Género

Género (381)

Por Norma Loto
(
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Buenos Aires, marzo (SEMlac).- El Paro Internacional de Mujeres (PIM) dejó un puñado de aspectos positivos que serán de peso de ahora en adelante y evidenció el odio que aún se perpetúa hacia toda disidencia patriarcal. Se calcula que fueron cerca de 300.000 personas las que marcharon por las calles de la ciudad de Buenos Aires y decenas de miles en diferentes puntos del país.
El PIM se inició a las 12 horas con diversas acciones de protestas y luego a partir de las 16.00 se dio inicio a la concentración frente al Congreso Nacional, posteriormente comenzó la marcha hacia la Plaza de Mayo.
Se trató de una fiesta donde las mujeres hicieron visibles todos sus reclamos por una vida digna y sin violencias. Se marchó para decir basta a la avanzada neo liberal que está haciendo su entrada en la cotidianeidad argentina recortando calidad de vida y vulnerando todos los derechos a vivir dignamente.
A pesar de los reclamos, las calles tuvieron una mística que venía a revolucionar una cultura poco acostumbrada a la igualdad y al respeto. Sucede que cada vez que las mujeres toman las calles es una herejía subversiva que hace temblar el orden basado en asimetrías. Las mujeres que marchaban sabían que ese 8M no era como cualquier otro, sino que se estaba escribiendo un nuevo capítulo de la historia desde diferentes puntos del planeta.
Marcharon almas disidentes en medio de pancartas que pedían que el Estado laico sea una realidad (y no solo letras), otras clamaban contra la precarización laboral, estaban los pañuelos verdes de la Campaña por el Aborto legal, seguro y gratuito que se agitaban en medio de la multitud matizada con tetas libres que se mostraban desafiantes, adornadas, grafiteadas y rebeldes al status quo que las quiere encorsetadas.
El documento que se leyó en Plaza de Mayo fue producto de un trabajo conjunto entre todas las organizaciones convocantes y constó de ocho ejes referidos a: sentido de lucha colectiva que tiene el feminismo; visibilizar el mapa de trabajo en clave feminista; exigir el aborto legal, seguro y gratuito; defender las disidencias sexuales y de género, decir basta a las violencias; la necesidad de decir que el Estado es responsable; exigir un Estado laico y a construir un movimiento de mujeres como sujeto político.

Intento de disciplinamiento
A horas de haber finalizado la marcha, la policía inició una redada contra las mujeres. Se trató de acción al voleo. Algunas de las detenidas (fueron 16) se encontraban en una pizzería y otras esperando el transporte público para regresar. Fue en ese momento en que fueron arrebatadas, golpeadas y encarceladas.
"El único objetivo es disciplinar al movimiento de mujeres, lesbianas, trans y travestis", refiere un comunicado del colectivo Ni Una menos.
Laura Arnés, periodista del suplemento Soy de Página 12, fue una de las detenidas y relató en conferencia de prensa realizada en el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) que ella y otras manifestantes se encontraban cenando cuando ingresó la policía y le dijeron que tenían que despejar. La golpearon a ella y a sus compañeras y les dijeron "negras de mierda". Ya en la comisaría "nos requisaron dos veces, nos hicieron sacar la ropa, a algunas nos tocaron".
Los días 6 y 7 de marzo también hubo manifestaciones masivas de protesta en la ciudad de Buenos Aires, pero es llamativo que la policía apunte solo sobre la manifestación de mujeres.
Durante la conferencia de prensa, la directora del Instituto contra la Discriminación de la Ciudad de Buenos Aires- Defensoría del Pueblo de la CABA, María Rachid, sostuvo que "preocupa que no haya habido ningún resorte administrativo, ni judicial, que permitiera a las detenidas ser liberadas, quienes finalmente permanecieron entre nueve y 10 horas presas".
Amnistía Internacional Argentina manifestó su "máxima preocupación por la creciente persecución y criminalización de las mujeres que luchan contra la violencia de género y por una sociedad igualitaria"
Argentina ya fue condenada internacionalmente por la Corte Interamericana de Derechos Humanos por la actuación de las fuerzas de seguridad locales. La CIDH subrayó que "las razzias policiales son contrarias a los derechos humanos" e instó al país a que "deben limitarse las facultades policiales de detener personas sin orden judicial.
Paula Litvachky, directora del Área de Justicia y Seguridad del CELS, enfatizó que se trató de "una razzia, policías de civil sin identificación, se produjeron detenciones al voleo, se llama razzia, y en un post marcha se la puede llamar cacería".
El accionar policial fue en sintonía con el "Protocolo de Actuación de las Fuerzas de Seguridad Del Estado en Manifestaciones Públicas", emitido en 2015 por el Ministerio de Seguridad. El mismo ordena a las fuerzas reprimir y a la justicia perseguir penalmente.
Sobre este aspecto, Litvachky manifestó la "enorme preocupación por el endurecimiento de la represión al derecho a la protesta. (Desde el CELS), habíamos cuestionado la puesta en funcionamiento del protocolo policial que habilitaba a las detenciones indiscriminadas, esto que pasó después de la marcha".

