Mijael

Mijael

México: Los huracanes de 2017 afectaron a miles de veracruzanas
Por Ana Alicia Osorio
(
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) 

Veracruz, México, enero (SEMlac).- Cuando Estela mira hacia arriba, puede ver los restos de láminas, madera y lodo que quedaron de lo que era su casa, tras el derrumbe del cerro donde vivía. Era de madrugada. De entre los escombros, ella salió con ayuda de sus vecinos al igual que su hija y nieto, pero su yerno no corrió con la misma suerte, y murió.
Ahora, su casa está casi abajo, construida con lonas y láminas; aunque quisiera irse lejos, no puede. Sin recursos para hacerlo, sus vecinos ayudaron a darle un lugar en lo que era un campo de fútbol. Es la colonia Luis Donaldo Colosio, donde el discurso del que fuera candidato presidencial aún está vigente: "La Nación no puede seguir adelante con ese abismo de marginación y de atraso. Tenemos que cumplirles a los pobres entre los pobres".
Para llegar allí se debe caminar cerca de un kilómetro subiendo un cerro, pues los vehículos no pueden ingresar al lugar. Pero no está enclavado en alguna sierra veracruzana, sino en plena capital del estado, donde a la distancia los gobernantes toman las decisiones que conducirán la entidad y donde se habrían fraguado las empresas fantasmas y el desvío de recursos del sexenio pasado.
Cuando el huracán Katia entró en septiembre del 2017 por la costa, hasta allí llegaron las lluvias, y con ello el riesgo, el derrumbe de un cerro, dos muertos y la desgracia. Estela formaba parte de los dos millones y medio de personas de Veracruz que, de acuerdo con la secretaria de Protección Civil, Yolanda Baizabal Silva, están en algún tipo de riesgo por fenómenos naturales en la entidad.
Su casa tenía todo para estar entre las más de 1.000 que necesitan ser reubicadas, según el censo de dicha dependencia y que no han podido hacerlo por falta de recursos en el estado.
"Se ha dictaminado durante varios años que hay viviendas en riesgo. Tendríamos oficialmente dictaminadas más de 1.000 viviendas […]. También [está] el problema económico que atraviesa el estado, y ante la falta de atención de anteriores administraciones, esto ha derivado en que no se han realizado estas reubicaciones", indicó la funcionaria.

Vivir con miedo
"Mi mamá a veces se despierta en la noche y, pues, ahora sí, con el miedo, con el trauma de ese día, algo insuperable", relató Angélica García, hija de Estela, quien contó que a veces en las madrugadas su mamá aún grita al revivir aquel momento. Esa reacción no es para menos, cuenta, pues ese 9 de septiembre fue enterrada viva en un alud de tierra, cuando el cerro se desgajó y se llevó su casa, sus pocas pertenencias y la vida de su yerno.
Su nieto tuvo que ser operado tras el golpe en la cabeza. Cerca de allí, en la misma colonia, hubo otro muerto. La otra hija de Estela, dijo Angélica, se fue de allí, pero ahora vive con su suegra, ya que el salario que obtiene limpiando casas le es insuficiente. "Cuando llueve mucho, pues no [hay que] dormir mucho y estar al pendiente", señaló que así pasa las noches, tras el miedo.
Ella se dedica también al trabajo doméstico y su mamá es ama de casa. La pobreza en que viven, les impide buscar otro lugar. Al igual que ellas, el 17,35 por ciento de las mujeres en Veracruz viven en pobreza extrema en la entidad, según la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2014.
La cifra es mayor en mujeres que en hombres (16,94), por la feminización de la pobreza que personas expertas han planteado. Esa la padecen las veracruzanas, viviendo en zonas de riesgo para evitar pagar los 2.000 pesos de renta (111 dólares), como le pasa a Irma Monfil Perea.
"Nos invitaron una gente. Vivíamos por allá. Estábamos rentando; nos cobraban 2.000. Era mucho", relató otra de las habitantes de la colonia Luis Donaldo Colosio, quien solo alcanzó a escuchar de lejos el estruendo que provocó la caída de la vivienda, el riesgo y el rescate. Prefirió quedarse en su casa de lámina a resguardarse del frío, junto con los más pequeños de sus 10 hijos.
La colonia es una de las tantas irregulares que existen en el estado de Veracruz, donde las personas que la habitan no tuvieron que pagar para poder vivir allí, y construyeron sus viviendas con lo que pudieron, hasta con material de desecho, como las lonas que los partidos políticos usaron en campañas.
El huracán Katia provocó, además de dos muertos, más de 200 viviendas inundadas, evacuaciones y cultivos echados a perder. Por él se declararon en desastre 73 municipios de Veracruz, entre ellos Xalapa, donde la familia de Estela vivió los daños. Ella y varias vecinas fueron reubicadas con ayuda de quienes vivían en la misma colonia.
Un mes antes, en agosto, el huracán Franklin impactó en la entidad. Aunque se aceptó una emergencia para 70 municipios que se vieron afectados por las lluvias y vientos con inundaciones de viviendas, pérdidas de cultivos y daños en la infraestructura, no hubo una declaratoria de desastre por parte de la Secretaría de Gobernación.
Un mes después, en octubre, otra lluvia severa desbordó ríos e inundó varios municipios de la conocida Cuenca del Papaloapan, lo que provocó otra declaratoria de emergencia más.
En total las emergencias del 2017 en Veracruz otorgaron alrededor de 300 millones de pesos (16 millones 666.666 dólares) para reconstruir caminos, carreteras y otras acciones que se necesitaban de manera urgente, indica la Secretaria de Protección Civil.
Sin embargo, Ángela no verá ni un peso de allí, y aún deberá esperar a que haya recursos suficientes para reubicarla, si con suerte está contemplada en el censo de emergencia, pues aún no llega el dinero para la reconstrucción ni saben de cuánto será el fondo, según Baizabal Silva.
Tampoco verá nada de los 81.592 millones de pesos (4.532 millones de dólares) que tiene este 2018 asignados para el área de Protección Civil, presupuesto insuficiente para las reubicaciones, pero además tuvo un recorte de 7,5 por ciento con respecto al año pasado.

