Género

Género (363)

Por Norma Loto
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Buenos Aires, agosto (SEMlac).- Tras el objetivo de crear una red americana de periodistas con visión de género, se reunieron en Buenos Aires, los días 29 y 30 de julio, colegas de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay, Perú y Uruguay.
El Encuentro fue organizado por la Red Internacional de Periodismo con Visión de Género en Argentina -RIPVG en Argentina-, que integra un espacio global: la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género. 
La Red Internacional de Periodistas con Visión de Género funciona desde 2005 y reúne a periodistas y especialistas en comunicación que trabajan en la construcción de un periodismo inclusivo. Es un espacio de sinergia y está integrada por periodistas y profesionales de la comunicación de 38 países.
El eje del encuentro realizado en Buenos Aires fue debatir sobre los avances y obstáculos de cada país en relación con la labor periodística y el respeto de la información con eje en los derechos. A la vez, propuso la creación de un espacio regional que articule y potencie estrategias para el buen tratamiento en los medios de comunicación de temas relacionados con los derechos de las mujeres, niñas y niños.
La jornada inaugural se realizó en la sede de la Defensoría del Público y contó con las palabr
Por Sara Lovera
(
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
México, agosto (Especial de SEMlac).- El trabajo doméstico, ese que no se ve, que está en el otro lado de la línea de ensamble, aporta a la economía nacional entre 20 y 30 por ciento del Producto Interno Bruto, según Luz Rodea, politóloga de la Universidad Nacional Autónoma de México, la casa de altos estudios públicas más grande del país.
Este trabajo que realiza el 47,4 por ciento de las mujeres mayores de 12 años en México, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), no se paga ni tiene valor social. Se le ve como parte de la naturaleza femenina.
La Procuraduría Federal del Consumidor calcula un salario de 40.000 pesos (2.150 dólares) al mes, si se pagara el trabajo doméstico.
Las estadísticas revelan el esfuerzo sobrehumano de las mujeres, afirmó la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, Lorena Cruz Sánchez, a propósito del Día Internacional del Trabajo Doméstico, que se conmemora cada 22 de julio, tras ser instituido por el Segundo Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe realizado en Lima, Perú (1983).
Para Luz Rodea, jefa de Contenidos del portal Techo México, se estima que el trabajo doméstico no remunerado equivale a 21,7 por ciento del PIB nacional.
Aunque esta cifra suele variar entre el 20 y 30 por ciento, de acuerdo con el estudio realizado, la contribución por este trabajo que nadie ve ni paga es mayor al de las industrias petrolera o turística, ambas con menores del 15 por ciento del PIB.
La especialista en pobreza en México explica que la evaluación del trabajo doméstico no remunerado se basa en la valuación de las actividades realizadas por las mujeres al cuidado de sus familias en los hogares, considerando no solo el valor que tienen en el mercado remunerado -es decir, en cuánto se cotizan en el mercado cuando las realizan empleadas externas en servicios de limpieza, enfermería, educación, preparación de alimentos, administración, etcétera--, sino en el impacto directo que tienen sobre la productividad de las personas que ellas cuidan y resultan productivas en sus lugares de trabajo.
La información de INEGI establece que, en México, 85 de cada 100 personas de 12 años o más dedican tiempo a realizar alguna actividad de trabajo doméstico en los hogares, de ellas son mujeres seis de cada 10 (58,8 %), y a partir de los 25 años de edad las mujeres dedican más de 20 horas en promedio a la semana a los quehaceres del hogar.
Explica el INEGI que si bien el concepto de trabajo doméstico considera dos vertientes: el trabajo no remunerado y el remunerado, en ambos casos se trata de una labor invisible, sin reconocimiento social, con jornadas largas y desvaloradas.
Lo que hacen las mujeres hasta en 47 por ciento, en sus casas, por sus familias, ni siquiera se considera una labor con valor económico y social, sino una obligación casi "natural" de ellas.
De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre el Uso del Tiempo (ENUT) 2014, al trabajo de cuidado se dedican 33,4 horas a la semana; pero el promedio es más alto para las mujeres (47,9 horas), que el de los hombres, de 16,5 horas a la semana.
Del total de horas dedicadas al trabajo doméstico y de cuidados no remunerado, los hombres contribuyen con 22,8 por ciento, mientras que las mujeres realizan el restante, 77,2 por ciento.
Es decir, a diferencia del tiempo dedicado al trabajo para el mercado, donde los hombres duplican el tiempo promedio a las mujeres; en el trabajo no remunerado de los hogares las mujeres de 12 años y más triplican el registrado por los varones.
El trabajo de cuidado, calificado por la ONU de sostén básico de la economía de un país, se refiere al total de horas a la semana dedicadas a preparación y servicio de alimentos para el hogar, limpieza de la vivienda, limpieza y cuidado de ropa y calzado del hogar, mantenimiento, instalación y reparaciones menores de la casa y otros bienes del hogar.
Además, compras para el hogar, pagos y trámites, gestión y administración, cuidados de personas dependientes por discapacidad, enfermedad crónica o temporal; integrantes del hogar de cero a cinco años, no dependientes; integrantes del hogar de 15 a 59 años no dependientes, e integrantes del hogar de 60 años y más, no dependientes.
La participación de hombres y mujeres es diferente según las actividades desarrolladas; las mujeres dedican más tiempo al cuidado de otros miembros de la familia (20,1 horas a la semana) y a la preparación de alimentos (13,7 horas); mientras que la única actividad donde los hombres dedican más horas que las mujeres es el mantenimiento y mejoras a la vivienda, 1,9 horas.

