Género

Género (381)

Por Miriam Ruiz
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México, mayo (SEMlac). A pocos días de la salida de la primera presidenta de Brasil, Dilma Roussef, y del anuncio del gabinete del interino Michel Temer, en el que no hay ninguna mujer, especialistas mexicanas en globalización guardan luto y ven la reversión de un proceso político en América Latina.
El juicio político de Dilma Roussef es otro de los nuevos "golpes de Estado, donde los golpistas se erigen como defensores de la Constitución", como ocurrió hace dos años en Honduras, sostuvo la doctora Ana Esther Ceceña Martorella, directora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica.
"Son una especie de golpes suaves y paulatinos, pero son parte de la ofensiva de la recuperación del continente que han emprendido Estados Unidos, el gran capital, las grandes trasnacionales. Hay una política explícita de ataque y corrosión a gobiernos progresistas, eso está clarísimo", explicó en entrevista al concluir su participación en el Seminario "El TPP y sus implicaciones sobre los derechos de las personas y los pueblos".
"Hoy se ensayan de diferentes maneras en Brasil. Quisiera que se visibilice la estrategia de disciplina y control que se ejerce desde Estados Unidos, entendido como los capitales trasnacionales", explicó en el foro organizado el 12 de mayo por el Centro de Derechos Humanos "Fray Francisco de Vitoria" y la Convergencia México Mejor sin TPP.
La doctora en Relaciones Económicas Internacionales por la Universidad de la Sorbona consideró que Argentina y Brasil muestran un momento histórico en el que los proyectos de transformación en América Latina enfrentaban problemas serios en términos políticos y económicos, sin menoscabo del sexo de las presidentas. Pero las campañas contra ellas sí han sido sexistas. "En el caso de Dilma, se ha dado una agresión sexista mayor", sostuvo.
"Eso no quiere decir que no haya contradicción internas, que no haya diferencias con sectores de la población, errores; todo eso hay", agregó. "Pero es cierto que hay elementos de política general que hemos observado. En Venezuela ha costado más porque la sociedad está más organizada y acostumbrada a pelear. También ha ocurrido en Ecuador y Bolivia", indicó.
"Y si trazamos con cuidado, eso es el Plan Mérida", agregó, donde la única forma de hacer la reforma energética fue ir desconcertando a la sociedad, fragmentada en otras luchas con complicaciones grandes.
La especialista en tratados comerciales y género, Hilda Salazar Ramírez, definió este día "como un día de luto para las mujeres en América Latina. Este golpe de Estado parlamentario, como ocurrió en Honduras, significa una reconfiguración de la geopolítica para América Latina. El hecho que haya sido a través de Dilma, una mujer y del Partido de Trabajo, dice mucho", apuntó.
"No hay que quedarse calladas, hay que levantar la voz y denunciarlos como lo fue en Honduras, un golpe de Estado. Y desde las mujeres hay que hacer esa denuncia, porque es un golpe a las latinoamericanas," remarcó la economista mexicana en entrevista.