De la Redacción
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México, marzo (SEMlac).- La democracia en México exige medios de comunicación que sean incluyentes y capaces de dar voz a todas las actoras y actores políticos sin ningún tipo de discriminación ni exclusión, afirmó Lorena Cruz Sánchez, presidenta del Instituto Nacional de la Mujeres (INMUJERES).
Al intervenir en la inauguración del Foro Internacional Asimetrías y Estereotipos de Género en los Medios de Comunicación, Cruz Sánchez además exhortó a todos los medios de comunicación a que en el próximo proceso electoral realicen una cobertura de campañas con un enfoque igualitario bajo el principio de paridad democrática.
La titular del INMUJERES explicó que las diferencias en la cobertura de medios de comunicación en campañas de los y las candidatas, mensajes que emiten, pueden perpetuar exclusión de mujeres o desempeñar un rol primordial en promoción de sus derechos.
"Los medios tienen la enorme oportunidad de impulsar cambios culturales profundos que valoren a las mujeres y a las niñas como personas, no como objetos para ser violentadas", dijo.
Informó que durante las campañas electorales 2014-2015, "por cada 10 horas dedicadas en radio y televisión a hombres, las mujeres solamente tenían 6,8 horas. En cuanto a las valoraciones positivas, los hombres obtuvieron el porcentaje más alto con 45 por ciento, mientras que el 15 por ciento solamente fue para las mujeres".
Esto nos lleva a preguntar -alertó- si realmente "en México las mujeres candidatas tienen las mismas oportunidades que los candidatos para dar a conocer sus propuestas al electorado durante las campañas electorales".
El evento fue convocado por el Instituto Nacional Electoral (INE), el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, el próximo día 8.
En el acto, autoridades electorales, gubernamentales y académicas se pronunciaron por un cambio cultural, en el que instituciones, partidos políticos y medios de comunicación compartan objetivos que permitan apuntalar la equidad sustantiva en el ámbito político, electoral y social, como elemento indispensable para el fortalecimiento de la democracia.
En este sentido, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, destacó que "cuando instituciones, partidos políticos, academia, sociedad civil y medios de comunicación compartimos objetivos es posible que aceleremos las transformaciones sociales e incluso superemos, no exentos de tensiones y debates, las barreras estructurales que obstaculizan los objetivos para la igualdad sustantiva en nuestro país".
Refrendó el compromiso del INE para impulsar la igualdad sustantiva y, como parte de estas acciones, mencionó la instrumentación del modelo de comunicación política instaurado desde 2009.
El Consejero Presidente informó que, desde entonces, este modelo se ha aplicado en 136 procesos electorales, como una herramienta fundamental para procurar la equidad en la competencia electoral, "ya que garantiza el acceso equitativo y la libertad de expresión de quienes compiten por los poderes públicos en las urnas".
La viabilidad de este modelo se refleja en los altos niveles de cumplimiento de la pauta por parte de la industria de la radio y la televisión, "los cuales en 2009 promediaron 92,4 por ciento, y para 2016 subieron hasta llegar al 99,3 por ciento. Prácticamente un cumplimiento total".
Sin embargo, precisó que "en el monitoreo de medios en las campañas electorales de 2015 y 2016, el 70 por ciento de las notas sobre estas campañas electorales omite la presencia de mujeres en sus fuentes y no ofrece un ángulo de inclusión. En la cobertura de los personajes mencionados en las notas recuperadas, sólo 13 por ciento son mujeres y del total de alusiones a las candidaturas durante los procesos electorales sólo en 19 por ciento se refiere a mujeres candidatas".
La consejera del INE Beatriz Galindo comentó que este Foro tiene como propósito ofrecer un espacio de diálogo y reflexión para analizar las condiciones adversas que todavía hoy impiden o dificultan el acceso de las mujeres para desempeñar cargos públicos en el país.
Precisó que el respeto a los derechos políticos de la mujer, a la no discriminación, a no reproducir roles y estereotipos y a fomentar la democracia con el ejercicio del voto en el contexto de una sociedad debidamente informada y participativa, es la perspectiva de este foro, en aras transformar la percepción asimétrica sobre la igualdad política que se pretende visibilizar. "Es una tarea compartida que debemos asumir todos en la lucha por alcanzar un reconocimiento de derechos pleno, equitativo y más justo".
Santiago Nieto, titular de la FEPADE, consideró que la igualdad sustantiva debe partir del compromiso "por los valores democráticos, por la pluralidad de los medios y en los medios; pero, particularmente, reconocer que la libertad de expresión como derecho fundamental tiene sus límites y uno de ellos está en no vulnerar el derecho a la no discriminación, no vulnerar la igualdad sustantiva".
Francisco Valdés, director general de la FLACSO, planteó que la desigualdad que se registra en el país en perjuicio de mujeres "ha permeado fuertemente en todas las instituciones, y los medios de comunicación no se han quedado atrás y juegan un papel importante en la reproducción de los estereotipos, en la reproducción de rasgos y patrones culturales que fuerzan a las mujeres a jugar un rol secundario o peor en la vida social y la vida pública".

Por María García
(maríEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México, marzo (SEMlac).- En el marco del Paro Internacional de las Mujeres que se realizará el 8 de marzo en más de 40 países, organizaciones sociales en defensa de los derechos de las mujeres anunciaron la marcha 8M en la Ciudad de México, del Ángel de la Independencia al Hemiciclo a Juárez, a las 5 de la tarde.
La marcha, en la que se conmemorarán 107 años de la declaración del 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer, tiene como objetivo denunciar la violencia social, legal, económica y cultural que experimentamos cada día.
Lo anterior fue dado a conocer en una conferencia de prensa, con la participación de integrantes de la Nueva Central de Trabajadores (NCT), Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y la Asamblea Nacional de las Resistencias, así como luchadoras contra el feminicidio, activistas de la comunidad sexogenérica, defensoras de derechos humanos y feministas.
Las participantes señalaron que hay muchas razones para protestar, por lo peligroso que resulta ser mujer en este país, donde prevalece la impunidad, la corrupción institucional que incrementa los feminicidios cada día, así como la trata, el tráfico, la explotación sexual y las desapariciones forzadas.
Aimé Jezabel, de la Nueva Central de Trabajadores, destacó que habrá una jornada amplia desde el primero hasta el 8 de marzo.
"Estamos viendo que el 8 de marzo tiene un papel histórico para las mujeres y recuperamos el carácter combativo de este día. La lucha por la emancipación de las mujeres es la lucha por la emancipación de la humanidad", indicó.
Una de las propuestas para esta jornada es que el día 8 de cada mes "se realice una actividad para que no se olvide nuestra lucha", añadió. Después habrá una conferencia para dar a conocer los resultados del paro en México y, posteriormente, una conferencia global.
Estela Cabrera, del Congreso Popular, exigió el cese de tanta violencia contra las mujeres, tanto la económica como la laboral, que "creo todas hemos padecido".
Abigail Madariaga, del Centro De Apoyo a las Identidades Trans, se sumó a la lucha y dijo que la transfobia sigue cobrando vidas en este país, como en el caso de Alessa y Paola, que aún siguen en la impunidad, así como la discriminación que les impide acceder a un trabajo digno.
Esta movilización ha sido organizada y convocada por Nueva Central de Trabajadores, Sindicato Mexicano de Electricistas, Asamblea Nacional de las Resistencias, Asamblea Nacional de Usuarios de la Energía Eléctrica, Organización Política del Pueblo y los Trabajadores, Campaña Trabajo Digno, Movimiento Al Socialismo Partido Revolucionario de los Trabajadores Feministas con Voz de Maíz y Movimiento de los Trabajadores Socialistas, entre otras.