Cuando el río suena…
Los colores pintorescos y el olor a río inundan Tlacotalpan. Algunos turistas pasean por la zona, mientras que la "Perla del Papaloapan" muestra su esplendor como Ciudad Patrimonio de la Humanidad.
Pero no siempre ha sido así. Cada año, quienes habitan el municipio deben vigilar el nivel río, que al subir inunda sus casas llevándose todo a su paso. Así pasó en octubre, cuando un desbordamiento más hizo que levantaran sus pertenencias, como una comparsa ya ensayada.
Las mujeres son quienes se convirtieron, sin querer y sin saber, en una especie de comité de protección civil, pues son las que vigilan el río para dar la instrucción de cuando es necesario recoger sus cosas y huir el lugar.
"Las camas, los muebles, se hacen con blocs y se alzan con pitas o con un tapanco […]. La mujer [vigila] porque todo el tiempo está en la casa y él anda trabajando", afirmó Maribel Hernández, en un municipio donde asegura que gran parte de las mujeres se dedican al hogar y otras limpian viviendas ajenas, hacen comida u otros trabajos domésticos.
"Las mujeres se dedican a la limpieza de hogares y amas de casa, las que tenemos niños no podemos disponer de tiempo para trabajar. Algunas pueden y otras no", explica Milagros Vergara Cruz, a quien ya le tocó ver cómo se pierden todas sus pertenencias en una inundación. Ahora las cuida cada vez que el agua sube de nivel.
"Cuando podemos sacar sacamos y cuando no, se nos pierde todo", sentenció.
A ella le gustaría irse de la orilla del río donde vive, dijo, pero la falta de dinero le ha impedido dejar su casa que está rodeada de viviendas construidas en segundos pisos o con cimientos que parecen altos muros.
Contó que algunos gobernantes les han dicho que es necesario reubicarlos, pero nunca se ha realizado ninguna tarea concreta. "La verdad, es que aquí somos todos de escasos recursos. Supuestamente habían dicho que iban a darnos un lugar, creo que no aquí en la orilla. En otro lugar […]. Pero acá, la verdad, es que somos muchos, y creo que no les da el presupuesto. O no sé, la verdad", agregó con preocupación.

Cuba: Llegar a las mujeres que sufren violencia de género
Por Lirians Gordillo Piña
(
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) 

La Habana, enero (Especial de SEMlac).- Ante la ausencia de un sistema de atención nacional articulado, proyectos, servicios e iniciativas puntuales buscan llegar a las mujeres que sufren violencia de género, como punto clave en el abordaje integral de esta problemática social. 
"Las mujeres que consultan por una situación de violencia lo hacen luego de un proceso muy difícil de quebrantamiento del secreto, enfrentamiento de sus propios miedos, amenazas externas, sentimientos de vergüenza y desconfianza en el porvenir, lo que las ubica en una situación de alta vulnerabilidad", reconoce la jurista Perla Delgado.
Pero quienes se animan a buscar ayuda suelen encontrarse con trabas y dificultades en las instituciones que tienen el encargo social de brindarles asistencia.
En el artículo "Desafíos de la prevención y la atención de la violencia en Cuba: algunas consideraciones", la investigadora Magela Romero Almodóvar reflexiona sobre "la falta de capacidades y conocimientos especializados sobre este fenómeno del personal que presta servicios en espacios e instituciones destinados a la atención de las víctimas".
La experta identifica que "las intervenciones se quedan, por lo general, en el plano de la sensibilización o derivación del caso hacia otro servicio u espacio, en el que probablemente ocurra lo mismo, conduciendo de ese modo al proceso de revictimización que popularmente se conoce como peloteo".
Ante esta situación, algunas experiencias brindan orientación, como los Servicios de Orientación Jurídica del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).
Desde el ámbito psicológico, la Consejería para mujeres en situaciones de violencia del Centro Oscar Arnulfo Romero (CEOAR) ofrece apoyo emocional, orientación e información sobre la violencia de género, además de brindar herramientas para fortalecer la capacidad de las mujeres en la toma de decisiones.
Otras acciones convocan a especialistas y actores sociales de distintas áreas para ofrecer una atención integral. Son los casos de la Experiencia piloto de atención integral a la violencia contra las mujeres en el ámbito comunitario, que desde hace un año se realiza en La Habana, y el proyecto Cultura jurídica en clave de género: herramienta para la igualdad y la no violencia contra las mujeres en la provincia Cienfuegos, a 233 kilómetros de la capital.
De manera general, todas estas iniciativas, protagonizadas por especialistas con años de experiencia, tejen redes de trabajo común. Otra constante es el apoyo de organizaciones y organismos internacionales en la materialización de las iniciativas.
El proyecto Cultura jurídica en clave de género es fruto del trabajo sostenido desde 2000 por especialistas de Cienfuegos e integrantes de la Asociación de Juristas de Cuba en esa provincia.
A juicio de Perla Delgado, una de las coordinadoras, el proyecto adquiere relevancia "en términos de capacitación, educación, orientación y atención individual y grupal, propiciándoles a las mujeres las herramientas necesarias para enfrentar sus conflictos, tramitarlos con las instituciones procedentes y solucionarlos".
Llegar a las víctimas y apoyarlas en el complejo camino para salir del ciclo de la violencia de género es también uno de los objetivos de la Experiencia piloto de atención integral a la violencia contra las mujeres en el ámbito comunitario, en la capital cubana.
El proyecto convocó a actores sociales de cinco comunidades periféricas en La Habana (El Canal, Alamar Este, Párraga, Libertad y Buena Vista), a partir del trabajo de los Talleres de Transformación Integral del Barrio (TTIB) existentes en esas localidades, cuya misión es impulsar el desarrollo local.
Las expertas Magela Romero Almodóvar y Clotilde Proveyer Cervantes acompañaron procesos formativos, diagnósticos con perspectiva de género y el diseño en cada barrio de un sistema integral y articulado para la prevención y atención de la violencia contra las mujeres.
"La comunidad es un Estado en pequeña escala. Allí está la policía, el gobierno, la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y el sistema de salud con sus servicios comunitarios. Además, las redes de apoyo más cercanas a la víctima ofrecen mayor confiabilidad, porque ante una crisis o emergencia pueden llegar más rápido", afirma Proveyer.
A partir de un diagnóstico con perspectiva de género se levantó información sobre el número de denuncias hechas en la policía local, los espacios más peligrosos para las mujeres, los sitios de reunión de los hombres y las instituciones y personas a las cuales acudir.
Los cinco grupos gestores de las comunidades diseñaron un modelo de atención que incluye pasos a seguir, contactos y nombres de actores clave para dar acompañamiento a las víctimas.
Durante el primer año de trabajo fueron atendidas un total de 55 mujeres víctimas de violencia.
"Este es el resultado más importante porque son 55 mujeres que hoy sienten que tienen algún apoyo, acompañamiento, asesoría. De ellas, 13 mujeres de las distintas comunidades se encuentran fuera del ciclo de la violencia. Estos datos hablan de nuestro trabajo y, a partir de ellos, podemos diseñar los pasos a seguir", dijo Almodóvar durante la evaluación del proyecto, el pasado 19 de diciembre.
Fortalecer la articulación de actores es una de las intenciones de esta experiencia, que encuentra en el trabajo comunitario un espacio vital, pues "suple muchas veces las fallas de las instituciones que tienen como encargo social atender a las víctimas y que no siempre responden con la celeridad y la eficacia que hace falta", al decir de la académica y profesora Clotilde Proveyer.