Devolver la dignidad
Para Yadira Sandoval, promotora de las Constituyentes CDMX, exfuncionaria capitalina, el trabajo de las mujeres en casa ha sido parte de un sistema patriarcal que es preciso alterar para devolver a las mujeres su dignidad.
Se trata de que el Estado no sólo lo reconozca, sino que desarrolle políticas públicas que solucionen el desequilibrio entre hombres y mujeres, sostuvo
"Mientras no se democratice el trabajo doméstico en el hogar, mientras no se traslade la responsabilidad y la corresponsabilidad del Estado en la política del cuidado, no podremos estar del todo en el espacio público si ellos no están de forma igual en el espacio privado", expresó.
Indicó que la participación de las mujeres en el mercado laboral se ha incrementado; sin embargo, agregó, el trabajo doméstico continúa "bajo nuestra responsabilidad, las dobles y las triples jornadas laborales, llegan a ser hasta de 76 horas semanales en promedio".
Teresa Cortés Fiesco, líder coordinadora del proyecto Autonomía Económica del Inmujeres CDMX, dijo que es importante reconocer y enfatizar el valor que tiene el trabajo doméstico no remunerado.
Pues ello "nos dice del espacio que las mujeres ocupamos, las desigualdades que se generan por estar en la casa y el no acceso al trabajo en igualdad de circunstancias con los hombres", refirió.

La economía nacional beneficiada
Luz Rodea, politóloga de la UNAM, va más allá, los análisis que tratan de explicar la pobreza femenina "nos llevaron a este punto" cómo el trabajo de cuidado influyen en el mercado al dejar vulnerables o desatendidos a los trabajadores, obreros o estudiantes si no fueran realizados por alguien y en qué forma remunerarían las empresas a las personas que las realizan en un supuesto escenario donde las madres -o personas encargadas del cuidado- cobrarán por sus servicios.
Por otro lado, la Procuraduría Federal del Consumidor ha calculado en 40.000 pesos mensuales (2,150 dólares) el pago que debiera darse a un ama de casa por todas las labores que desempeña.
La cifra se obtuvo con la suma de los costos de administración de economía doméstica, limpieza del inmueble, lavado y planchado de ropa, lavado de trastes, elaboración de tres comidas familiares al día, pago de servicios, realización de trámites, jardinería, costura, reparaciones, cuidado de personas adultas mayores, enfermas, discapacitadas, infantes y bebés. 
Porque si ella no lo hiciera, habría que pagarle a alguien.
La especialista explicó que esta medición ha comenzado a ser considerada por distintos países para la generación de políticas públicas y económicas de las mujeres, así como para entender las dinámicas poblacionales.
El INEGI desde 2011 empezó a tomarlo en cuenta en sus estadísticas, dijo, lo que habla de una nueva visión de cómo vivir el desarrollo en las distintas regiones de México.
Habría que considerar, por ejemplo, los territorios con altos índices de pobreza donde las mujeres se dedican al cuidado de animales y cultivos, las políticas que les permiten acceder a la tierra, créditos o recursos tecnológicos, maquinaria, materia prima o los relacionados con actividades de producción.

Conversatorio en Tlalpan

A propósito del 22 de julio, en la delegación Tlalpan, de la Ciudad de México, se llevó a cabo el conversatorio: "Cuidado de la Vida, Trabajo Doméstico y Economía del Cuidado", en el que participaron especialistas y académicas con la finalidad de describir y materializar el esfuerzo que requiere el trabajo doméstico y crear condiciones de igualdad para hombres y mujeres.
De acuerdo con cifras del Instituto de las Mujeres de CDMX, las mujeres que viven en concubinato o unión libre y que realizan trabajo doméstico, laboran en promedio 35 horas a la semana sin obtener remuneración alguna.
Al analizar la desigualdad de género en las labores del hogar, Teresa Cortés, representante del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México, expuso que el trabajo doméstico no es solo de amas de casa, sino de mujeres que hacen doble jornada, con lo que "…se aviva la idea del trabajo como algo natural en la mujer y como algo de bajo nivel, por lo que ésta no cuenta con voz ni voto dentro de las decisiones que se toman en casa".
Las especialistas coincidieron en que es necesario crear una revalorización del trabajo doméstico, así como la creación de condiciones de igualdad para hombres y mujeres que permitan el acceso a oportunidades de desarrollo integral, donde sea la mujer quien decida cómo utilizar su tiempo.
En opinión de Roberta Flores, académica de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) Argentina, las mujeres que realizan labores domésticas carecen de tiempo y espacios que son indispensables para su desarrollo personal.
En tanto, Iván Salazar, especialista de la asociación civil Género y Desarrollo (GENDES), recalcó la importancia de fomentar la reconstrucción del rol del hombre, cambiando mentalidades, desde casa ellos deben incorporarse al trabajo de cuidado.
Al finalizar el evento se montó una exposición de imágenes que aludían a la concientización del trabajo doméstico.