 

De la Redacción
(
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Mérida, México, marzo (SEMlac).- Organizaciones de la sociedad civil y feministas de Yucatán y de diversas entidades mexicanas se pronunciaron en contra del Poder Judicial del Estado de Yucatán por el evento que ha organizado para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, programado para el próximo 8 de marzo de 2017. 
El panel de discusión que tendrá lugar a las 13:00 horas, en el auditorio "Víctor Manuel Cervera" del Tribunal Superior de Justicia, contempla como ponentes a: Marcos Alejandro Celis, presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura; Luis Jorge Parra, del Consejo de la Judicatura; el presbítero Raymundo Pérez; y Armando Aldana, presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje. La magistrada de la Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia, Ligia Cortés, fungirá como moderadora.
"El evento atenta contra el principio del Estado laico, consagrado en el artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, al incluir un representante de la Iglesia en el panel. Las acciones que realiza el Estado, incluido el Poder Judicial, deben estar completamente desvinculadas de cualquier ideología religiosa para garantizar la efectiva protección de los derechos humanos. Esto incluye los eventos que el Estado organiza y las voces que impulsa", señalan en un documento. 
Asimismo, califican de reprobable que un Tribunal Superior de Justicia conmemore el Día Internacional de la Mujer, sin mujeres. "En la mesa participarán cuatro varones y solo una mujer como moderadora, hecho que consideramos gravemente discriminatorio. Este día está diseñado para reflexionar sobre los avances y los obstáculos que aún existen para el ejercicio de los derechos de las mujeres. Es condenable que las voces de las mujeres queden fuera de este tipo de reflexiones".
Con este evento, explica el pronunciamiento, se pone de manifiesto el desconocimiento del personal del Poder Judicial sobre perspectiva de género, así como acerca de los orígenes y el significado del 8 de marzo.
"Resulta igual de grave que el panel se anuncie como parte de la campaña `He for she', lanzada por ONU Mujeres a nivel mundial", explican las organizaciones, ya que en el cartel aparece el logo de dicha campaña.
Por ello, exigen al Poder Judicial de Yucatán y a cualquier entidad pública "abstenerse de organizar eventos donde los hombres hablan por las mujeres; y replantear el panel del 8 de marzo para que se escuchen las voces de las mujeres yucatecas", así como respetar, proteger y garantizar el principio de laicidad del Estado.
Las organizaciones firmantes son la Red De Feministas Peninsulares , Unasse, ASI Legal, el Comité Conmemorativo del 1er Congreso Feminista, Yucatán Feminicida, Ddeser, Kookay, Les Visibles, el Observatorio de Violencia Social y de Género de Campeche, Ala Izquierda, Gire, Equis Justicia para las Mujeres, el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, Estereotipas, Maya Sin Fronteras, entre otras.

Por Dixie Edith
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

La Habana, marzo (Especial de SEMlac).- Para la cubana Yolanda González Surela, cuidar niñas y niños ha sido un trabajo prácticamente a tiempo completo desde hace más de medio siglo. Esta maestra habanera de 84 años asegura ser feliz en su cotidianeidad rodeada de infantes. 
Graduada de Pedagogía, mientras fue trabajadora estatal ejerció como maestra y formó futuros docentes, fue directora de escuelas primarias y llegó a coordinar la labor de los círculos infantiles (guarderías) en el municipio donde todavía vive y labora: Diez de Octubre, el más poblado de la capital cubana.
Pero fue al jubilarse, hace poco más de 10 años, que comenzó a cuidar bebés por cuenta propia.
"No pensaba hacerlo, pero mucha gente me dijo que, con mi experiencia, podría dedicarme a eso. Empezó siendo una cosa pequeña pero he llegado a tener 21 niños a la vez, lo que es casi un verdadero círculo infantil", cuenta en entrevista con SEMlac.
Para ella, ha sido un proceso de "construcción que ha avanzado poco a poco, siempre en la casa y con el apoyo de la familia", confiesa, mientras sonríe a una pequeña de unos tres o cuatro años que se acercó a la sala durante la conversación y se acomodó con confianza a su lado. 

Entre lo estatal y lo privado
Aún con experiencias probadas tanto en el ámbito del empleo laboral como en el privado, a González Sureda le cuesta establecer con claridad las diferencias, y sobre todo las virtudes y defectos, entre los círculos infantiles y las guarderías por cuenta propia. 
"Es difícil de determinar. En primer lugar, creo que tiene que ver más con quién dirige el trabajo. En muchos lugares privados el personal no es estable, la gente entra y no conoce cómo es el trabajo, cuáles son los cuidados y después encuentra otras posibilidades y se va. Pero si la persona que dirige está preparada y se mantiene, no es grave el problema.
"En mi caso, aunque no siempre he tenido a las mismas personas trabajando, se ha mantenido la atención; también porque es un lugar más pequeño, hay menos niños", reflexiona. 
Para González Surela, en el caso de los círculos estatales se requiere de muchos más recursos y de muchas más personas para poder atender diferenciadamente a cada niño, además de la habilidad de la persona que lo dirige para encaminar las cosas. 
"Hay que abrir el círculo bajo cualquier circunstancia; si no hay agua, por ejemplo, hay que buscar alternativas; si falta una 'seño' (cuidadora) hay que unir dos grupos, pero no se puede dejar de atender a los niños y, por lo general, son matrículas más grandes. Manejar un círculo estatal es difícil y a veces se sufren las consecuencias de una mala organización. Los privados tienden a ser más pequeños y más fáciles de manejar", ratifica a este servicio. 

Entonces, ¿tiene mayores ventajas el cuidado por cuenta propia?
Hay un grupo de particularidades, pero creo que no se pueden establecer ventajas absolutas entre una y otra alternativa, porque la mejoría no depende de si el lugar es privado o estatal, sino de quien lo dirige o de cómo se organiza. 
Hoy mismo estuvo aquí una muchacha con su hijo y me contó que había tenido que sacarlo de cuidadoras y también del círculo, porque había encontrado problemas de higiene, tanto en uno como en otro lado. Con los niños hay que cumplir un grupo de normas, de cuidados y muchas veces la gente no tiene esa precaución. Y también hay que tener sensibilidad, y eso no depende de si el lugar es privado o particular.
Yo tengo aquí una niña que es muy majadera; inteligentísima, pero majadera. El papá se fue para México, la mamá es dirigente en un banco y a ella la trae el abuelito y llegan siempre tarde, como a las 11 de la mañana, pero yo la admito, algo que en el círculo no se puede hacer.
Pero si esa familia tiene problemas, ¿cuál es mi tarea? Intentar ayudar y educar a la niña. Entonces hablé con su abuelito y me contó que la madre había tenido descoordinación con los horarios y está sola cuidando a la hija. Hay que entender, pero también hay que lograr que la niña llegue temprano. Entonces, la persona que tiene que conversar con la madre esos problemas tiene que ser sensible. Y ese trabajo no es fácil.