De lo local al país
Especialistas, activistas, instituciones y organizaciones comprometidas con erradicar la violencia hacia las mujeres y las niñas en la isla coinciden reconocen avances en los últimos cinco años.
Sin embargo, perviven retos e incomprensiones que limitan el alcance de estas iniciativas y la puesta en marcha de una respuesta integral e integrada que, desde una estructura estatal, convoque a los diversos actores sociales.
Para Delgado, el compromiso profesional y la articulación son elementos fundamentales si se quiere lograr un impacto positivo y duradero. Romper con los prejuicios y la discriminación también impone fomentar la cultura jurídica y un cambio de paradigma respecto a la víctima.
"Muchas veces la atención que reciben las mujeres maltratadas en las instituciones parte de una concepción asistencial y no de derechos, las tratan como personas necesitadas y no como ciudadanas. El punto de partida, en estos casos, es que estas mujeres necesitan un servicio y no que tienen derecho a recibirlo", afirma la abogada.
La aspiración máxima es llegar a todo el país. Según la "Encuesta sobre igualdad de género" 10 mujeres de cada 30 encuestadas (27,9 %) declararon haber recibido algún tipo de violencia física, psicológica, sexual o económica durante los últimos 12 meses, pero la cifra aumenta a 40,5 por ciento cuando el período se abre a "algún momento de su vida".
La investigación nacional realizada por el Centro de Estudios de la Mujer (CEM) de la FMC y la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) en 2016 incluyó una muestra representativa de 19.189 mujeres y hombres de 15 a 74 años e incluye otros temas relacionados con la igualdad de género.
A pesar de esfuerzos y proyectos puntuales que se han ramificado en varias provincias y el recorrido por distintos territorios de la Jornada Cubana por la NO violencia hacia las mujeres y las niñas, las principales experiencias aún se concentran en la capital del país. 
Proveyer cree esencial "llegar a las zonas de silencio", aquellos lugares de la geografía nacional de los que no se tiene información, en los que no existen proyectos, ni acompañamiento.
"No podemos seguir trabajando de manera esporádica, por iniciativas, tenemos que hacerlo en sistema, organizados con una institución del Estado que coordine con intención un trabajo en todo el país. Una entidad que preste servicios de prevención, atención, seguimiento y acompañamiento; que contribuya a cambiar lo que hay que cambiar", convoca la reconocida especialista.

Cuba: Violencia y jóvenes, entre viejos y nuevos criterios
Por Sara Más
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

La Habana, diciembre (SEMlac).- Ideas muy tradicionales ancladas en el legado patriarcal y otras más avanzadas parecen coexistir hoy en la población joven y están condicionando su percepción frente a la violencia machista, trascendió en un panel de reflexión realizado el martes 28 de noviembre en la capital cubana.


"Si bien se reconoce el avance de las mujeres en la sociedad cubana, también se evidencia que esa realidad coexiste con posturas tradicionales y hegemónicas", señaló Idania Rego, del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas (CIPS), durante el panel "Violencias de género ejercidas contra mujeres y niñas. Cuba y Latinoamérica en el cambio de imaginarios sociales a favor de la equidad de género".


El encuentro estuvo organizado por el Centro Oscar Arnulfo Romero (CEOAR) y la Asociación Cubana de las Naciones Unidas (ACNU). EL CEOAR coordina la Jornada Cubana por la No Violencia hacia las mujeres y las niñas, junto a la Federación de Mujeres Cubanas y otras entidades e instituciones aliadas.


Entre los rasgos más tradicionales inscritos en la subjetividad masculina están los del hombre proveedor y protector, de acuerdo con los resultados preliminares de un estudio regional que exploró los imaginarios juveniles acerca de la violencia de género.


Sin embargo, entre las muchachas los modelos se flexibilizan un poco y emergen arquetipos que van desde lo más tradicional, que es ver a la mujer como símbolo de delicadeza y demandante de protección, hasta el modelo que defiende a todo costo su autonomía, igualdad de derechos y oportunidades respecto a los hombres.


La investigación regional, cuyos resultados se difundirán en marzo de 2018, abarcó siete países y fue realizada por la organización no gubernamental OXFAM Internacional y el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso).


En la región de Latinoamérica y Caribe se generan campañas e iniciativas en alianza con organizaciones de mujeres y feministas que apuestan por el cambio de imaginarios sexistas y machistas, además de develar los vínculos existentes entre desigualdad y violencia, precisó la comunicadora Tamara Roselló, especialista de CEOAR.


Algunas de esas experiencias hacen diana en el reconocimiento de los celos como mecanismo de control y no como muchas veces pretender verse, cual acto de amor. "Los celos no son excusa", señala uno de esos mensajes, desde Bolivia, por ejemplo.


En Cuba, la campaña "Eres más", del CEOAR, también busca despertar el interés de la población juvenil con mensajes y actividades que apunten a sus intereses y realidades. 


En ese sentido, es también "una batalla contra nuestros propios demonios", señaló Roberto Miguel Torres, comunicador de CEOAR, en referencia a criterio y estereotipos que todavía se producen y reproducen en detrimento de la autonomía y participación femenina en la sociedad.


Entre otras variantes, se sugirió que la campaña tuviera más en cuenta en sus mensajes a mujeres lesbianas y bisexuales. Igualmente se habló de la necesidad de relacionar a violencia hacia mujeres y niñas con otras vulneraciones como la discriminación por motivo de color de la piel, orientación sexual identidad de género.


Participantes en el debate también identificaron la educación como escenario clave para lograr cambios favorables en la población juvenil, desterrar estereotipos y falsas creencias que alimentan actitudes violentas y discriminatorias por razón de género.

Cuba: Personas trans más vulnerables a la violencia
Por Sara Más
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

