Perú: Campesina víctima de violencia denuncia al Estado peruano ante la CIDH
Por Julia Vicuña

Lima, diciembre (SEMlac).- Máxima Acuña, campesina defensora de la tierra y el agua, demandó al Perú ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por no protegerla de violencia de género en medio del conflicto por territorios que mantiene con la minera Yanacocha, controlada por la empresa Newmont.
Las organizaciones Grufides y DEMUS -Estudio para la defensa de los derechos de la Mujer- presentaron ante la CIDH la petición en contra del Estado peruano por incumplir con su deber de tutelar los derechos fundamentales de la ciudadana Máxima Acuña, quien desde hace seis años viene denunciado los reiterados ataques de Yanachocha en sus tierras en Cajamarca.
El conflicto de Acuña y Yanacocha se remonta al 2011, cuando el consorcio integrado por Newmont y Buenaventura le pidió que dejara las tierras donde vivía, pues aseguraba haber adquirido esa propiedad a los comuneros para desarrollar el proyecto minero Conga.
Para Mirtha Vásquez, abogada de Acuña, esta violencia no solo ha sido reiterada, sino que ha aprovechado la condición de mujer de esta ciudadana, habiéndose configurado como violencia de género en un contexto de conflicto socioambiental.
En conferencia de prensa, durante el 14 Encuentro Feminista Latinoamericano y el Caribe que se realizó en Uruguay, la abogada señaló que esperan que la CIDH "evalúe estas vulneraciones de derechos humanos sufridas por esta ciudadana campesina, en quien se han profundizado las secuelas ocasionando el deterioro de su salud física, psicológica y emocional, lo que no debe quedar impune".
María Ysabel Cedano, directora de DEMUS, precisó que esta petición se presenta ante el Sistema Interamericano luego de agotarse la vía interna en el Perú, debido a que el Ministerio Público archivó la denuncia por violencia de género que se presentó en abril de este año.
"La violencia de género en conflictos sociales es una de las 15 modalidades reconocidas en el nuevo Plan Nacional contra la Violencia de Género 2016-2021 y puede ser denunciada al amparo de la Ley 30364 contra la violencia hacia la Mujer e Integrantes del Grupo Familiar", explicó.
La campesina Acuña recibió en abril del 2016 el premio Goldman, considerado el Nobel del medioambiente, por su lucha en defensa de la tierra y del agua en su natal Cajamarca.
El proyecto Conga que se ubica entre los 3.700 y 4.262 metros sobre nivel del mar (distritos de Encañada, Huasmín y Sorochuco, en las provincias de Cajamarca y Celendín) en la región Cajamarca, a 585 kilómetros al noreste de Lima, se plantea traspasar el agua de cuatro lagunas (Mala, Chica, Azul y Perol) hacia tres reservorios y extraer oro, plata y cobre debajo de los humedales.
Está administrado por la minera Yanacocha, constituida por las empresas Newmont Mining Corporation (51,35%), Compañía de Minas Buenaventura (43,63%) y Corporación Financiera Internacional (5%).

Nicaragua: Cyber activismo y agresiones sexuales, un estallido que no va a parar
Por Sylvia R. Torres
(
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Managua, noviembre (SEMlac).- Durante las últimas semanas, las redes sociales Facebook y Twitter han estado activas con el hahstag, o el organizador de conversaciones de Twitter, #YoTeCreoCinthia. El mensaje surgió luego de que, en julio de 2017, Cinthya Zeledón Rocha denunciara, a través de un blog, que su ex amigo Néstor Tellería la violó, cuando ella tenía 17 años. 


El mensaje se fue viralizando, con lo cual se multiplicaron tanto las expresiones de apoyo y testimonios de amistades de Cinthya que habían oído la denuncia en pequeños círculos, o de mujeres que, aunque no la conocían, se identificaban con ella y ofrecían su respaldo. De igual manera se pronunciaron defensores del acusado, que señalaban a la joven de feminista, mentirosa, de haber consentido la relación, de ser busca fama, culpable por haber tomado cervezas con Tellería y otros insultos impublicables.


La joven interpuso una denuncia por violación, pero antes de que la acusación siguiera su curso en los juzgados, Tellería contraatacó con una contra demanda por injurias y calumnias. Para las personas entendidas en Derecho, la aceptación de la causa que empezó a ventilarse en los juzgados, antes que el juicio por violación, constituye una anormalidad, ya que el sistema judicial se rige por una máxima que dice: primero en tiempo, primero en derecho.