¿Cuáles son las principales dificultades que usted ha enfrentado? 

Tienen que ver con crear las condiciones para este tipo de trabajo, algo que hemos ido haciendo poco a poco. Otras son las mismas dificultades que tiene todo el mundo en su casa. 
Tenemos un grupo de exigencias, de normas de higiene, y para cumplirlas hay que ir a comprar lo necesario en las tiendas en divisas y eso a veces se dificulta. Yo he tenido que ir hasta La Habana (al municipio de Centro Habana) para conseguir papel higiénico porque a los niños hay que limpiarlos con papel higiénico, por poner el ejemplo más sencillo.

¿Y la parte educativa? ¿Cómo se enfrenta este tema en el cuidado privado?
El principal problema es que las cuidadoras por cuenta propia no tenemos ninguna orientación. Yo me defiendo porque trabajé toda mi vida en esto. Existen orientaciones sobre cuánto se cobra, cuántos niños uno tiene, cómo debe ser la higiene, pero en el asunto educativo, de la formación, nadie viene a preguntar y mucho menos a dar orientaciones o preparación sobre cómo hacerlo. 
Aquí, yo, personalmente, imparto una especie de docencia más organizada desde la mañana hasta el mediodía, y por la tarde sí dejamos que los niños jueguen. Los más pequeños solo juegan y con los más grandes hacemos pintura, modelado, etcétera. 
Además, garantizamos una educación menos tangible que tiene que ver con que aprendan a compartir, con que no se establezcan diferencias entre ellos. Por ejemplo, todos usan las mismas mesas, los mismos jarros, comen en bandejas, aunque la comida es la que traen los padres y nosotros solo calentamos. Pero es importante que no se establezcan diferencias entre ellos, que haya alguna uniformidad. 

¿Ha tenido niños con necesidades especiales? ¿Cómo es el trato en esos casos?
Tuve dos autistas, se incorporaron con dificultad, pero lo hicieron. Pero en aquellos momentos todo el mundo estaba en función de ellos, de que encajaran. No es que logramos que se curaran, pero al menos se incorporaron al grupo y eran felices.

Un día en la vida de Yolanda
Dos cuartos de la casa de Yolanda González, la sala y el patio son de dominio exclusivo de niñas y niños con sus dos cuidadoras. Pero las risas y los gritos suenan por todas partes y resulta evidente que las rutinas familiares de estas familias han cambiado mucho en la última década.
En la mañana, una "seño" recibe a los niños y garantiza que los padres dejen las pertenencias de pequeñas y pequeños en la taquilla individual que tienen asignada. Así arranca una jornada que a veces suele tornarse larga.
La entrada está establecida a partir de las siete y media de la mañana, pero algunos llegan más temprano. Las cuidadoras, entonces, los separan en dos áreas: una para los bebés más pequeños; otra para niñas y niños más grandes. Muy temprano ven muñequitos; luego, cuando el grupo se completa, tienen las actividades docentes.
Cuando todas las "seños"' llegan "se arregla el patio, se ponen las mesas y los manteles y les ofrecen su almuerzo o su merienda. Por las tardes el tiempo es para los juegos porque no hay horario de salida y es muy difícil coordinar actividades para todos", relata Gonzáles Surela. 
Para esta experta maestra, un asunto de atención permanente es el tema de la seguridad de su pequeño grupo de infantes.
"Aquí no entra nadie que no sea conocido, ni tampoco le entregamos el niño a cualquier persona. Todo el mundo sabe cómo son las cosas y no puede haber ningún extraño porque nosotros tenemos una responsabilidad con respecto a esos niños", asevera con seriedad. 
"Imagínate que para admitir a los niños les pedimos a los padres que llenen una planilla donde identifican a los principales familiares que están a cargo, las enfermedades que puedan padecer, si hay algún problema en la casa, o si los padres están separados y hay conflictos entre ellos, todo para no equivocarnos y garantizar que esta no sea una zona de riesgo", agrega. 
"Lo más importante, además de la protección de los niños, es su educación, de tal modo que no solo permanezcan aquí hasta que tengan edad para entrar al preescolar, sino que vayan formándose. Cuando llegan a la primaria no tienen tantos problemas porque vienen de dinámicas organizadas, similares a las de la escuela, y saben qué es la disciplina", sentencia. 
"Me gustan mucho los niños; cuando ya están en la escuela pasan por aquí, entran, saludan, me tienen cariño a mí y a las 'seños' y eso me encanta. Soy feliz", insiste la maestra. 

 