La Habana, noviembre (SEMlac).- La falta de un tratamiento y atención adecuados a diversas formas de violencia de género en los servicios de salud denotan también vulneración de los derechos sexuales, señaló la psiquiatra Ada Alfonso, durante un encuentro ente especialistas de ese sector y juristas.
Entre las vulneraciones menos visibles están aquellas que viven las personas LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales), señaló la especialista del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), durante el "Taller de Formación de Competencia para la denuncia de vulneración de derechos sexuales en el sector de la salud", realizado el miércoles 22 de noviembre en la capital cubana.
Detrás de esas actuaciones persisten fuertes prejuicios que conducen a una violencia que puede llegar a ser extrema, sostuvo Alfonso, solo porque estas personas no se ajustan al patrón heteronormativo que prima en la sociedad, agregó.
A ello se suma la poca atención que se ofrece a estos temas durante la formación de profesionales de la salud, que necesitan de cocimientos con tengan en cuenta la teoría de género y el enfoque de derechos humanos, sexuales y reproductivos.
"Muchos de estos casos no se atienden bien en consultas y servicios de salud, lo que denota una violencia aprehendida a partir de una educación que también segrega lo diferente", sostuvo la psiquiatra.
Un escenario de alta vulnerabilidad es el que viven las personas con VIH, porque la primera violencia que experimentan se acompaña del rechazo y el estigma social.
Las personas trans padecen estas situaciones con grandes desventajas, advirtió Andy Aquino Agüero, quien ahondó en los fuertes vínculos que hay entre violencia, VIH y este grupo poblacional que vive vulneraciones a sus derechos y actos de discriminación en los ámbitos familiar, escolar y laboral, fundamentalmente.
El ejercicio temprano de la prostitución, a veces como resultado del rechazo que viven, expone a muchas personas trans al riesgo de la violencia y de adquirir el VIH.
"Hay una naturalización de la prostitución en esta población", describió Aquino al hacer referencia a un estudio que arrojó, además, una concepción de identidad que valora el cuerpo como mercancía y considera muy poco la negociación del condón.
De un total de 4.447 personas que integran la Red Trans Cuba, 74, 8 por ciento se ha prostituido y poco más de la vive con VIH; de acuerdo con datos citadas por el especialista. Esos porcentajes se elevaban notoriamente en la capital del país.
"Sin la inclusión y participación de estas personas es muy difícil que pueda producirse un cambio", sostuvo Alfonso y apuntó que todavía faltan instrumentos legales necesarios como una norma sobre identidad de género y un Código de Familia que contemple todos los tipos de pareja y de familia, entre otros.
Vencer prejuicios, ganar en conocimientos, formación profesional, prácticas y servicios de salud inclusivos, con respeto a los derechos sexuales y reproductivos de todas las personas, fueron algunos de los desafíos identificados en el encuentro. 
Organizado por los Servicios de Orientación Jurídica del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), con apoyo del Centro de Orientación e Investigación Integral (COIN) de República Dominicana, el intercambió sirvió comentar varios de los casos de este tipo que llegan a manos de especialistas de esos servicios del Cenesex por gestión de personas que buscan algún tipo de ayuda.
Liset Mailén Imbert, del equipo de los Servicios de Orientación Jurídica del Cenesex, se refirió a la vulneración de derechos que significa exigir la prueba serológica a una persona que opta a un empleo o un curso, práctica que contradice los tratados y convenios internacionales de los cuales Cuba es signatario.
"Vivir con VIH no es un impedimento para acceder al empleo y cumplir con él", subrayó la jurista.
Muchos de estos y otros temas asociados a vulneraciones de derechos sexuales, reproductivos y otros llegan desde hace una década al Cenesex, precisó el subdirector de esa entidad, Manuel Vázquez Seijido. De 1.300 casos atendidos entre 2013 y 2014, la cifra ascendió a 2.198 entre 2015 y 2016. 
Ivón Calaña Pérez, jefa de los Servicios de Orientación Jurídica de esa institución, explicó que un equipo de juristas tramita y da seguimiento a esas quejas, en coordinación con otras instituciones.
Esos servicios se perfeccionarán con la puesta en marcha de un Sistema de Gestión actualmente en construcción y que, próximamente, cuando esté disponible en la web, permitirá notificar de forma digital cualquier tipo de actuación que atente contra los derechos sexuales y reproductivos.
Esa base de datos digital se alimentará de las solicitudes que se hagan, tendrá alcance nacional y servirá también de valiosa contribución para la investigación y el análisis de tendencias sobre vulneración de derechos sexuales y reproductivos en el país, sostuvo Calaña.
"Será también un soporte digital que apoyará el trabajo científico, institucional, de análisis concretos, con procedimientos rigurosamente organizados", comentó la directora del Cenesex, Mariela Castro Espín.

Davos: Siete mujeres dirigirán el próximo Foro Económico 
Por Gloria Analco
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México, noviembre (SEMlac).- Un enérgico llamado a la acción lanzará a los gobiernos y a las empresas la edición 48 del Foro Económico Mundial de Davos (WEF), para que aceleren la igualdad de género con políticas más audaces, frente al estancamiento en que se encuentra.


Para ser más explícito, el WEF optó porque siete mujeres presidan la próxima reunión de líderes mundiales y empresariales, y ni un solo hombre, en momentos en que el índice global de igualdad de género de ese Foro está mostrando que las brechas de género más desafiantes se presentan en las esferas económica y de salud.


La situación es de tal gravedad, que el Informe Global Gap 2017 del World Economic Forum (WEF) -más conocido como el Foro de Davos- puso al descubierto que la brecha de paridad entre salud, educación, política y del lugar de trabajo "se está ampliando por primera vez desde que comenzaron los registros en 2006".


Dado el continuo aumento de la brecha económica de género en el mundo, el WEF, en sus siglas en inglés, consideró en su último informe -que dio a conocer este mes- que "ahora no se cerrará por otros 217 años" de continuar las cosas como van.


Por ello, para apresurar el paso y lograr el progreso hacia la igualdad en el pilar económico, el cual "se ha frenado drásticamente", el Foro de Davos insistirá al mundo en la relevancia de las estimaciones que encontró en su estudio y que sugieren que la paridad económica de género podría agregar un significativo incremento del PIB a nivel mundial.


Según esas estimaciones, el mundo en su conjunto podría aumentar el PIB en 5.3 billones de dólares para 2025, cerrando la brecha de género en la participación económica en un 25 por ciento.
Por países, China podría experimentar con la paridad de género un aumento del PIB de 2.5 billones de dólares para entonces; el Reino Unido, 250.000 millones; EE.UU., 1.750 millones; Japón, 550.000 millones; Francia, 320.000 millones, y Alemania agregaría a su PIB 350.000 millones de dólares.


En 2017, la brecha entre mujeres y hombres en la participación económica siguió siendo amplia, al cerrarse sólo el 58 por ciento de esa brecha contra el 59 por ciento en 2016, y significó el valor más bajo medido por el índice del Foro de Davos desde 2008.


En el ranking global, México está posicionado en el lugar 81 de 144 naciones evaluadas por el Foro de Davos sobre cuatro ejes: participación y oportunidades económicas, acceso educativo, salud y supervivencia, y empoderamiento político.


En conjunto, tales ejes arrojaron una brecha de género en 2017 de 68 por ciento, que al ritmo actual de progreso, la brecha global de género de todos los ejes puede cerrarse en 61 años en Europa Occidental, 62 años en el sur de Asia, 79 años en América Latina y el Caribe, 102 años en África Subsahariana, 128 años en Europa del Este y Asia Central, 157 años en el Medio Oriente y África del Norte, 161 años en el este de Asia y el Pacífico, y 168 años en América del Norte, donde se encuentra México.