Por Rosa María Quiñónez 
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Zacatecas, México, julio (SEMlac).- Al instalar aquí el Observatorio de Participación Política de las Mujeres, el gobernador Miguel Alonso Reyes destacó la decisión del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, de acelerar el paso para alcanzar la igualdad sustantiva de las mujeres en las 32 entidades del país.
Con la presencia de la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), Lorena Cruz Sánchez, el gobernador Alonso Reyes instaló esta entidad, que se convierte en la décima que se establece en la nación.
Los objetivos de este observatorio son capacitar, difundir y vigilar la participación política de las mujeres de forma igualitaria.
Lorena Cruz Sánchez, presidenta del INMUJERES, reconoció a Zacatecas como ejemplo a nivel nacional en impulso de políticas públicas que contribuyen a la paridad de género.
Agregó que el Observatorio permitirá no sólo conocer la presencia de las mujeres en todos los ámbitos en Zacatecas, sino también garantizar sus derechos políticos y alcanzar, en el menor tiempo, la paridad que asegure la participación de ellas en todos los espacios de decisión.
Reconoció el trabajo realizado por los tres niveles de gobierno, así como por lo hecho a través de las organizaciones civiles, específicamente de la Red Plural de Mujeres, sin los que, dijo, no serían posibles los grandes logros que se han obtenido hasta la fecha.
El gobernador Alonso refirió que desde el principio de su carrera política y desde cualquier trinchera, ha sido y será un aliado solidario de las mujeres e impulsor de la paridad de género, materia en la que Zacatecas es referente nacional.
Señaló que, a pesar de las importantes políticas públicas logradas hasta el momento, falta mucho por hacer y aseguró que hoy es el momento para acelerar el paso y unir esfuerzos, junto a los tres Poderes del Estado, para que no tenga que pasar mucho tiempo en lograr la total igualdad entre hombres y mujeres.
En ese contexto, el titular del Ejecutivo refirió que, desde el principio de su gobierno, en el Plan Estatal de Desarrollo 2010-2016 quedó planteado el objetivo de fomentar la igualdad de oportunidades en los diferentes ámbitos, así como en todos los espacios sociales.
Dijo que prueba de ello es la creación en su administración de la Secretaría de las Mujeres, la elaboración de presupuestos con perspectiva de género, la creación del Centro de Justicia para Mujeres, así como diversas reformas a las leyes que permitieron la tipificación de delitos como el feminicidio y el aumento en las sanciones a casos como el de violación.
Asimismo, el mandatario refirió lo realizado en materia de políticas públicas transversales a favor del respeto y la inclusión a proyectos productivos de mujeres de todo el estado, y celebró que varias mujeres encabecen puestos de relevancia en el estado, como en la Comisión Estatal de Derechos Humanos, que da muestra del respeto a las individualidades.
Por su parte, María Luisa Sosa, integrante de la Red Plural de Mujeres y representante de las organizaciones de la sociedad civil, mencionó que el Observatorio no estará completamente integrado hasta que no se logren implementar políticas públicas que blinden a las candidatas de acusaciones y discriminaciones y en tanto no se tipifique la violencia política en contra de las mujeres.
Hizo una semblanza de la lucha que han tenido que enfrentar en Zacatecas para ocupar cargos públicos y políticos, entre los que destacan el derecho al voto y la participación política de las mujeres, pero en especial, la propuesta de la instalación viable y urgente de este Observatorio, cuyos objetivos deben ser prioritarios.
Finalmente refirió que como Red Plural "no quitaremos el dedo del renglón, nosotras tenemos propuestas y, si se toman en cuenta como debe ser, seremos partícipes en este Observatorio".
Elia Olivia Castro Rosales, presidenta de la Comisión de Paridad entre los Géneros del Instituto Electoral del Estado de Zacatecas (IEEZ), afirmó que en una visión amplia y acorde a los tiempos que vivimos, el Instituto emitió, el 3 de diciembre del año pasado, los lineamientos para candidaturas de elección popular, que representan la primera normatividad a nivel nacional que respeta la paridad horizontal, a fin de que el 50 por ciento de las plantillas para las presidencias municipales fueran encabezadas por mujeres.
Mencionó que dichos lineamientos también contemplan que la paridad horizontal fuera real y objetiva, no de manera simulada donde se coloca a mujeres en partidos que no tienen alta competitividad, con el fin de tener un escenario justo e igualitario.
Esto se reflejó en los resultados de la pasada contienda electoral, en la que se logró mayoría en la Legislatura con la presencia de 16 mujeres, 17 presidentas municipales, 41 síndicas y 256 regidoras.
Juan de Jesús Alvarado Sánchez, magistrado presidente del Tribunal Electoral del Estado de Zacatecas, refirió que el primer paso importante en la paridad de género se dio con las cuotas de género seguido del acuerdo impulsado por el IEEZ, y avalado por el Tribunal, para garantizar la postulación paritaria horizontal de mujeres, que se vio reflejada en la pasada contienda electoral, por lo que destacó que ambas instancias fueron las primeras en establecer la representación paritaria.
"El Tribunal de Justicia Electoral del Estado de Zacatecas fue el primero que estableció la paridad horizontal en los ayuntamientos, por lo que logramos que esta entidad esté a la vanguardia en materia de paridad, en el acceso y la participación de las mujeres en todos los ámbitos", señaló.
Perla Guadalupe Martínez Delgado, secretaria de las Mujeres, detalló las funciones que tendrá el Observatorio, entre las que destacan la capacitación, difusión y vigilancia de la participación política de las mujeres de forma igualitaria en todos los ámbitos en la entidad.

Por Gabriela Ramírez
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
)

México, julio (SEMlac).- A partir del pasado viernes 15 de julio, la edad mínima para contraer matrimonio en esta ciudad es de 18 años, luego de la reforma al Reforma al Código Civil.
Por otra parte, circula en redes sociales una petición de la plataforma Change.org en la que se pide al gobierno federal que exhorte a todos los estados del país para que armonicen sus leyes y que presente una iniciativa para la eliminación absoluta del matrimonio infantil, en especial en Chiapas, Quintana Roo, Yucatán, Veracruz y Oaxaca, donde esta práctica es generalizada.
El matrimonio a edades tempranas, dice la petición de Change.org, es una grave violación a los derechos de la infancia que se agudiza en algunas entidades, en las que se ha naturalizado bajo los "usos y costumbres", que en realidad constituyen prácticas patriarcales y que afectan el desarrollo de las niñas.
La petición es alentada por el Observatorio de Violencia Social y de Género en Campeche, organismo que también llama a los gobiernos de los Estados y a quienes integran las Comisiones de Igualdad de los Congresos locales, a la Comisión Nacional de Derechos Humanos para que incorporen en sus códigos civiles la prohibición explícita de la dispensa que permita el matrimonio infantil y que armonicen las leyes secundarias.
El Observatorio sostiene que el matrimonio infantil limita el acceso a la educación, a los servicios médicos, incrementando el riesgo de muerte materna y las condiciones de abuso y explotación en el trabajo infantil para las menores.
En México los registros oficiales señalan que el 15 por ciento de los matrimonios celebrados en 2011 participaron niñas de entre 12 y 18, dice el texto que promueve en línea para recolectar firmas electrónicas de la ciudadanía.
Hasta el momento la petición ya ha alcanzado 23.182 firmas.