Por Lorena Castellanos Rincón
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Yucatán, México, marzo (SEMlac).- "Es esta cuestión de mostrarle al mundo y de poder demostrarle a las mujeres que deberíamos amarnos y que el empoderamiento femenino debe empezar desde adentro, desde amarnos como personas, sentirnos cómodas con nuestra piel", dijo Itzel López García, creadora de la línea de lencería y ropa para mujer Micaela.
Desde hace cuatro años, Iztel López, quien proviene de un matriarcado donde se le inculcó el no necesitar de un hombre para salir adelante, se ha dedicado a la creación de lencería artesanal con diversos enfoques para ayudar a las mujeres, desde niñas que están pasando por la pubertad, hasta señoras de más de 60 años, priorizando el amor hacia ellas mismas, así como la protección y el cuidado de su salud.
La última campaña que la diseñadora ha sacado en redes sociales se llama "Empodera" y tiene como objetivo impulsar a las mujeres a que se sientan cómodas con su cuerpo y demostrarles que tienen el control y el poder de decir no, y así eliminar las etiquetas.
Para la primera sesión de fotos de la campaña, convocó a mujeres jóvenes de diversas tallas y siluetas, con brasieres diseñados a su medida y para cada una de ellas. En la sesión, donde el esposo de Itzel fue el fotógrafo, hubo diversas actividades como el abrazarse a sí mismas o el círculo wicka, donde corrían, sonreían y al final hubo un momento en el cual guardaron silencio.
Además de las imágenes grupales, "Empodera" comenzará a publicar fotografías individuales de cada mujer participante, donde además de ver la relación entre ellas y la naturaleza, habrá un texto acompañante que cuenta la historia de cada una "porque todas tienen algo que decir".
Otro de los objetivos, detalló, es que las mujeres sean conscientes de que no necesitan de nadie para sobresalir y romper esos esquemas de que, como mujeres, vienen al mundo solo a casarse y tener hijos para cumplir su ciclo de vida.
"Así nació Empodera, de querer poder ser la voz de otras mujeres, pero aún más de querer ser la voz de mujeres que ya no están con nosotros, de poder hacer ese cambio", dijo.
Durante todo el año y cada dos meses saldrá una nueva convocatoria para participar en las sesiones temáticas de la campaña, donde cada pieza a modelar será personalizada y se les regalará un cupón de descuento a las participantes, quienes deberán contestar a la pregunta ¿cuál ha sido su camino de empoderamiento?
La cuestión es que este mensaje llegue cada vez más a más mujeres y fomentar la idea de que, como tales, no deben destruirse, sino apoyarse unas a las otras.
"Somos mujeres, nos tenemos que apoyar, nos tenemos que dejar de pisotear y tampoco dejarnos pisotear. Esta cuestión es la que también estoy tratando de fomentar, si vamos a crecer juntas y nos vamos a agarrar de las manos, es para apoyarnos las unas a las otras, no quitarnos escalones, sino para sumar escalones".
Otra de las campañas que López García está llevando a cabo es "Iris", que se suma a la lucha contra el cáncer de mama, y lleva ese nombre en honor a su tía, quien falleció de dicha enfermedad.
"Iris" no solo busca crear la consciencia de la autoexploración en mujeres mayores de 50 años, sino también en jóvenes veinteañeras, quienes también son propensas a desarrollar el cáncer.
"Yo quería que ella (mi tía) fuera recordada y más que nada dejar ese mensaje de lucha, de que de amar su cuerpo es parte de su salud y ser un poco más egoístas y no esperar que alguien más se muera para poder disfrutar de la vida".
El año pasado, Micaela participó junto a la clínica Sentir en una campaña de donación de sostenedores en la cual la marca otorgaba descuentos por cada prenda donada. En total se recaudaron 200, de los cuales, por cada 10, Sentir otorgará fisioterapias gratuitas post masectomía a comunidades de escasos recursos.
Asimismo, la mitad de la lencería juntada será adaptada por Itzel López para mujeres que no tengan un seno y la otra mitad se adaptará para mujeres de escasos recursos, para ello, los sostenedores serán remasterizados y se les quitarán las varillas.
A partir del mes de mayo se iniciará con el proceso de adaptación de las prendas, para poder llevarlas, junto con información pertinente a comunidades de escasos recursos y donde la cultura de tocarse está mal vista.
De igual manera, Micaela está a punto de sacar una línea de bralettes para mujeres que no tienen un seno, con un costo de 90 pesos (4.50 dólares), debido a que los sostenedores para estas mujeres son muy caros, y deberían estar al alcance y las posibilidades de todas.
"A mí me gusta que mi tía siga viva por esto, para mí ella está viva por esto. Si vino y me dejó esto es para que me quedara con la experiencia y poder ayudar a otras mujeres", asegura.
En ambas campañas, la diseñadora prefiere utilizar el concepto de "una mujer real", es decir, sin el uso de maquillaje ni Photoshop, donde las modelos con las que trabaja son mujeres de diversas tallas, generando publicidad para el público al que ella realmente quiere llegar: a todas.
El concepto bajo el que labora Itzel López, desde Reciclado Vintage, la marca con la que empezó a trabajar con pigmentos naturales y recuperación de textiles, surge desde el momento en que se dio cuenta de que le faltaba darse su valor como mujer, por lo que comenzó a hacer 
lencería para verse bonita y gustarse a sí misma.
"No me había dado mi tiempo para quererme, para amarme, para tocarme, para nada, entonces ha sido un viaje de descubrimiento, de saber que me gusto más. De hecho, empecé a tener más confianza cuando mi marido empezó a tomar fotos y dije, voy a entrar al quite y empecé a modelar la lencería y perdí el miedo incluso de ponerme una ombliguera, de salir, de que me tomaran fotos, realmente empecé a dejar ese miedo".
Por eso mismo, Itzel no acepta que sus clientas hablen mal de sus propios cuerpos, señalando cada defecto que pudiesen encontrar, por lo que las regaña diciéndoles que no tienen por qué bajarse la autoestima y demostrándoles que parte de la fortaleza de cada mujer es quererse a sí misma.
Es así que le gusta mantener el contacto con cada una de sus compradoras, generando un espacio donde se sientan cómodas y puedan platicar y conocerse, quedándose ella con una parte de sus clientas y ellas con un pedazo de Itzel, en cada prenda y experiencia que les da Micaela.
"Me llena más la satisfacción de los mensajes que me mandan, que le ayudé a sentirse bien, en darle la fuerza para no tirarse a la depresión, el creer que los hombres no son todo, todo eso la verdad a mí me llena, es la mejor satisfacción que me pueden dar".
Itzel López, quien se siente orgullosa de ser mujer y pretende convertirse en una voz de lucha que defiende los derechos femeninos, para que se sientan seguras y salgan adelante, busca dejar semillas con estas campañas para que sus clientas y todas aquellas mujeres a las que llegue su trabajo lo transmitan de generación en generación.
Asimismo, busca en conjunto con su esposo el dejar un buen ejemplo a sus dos hijas y un legado de buenos seres humanos para el mundo, con la finalidad de que, en un futuro, ellas puedan luchar por estas mismas causas, guiando a las personas "que no tengan luz en ese momento".
"El encanto de Micaela es que son diseños únicos, con quizás tres tallas, pero que no se volverán a ver, eso los hace especial. Es el amor de ser mujer, el ser feliz por ser mujer, el sentirte orgullosa por ser mujer y no esconderlo".