Sobre la brecha económica de género, menciona que mientras una mujer mexicana gana 11.861 dólares anuales, un hombre recibe 23.913 dólares cada año por el mismo empleo.


Para lograr mejorar la paridad de género y generar dividendos económicos importantes a nivel global -según el Foro de Davos-, las empresas deben priorizar la igualdad de género como "un imperativo económico y un acto moral crítico", ya que considera que las decisiones que se toman todos los días "impactan la igualdad de género en todo el mundo".


Por ello, para promover que los gobiernos y las empresas mejoren la paridad de género, la próxima reunión del Foro Económico Mundial estará presidida sólo por mujeres, incluidas la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, la primera ministra noruega, Erna Solberg, y la presidenta ejecutiva de IBM, Ginni Rometty.


Es histórico que esas reuniones, que se celebran anualmente en la estación suiza de Davos, han carecido de representación femenina suficiente, como lo mostró la que se celebró este año con la asistencia de sólo el 18 por ciento de mujeres.


Ahora, la reunión de Davos, una de las citas más importantes a nivel económico y político en el mundo, estará dirigida por siete mujeres que fungirán como copresidentas del evento de cuatro días, del 23 al 26 de enero del próximo año.


Además de las ya mencionadas, las restantes copresidentas serán Sharan Burrow, secretaria general de la Confederación Internacional de Sindicatos, Isabelle Kocher, consejera delegada de la empresa ENGIE, Chetna Sinha, presidenta de la Fundación Mann Deshi, y Fabiola Gianotti, directora general de la Organización Europea para el Análisis Nuclear.


Ellas conforman un grupo selecto de políticas y presidentas de importantes empresas, y en estos momentos están diseñando el programa y dirigiendo las discusiones para afinar el tema de la próxima conferencia, el cual será: "Explorar las causas y las soluciones de las fracturas políticas, económicas y sociales que afronta la sociedad global", con énfasis en la igualdad de género.


En el Foro Mundial Económico del próximo mes de enero habrá unos 3.000 participantes de más de 100 países, quienes debatirán ese tema y esta vez las voces de las mujeres deberían oírse muy alto.


El FMI, que dirige Christine Lagarde, una de las copresidentas de la próxima conferencia de Davos, ha puesto el acento en estos años en la necesidad "macroeconómica y social" de empoderar a las mujeres y estimular su inclusión en el mercado de trabajo.


Según el FMI, las mujeres representan el 40 por ciento de la fuerza de trabajo a nivel global, con grandes disparidades en regiones como Oriente Próximo, donde apenas supone el 21 por ciento.


Para el Foro de Davos, este año ha aumentado la disparidad entre sexos y considera que haría falta un siglo para que sean eliminadas esas diferencias, frente a los 83 que eran necesarios un año antes.


El informe recalca que las brechas con menos posibilidades de cerrarse son las esferas económica y de salud, mientras que la brecha de género de la educación podría reducirse a la paridad en los próximos 13 años, en tanto que la política tiene actualmente la mayor brecha de género, pero también es la que muestra el mayor progreso, y la cual podría cerrarse en 99 años.


También señala que la brecha en materia de salud es mayor de lo que era en 2006, cuando el Foro de Davos empezó a realizar estas mediciones, y si bien todas las regiones del mundo registran una brecha de género más estrecha que hace 11 años, considera que se seguirán necesitando más esfuerzos para acelerar el progreso.


En la próxima cita del Foro de Davos se echará toda la carne al asador para lograr un gran despliegue a favor de las mujeres, la otra mitad de la población mundial, lo cual puede tener una gran influencia en el crecimiento económico, la competitividad y en la preparación para el futuro de las economías y las empresas de todo el mundo.

México: Más mujeres en prisión por delitos contra la salud
Por Gabriela Ramírez
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Cd. de México, noviembre (SEMlac).- El encarcelamiento de mujeres por delitos contra la salud en el fuero común ha aumentado en 103 por ciento durante los últimos dos años. En el fuero federal, los delitos de drogas son la primera causa de privación de la libertad de mujeres.


Así lo devela la investigación "Políticas de drogas, género y encarcelamiento en México: una guía para políticas públicas incluyentes", presentada el 14 de noviembre por la organización EQUIS Justicia para las Mujeres.
El documento se expone la situación que viven las mujeres privadas de la libertad por delitos relacionados con drogas desde un enfoque interseccional, es decir haciendo un análisis de diversas discriminaciones derivadas de alguna condición de discapacidad, orientación sexual, nacionalidad u origen étnico. Además, se realizan recomendaciones respecto al marco normativo y las políticas dirigidas a esta población.


De acuerdo a solicitudes de acceso a la información sobre mujeres privadas de la libertad por delitos contra la salud, hay solo 18 mujeres indígenas en prisiones federales y 61 mujeres indígenas en prisiones estatales.
Respecto a mujeres extranjeras, la autoridad federal y las estatales señalan que hay 68 mujeres en reclusión, provenientes principalmente de Estados Unidos de América y Colombia. Las respuestas de las autoridades penitenciarias sobre mujeres con discapacidad y de la comunidad LGBTI demostraron un desconocimiento de las necesidades de estas poblaciones y sus obligaciones respecto a ellas.


En entrevistas realizadas por el equipo de investigación, se ha documentado que las mujeres muchas veces son víctimas de tortura en el momento de su detención, encontrando como factor común la tortura sexual. Entre los métodos utilizados, las mujeres relataron que fueron asfixiadas con bolsas de plástico, golpeadas, amenazadas física y sexualmente o fueron obligadas a desnudarse ante los agentes del Estado.


Las que participan en este tipo de ilícito, señala el documento, viven en condiciones de pobreza, provienen de zonas marginadas y entran a este negocio por dos causas principales: porque son convencidas por sus parejas sentimentales o por dar una mejor calidad de vida a sus hijos e hijas.


En la presentación de esta guía participaron Nadia Sierra, de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN); Coletta Youngers, de Washington Office on Latin America, International Drug Policy Consortium; Ana Pecova, Directora Ejecutiva de EQUIS Justicia para las Mujeres A.C; Corina Giacomello, de la Universidad Autónoma de Chiapas y EQUIS Justicia para las Mujeres A.C; Isabel Erreguerena Citeri, de EQUIS Justicia para las Mujeres A.C; Isabel Blas Guillén de EQUIS Justicia para las Mujeres A.C; Natacha Lopvet, Mujeres por la Justicia y Aram Barra, de Open Society Foundations.


Un día antes, la organización Oficina en Washington para Asuntos de Latinoamérica (Wola) había presentado tres cortometrajes sobre la historia de mujeres recluidas por delitos de drogas en Oaxaca.

