio" del que goza y alardea de sus múltiples conocimientos. Las invita a cenar, las llama, les dice que le gustan, incluso abusa sexualmente de ellas. Algunas logran escapar al poco tiempo, otras tardan años, pero el daño es grave en ambos casos. 
Al mismo tiempo las humilla, las controla. Les hace saber que sin él no tendrían ninguna oportunidad, que sin su apoyo no llegarán lejos. A una de ellas le dice incluso que es una mujer que "no tiene agallas, que necesita cuidado." Que conveniente diagnóstico de este profesor.
Luego del primer testimonio publicado hace tres días, hoy hay uno nuevo. La afectada comienza su relato diciendo que reconoce de inmediato lo vivido por la primera víctima porque fue igual con ella.
La segunda víctima relata que se atrevió a denunciar esta situación al interior de la Universidad a través de un correo electrónico que "no llegó muy lejos". La chica del segundo relato era colaboradora de este profesor y renunció a su trabajo. Explica que al saber que no ha sido la única víctima, siente la necesidad de advertir a otras mujeres. 
El acoso y el hostigamiento sexual son un problema grave, serio. Causa en las víctimas depresión, ansiedad, problemas de autoestima.
Sin embargo, es al mismo tiempo un problema que todo mundo evade. Crean y proponen protocolos, incluso la propia Universidad lo ha presentado recientemente, pero siguen siendo mecanismos punitivos infructuosos que solamente exponen a las víctimas a ser revictimizadas. 
De nada sirve tener un Consejo si las víctimas no saben cómo y por cuáles vías es posible denunciar. De nada sirven las pruebas, si el agresor es amigo de una persona influyente dentro o fuera de la institución. De nada sirve la denuncia si las autoridades no entienden la naturaleza de este delito que se da en secreto, sin testigos.
De nada sirven tampoco las campañas para que sepamos qué es acoso si no vamos a entender que quitar a un acosador y ponerlo en otro lado no resuelve nada; por el contrario, pone en riesgo a otras mujeres que desconocen su modus operandi.
Y nada va a servir hasta que entendamos que las mujeres tenemos derecho a desarrollarnos en la escuela o el trabajo sin acoso, que tenemos derecho a defendernos sin que nos echen encima toda la estructura institucional por denunciar y que no, no vamos por la vida buscando tener una relación con un superior.
Las historias están ahora está en la cancha de la UNAM. Hombres y mujeres señalan a Seymur Espinoza. ¿Será que la universidad respaldará la igualdad de género? 

Por Tamara Vidaurrázaga Aránguiz
(
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Santiago de Chile, octubre (SEMlac).- Más de 200.000 mujeres y hombres indignados por la violencia contra las mujeres marcharon en esta capital, tras la convocatoria realizada a partir de la campaña surgida en redes sociales bajo el lema #NiUnaMenos, que tuvo lugar en distintos países latinoamericanos y tomó fuerza tras el brutal asesinato de Lucía Pérez en Mar del Plata, Argentina.
La joven murió a manos de un grupo de varones que la drogó, violó y asesinó; caso al que se sumó el de Florencia Aguirre en Chile, niña de solo nueve años, encontrada muerta y enterrada por su padrastro en la ciudad de Coyhaique, en el extremo sur del país.
Estos feminicidios causaron una rabia que se transformó en acción, resultando en más de 60 puntos movilizados en todo el país, desde Árica al norte hasta Puerto Williams en el extremo sur, pasando por las ciudades de Calama, Copiapó, La Serena, Valparaíso, Concepción, Temuco, Valdivia y Osorno.
Soledad Acevedo, vocera de las organizadoras de la marcha - celebrada el pasado día 19- señaló a SEMlac estar muy contentas y emocionadas aún por la gran cantidad de mujeres y hombres que acudió a la convocatoria.
Agregó que lo que viene es exigir una alerta de género, cambiar la actual ley de violencia intrafamiliar por otra de violencia integral hacia las mujeres, la ampliación de la tipificación del feminicidio y "políticas públicas que protejan realmente la vida de las mujeres y sea acorde con los tratados internacionales".
La vocera indicó que "esta marcha no fue un hecho espontáneo, es el resultado de un trabajo de años por visibilizar la violencia, y de las distintas movilizaciones en espacios públicos para denunciar la violencia machista".
Durante el 2016 la Red Chilena contra la Violencia contra las Mujeres contabiliza 40 feminicidios, mientras el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (SERNAMEG) reconocieron 98 femicidios frustrados.
La convocatoria a la movilización "Ni Una Menos", se originó en Argentina tras el asesinato a Lucía Pérez y se transformó en una campaña viral en redes sociales latinoamericanos consistente en cambiar las fotos de perfil del Whatsapp y usar los hasta #NiUnaMenos y #VivasNosQueremos.
Las movilizaciones también se realizaron en Argentina, Bolivia, Uruguay, Venezuela, México, Honduras, todas bajo el lema #NiUnaMenos, que por primera vez coordina a distintos países de la región a movilizarse en una misma fecha en contra de la violencia machista.
La presidenta Michelle Bachelet salió en televisión abierta, uniéndose a la convocatoria e indicando que "como Presidenta seré clara no toleraré que en nuestra sociedad hechos como estos queden en el olvido ni en la impunidad. La violencia como mujeres y niñas debe terminar", mientras que -al pasar la marcha por la casa presidencial- esta se hallaba iluminada con el lema "Ni Una Más".