Por Tamara Vidaurrázaga Aránguiz
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Santiago de Chile, julio (SEMlac).- La existencia de estereotipos, prácticas sexistas y discriminatorias a la hora informar en los medios sobre la violencia hacia las mujeres y las niñas normalizan y reproducen la cultura machista, señalaron periodistas y especialistas, durante el panel "Género y medios de comunicación: los pendientes para una prensa no sexista".
El intercambio fue parte del Seminario Internacional "Libertad de expresión, derecho a la comunicación universal y medios plurales para las democracias del mundo", organizado del 11 al 13 de julio por el Colegio de Periodistas de Chile y la Unesco, en el Centro Cultural Gabriela Mistral, en el centro de Santiago.
La actividad tuvo lugar en ocasión del aniversario número 60 del Colegio de Periodistas de Chile, fue organizada por la Comisión de Género de la entidad gremial y contó con la presencia de la invitada internacional Norma Loto, corresponsal de la agencia de prensa latinoamericana SEMlac.
El panel también contó con la periodista feminista Mónica Maureira, el periodista de CNN Patricio Martínez y la moderadora y organizadora Fabiola Gutiérrez, integrante de la Comisión de Género del Colegio de Periodistas.
"Sin mujeres no hay periodismo. Pero, además, esta instancia nos permite visibilizar que los medios de comunicación no han disminuido sus prácticas sexistas y discriminatorias con noticias llenas de violencia simbólica, con el inadecuado trato frente a la violencia que viven las mujeres en distintas expresiones y la falta de un lenguaje pertinente a la hora de informar sobre feminicidios", indicó Gutiérrez a SEMlac.
Para esta comunicadora, las mujeres estamos "subrepresentadas en todos los espacios de poder, inclusive en cargos de representación importante en medios de comunicación, como editoras, directoras de medios".
Además -añadió- los medios continúan contribuyendo a reproducir los estereotipos de las mujeres, provocando una "instalación de ideas y discursos en la ciudadanía que se alejan de la historia real, provocando muchas veces comportamientos descalificadores, repitiendo de este modo patrones culturalmente instalados, pese a la transformación que se espera en Chile".
Respecto a cómo los medios tratan la violencia contra las mujeres, Fabiola Gutiérrez señaló que debemos dejar de reflejar "la violencia hacia las mujeres con titulares que normalizan y naturalizan una cultura machista", como "El amor y los celos la mataron", o "Minuto de furia vivió un hombre que golpeó a su expareja", citó como ejemplos.
La periodista y docente argentina Norma Loto centró su ponencia, justamente, en el tratamiento que los medios realizan respecto de hechos de violencia contra las mujeres, al indicar que el periodismo con visión de género no necesariamente debe ser militante, puesto que significa hacer "un ejercicio justo y con enfoque de derechos humanos", en referencia a un "nuevo estándar en la calidad del periodismo". 
Por tanto, un periodismo con visión de género implica comprender la violencia contra las mujeres y niñas como la violación más intensa y transversal a los derechos humanos en el mundo, apuntó Loto.
Para ello, indicó que los medios deben tratar estos hechos como una violación a los derechos humanos, abordarlos sin estereotipos ni culpabilizando a las víctimas, puesto que tienen un tremendo poder en la construcción de imaginarios.
La Comisión de Género del Colegio de Periodistas de Chile se originó tras la constatación de que los medios de comunicación nacionales no disminuyen sus prácticas sexistas, relativizan la violencia contra las mujeres y las utilizan en representaciones con claras connotaciones sexuales o haciéndolas noticia cuando son vulneradas o asesinadas, explicó Gutiérrez.
Esta Comisión se ha dado a la tarea de escribir a editores cada vez que una noticia machista las alertaba, además de reflexionar sobre la necesidad de formación de los y las periodistas, evidenciando la importancia de que este tema se contemple en las mallas curriculares de las universidades.

Por Gabriela Ramírez
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México, julio (SEMlac).- Un foro debate con la finalidad de analizar y reflexionar sobre los avances que hay en materia de derechos para las mujeres, la situación actual, cómo esto incide en la vida de las mujeres y que obstáculos enfrentan, se realizará en esta capital en octubre próximo.
Julia Pérez Cervera, coordinadora de Vereda Themis, informó sobre la organización del Foro - debate feminista hacia el 2030 "Entre - teniéndonos", que se efectuará los días 20, 21 y 22 de octubre.
Se trata de un espacio en el que participarán mujeres de organizaciones de la sociedad civil de distintas entidades del país con la finalidad de discutir la situación que enfrenta este sector poblacional para lograr el acceso a la justicia, el respeto a sus derechos fundamentales y su empoderamiento.
"No hay un análisis de éste tipo, queremos saber a ciencia cierta en dónde estamos avanzando, dónde no hay avance para las mujeres. No queremos escuchar solamente que ya existen leyes y mecanismos, sino queremos hablar sobre el impacto que tiene en la vida de las mujeres", explicó Pérez.
En este foro debate habrá participantes especialistas con reconocimiento internacional como la doctora María Milagros Rivera, filósofa y escritora feminista de la Universidad Autónoma de Barcelona; la doctora Ana Rubio, abogada feminista de la Universidad de Granada; el doctor Miguel Morente, psicólogo y psiquiatra de la Universidad de Granada; la doctora Sonia Montaño, socióloga boliviana; y la doctora Marcela Lagarde, antropóloga de la Universidad Nacional Autónoma de México.
Los temas que se abordarán en este encuentro son la igualdad, las leyes contra la violencia de género, masculinidades y el empoderamiento de las mujeres.
"Vamos a hablar sobre la necesidad de empoderar a las mujeres desde diversas trincheras, que solo con los recursos económicos no basta si no saben sus derechos; hablaremos de las trabas que enfrentan para acceder a la justicia; de la resistencia de jueces y ministerios públicos; de la efectividad de las políticas públicas y la distribución de los recursos".
Luego de este foro debate, indicó Pérez, se redactarán unas conclusiones con las que se buscará incidir en las autoridades. Se entregará un documento a diversas instancias como la Cámara de Diputados y la de Senadores, el Instituto Nacional de las Mujeres, y las Secretarías de Gobernación, Educación Pública, Desarrollo Social, Gobernación y Hacienda.