México: Programa duplicará créditos para emprendedoras
Por Gloria Analco
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Cd. de México, noviembre (SEMlac).- "No puede dejarse de lado el talento de las mujeres, el cual es crucial para la economía del país", afirmó Lorena Cruz Sánchez, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), durante un evento donde el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, anunció que el Programa "Mujeres PYME" duplicará los créditos en apoyo a las emprendedoras para diciembre de 2018.


Cruz Sánchez dijo que el apoyo a las mujeres es uno de los grandes desafíos en el país, pues solo 47 por ciento de las mexicanas en edad productiva son parte de la fuerza de trabajo, en comparación con 67 por ciento promedio de la OCDE.


Meade dijo que, hasta la fecha, el Programa Nafin ha otorgado 7.110 créditos por un monto de 6.642 millones de pesos (390 millones de dólares), en apoyo a 6.823 empresas de mujeres y para fines del próximo año la meta es llegar al menos a 14.000 créditos, por un monto aproximado de 12.000 millones de pesos (705 millones de dólares) en los próximos meses.


El secretario de Hacienda señaló que las mujeres son más puntuales en sus pagos que los hombres, tras mencionar que estudios de la Comisión Económica para América Latina (Cepal) reflejan que las mujeres presentan una menor tasa de impagos en comparación con los hombres, lo cual "hace sentir cómoda a la banca de desarrollo".


A su vez, la titular de Inmujeres subrayó, ante los secretarios de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, y de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, que "no podemos desperdiciar la oportunidad histórica que hoy tenemos con la población femenina en edad de trabajar, no sólo la más grande que ha tenido el país, sino también con los mayores niveles educativos, lo que llamamos 'bono de género'".


Si las mujeres tuvieran la misma participación que los hombres en el mercado laboral, el impulso potencial para la economía sería de 26 por ciento más en el PIB mundial anual y para América Latina podría significar un aumento entre 14 y 34 por ciento del PIB regional, manifestó.


Ante mujeres empresarias, titulares de institutos de mujeres de la República, representantes de la banca comercial y de organizaciones de la Sociedad Civil, Cruz Sánchez recalcó que, en el caso de México, reducir la brecha de género en el mercado laboral se traduciría en un aumento aproximado de 1.100 dólares del PIB per cápita para 2040.


Al comentar sobre los avances del Programa de Nafin "Mujeres PYME", que otorga créditos desde 50.000 hasta cinco millones de pesos (294.000 dólares), con el esfuerzo conjunto de la Secretaría de Hacienda, Nafin, la Secretaría de Economía y a través del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) e Inmujeres, Cruz Sánchez dijo que los avances logrados muchas veces no son suficientes.


Los datos duros señalan que solo 2,5 por ciento de las empresas son propiedad de mujeres, agregó, la mayoría micronegocios, y por ello consideró urgente adoptar medidas para que cada vez más las mujeres puedan emprender y propiciar que sus negocios crezcan.


El Programa "Mujeres PYMES" fue anunciado por el Presidente Enrique Peña Nieto en marzo de 2016 y 98,6 por ciento de las mujeres beneficiadas han recibido créditos como emprendedoras por primera vez.
La titular de Inmujeres subrayó que, a fin de que los proyectos productivos de las mujeres "no se queden en el camino", el Gobierno de la República tiene un propósito muy claro: "Fortalecer las políticas públicas que les permitan a las mujeres mexicanas incidir en la producción de bienes y servicios con éxito".


Para ello, señaló, "tenemos que conocer y entender mejor los retos que enfrentan las empresarias, y brindarles un mosaico de oportunidades de financiamiento y de capacitación que permita a más mujeres emprender, fortalecer o consolidar sus negocios".


Precisó que la política nacional de igualdad busca fomentar el empoderamiento y la autonomía económica de las mujeres mediante diversas medidas, planes y programas para superar los obstáculos al apoyo a las mujeres.


Por su parte, Guajardo reconoció que se deben fortalecer las bases de formación de las mujeres para crecer como país.


Durante el evento fueron proyectados tres videos con testimonios de mujeres beneficiadas por el Programa "Mujeres PYME", en los cuales quedó constancia de los obstáculos que ellas han enfrentado para recibir apoyo crediticio y emprender sus proyectos.


Del total de mujeres ocupadas, 66 por ciento son trabajadoras asalariadas, 22, 5 por ciento trabajan por cuenta propia, 6, 9 por ciento son trabajadoras no remuneradas, 2, 5 por ciento son empleadoras y 2,1 por ciento son trabajadoras subordinadas que reciben percepciones no salariales, según estadísticas sobre la participación económica de Inmujeres.


El porcentaje de mujeres empleadoras que se encuentra en el sector informal es ligeramente mayor que el de hombres: 38,6 por ciento de ellas y 36,2 por ciento de ellos, mientras que en el sector formal se ubica 61,4 por ciento de las empresarias y 63,8 por ciento de los empresarios.


El nivel de ingresos de las mujeres empleadoras es menor que el de los hombres empleadores. En el rango de más de dos y hasta tres salarios mínimos de ingreso se encuentra 20, 8 por ciento de mujeres empleadoras contra 24, 2 por ciento de los empleadores.


En contraste, 27, 5 por ciento de ellos y 21, 4 por ciento de ellas tiene como nivel de ingresos más de tres y hasta cinco salarios mínimos. La proporción de hombres empleadores que ganan más de cinco salarios mínimos asciende a 22, 7 por ciento, mientras que en mujeres empleadoras llega a 20, 6 por ciento.

Dominicana: Plan Nacional Contra la Violencia de Género: ¿fin de los feminicidios? 
Por Mercedes Alonso Romero
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Santo Domingo, noviembre (SEMlac).- Tras realizar un diagnóstico basado en más de siete planes nacionales ejecutados por diferentes instituciones, el Ministerio Público presentó, en la voz del procurador general de la República Jean Rodríguez, un Plan Nacional contra la Violencia de Género, con el cual buscan enfrentar los delitos relacionados a la violencia de género y reducir los feminicidios.


SEMlac tuvo acceso al documento, en el cual se plantea que fue necesario efectuar un levantamiento interno sobre la capacidad instalada en las diferentes dependencias del Ministerio Público, incluyendo instalaciones físicas, personal y procesos; además de estudios e investigaciones en torno a los agresores y las víctimas.


"Como podrán ver, después de haber agotado un proceso riguroso y metódico, estamos presentando un plan nacional cuyo elemento diferenciador es que está enfocado a la acción con medidas concretas y con visión integral", expresó Jean Rodríguez y sostuvo que los objetivos están orientados a "prevenir, generando conciencia; a perseguir, fomentando las denuncias ante las autoridades competentes; y a garantizar, mediante lineamientos de actuación, una atención a las víctimas más efectiva".

