Argentina: We feminists have no choice but to wage our own battles

By Norma Loto

Buenos Aires, January (SEMlac). – The book Voces del Feminismo Rebelde (Voices of

Rebellious Feminism) contains the life experiences of important feminists like Diana Maffía,

Claudia Korol, and Liliana Daunes.

Its author, Agustina Lanza, is a 21-year-old journalist who managed not only to get the

testimonies of outstanding women, but also interview family members of those who are gone.

Transvestite activist Diana Sacayán was murdered in October 2015, and Lanza interviewed her

brother Say. Feminist activist Micaela García was killed in April 2017, and Lanza got the

testimony of her friend Carla.

The book gathers their voices together and disseminates their life experiences applying a

pedagogical approach, including feminist Romina Ferrer’s illustrations.

SEMlac spoke with Lanza not only about her book, but also about feminism.

How did Voces del Feminismo Rebelde come to light?

The idea came up shortly after I wrote an article on feminism for Revista Sudestada last

February.

What was the impact of the international women’s strike on your book?

It is not by chance that we are now organizing a second international women’s strike to further

promote unity among all of us.

What do you think about government actions to fight male-chauvinistic

violence?

We continue to be abused. We are denied humanized delivery and comprehensive sex

education, although there are national laws that ensure such rights. We are also re-victimized

when we report cases of violence to the police.

There is a lot of misleading information. For example, María E. Vidal, governor of Buenos Aires,

 

made declarations about feminism without having even the definition very clear.

Our very President publicly said that we women like to have our backsides praised. We are tired

of repeating that male-chauvinistic violence does not only lead to beating and murder, but that it

also reproduces negative practices on a permanent basis.

Do you think the State has shown no real interest in protecting women?

In the book, I wrote that the women of my family simply served their parents, husbands and

children. Enough is enough.

While we demand the State to protect us, we have to develop effective protection tools

ourselves.

We feminists have no choice but to further wage our battles.

Voces del Feminismo Rebelde, Sudestada publishing house, Lomas de Zamora, Argentina,

2017

Argentina: La violencia online: un desafío de las políticas públicas
Por Norma Loto
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Buenos Aires, noviembre (SEMlac).- La digitalización de la vida cotidiana es un terreno de doble análisis. Por un lado, se sabe que el presente digital ha multiplicado oportunidades para la comunicación, acerca conocimientos y a la vez ha introducido nuevos riesgos.


En el caso de las mujeres, son múltiples las formas de violencias que sufren en el universo digital, como el grooming, la difusión de imágenes no consentidas, el acoso virtual o el sexting*, prácticas cada vez más extendidas en la vida online. En este contexto, la Asociación por los Derechos Civiles (ADC), en colaboración de Fundación Activismo Digital, presentaron el documento "Estado de la violencia online contra las mujeres en Argentina. Informe presentado ante la Relatoría Especial de Naciones Unidas sobre violencia contra la mujer".


En el documento se destaca la necesidad de crear políticas públicas orientadas a disminuir la violencia hacia las mujeres en el contexto digital, para lo cual se debe tener en cuenta que la violencia hacia las mujeres online no es un fenómeno de nueva especie, sino que se manifiesta como un correlato de la violencia hacia las mujeres que existe en nuestra sociedad.


"Una política pública con fines de combatir la violencia de género en el espacio digital no debería diseñarse pensando solamente en esta faceta más novedosa, sino que debería incluirse como parte del Plan de Erradicación de Violencia hacia las Mujeres", subraya el documento. 


En tanto, Jeannette Torrez, socióloga e investigadora del área digital de la ADC y autora del informe, subraya que "la violencia de género existe como un correlato de una violencia que ya existe offline y que se asienta sobre una distribución desigual de poder entre varones y mujeres, generando infinidad de consecuencias en nuestras pautas de socialización y el modo en que nos relacionamos".
A la vez que califica de "alarmante" la falta de denuncias provocada, principalmente, por la vergüenza o humillación de la víctima, la escasez de profesionales idóneos (policías, fiscales, abogados) y el limitado acceso a la justicia por parte de las mujeres.


En Argentina no hay estadísticas oficiales de acoso virtual y difusión no consentida de imágenes íntimas y para el desarrollo de este informe ADC contó con la colaboración de la Fundación Activismo Feminista Digital, que detalla algunas causas por las que muchas víctimas no hacen la denuncias.


Algunas de esas razones son: la falta de conocimiento del derecho que asiste a las personas damnificadas; la dificultad del acceso a la denuncia, el maltrato en la atención de la víctima en las dependencias de prevención primaria; el descreimiento del rol del Estado (Policía o Justicia) como operativo y eficaz en estos casos; el costo del impulso del proceso judicial posterior.


El mencionado informe enfoca también en la ineficacia de la única respuesta por parte del Estado: el punitivismo, ya que no resuelve la complejidad del problema. Por lo tanto, advierte que es necesario la urgente creación de "políticas públicas que persigan objetivos adicionales a la penalización: la educación, prevención, capacitación de operadores judiciales, concientización social y empoderamiento de la mujer en el uso de las tecnologías".


A la vez que subraya la necesidad de un diseño de políticas públicas que apunte a la erradicación de la violencia hacia las mujeres a partir de los rasgos multidimensionales, ya que es sustantivo considerar los contextos culturales de las mujeres, su diversidad en edad y acceso a educación para el abordaje de cualquier problemática relativa a estos temas.

Volver