Por Sara Lovera
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México. febrero (SEMlac).- Los avances hacia la igualdad de género se enfrentan a resistencias, embates y retrocesos promovidos por las iglesias y por las condiciones internacionales, dijo la doctora Ana Buquet Corleto al asumir la dirección del Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG), creado en la UNAM hace apenas 61 días.
Este ambiente, advirtió, busca desprestigiar los aportes teóricos y prácticos que explican la desigualdad entre mujeres y hombres, lo que obliga a contar con recursos materiales y humanos en género para atender la demanda del sector público.
En la ceremonia que la ungió como funcionaria de la Universidad Nacional Autónoma de México, Buquet Corleto dijo que el discurso de Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, con su denostación a las mujeres, su nacionalismo delirante y su intolerancia a la diversidad racial y étnica, da elementos a quienes cambian leyes en México para impedir la libertad a las mujeres o fortalece al Frente Nacional por la Familia, que trata imponer al mundo una única manera de formar un hogar.
De ahí la importancia de este Centro que ha colocado a la UNAM en la vanguardia de los estudios de género en América Latina, y legitima este campo del conocimiento que en la casa de altos estudios comenzó hace 13 años. No obstante, la tarea que hay que hacer es grande, porque ahora se cuenta con solo cuatro investigadores/as e igual número de técnicos/as y su reto es responder a 30 líneas de investigación.
Dijo no a quienes están desprestigiando los aportes teóricos y los hallazgos científicos que explican la desigualdad entre hombres y mujeres, especialmente frente a los graves y complejos problemas de género en México.
El Centro del que se hará cargo por acuerdo institucional durante los próximos cuatro años, tiene como tareas fundamentales producir conocimiento e investigación, pero sobre todo producir temas para abordar, disminuir y abolir esas desigualdades. Y esa también es una tarea de la UNIVERSIDAD.
Ante un nutrido auditorio en el piso 14 de la Torre II de Humanidades, en la UNAM, Buquet Corleto dijo que es prioritario usar recursos teóricos y metodológicos no sólo para comprender la violencia contra las mujeres, sino para contribuir a erradicarla, igual sobre la división sexual del trabajo, la brecha salarial entre mujeres y hombres o el aprovechamiento social del talento de más de la mitad de la población, por lo que la academia contribuye a las políticas públicas y los centros de alto nivel deben formar cuadros para incidir en esta realidad.
En lo formal agradeció su designación hecha por Enrique Graue, rector de la UNAM, y al coordinador de Humanidades, Alberto Vital, quien le dio posesión y afirmó que la tarea del CIEG será trascendente y felicitó el paso que dio un Programa de Estudios a un Centro de Investigación y relevó la importancia de quienes iniciaron estos estudios en la UNAM.
Ana Buquet luego de comprometerse a trabajar y coordinar esfuerzos y alianzas, dijo que el CIEG requerirá apoyos administrativos, económicos y estructurales para cumplir su tarea. Y destacó que mantendrá el papel del CIEG como agente de cambio y transformación social y coadyuvará y fortalecerá su colaboración para todos los cambios institucionales en la UNAM.
En la Torre II de Humanidades, estaban algunas de las impulsoras y fundadoras de los estudios de género como Gloria Careaga, Gabriela Delgado, Gabriela Cano y Jeny Cooper, invitadas especiales como Rosaura Ruíz, directora de la Facultad de Ciencias, y Ana Güezmes, representante en México de ONU Mujeres, la feminista Marta Lamas y una diáspora de alumnas, profesoras, representantes de muchos centros de investigación de la UNAM, de Conacyt y asociaciones profesionales.

 


De la Redacción
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

La Habana, febrero (SEMlac).- Dos nuevos decretos leyes y cuatro resoluciones publicadas el 11 de febrero amplían los beneficios económicos a las madres trabajadoras en el disfrute de la licencia de maternidad en Cuba, que ya alcanzaba hasta el primer año de vida del bebé, con pagos incluidos.
También inducen una participación más amplia y activa de la familia en el cuidado de niñas y niños, al decir de funcionarios que dieron a conocer las nuevas disposiciones.
Yusimí Campos Suárez, viceministra del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), explicó que uno de esos documentos, el Decreto-Ley No. 339 "De la maternidad de la trabajadora", emitido por el Consejo de Estado, establece que si la madre decide reincorporarse al trabajo una vez concluida la licencia pre y posnatal, y antes de que su bebé cumpla el año de vida, podrá simultanear la prestación social a que tiene derecho con su salario.
Otra de las disposiciones establece que la cuantía de la prestación mensual a la madre trabajadora no podrá ser inferior al salario mínimo vigente en el país.
En cuanto a regímenes especiales de la seguridad social se reconoce como tiempo de contribución aquellos períodos en los cuales la trabajadora se encuentra en el disfrute de la maternidad, enferma o accidentada, lo que la libera de la obligación de pago.
Las nuevas regulaciones permiten extender a los abuelos maternos o paternos, que sean trabajadores, el cuidado del niño hasta su primer año de vida. Este derecho ya se había contemplado para los padres, aunque no se ha utilizado por ellos suficientemente.
En tanto una resolución del Ministerio de Finanzas y Precios modifica disposiciones de 2012 y establece que a las trabajadoras por cuenta propia (sector privado) que sean madres de dos o más hijos menores de 17 años se les reducirá 50 por ciento del pago de sus impuestos mensuales sobre los ingresos personales.
Adalberto Carbonell Sotto, director general de la política Fiscal del Ministerio de Finanzas y Precios agregó que igualmente reducción del 50 por ciento de las cuotas consolidadas mensuales por impuestos a quienes trabajan por cuenta propia en el cuidado de niñas, niños, personas enfermas, con discapacidad y ancianas.
Por su parte, una resolución conjunta del Ministerio de Finanzas y Precios y el Ministerio de Educación, dispone un nuevo tratamiento para el pago por los servicios en los círculos infantiles y seminternados a las madres con dos o más hijos.
María de los Ángeles Gallo Sánchez, directora nacional de Educación Preescolar, explicó precisó que para las madres con dos hijos se le reduce el pago de la tarifa en 50 por ciento; si tiene tres, el último queda exonerado de pago. Quedan libres de hacer estos pagos las mujeres que tengan partos múltiples de más de dos niños.
Otra novedad es que si un niño o niña camina a los 11 meses de edad no tendrá que esperar al año de vida para acceder a una guardería, otorgamiento que no será cada dos meses, como hasta ahora, sino mensual. Esas facilidades no distinguen entre madres trabajadoras del sector estatal, cuentapropistas o en condición de privación de libertad.