Persecución penal


De acuerdo a lo informado por el procurador, una de las propuestas fundamentales de este plan es lograr mayor efectividad en la persecución penal, por lo que incluye la implementación de una guía para la atención e investigación y un programa de capacitaciones para los fiscales con casos prácticos y la evaluación de los resultados. 


Pero, por encima de todo, se instruyó la prohibición absoluta de la entrega de citaciones, órdenes de protección y de arrestos a los imputados por parte de las víctimas, erróneo hecho que propició muchos de los asesinatos cometidos. 


Un trabajo publicado por Listín Diario el sábado 18 de noviembre refiere que la mayoría de los hombres responsables de los 111 casos de feminicidios del pasado año escaparon de la justicia, 23 por ciento se suicidó, según el informe "Feminicidios en República Dominicana durante 2016".


Agrega que unos 144 niños perdieron a sus madres, menores que se describen como "víctimas invisibles de los feminicidios", en quienes los síndromes de estrés postraumático, trastorno del apego, problemas cognitivos, retraso en el aprendizaje del lenguaje y problemas de conducta y sociales se multiplican.


El informe citado por Listín Diario puntualiza que de los 144 niños y niñas huérfanos por esta causa, 116 son menores de edad entre los 20 días de nacidos y los 17 años.

En marcha el plan 


El Plan Nacional contra la Violencia de Género fue presentado el pasado 8 de noviembre por Jean Rodríguez, en el Auditorio de la Procuraduría General de la República, y contó con la presencia de representantes de los ministerios de Educación, Salud Pública, Mujer, Cultura, el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani) y la Policía Nacional. 


El procurador general expuso "que se pondrán en marcha una serie de acciones en coordinación con el Ministerio de Salud Pública para detectar el problema a tiempo, a través de la implementación de un protocolo en los más de 2,600 mil centros de salud que identificarán los posibles agresores y víctimas, reportando una alerta al Ministerio Público que recibirá la debida atención".


Con la vinculación de los actores restantes, el máximo representante del Ministerio Público concluyó "que esta lucha es a largo plazo y es una lucha de todos, que involucra al gobierno, a las más altas autoridades e instituciones del Estado, muchas de ellas representadas aquí, la clase empresarial, los medios de comunicación, la sociedad civil, y las asociaciones de mujeres que hacen una gran labor apoyando a las víctimas".
El fortalecimiento de la "atención al usuario prestada por la Línea Vida" se consolida con la extensión de los horarios de servicio, en lugar de ser de 8 am. a 5 pm., y solo en el Distrito Nacional, abarcará 24 horas los 365 días del año, con cobertura nacional.


Las medidas asumidas incluyen la apertura de 14 nuevas unidades de atención a víctimas de violencia de género; adecuación de las 19 existentes y la extensión del horario de atención a usuarios de todas las unidades, las cuales trabajarán hasta las 12 de la medianoche, logrando que incluya a todo el territorio nacional.


Protestas


Este primero de noviembre, la capital dominicana fue escenario de una gigantesca marcha convocada por el Ministerio de la Mujer, donde se dieron cita titulares de instituciones públicas, privadas, ministerios; así como hombres y mujeres que enarbolaron la consigna: "Detener la violencia contra las mujeres también es cosa de hombres".


La ministra de la Mujer Yanet Camilo llamó a ser "embajadores de paz para detener la violencia de género que afecta a todas las familias dominicanas: Estamos esperanzados porque hemos logrado que autoridades públicas y privadas, sociedad civil u organizaciones sin fines de lucro nacionales e internacionales se hayan unido a este proyecto que busca una mejor masculinidad", subrayó.


Esta marcha dio inicio a las actividades conmemorativas al mes de la no violencia contra la mujer. República Dominicana se aproxima a similares estadísticas que la ubicaron en 2014 como el tercer país de Centroamérica y el Caribe con mayor tasa de feminicidios. 


El mes de octubre del presente año concluyó con 170 asesinatos de mujeres, por causa de violencia de género o violencia intrafamiliar. ¿Podrá la ejecución del Plan Nacional contra la Violencia de Género detener esta tragedia nacional?

Argentina: La violencia online: un desafío de las políticas públicas
Por Norma Loto
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Buenos Aires, noviembre (SEMlac).- La digitalización de la vida cotidiana es un terreno de doble análisis. Por un lado, se sabe que el presente digital ha multiplicado oportunidades para la comunicación, acerca conocimientos y a la vez ha introducido nuevos riesgos.


En el caso de las mujeres, son múltiples las formas de violencias que sufren en el universo digital, como el grooming, la difusión de imágenes no consentidas, el acoso virtual o el sexting*, prácticas cada vez más extendidas en la vida online. En este contexto, la Asociación por los Derechos Civiles (ADC), en colaboración de Fundación Activismo Digital, presentaron el documento "Estado de la violencia online contra las mujeres en Argentina. Informe presentado ante la Relatoría Especial de Naciones Unidas sobre violencia contra la mujer".


En el documento se destaca la necesidad de crear políticas públicas orientadas a disminuir la violencia hacia las mujeres en el contexto digital, para lo cual se debe tener en cuenta que la violencia hacia las mujeres online no es un fenómeno de nueva especie, sino que se manifiesta como un correlato de la violencia hacia las mujeres que existe en nuestra sociedad.


"Una política pública con fines de combatir la violencia de género en el espacio digital no debería diseñarse pensando solamente en esta faceta más novedosa, sino que debería incluirse como parte del Plan de Erradicación de Violencia hacia las Mujeres", subraya el documento. 


En tanto, Jeannette Torrez, socióloga e investigadora del área digital de la ADC y autora del informe, subraya que "la violencia de género existe como un correlato de una violencia que ya existe offline y que se asienta sobre una distribución desigual de poder entre varones y mujeres, generando infinidad de consecuencias en nuestras pautas de socialización y el modo en que nos relacionamos".
A la vez que califica de "alarmante" la falta de denuncias provocada, principalmente, por la vergüenza o humillación de la víctima, la escasez de profesionales idóneos (policías, fiscales, abogados) y el limitado acceso a la justicia por parte de las mujeres.


En Argentina no hay estadísticas oficiales de acoso virtual y difusión no consentida de imágenes íntimas y para el desarrollo de este informe ADC contó con la colaboración de la Fundación Activismo Feminista Digital, que detalla algunas causas por las que muchas víctimas no hacen la denuncias.


Algunas de esas razones son: la falta de conocimiento del derecho que asiste a las personas damnificadas; la dificultad del acceso a la denuncia, el maltrato en la atención de la víctima en las dependencias de prevención primaria; el descreimiento del rol del Estado (Policía o Justicia) como operativo y eficaz en estos casos; el costo del impulso del proceso judicial posterior.