Por Kara Castillo
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Puebla, México, julio (SEMlac).- Jessica Reinah Serrano logró registrar a su hija de dos años y medio con su apellido antes que el del padre, esta primera acción legal en el país abre las puertas y sienta un precedente para las futuras actas de nacimiento que se expedirán en territorio nacional.
El Juzgado Quinto de lo Civil entregó el acta de nacimiento a Amelie Reinah Corro, hija de Jesica Reinah Serrano y Rafael Corro García, tras una resolución del Juzgado Quinto de Distrito y una orden judicial que obligaba al padre a presentarse al acto civil.
Esta inédita acta expedida en esta ciudad tras una orden judicial, es la primera en México y la cuarta en Latinoamérica, luego que Argentina registrara tres casos similares.
"¡Estoy feliz!", expresó a medios de prensa Jessica, abogada y empresaria que se asume como madre soltera, luego de la conclusión del trámite en el Registro Civil en esta ciudad.
Convencida de que este esfuerzo abre una brecha para personas que quieran exigir igualdad, mostró a los medios los formatos que marcan el hito en la historia de los registros de nacimiento, pues a partir de hoy se expedirán de manera diferente.
"La justicia federal me otorgó el poder de registrar a mi hija con el apellido materno. Es una bella Sentencia de amparo que manifiesta que no sólo en tratados internacionales, en la Constitución y en formas escritas se debe hablar de igualdad, sino en lo cotidiano", explicó.
Su llamado no sólo fue para todas las mujeres, sin importar su condición de unión libre, madres solteras, casadas, viudas; sino a hombres a hacer cumplir la ley que otorga ahora una nueva interpretación al artículo que refiere que: "el niño deberá llevar el apellido de los dos padres", sin especificar el orden
Explicó que fue la costumbre la que hizo privilegiar el orden y dada la cultura machista, la inercia arrastró los hechos, pero en la ley, la igualdad siempre estuvo presente y señalada.

El "errorcito" en la sentencia
Jessica reveló que el proceso de amparo 1977/2015 no fue engorroso, obtener la sentencia llevó siete meses de trámite, sin embargo la atención de funcionarios poblanos sometidos a la burocracia dilató el registro.
Reconoció "un detalle" en la ejecutoria de sentencia donde quedó establecido que "ambos padres tendrían que presentarse".
Antes de hoy, el trámite fue pospuesto en dos ocasiones debido a que Rafael, el padre, no se había presentado a firmar el documento. Su presencia hoy fue requerida, también por orden judicial.
Confesó que el padre tenía cierta resistencia al registro, pero confiaba en la negativa de autoridades ante lo que había calificado de "imposible".
"En algún correo quedó documentado, él me escribió cuestionando por qué hacía esto, si para mi mala suerte en México primero está el hombre y luego la mujer, esa fue su reacción, pero la ley desmiente este supuesto, hoy se demostró que esa fórmula es una idea caduca", dijo.
En el Distrito Federal dos familias convinieron que los apellidos de la madre aparecieran antes que del padre. Esto fue posible luego que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal modificara el Código Civil para que ambos progenitores eligieran libremente el orden de los apellidos, legislación que aún no entra completamente en vigor.
El pasado 23 de junio, Jessica Reinah Serrano enfrentó agresiones por parte de las autoridades que se negaban a cumplir con el amparo 1977/2015, y ante la insistencia, la Jueza Edith Dumit Suarez ordenó a la fuerza pública que la sacara del juzgado.
Entonces la jueza se negaba a registrar a la niña con el apellido de la madre antes que la del padre aduciendo que éste se había negado a presentarse y por tanto no podía emitir el acta de registro. Ante la insistencia de Jessica Reinah Serrano, la magistrada ordenó que elementos de la policía la sacaran del lugar.
Estas actas de nacimiento han sido emitidas en la Ciudad de México, por acuerdos de la madre y el padre, luego que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal modificara el Código Civil para que ambos progenitores eligieran libremente el orden de los apellidos, legislación que aún no entra completamente en vigor.

Por Sylvia R. Torres
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Managua, julio (SEMlac).- Hace 11 años Reina Pérez Salgado, hoy de 43 años de edad, devengaba 2.000 córdobas al mes como asistente del hogar, equivalentes a 70 dólares. No obstante, desde que empezó a trabajar en el mantenimiento de carreteras, en 2011, sus ingresos mensuales se elevaron a un equivalente de 315 dólares. 
Ella es integrante de la cooperativa de mantenimiento vial Mujeres Guerreras, está protegida por el Seguro Social y es co-propietaria de los bienes de empresa.
La construcción y mantenimiento de vías no solo es uno de los sectores de mayor crecimiento, sino uno donde mejor salario pagan. En Nicaragua, el salario mínimo agropecuario es de 3,480, equivalentes a 122 dólares, mientras que en construcción es de 6,384 (224 dólares estadounidenses).
Diez mujeres y un hombre, todos de origen campesino y habitantes del territorio indígena de Sutiaba, a unos 120 kilómetros al occidente del país, que conforman la cooperativa Yaocihualt (en nahualt Mujeres Guerreras), casi alcanzan el salario básico de un médico general, que es de 400 dólares. Lo cual también se explica por la enorme distorsión salarial existente.
Según datos de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), desde 2005 la infraestructura es el sector que ha recibido mayores inversiones. No obstante, el informe Estadística de Mujeres (Gender Statistics) asegura que las mujeres participan muy poco el en sector. 
En la segunda Cumbre de las Américas, realizada en 2015 en Panamá, se informó que apenas dos por ciento de mujeres participa en la construcción de infraestructura de transporte, pese a que en general representan 57 y medio por ciento de la fuerza laboral. En general, los empleos más comunes para las mujeres están en los sectores de servicio, educación y salud, generalmente con menos remuneración.