 

Por Gabriela Ramírez
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México, octubre (SEMlac).- Las niñas y las adolescentes, en los contextos de violencia, resultan las más afectadas, dada su situación de vulnerabilidad por edad y género. Violencia sexual, desapariciones y feminicidios son cada vez más parte de la cotidianidad que enfrenta este sector poblacional.
Según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), en 2015 se registraron 280 asesinatos de niñas de cero a 17 años de edad. De ellos, en 15 casos existe el registro de que había un contexto de violencia intrafamiliar y el agresor tenía una relación de parentesco con la víctima.
Fue el 2012 el año con mayor número de homicidios de niñas y adolescentes de cero a 17 años, 372, la cifra más alta de este crimen en los últimos 10 años.
Respecto a las desapariciones de niñas en México, el Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas señala que de los más de 23.000 casos, 6.725 son de menores de 18 años. De ese total, la Red por los Derechos de la Infancia en México señala que siete de cada 10, son mujeres.
Esta misma organización ha señalado que Oaxaca tiene 82 por ciento de desapariciones de mujeres adolescentes; Tamaulipas, 1.914 casos de desaparecidos de cero a 17 años; el Estado de México, 562, y Guanajuato, 419.
En lo que se refiere a la violencia sexual, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) señaló en 2016 que durante los últimos cinco años se han registrado casi tres millones casos. Cuatro de cada 10 víctimas son mujeres menores de 15 años.
Esta situación está íntimamente ligada con el problema de embarazo en adolescentes que ocurre en México.
Según la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes, se registran cerca de 30 embarazos de menores al día y de ellos 18 están vinculados a la violencia sexual.
Pero el riesgo no solo está en casa. Paola, una niña de 12 años, dice sentir miedo de salir sola a la calle. "Me da miedo subirme al metro, luego siento que hay hombres que se pegan mucho a mi cuerpo y aunque siempre salgo con mi mamá o mi papá, de todas formas me da miedo".
Paola explica que a pesar de su corta edad, sabe ya lo que es sentirse incómoda porque en la calle cuando ha tenido que salir sola a algún mandado, le han silbado o le han dicho algún comentario obsceno.
"Si veo un grupito de chavos en la calle, prefiero cruzar la calle y la verdad es que hasta procuro no vestirme con ropa entallada ni faldas", refiere. Así, Paola tiene que modificar su forma de vestir y sus rutas para disminuir la sensación de que corre peligro.
Recientemente, en el primer trimestre de 2016 el hashtag #MiPrimerAcoso puso al descubierto una realidad aplastante. Más de 27 mujeres dieron su testimonio y en la mayoría de los casos, la primera experiencia fue cuando eran niñas y generalmente ocurrió en el transporte público.
Pocas acciones gubernamentales hay para combatir esta gama de violencias que viven las niñas y adolescentes en México.
En la Ciudad de México han implementado la Estrategia 30/100 del que forma parte el Programa CDMX Ciudad Segura y Amigable para Mujeres y Niñas. Silbatos, separación de vagones del metro y una campaña que asegura que "tu denuncia es tu mejor defensa" busca crear mejores condiciones para las mujeres.
Sin embargo, las niñas se ven relegadas. Para ellas no hay acciones específicas ya que ni siquiera podrían acudir a poner una denuncia.
El pasado mes de abril, organizaciones de la sociedad civil levantaron la voz para exigir a las autoridades acciones contundentes ante problemáticas tales como las desapariciones, el reclutamiento forzado, homicidios, trata de personas, feminicidios, que tienen un alto impacto en la vida de niñas, niños y adolescentes "y que requieren para su prevención y atención definiciones institucionales, presupuesto y voluntad política", señala un comunicado publicado entonces por la Red por los Derechos de la Infancia en México.
Entre las peticiones de la sociedad civil, se encuentra incluir en dos leyes que se discuten en el Senado, la de desapariciones y de tortura, una perspectiva de derechos de la infancia.
ONU Mujeres ha señalado en repetidas ocasiones que la discriminación, la violencia y la falta de oportunidades frustran los sueños de las niñas y señala que existen "claras brechas en los ámbitos de la recolección de datos y la toma de conciencia sobre las necesidades específicas de las niñas y los problemas que enfrentan".
Por ello, el tema para el Día Internacional de la Niña de este año, que se celebra cada 11 de octubre, es "Progreso de las niñas = Progreso de los Objetivos: Datos sobre la situación mundial de las niñas".
Se trata de un llamado a la acción que insta a asignar mayores recursos a la recopilación y el análisis de los datos que se centren en las niñas, tengan relevancia de género y estén desagregados por sexo.

Página 3 de 31
Volver