Esto provocó encendidos debates y la discusión saltó a los medios tradicionales de comunicación y a las calles. Cnthya fue citada como acusada. Las redes se incendiaron con el mensaje escrito o pequeños videos con mensajes como "Yo te Creo Cynthia" o "Si nos tocan a una, nos tocan a todas". Mientras tanto, el día en que la víctima fue citada como acusada, grupos de mujeres con carteles se apostaron en las afueras del juzgado a manifestar su apoyo a la joven.


Cinthya expresó en su blog Ciudadana inconformista que su decisión de publicar una denuncia se fortaleció al ser invitada a participar en una investigación sobre el tema y asistir a talleres sobre violencia. Es un asunto de coherencia, escribió: "si tengo herramientas para hablar de la violencia en contra de las mujeres, con una mirada en las mujeres de mi generación, tengo que hacerlo, porque si no lo hago yo, ¿quién?".


Un informe del Instituto de Medicina Legal reportó haber realizado 5.596 peritajes por delitos sexuales. Pero no todas las agresiones de este tipo son denunciadas. Este año, después de hacerse pública la denuncia de la joven mujer, otras ocho jóvenes que habían preferido callar hicieron denuncias similares. 


El 10 de noviembre, Néstor Tellería, acompañado de su familia, ofreció un desayuno conferencia de prensa para dar su versión del caso, mostrando mensajes cruzados con la joven después de la agresión, lo mismo que felicitaciones por su cumpleaños. Según Cinthya, la violación tuvo lugar en un bar, mientras ella estaba inconsciente. Después de tomar tragos con el joven, ella despertó en un cuarto de hotel, sola, llena de sangre y con algo pegajoso sobre su cuerpo. 


"Después del evento -dijo-- intenté asumir la postura de la mujer fuerte frente a mis amigas. No quería que me vieran llorar, no quería que se sintieran culpables por algo que estaba incluso fuera de mi propia voluntad. Les dije que ya no me sentía un pedazo de basura, una vagina con patas, un cuerpo abusado. 


"Les dije que fue durísimo sobrevivir. Que acercarme a nuevos espacios, nuevas experiencias, nuevos lugares de pensamiento, fue lo que me dio herramientas para poder contarles. Les dije: ahora me siento distinta, valiente, apoyada. Voy a hablar para que otras no callen".


Durante una comparecencia en el programa radial "Cuerpos Sin-vergüenzas", Gema Manzanares, feminista del grupo EnRedadas, dijo que las jóvenes prefieren denunciar por vía de las redes sociales, pues muchas estas "hartas" de que el sistema no les haga justicia. 


"En Facebook y en Twitter tu mensaje llega al público, sin mediaciones de periodistas machistas, que se mofan de las víctimas y las descalifican con preguntas como: ¿por qué no lo dijiste antes?, o ¿para qué te expusiste al tomar licor en compañía de hombres? Este tipo de cuestionamientos quita el foco sobre el agresor y lo coloca sobre la víctima, tratando de escarnecerlas", señaló. 


"Las mujeres -continuó-- optan por denunciar en las redes, porque es una plataforma que llega a múltiples personas y crea indignación social. Al mostrar la cara de los agresores, estos reciben una sentencia social, porque las instituciones no dan respuesta a las denuncias de las mujeres".


Por su parte, Yahaira Gutierrez Orozco, del Observatorio de Violencia, quien también asistió al programa "Cuerpos Sin-vergüenzas", agregó que después de la experiencia obtenida con la denuncia de Cinthya ha aprendido que la acción colectiva tiene fuerza, aunque haya personas que le resten importancia al cyber - activismo.


La denuncia de Cinthya ha tenido un efecto ola, una solidaridad inesperada, dijo, y ha dejado lecciones. "He aprendido que, tras una denuncia de este tipo, aunque haya una reacción de apoyo a la denunciante, también existirá mucha gente que apoyará al agresor. Este no tiene ni que abrir la boca, ya tiene un público que lo defiende. En el caso de los medios tradicionales, muchos de los periodistas son hombres y, para para los machistas, el hecho de que Cinthya hable con firmeza y tenga fuerza indica que no fue violada. Ellos tienen un lenguaje de presunción eterna, pero las mujeres no tienen el beneficio de presuntas. Siempre son culpables de la violencia".


EnRedadas desarrollará el año próximo una escuela feminista itinerante, para enseñar a las jóvenes a defenderse del acoso digital. Mientras tanto, desde el Observatorio trabajan en el desarrollo de una plataforma virtual que permita hacer visible el acoso callejero y sexual, hacer denuncias con seguridad y educar sobre el tema. Como resultado, esperan contar con un Mapa de la violencia e impulsar cambios sociales. Por ejemplo, dice, mostrar los puntos donde ocurren más denuncias y que se tomen medidas al respecto. 

Volver