Avances en el sector
La situación ha empezado a cambiar más rápidamente desde el 2006. En un proyecto de construcción de módulos de adoquinado comunitarios (MAC) rurales con enfoque de género, financiado por el Banco Mundial, 1.413 mujeres equivalentes al 15 por ciento de un total de 8.188 hombres, laboraron en las obras en los municipios de: Malacatoya- Granada, 10 kilómetros; Moyogalpa -La Flor 4,5 kilómetros, y Veracruz Rivas- Veracruz 4,3 kilómetros.
Según la socióloga Nadine Lacayo, una de las autoras del estudio "Caminos hacia el aumento de la capacidad de acción y decisión de las mujeres", del proyecto de mejoramiento de infraestructura vial rural 2006-2017 del Banco Mundial, la participación de las mujeres en el trabajo de adoquinado tuvo múltiples efectos en la capacidad de acción y decisión. 
"A nivel individual, las mujeres obtuvieron ingresos económicos, crearon redes de contactos, adquirieron destrezas y capacidades, aumentaron su autoestima y confianza en sí mismas y sintieron mucho orgullo de contribuir en su comunidad", argumentó. 
"Mientras tanto, al interior del hogar aumentó el sentimiento de bienestar de la familia y se fortaleció la relación de pareja. La participación de mujeres también aumentó al nivel gerencial", dijo.
La cooperativa Mujeres Guerreras resultó del empuje del movimiento de mujeres y de la Corporación Reto del Milenio (MCC), financiada por el pueblo y gobierno de Estados Unidos y ejecutado en Nicaragua entre 2006 y 2011. 
En la actualidad, además de mejorar sus condiciones de vida y aumentar su patrimonio, las guerreras se han ganado el respeto de los contratistas, al cumplir con los estándares de trabajo.
El último contrato ganando tiene una duración de dos años, cada mes 220.000 córdobas mensuales, equivalentes a unos 7.000 mil dólares anuales. Y contrario a una percepción equivocada sobre las relaciones entre mujeres, "nosotras discutimos, pero nos llevamos bien, todo se dialoga, todo se resuelve", dijo Reina. 

De la Redacción
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México, julio (SEMlac).- Las mujeres representan la mayoría de la población en México con el 51,4 por ciento de la población total, estimada en 119,5 millones de personas, revela el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).
Los datos estadísticos indican que crece la población adulta, en tanto que existe la percepción de que este es un país inseguro, donde la décima parte de los delitos se denuncia; más del 11 por ciento de las adolescentes están casadas o en unión libre, de ellas casi el 90 por ciento no asiste a la escuela y son las mujeres (88,8%) de 12 años y más quienes realizan el trabajo no remunerado dentro del hogar.
Además ,la tasa de desocupación entre la juventud es del 8,2 por ciento y el 37,3 por ciento de adolescentes, mujeres y hombres de 15 a 19 años de edad no asisten a la escuela, ello aunado a que el 42,4 por ciento de la población carece de algún grado de seguridad alimentaria.
Lo anterior se da a conocer en el boletín sobre las estadísticas a propósito del Día Mundial de Población, a conmemorarse el 11 de julio, que en 1989 propuso el Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).
Explica que en tanto en Europa la población mayor de 60 años equivale al 23,9 por ciento, en México es de 10,4 por ciento, índice que se incrementó 4,2 por ciento con respecto a los datos estadísticos de 1990.
En forma paralela, los grupos de edad que conforman la base piramidal han disminuido: el porcentaje de la población menor de 15 años pasó de 38,3 a 27,4 por ciento en el mismo periodo; mientras que el de 15 a 29 años disminuyó de 29,4 a 25,7 por ciento. La población de 30 a 59 años aumentó de 25,5 a 36,4 por ciento, y en el corto o mediano plazo, se integrará gradualmente al contingente de adultos mayores que residen en el país.
Sin embargo, afirma que de acuerdo con las proyecciones del Consejo Nacional de Población (CONAPO), para 2030, el porcentaje de adultos mayores será de 20,4 millones, lo que representará 14,8 por ciento.