El mencionado informe enfoca también en la ineficacia de la única respuesta por parte del Estado: el punitivismo, ya que no resuelve la complejidad del problema. Por lo tanto, advierte que es necesario la urgente creación de "políticas públicas que persigan objetivos adicionales a la penalización: la educación, prevención, capacitación de operadores judiciales, concientización social y empoderamiento de la mujer en el uso de las tecnologías".


A la vez que subraya la necesidad de un diseño de políticas públicas que apunte a la erradicación de la violencia hacia las mujeres a partir de los rasgos multidimensionales, ya que es sustantivo considerar los contextos culturales de las mujeres, su diversidad en edad y acceso a educación para el abordaje de cualquier problemática relativa a estos temas.

Nicaragua: Cyber activismo y agresiones sexuales, un estallido que no va a parar
Por Sylvia R. Torres
(
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Managua, noviembre (SEMlac).- Durante las últimas semanas, las redes sociales Facebook y Twitter han estado activas con el hahstag, o el organizador de conversaciones de Twitter, #YoTeCreoCinthia. El mensaje surgió luego de que, en julio de 2017, Cinthya Zeledón Rocha denunciara, a través de un blog, que su ex amigo Néstor Tellería la violó, cuando ella tenía 17 años. 


El mensaje se fue viralizando, con lo cual se multiplicaron tanto las expresiones de apoyo y testimonios de amistades de Cinthya que habían oído la denuncia en pequeños círculos, o de mujeres que, aunque no la conocían, se identificaban con ella y ofrecían su respaldo. De igual manera se pronunciaron defensores del acusado, que señalaban a la joven de feminista, mentirosa, de haber consentido la relación, de ser busca fama, culpable por haber tomado cervezas con Tellería y otros insultos impublicables.


La joven interpuso una denuncia por violación, pero antes de que la acusación siguiera su curso en los juzgados, Tellería contraatacó con una contra demanda por injurias y calumnias. Para las personas entendidas en Derecho, la aceptación de la causa que empezó a ventilarse en los juzgados, antes que el juicio por violación, constituye una anormalidad, ya que el sistema judicial se rige por una máxima que dice: primero en tiempo, primero en derecho.


Esto provocó encendidos debates y la discusión saltó a los medios tradicionales de comunicación y a las calles. Cnthya fue citada como acusada. Las redes se incendiaron con el mensaje escrito o pequeños videos con mensajes como "Yo te Creo Cynthia" o "Si nos tocan a una, nos tocan a todas". Mientras tanto, el día en que la víctima fue citada como acusada, grupos de mujeres con carteles se apostaron en las afueras del juzgado a manifestar su apoyo a la joven.


Cinthya expresó en su blog Ciudadana inconformista que su decisión de publicar una denuncia se fortaleció al ser invitada a participar en una investigación sobre el tema y asistir a talleres sobre violencia. Es un asunto de coherencia, escribió: "si tengo herramientas para hablar de la violencia en contra de las mujeres, con una mirada en las mujeres de mi generación, tengo que hacerlo, porque si no lo hago yo, ¿quién?".


Un informe del Instituto de Medicina Legal reportó haber realizado 5.596 peritajes por delitos sexuales. Pero no todas las agresiones de este tipo son denunciadas. Este año, después de hacerse pública la denuncia de la joven mujer, otras ocho jóvenes que habían preferido callar hicieron denuncias similares. 


El 10 de noviembre, Néstor Tellería, acompañado de su familia, ofreció un desayuno conferencia de prensa para dar su versión del caso, mostrando mensajes cruzados con la joven después de la agresión, lo mismo que felicitaciones por su cumpleaños. Según Cinthya, la violación tuvo lugar en un bar, mientras ella estaba inconsciente. Después de tomar tragos con el joven, ella despertó en un cuarto de hotel, sola, llena de sangre y con algo pegajoso sobre su cuerpo. 


"Después del evento -dijo-- intenté asumir la postura de la mujer fuerte frente a mis amigas. No quería que me vieran llorar, no quería que se sintieran culpables por algo que estaba incluso fuera de mi propia voluntad. Les dije que ya no me sentía un pedazo de basura, una vagina con patas, un cuerpo abusado. 


"Les dije que fue durísimo sobrevivir. Que acercarme a nuevos espacios, nuevas experiencias, nuevos lugares de pensamiento, fue lo que me dio herramientas para poder contarles. Les dije: ahora me siento distinta, valiente, apoyada. Voy a hablar para que otras no callen".


Durante una comparecencia en el programa radial "Cuerpos Sin-vergüenzas", Gema Manzanares, feminista del grupo EnRedadas, dijo que las jóvenes prefieren denunciar por vía de las redes sociales, pues muchas estas "hartas" de que el sistema no les haga justicia. 


"En Facebook y en Twitter tu mensaje llega al público, sin mediaciones de periodistas machistas, que se mofan de las víctimas y las descalifican con preguntas como: ¿por qué no lo dijiste antes?, o ¿para qué te expusiste al tomar licor en compañía de hombres? Este tipo de cuestionamientos quita el foco sobre el agresor y lo coloca sobre la víctima, tratando de escarnecerlas", señaló. 


"Las mujeres -continuó-- optan por denunciar en las redes, porque es una plataforma que llega a múltiples personas y crea indignación social. Al mostrar la cara de los agresores, estos reciben una sentencia social, porque las instituciones no dan respuesta a las denuncias de las mujeres".


Por su parte, Yahaira Gutierrez Orozco, del Observatorio de Violencia, quien también asistió al programa "Cuerpos Sin-vergüenzas", agregó que después de la experiencia obtenida con la denuncia de Cinthya ha aprendido que la acción colectiva tiene fuerza, aunque haya personas que le resten importancia al cyber - activismo.


La denuncia de Cinthya ha tenido un efecto ola, una solidaridad inesperada, dijo, y ha dejado lecciones. "He aprendido que, tras una denuncia de este tipo, aunque haya una reacción de apoyo a la denunciante, también existirá mucha gente que apoyará al agresor. Este no tiene ni que abrir la boca, ya tiene un público que lo defiende. En el caso de los medios tradicionales, muchos de los periodistas son hombres y, para para los machistas, el hecho de que Cinthya hable con firmeza y tenga fuerza indica que no fue violada. Ellos tienen un lenguaje de presunción eterna, pero las mujeres no tienen el beneficio de presuntas. Siempre son culpables de la violencia".


EnRedadas desarrollará el año próximo una escuela feminista itinerante, para enseñar a las jóvenes a defenderse del acoso digital. Mientras tanto, desde el Observatorio trabajan en el desarrollo de una plataforma virtual que permita hacer visible el acoso callejero y sexual, hacer denuncias con seguridad y educar sobre el tema. Como resultado, esperan contar con un Mapa de la violencia e impulsar cambios sociales. Por ejemplo, dice, mostrar los puntos donde ocurren más denuncias y que se tomen medidas al respecto. 

Página 1 de 8
Volver