Por Dixie Edith
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

La Habana, febrero (Especial de SEMlac).- La carencia de servicios de apoyo a las tareas hogareñas y de una infraestructura que aligere el trabajo doméstico constituye uno de los retos más grandes que enfrenta hoy la sociedad cubana en busca de la igualdad real entre mujeres y hombres, coinciden especialistas.
Para María Rosa Vaquero, profesora universitaria jubilada y residente en el municipio capitalino de Arroyo Naranjo, esa afirmación concuerda de manera bastante exacta con sus lamentos cotidianos desde hace varias décadas.
"Cuando nació mi primera hija, a inicios de la pasada década del setenta, me volvía loca porque el día no me alcanzaba para hacer todas las cosas. Había escasez y todo lo necesario para atender a una bebé se encontraba disperso en tiendas o mercados a veces muy alejados entre sí", explica Vaquero a SEMlac.
Al llegar su segundo hijo, a fines de la misma década, las cosas habían empezado a mejorar y los tiempos de Vaquero comenzaron a ser algo más cómodos.
"Recuerdo que abrieron grandes lavanderías estatales a las que una llegaba con la ropa sucia y su poquito de detergente y salía con todo limpio y seco. Es cierto que a veces me pasaba hasta tres horas allí, pero las aprovechaba leyendo o jugando con el niño", narra a este servicio.
Para esta exprofesora de 67 años la vida terminó de complicarse con la fuerte crisis económica de la década de los 90. Aunque su esposo de toda la vida ha sido también un colaborador sistemático en las tareas domésticas, las presiones económicas de la época la obligaron a cambiar de golpe todas sus rutinas.
"Mi madre debutó en 1992 con una enfermedad crónica degenerativa y mi hija tuvo a su primer niño en 1995. Tuve que jubilarme por un peritaje médico, aunque aún no tenía ni 45 años, para poder cuidar a mamá y ayudar con el nieto, porque mi hija era recién graduada y trabajaba en el polo científico", detalla con un poco de tristeza.
Medio en broma, medio en serio, Vaquero confiesa que muy a menudo, durante todos estos años, ha añorado casi a diario algunas cosas: una enfermera que la ayudara con su madre enferma y una persona que le aliviara algunas tareas domésticas.
Pero también "un lugar a donde encargar comida barata y buena, cuando termina el día y estoy tan cansada, que me duele hasta entrar en la cocina", agrega.
De ellas, ha conseguido solo una. Todos los viernes una vieja amiga de la familia pasa el día en la casa haciendo limpieza, mandados y cualquier otra tarea necesaria, a cambio de un pago razonable. Pero no es suficiente.

Reflexiones desde la academia
Datos del último Censo Nacional de Población y Viviendas levantado en 2012 refieren que poco más de un millón 854.750 cubanas se dedicaban por completo a los quehaceres del hogar.
Por su parte, un altísimo porcentaje del cerca del millón 838.600 mujeres que ocupan algún empleo estatal en la isla también dedican buena parte de su tiempo y esfuerzos a las tareas del hogar.
Según Teresa Lara, especialista en estadísticas de género y con experiencia en estudios de uso del tiempo, muchas de estas mujeres, además, se ven en la necesidad de desplegar varias tareas a la vez en aras de racionalizar las horas que dedican al trabajo doméstico.
En el estudio "Mujeres, trabajo doméstico no remunerado y vida cotidiana", de la doctora Magela Romero Almodóvar, de la Universidad de La Habana, se ratifica esa aptitud para "la multitarea".
Según esa indagación, 51,2 por ciento de las cubanas consultadas declaró realizar dos o más tareas domésticas a la vez para optimizar el tiempo; mientras cerca de 34 por ciento aseguró levantarse antes que el resto de la familia para adelantar "las cosas de la casa".
Un 20,5 por ciento, en tanto, confesó que prefería acostarse muy tarde en la madrugada y dejarlo todo listo para el siguiente día.
La propia Romero, en su recientemente defendida investigación doctoral, constató, además, una "alta demanda de servicios de apoyo en un contexto donde las instituciones y programas estatales de apoyo a la familia y a la mujer trabajadora son insuficientes o tienden a privatizarse, al tiempo que se desencadenan procesos sociodemográficos con incidencia directa en la profundización de un vacío en torno al cuidado".
Para esta experta, entre los "procesos sociodemográficos" identificados destacan el acelerado envejecimiento de la población y la emigración de potenciales personas cuidadoras, asevera en su tesis "El trabajo doméstico remunerado a domicilio en Cuba. Un estudio de caso en Miramar".
Otra investigación doctoral, presentada en 2015 en la española Universidad de Córdova, identificó conflictos diversos para la conciliación entre familia y trabajo en Cuba y España.
En el caso de Cuba, las mayores dificultades identificadas se concentraron "en las interminables horas que necesitan para encontrar los ingredientes que llevarán los menús familiares de cada día y los grandes obstáculos que deben superar para encontrar un transporte que les conduzcan de un lugar a otro (de la casa al trabajo o a los lugares de ocio)", precisa María Caridad Bocija Nogués, autora del "Estudio comparativo del conflicto trabajo- familia en España y Cuba".

Con los pies en la tierra
La universalización de los servicios de educación y salud, la creación de círculos infantiles (guarderías) -aun cuando no satisfagan toda la demanda-, o la aprobación de leyes como la de Maternidad de la trabajadora son muestra de acciones que han repercutido favorablemente en la conciliación de los espacios laborales y familiares en Cuba.
Sin embargo, el fomento paralelo de una infraestructura de servicios para aliviar las dinámicas domésticas familiares no ha ido a la par de esos esfuerzos.
En el Informe Central del VIII Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas, en marzo de 2009, ya se reconocía la necesidad de que el Estado garantizara un grupo de servicios básicos de apoyo al hogar. Esa sigue siendo una demanda insatisfecha con diferentes repercusiones en la vida personal y familiar, fundamentalmente para las mujeres.
En los últimos años, con la ampliación de la iniciativa privada en el país, aparecen opciones atractivas en ese sentido. Cuidadoras a domicilio y trabajadoras domésticas, por solo citar dos ejemplos, han comenzado a ser presencias más cotidianas en las casas cubanas.
En paralelo, muchos mercados agropecuarios de oferta y demanda venden productos limpios o semiprocesados, como frutas, vegetales y viandas peladas y cortadas, que alivian de manera considerable las presiones de la cocina cotidiana.
"Pero siguen siendo muy caros para el salario medio y no se encuentran en todos los municipios", asevera Vaquero a este servicio.
Un pequeño recorrido realizado por SEMlac por algunos negocios por cuenta propia de venta de carne de cerdo y embutidos, recién abiertos en varios municipios de La Habana, confirmó la necesidad de este tipo de ofertas, pero también la percepción de Vaquero.
Hamburguesas, medallones, croquetas o ahumados y embutidos cortados y "listos para comer" son de los productos más demandados, según quienes se ocupan de la venta en estos establecimientos.
"Los medallones y croquetas nunca llegan al final del día, porque son más baratos", reconoció Juliet Alfonso, una joven ama de casa del municipio de Playa, asidua consumidora de estas opciones.
Según la investigación doctoral de Almodóvar, aún existe una "insuficiente presión para que dentro del plan anual de la economía se priorice el restablecimiento de los servicios de apoyo a la familia ya existentes y se fomentan nuevos, en los que se disponga de una mejor infraestructura a la existente". 
En general, especialistas coinciden en que, pese a la trascendental importancia del asunto, este sigue siendo un fenómeno social poco estudiado y atendido, que demanda un abordaje desde perspectivas sociológicas y de género, pero también económicas y legislativas.