Las adolescentes
Por otro lado, en México, datos de la Encuesta Intercensal 2015 indican que la mayoría de las adolescentes de 15 a 19 años son solteras (83%), 11,5 por ciento viven con su pareja en unión libre, 3,9 por ciento se encuentran casadas y 1,1 por ciento son exunidas.
El 12,7 por ciento de las adolescentes han tenido al menos un hijo o hija nacida viva, y de estas: 89,5 por ciento no asisten a la escuela; 17,5 por ciento se encuentran solteras, 74,7 están unidas o casadas, y de este último grupo de mujeres, en 6,2 por ciento de los casos el cónyuge no reside en el hogar. No asistir a la escuela o no tener el apoyo del cónyuge vulnera aún más la situación de las adolescentes.
La Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID 2014) reveló que el 25,7 por ciento de las adolescentes (de 15 a 19 años) declararon que querían esperar más tiempo para embarazarse y 25,3 por ciento que no quería embarazarse. Pero el 48,1 por ciento quería embarazarse.
Entre las mujeres de 15 a 49 años, el deseo de embarazo de su último hijo nacido vivo ocurrido entre 2009 y 2013, el promedio general revela que el 58,8 por ciento quería embarazarse, 18,2 esperaría más tiempo y el 22 por ciento no quería embarazarse.
Para las que hacen explícito el deseo de espaciar o limitar el nacimiento del primer o siguiente hijo(a), pero que no hacen uso de métodos anticonceptivos, están el 4,9 por ciento de las mujeres unidas en edad fértil y aumenta a 13,5 por ciento entre las adolescentes unidas de 15 a 19 años. Además, de las mujeres en edad fértil que han tenido relaciones sexuales, 65,1 por ciento no usaron métodos anticonceptivos en su primera relación sexual.
En relación con la educación, el boletín de INEGI da a conocer, de acuerdo con la Encuesta Intercensal, que el 3,5 por ciento de la niñez de seis a 14 años no asiste a la escuela, al igual que 37,3 por ciento de las y los adolescentes de 15 a 19 años. En cuanto al nivel de escolaridad, 9,9 por ciento de adolescentes de 15 a 19 años tienen un nivel de escolaridad inferior a la secundaria y entre los jóvenes de 20 a 24 años solo 27,5 por ciento cuenta con estudios de nivel superior.

Trabajo decente
Durante el primer trimestre de 2016, la tasa de desocupación en los jóvenes de 15 a 24 años es de 8,2 por ciento, es decir, el doble a la tasa estimada a nivel nacional para la población de 15 y más años (4%).
Otro de los problemas que enfrenta la población joven al momento de buscar trabajo es la falta de experiencia laboral: 23,2 por ciento de la población de 15 a 24 años que están desocupados no cuenta con esta experiencia.
La vulnerabilidad laboral se manifiesta de muchas formas y una de ellas es el trabajo informal: 57,4 por ciento de la población ocupada se encuentra en este contexto, y entre los jóvenes de 15 a 24 años aumenta a 68,2 por ciento.

Seguridad y Prevención
La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2015, revela que el 58 por ciento de la población señala que el problema que más aqueja al país es la falta de seguridad pública. Le sigue el desempleo (44,1 %) o del aumento de precios (33,2%).
En 2014, la tasa de prevalencia delictiva fue de 28.200 víctimas por cada 100.000 habitantes. En 53,4 por ciento de los delitos, la víctima estuvo presente y de estos, 48,6 por ciento hubo un arma. Solo el 10,7 por ciento de los delitos fue denunciado. La pérdida de tiempo (32,2 %) y la falta de confianza en las autoridades (16,8 %) fueron las razones por las que no se denunció.
La Encuesta de Cohesión Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia (ECOPRED), llevada a cabo en 2014, en 47 ciudades de interés, distribuidas en las 32 entidades federativas, mostró que un universo de 9,7 millones de jóvenes de 12 a 29 años tienen al menos una figura parental en el hogar.
De estos, 26,1 por ciento viven en hogares monoparentales, 10 por ciento con figuras parentales como las y los abuelos, hermanos, hermanas, y otros parientes. Entre las causas de la ausencia de alguno de los padres o tutores destacan: la separación (40,5 %); fallecimiento (15,1 %); abandono del hogar (11,5 %) y razones laborales (10,7 %), entre las más importantes.
La encuesta también señala que 28,2 por ciento de jóvenes tiene amistades con conductas delictivas; 19,3 por ciento manifestó sentirse muy triste o deprimido y 25,2 por ciento consumió bebidas alcohólicas durante 2014.
De la población que no estudia (3,7 millones), 25,7 por ciento lo dejó de hacer porque consideró terminados sus estudios, 19,1 por ciento lo hizo por falta de recursos, 15,7 por falta de gusto por estudiar y 12,9 por necesidad de trabajar, entre las más importantes.
En cuanto a la percepción que tienen de su comunidad, de los 9,7 millones de jóvenes que residen en las ciudades de interés, 24,3 por ciento no recomiendan su colonia o localidad para vivir, solo 41,3 considera que su colonia es segura, 59,9 cree que el alumbrado público es funcional y 47,1 que los parques y jardines están en buen estado.
De la población que reportó un acto de incivilidad en su colonia, como vandalismo, solo 24,7 por ciento declaró que la policía intervino; en el caso de robo, 36,8 por ciento también dijo que la policía intervino. 
La escuela resulta ser un lugar donde la juventud desarrolla actitudes y aptitudes y, por tanto, debe estar libre de violencia, de la población de 12 a 29 años que reside en las ciudades de interés, y que estudia y/o trabaja (8,6 millones), 21,7 por ciento recibió burlas y humillaciones por parte de sus compañeros y 13,8 por ciento consideró que su ámbito de estudio y/o trabajo es violento.

Trabajo sin pago
La Encuesta Intercensal refiere que 88,8 por ciento de la población femenina de 12 años y más realiza trabajo no remunerado, mientras que en los hombres del mismo rango de edad es de 57,1 por ciento. Una cosa es declarar la realización de una actividad y otra muy diferente el tiempo que se le dedica. En este sentido, el promedio de horas dedicadas a la semana al trabajo no remunerado es 2,5 veces mayor en las mujeres (48,5 horas) respecto a los hombres (19,6).
Entre las actividades que las mujeres dedican más tiempo es a la atención a niñas y niños sanos menores de seis años (42,1 horas), seguida por la atención a personas sanas de seis a 14 años (36,8 horas) y atender personas con discapacidad (30,6 horas).

Inseguridad alimentaria
La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) argumenta que en el mundo hay 795 millones de personas subalimentadas.
En México, según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), en 2014, casi una de cada cinco personas (19,1%) tiene inseguridad alimentaria leve, 13,4 cuenta con seguridad alimentaria moderada y 9,9 tiene inseguridad alimentaria severa. En suma, 42,4 por ciento de la población se encuentra con algún grado de inseguridad alimentaria.

