Género

Género (383)

México, enero.- Las mujeres de América Latina deben actuar urgentemente en la política, la academia, los medios de comunicación, la organización social, en todos los espacios y por todas las vías, ante una crisis que impactará las economías de la región y aumentará la carga que ellas ya llevan.

Así resumió un llamado a las mujeres organizadas y feministas de esta región, la abogada y activista peruana Gladys Acosta, nueva directora Regional del Fondo de Desarrollo de Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM) para América Latina y El Caribe.

En entrevista con SEMlac, la funcionaria de la ONU hizo profundas reflexiones sobre lo que, en "este siglo funesto", toca a la masa crítica femenina, en un momento de combinación infausta de impunidad, corrupción, malos gobiernos, narcotráfico y violencia, en un área geográfica signada por la mayor de las desigualdades sociales del planeta.

Esta región, dijo, es el lugar más desigual y explosivo del mundo, superior a lo que puede hallarse en África y Asia. Ese es el contexto "donde debemos actuar" y fijar prioridades para mitigar la desgracia, especialmente de las niñas y las mujeres.

parlamentariasLima, enero.- Las parlamentarias peruanas gozan en promedio de más popularidad que sus colegas varones, de acuerdo con una encuesta realizada por una prestigiosa empresa privada de medición de mercados.

Seis de ellas, pertenecientes a una gama de partidos o agrupaciones políticas que abarcan prácticamente todo el espectro político peruano, recibieron en promedio cifras aprobatorias cercanas al 50 por ciento.

En tanto, el parlamentario con mayor popularidad, un reconocido periodista, se ubica recién en el puesto séptimo, con 34 por ciento de aprobación.

No obstante, también resultó ser mujer la que tiene mayor desaprobación: la congresista oficialista Luciana León, la de menor edad, obtuvo 59 por ciento de rechazo ciudadano.

Bogotá, enero.- Colombia, país con la mejor posición en 2006 en el Índice de Disparidad entre Géneros, descendió 25 peldaños respecto a 2007, debido a una ligera baja de la matricula en educación primaria y a la disminución de mujeres en el parlamento.

Así lo afirma el recientemente divulgado Índice Global de Disparidad entre Géneros del Foro Económico Mundial, un informe que mide los avances en la disminución de las desigualdades entre mujeres y hombres en 130 países.

Este estudio hace una comparación de la situación de las mujeres y hombres en cuatro áreas: participación y oportunidades económicas, educación, empoderamiento político, y salud y supervivencia.

Aquellos países que están a la cabeza son los que mayores logros han tenido en materia de cerrar la brecha de desigualdad de oportunidades entre géneros.

igualdadBogotá, septiembre (Especial de SEMlac).- Pese a los esfuerzos realizados por el gobierno de Colombia, la igualdad de género ha sido escasamente abordada en la agenda de la Ayuda Oficial para el Desarrollo (AOD).

Así lo concluyó la investigación "Financiación para el Desarrollo, efectividad de la ayuda y derechos de las mujeres en Colombia", realizada por la especialista Carmen Cruz, a solicitud del Sistema de Naciones Unidas y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Considerando la importancia de conocer la eficacia de la ayuda en Colombia en esta materia, la Mesa de Género de la Cooperación Internacional de Colombia, compuesta por 29 organismos bilaterales y multilaterales de ayuda al desarrollo y presidida por la AECID, encargó a Cruz la realización de ese estudio, con vistas a que sirva para la toma de decisiones.

El informe, hecho público el pasado 10 de septiembre, hace un análisis de la situación actual y brinda recomendaciones a la luz de los principios de la Declaración de París.

ProstitutaLa Paz, septiembre (Especial de SEMlac).- Grupos de hombres y también solitarios; jóvenes unos, mayores otros. Todos entraban y salían de un céntrico edificio en la ciudad de La Paz que alberga oficinas y tiendas de venta de ropa.

En la calle, la febril actividad del comercio informal era constante, mientras el tráfico se abría paso entre la gente que también transitaba por la calzada. En ese lugar me citó una mujer en situación de prostitución, perteneciente a un grupo que se independizó de los proxenetas.

Durante la hora que esperé en la calle, desde las tres de la tarde, el "desfile" masculino no se detuvo. Amalia (nombre ficticio), con quien me cité, realizaba unos trámites que demoraron más de lo previsto.

El administrador del edificio no dejaba de mirarme desde las gradas, mientras yo deambulaba por las tiendas, en la planta baja. Sin preguntar nada, cedía el paso a los varones que subían la escalinata.

Página 28 de 28
Volver