 

Por Gabriela Ramirez
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

México, enero (SEMlac).- El aumento en los precios de la gasolina impactó de manera negativa la economía de las y los mexicanos, generando una afectación mayor en las mujeres que, en la mayoría de los casos, administran los gastos en los hogares o son jefas de familia.
Ellas, además, están escépticas de que la estrategia del gobierno federal de resultado y ven más complicado el futuro.
El alza de precios de la canasta básica genera preocupación y angustia en muchas mujeres, quienes han tenido que "arreglárselas" para comprarlos o se las han tenido que "ingeniar" para solventar los gastos de alimentos, servicios y transporte. 
Lourdes Piña Mondragón es jefa de familia. Trabaja como vendedora en una tienda de telas en el centro de la Ciudad de México. Gana aproximadamente 6.000 pesos al mes (300 dólares). Con ello tiene que mantener a sus dos hijos, uno de 10 y otro de 14 años. No recibe apoyo económico del padre.
"Con eso tengo que comprar para la comida, tengo que inventar qué hacer porque ya todo subió este mes: las tortillas, el huevo, la leche. Tengo que pagar transporte porque vivimos en Los Reyes y venir hasta el centro de la ciudad es más caro; algunas micros subieron así, sin más, el precio, por un trayecto en el que pagaba siete pesos (0.35 dólares) ahora quieren cobrar hasta 10 u 11 pesos, (0.55 dólares) depende. No se cómo le voy a hacer", dice.
Luego del incremento de 15 y 20 por ciento de la gasolina a partir de 1 de enero, el gobierno federal informó la puesta en marcha de un operativo para evitar una subida masiva de precios. Sin embargo, organizaciones como El Barzón que realizan un monitoreo de precios, señalan que sí se han registrado incrementos en los mercados en las principales ciudades del país.
El portal del observatorio de los precios de El Barzón dio a conocer un comunicado en el que aseguran que los aumentos en los energéticos provocarán un fuerte incremento en los costos de producción, que podrían registrar alzas hasta de 40 por ciento en productos de primera necesidad alimentaria, como la leche, la carne de res, carne de puerco, pollo, huevo, maíz (tortilla) y frijol.
También explican que en 2016, con un salario mínimo de 73.04 pesos por día (3.6 dólares), requería dos días para comprar un kilo de carne de res; ahora, aunque el salario aumentó a 80.04 pesos (4.0 dólares), con el alza a los precios, se requerirá casi tres días de trabajo para comprarla.
"Sí he notado un incremento en productos como la leche, el huevo, las tortillas. En el mercado encuentro algunas cosas más baratas, pero sí definitivamente me he tenido que poner muy creativa para ver qué cocinar con lo que me alcanza, porque claro que no siempre puedo tener carne, ¿Pero a ver cómo quito el huevo o la leche de la dieta de mis nietos?, cuestiona Irma Saucedo Flores, viuda, quien con los 4.000 pesos mensuales (200 dólares) que recibe por la pensión de su esposo compra el alimento de sus nietos, una niña de tres y un niño uno, porque su hija no ha encontrado trabajo.
Según un promedio publicado por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en la Central de Abastos de la Ciudad de México un kilo de huevo cuesta 21 pesos (0.91 dólares), el frijol negro 20 pesos (0.86 dólares) por kilo, un kilo de limón 14 pesos (0.7 dólares), un kilo de azúcar 15 pesos (0.7 dólares), un kilo de pollo 37 pesos (1.85 dólares), un kilo de carne de res 110 pesos (5.5. dólares) y un kilo de aguacate 35 pesos 1.75 dólares).
Las tortillas, que costaban 16 pesos por kilo (0.8 dólares) ahora se ha encontrado hasta en 18 (0.9 dólares), esto a pesar de lo dicho por la Profeco en el sentido de que ha realizado inspección en 1.500 tortillerías para monitorear precios y comprobar que las básculas estén correctamente calibradas. Hasta ahora, esa entidad sancionó a 450 establecimientos por no exhibir precios y detectar básculas con irregularidades.
Dulce Fuentes Delgadillo, vendedora de verduras de un mercado ambulante que se instala los jueves cerca de la Plaza de Toros en la Ciudad de México, asegura que los precios en la central han aumentado y, por lo tanto, también tienen que incrementarlos en su puesto.
"Ya subieron los precios en la central, por ejemplo, los que traen los limones, los aguacates, pues ahora pagan más de gasolina, y si ellos ya lo subieron, nosotros no podemos venderlo al mismo precio porque venimos también del Estado de México, gastamos más gasolina y pues debemos tener alguna ganancia ¿no?", explica.
Al preguntarle si las ventas han disminuido, Dulce Fuentes Delgadillo dice que sí. 
"No es que ya no venga nadie a comprar, claro que vienen las señoras, pero sí notas que llevan menos productos y ahora que el aguacate o el limón han estado más caros pues prefieren llevar otras cosas".
Datos y cifras del análisis
El Centro de Análisis Multidisciplinario de la Universidad Nacional Autónoma de México aseguró que, de 1982 a la fecha, el poder adquisitivo del salario ha registrado una pérdida del 79,11 por ciento.
En México, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la proporción de hogares encabezados por una mujer ha registrado un incremento pues paso? del 17,3 por ciento en 1990 a 26,4 en 2014.
Para 2015, cerca de ocho millones 802.000 hogares son encabezados por una mujer, 3,3 por ciento más que en 2014, según la Encuesta Nacional de Hogares 2015 del INEGI.
Actualmente, 20 millones 801.000 mujeres forman parte de la población económicamente activa; de las cuales, un millón 755 son asalariadas y ganan hasta un salario mínimo (4.0 dólares al día); 4 millones 352.000 ganan de uno y hasta dos salarios mínimos y son las que corren más riesgo ante este tipo de incrementos.
Según información publicada en el sitio de noticias INFOBAE, 26 millones de mexicanos están en situación de "vulnerabilidad", es decir, en riesgo de caer en pobreza extrema debido a éstos incrementos. 
"Ya no alcanza, la situación es cada vez más difícil. Ahora no solo hemos enfrentado incremento a los precios, sino también a los servicios. A mí este mes me llegó un recibo de luz por una cantidad que casi triplica lo que pago habitualmente", explica Josefina Leyva Díaz, quien trabaja como profesora en una escuela particular.
De las mujeres entrevistadas, ninguna cree que la estrategia del gobierno federal dará resultado, por el contrario, opinan que habrá más aumentos en febrero cuando suba la gasolina.

Página 4 de 28
Volver