Por Sara Más
(
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

La Habana, julio (SEMlac).- Casi la tercera parte de la población de América Latina y el Caribe son jóvenes y adolescentes que necesitan una atención prioritaria que les garantice derechos y oportunidades, señalaron en La Habana especialistas de diversas disciplinas.
"La inversión en las adolescentes no solo debe ser económica, sino en todo su alcance", consideró Rolando García Quiñones, representante auxiliar del Fondo de Población de Naciones Unidas (Unfpa) en Cuba, durante el taller "Los jóvenes y adolescentes en América Latina y el Caribe hoy", realizado el pasado día 8 en la capital cubana, a propósito del Día Mundial de Población, fijado el 11 de julio.
El encuentro fue convocado por el Centro de Estudios Demográficos (Cedem) de la Universidad de La Habana, la Red de Estudios de Población y la Sociedad Cubana para el Estudio Multidisciplinario de la Sexualidad (Socumes), con el apoyo de Unfpa.
García Quiñones se refirió a múltiples factores que afectan a jóvenes y adolescentes en el mundo, desde la falta de recursos y políticas en función de sus necesidades y desarrollo, hasta tradiciones e influencias culturales.
"Solo en Asia y Oriente Medio se habla de 59 millones de muchachas que entran al matrimonio por distintas razones, de 20.000 nacimientos por día en adolescentes y 3,2 millones de abortos por debajo de los 20 años en el mundo", detalló.
Esas brechas que hay que atender en la adolescencia temprana están comprometiendo el futuro del dividendo demográfico en muchas partes del mundo, pues no se prepara a las adolescentes para un proyecto personal viable y ni siquiera respetamos su derecho a la vida y la dignidad, señaló García Quiñones.
Datos de Naciones Unidas ofrecidos durante el panel dan cuenta de que casi la tercera parte de la población (27%) de la región tiene entre 10 y 24 años. Los mayores porcentajes de adolescentes y jóvenes se ubican en las poblaciones de Guatemala, Bolivia, Haití, Honduras, Nicaragua, Paraguay y República Dominicana.
Suman 29,7 millones de jóvenes de la región que ni estudian ni trabajan y más del 50 por ciento de ese grupo son muchachas.
En el área de la salud persisten elevadas tasas de fecundidad adolescente, abusos de sustancias, suicidio, violencia y maternidad temprana.
La fecundidad adolescente de Latinoamérica y Caribe de 2010 a 2015 es de 66,5 nacidos vivos por cada 1.000 adolescentes, la segunda más alta del mundo después de África y con niveles más elevados de lo esperado, teniendo en cuenta la fecundidad total de la región.
Entre otras determinantes de la fecundidad, la investigadora Gabriela Dujarric mencionó el inicio temprano de las relaciones sexuales, la falta de negociación en la pareja, la ausencia de orientación sexual en el sistema educativo, la falta de políticas públicas, el impacto de erotización de los medios de comunicación, la baja escolaridad, la pertenencia a clases menos favorecidas y las condiciones de legalidad del aborto.
"El éxito de la agenda de desarrollo sostenible dependerá de cuánto atendamos a las adolescentes y se invierta en ellas, que es una forma también de combatir la pobreza", señaló Matilde Molina, investigadora del Cedem, al comentar las principales propuestas de Unfpa y su llamado a llegar a las adolescentes más vulnerables, de las zonas rurales y clases más pobres.
Esa agencia internacional aboga, fundamentalmente, por la inversión en salud y educación, pues las adolescentes que disponen de esos servicios se mantienen en la escuela por más tiempo, postergan el matrimonio y la maternidad, tienen hijos más sanos, desarrollan habilidades para la vida y generan mayores ingresos para sí mismas y sus familias, para salir de la pobreza.
Unfpa también hace un llamado a invertir en el uso del tiempo libre y el ocio, en opciones sanas de esparcimiento, en su participación en el hogar, la escuela, la comunidad y las políticas, en la educación de calidad y en reorientar programas de salud materna con acciones dirigidas a madres primerizas y jóvenes.
La población joven también es muy activa en los procesos migratorios, según precisó Daylín Rodríguez, estudiosa del Cedem
Se estima que alrededor de 28 millones de migrantes del mundo son jóvenes y adolescentes. El segmento de 10 a 24 años representa el 12 por ciento del total y una tercera parte tiene menos de 15 años.
Entre otras tendencias, hay un acelerado crecimiento de jóvenes que estudian fuera de su país de origen, se incrementa la migración hacia naciones en desarrollo y también la de retorno.
Otro foco de atención apunta a los recursos laborales jóvenes. En América Latina y el Caribe hay unos 108 millones de jóvenes entre 15 y 24 años, en edad laboral y poco más de la mitad ya forma parte de la fuerza de trabajo.
Cerca de 50 millones se encuentran trabajando o buscan activamente empleo, lo que representan el 18 por ciento de la población económicamente activa en la región, según datos de la Organización Internacional del Trabajo de 2013.
Sin embargo, los jóvenes desempleados representan más de 40 por ciento del total de los desempleados de la región.
Otros datos relativos a la vulnerabilidad laboral indican que casi seis de cada 10 jóvenes que sí logran conseguir un empleo están en condiciones de informalidad.
"Lo que prima en el sur es el desempleo, mientras que en Centroamérica prima el subempleo, muy alto en general y aún mayor entre las y los jóvenes", apuntó Daylin Ortega Carulo, investigadora del Cedem.
También se establecen diferencias por sexo: mientras que el desempleo afecta a 11 por ciento de los muchachos jóvenes, lo hace a 17 por ciento de las mujeres jóvenes. "Y esto también es más notorio en el Cono Sur y menos evidente en Centroamérica, mientras que los países andinos se ubican en una situación intermedia", precisó Ortega.

Página 7 de 26
Volver