Por Karina Escalona
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Quito, mayo (SEMlac).- Con cerca de cinco años desde su inicio en la capital ecuatoriana, el programa Ciudades Seguras para mujeres y niñas mantiene su propósito de reducir los indicadores de violencia en estos grupos vulnerables.
Esta iniciativa, liderada por ONUMujeres, se concentra principalmente en dos administraciones de Quito: Quitumbe y Eloy Alfaro, de acuerdo con la información de Nidya Pesantez, especialista de dependencia de la Organización de Naciones Unidas en el país.
Está previsto que en el futuro se incorporen los barrios de La Mariscal y la Floresta, "donde se pueda hablar de espacios libres de violencia", destacó en entrevista a SEMlac.
Según Pesantez, el proyecto trabaja con mucha fuerza, entre otros temas, la prevención del acoso sexual en el transporte público. En ese sentido, han instalado cabinas de denuncias en las estaciones más grandes y se mantiene la publicidad para incrementar las denuncias.
En el sistema del trolebús, precisó la especialista, se han logrado dos sentencias, que aunque resulta un número que denota la impunidad en delitos de este tipo, es significativo en tanto incentiva el aumento de las denuncias y constituye un primer paso importante de visibilización.
El programa, que pretende ampliarse, tiene objetivos entre los que sobresalen la prevención de violencia sexual contra mujeres y niñas en espacios públicos, los barrios seguros y los servicios de atención a víctimas.
Hasta el momento, Quito es la única ciudad en Latinoamérica en la que se aplica esta iniciativa, que busca servir de modelo a otras, de manera que la experiencia pueda ser replicada, acorde a las condiciones específicas de cada territorio.
Con motivo de la próxima cumbre Hábitat III, que tendrá lugar en la capital ecuatoriana en octubre del presente año, en varias urbes se han realizado charlas respecto a la seguridad e ir compatibilizando el desarrollo sostenible con los derechos de las mujeres.
Específicamente, en Cuenca existe incluso un interés del gobierno local de sumarse a este proyecto, según ratificó Marcelo Cabrera, alcalde de la ciudad en entrevista al diario El telégrafo, en la que comentó: "pedí que Cuenca se integre a la Red de Ciudades Seguras en el Mundo. Estamos trabajando en la documentación para poder entregarla a su debido tiempo".
De la mano de ONUMujeres y otras instituciones que han apoyado desde el comienzo esta iniciativa, se trabaja además para identificar espacios que pueden resultar peligrosos, se realizan charlas, se desarrollan estrategias para difundir derechos y enfrentar las diferentes formas de violencia sexual, que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, afecta a una de cada cuatro mujeres en Ecuador.
Por Lirians Gordillo Piña
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
La Habana, mayo (SEMlac).- El Espacio Feminista "Berta Cáceres", que rinde homenaje a la líder popular hondureña y apuesta por la comunión de ideas "que convoquen a la acción contra la dominación, explotación, discriminación y violencia patriarcal", abrió sus puertas en La Habana el pasado viernes 6 de mayo.
Organizado por el Grupo Galfisa del Instituto de Filosofía de la Universidad de La Habana, la iniciativa abordará temas como la violencia de género, mujeres y medio ambiente, la imagen de la mujer en el ámbito público, el cuerpo como territorio de placer, la espiritualidad femenina, entre otros.
El encuentro de activistas, especialistas y mujeres diversas está reservado para los días 25 de cada mes en el Instituto de Filosofía, que se suma a las acciones por el día mundial de lucha contra la violencia hacia las mujeres. 
"Apostamos por el respeto a la diversidad de nuestras identidades, la solidaridad de todas las mujeres protagonistas del cambio anticapitalista en la nueva coyuntura histórica, regional y global", dijo Georgina Alfonso, durante la inauguración del espacio celebrada el pasado 6 de mayo en la sede del Instituto de Filosofía, en el Vedado, La Habana.
La directora de la institución académica cubana enfatizó la importancia que se le concederá a la articulación a partir del debate y el encuentro de opiniones y experiencias diversas.
Música, teatro, fotografía y cine son manifestaciones culturales que se sumarán a los debates académicos y sociales. Según las organizadoras, la iniciativa está abierta a aportes, pues es un proyecto "de todas".
Durante la inauguración, el equipo coordinador presentó algunas de las razones por las cuales quiso dedicar esta iniciativa a Berta Cáceres.
Las coordinadoras resaltaron que en la figura de Cáceres, asesinada en marzo pasado, se vinculan de manera orgánica la lucha feminista, ambientalista y de los movimientos sociales de la región.
La líder del pueblo lenka visibilizó el papel de las mujeres en las reivindicaciones de comunidades y culturas originarias hondureñas. Su activismo fue fundamental para el funcionamiento de la Coordinadora de los Pueblos Indígenas de Honduras (COPINH). En 2015 Berta Cáceres obtuvo el Premio Goldman por su quehacer ambientalista. 
Participantes cubanas en el evento "Berta Cáceres", celebrado en el país centroamericano, expusieron sus experiencias y convocaron a conformar una mirada integral de la discriminación y la explotación patriarcal y capitalista.
"Las personas que nos reconocemos feministas y nos identificamos con estas luchas tenemos la responsabilidad de apoyar los procesos populares", reconoció la educadora popular y comunicadora Johana Lezcano.
Uno de los principios que define al espacio feminista cubano es la interrelación de las prácticas cotidianas y resistencias del movimiento social popular y el feminismo. 
El ideal de sociedad futura solo será posible desde una perspectiva despatriarcalizadora de la vida social, afirmaron las organizadoras del espacio en la presentación
Por Mercedes Alonso Romero
(
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Santo Domingo, mayo (SEMlac).- Con la notable ausencia de la vicepresidenta y candidata a ser reelecta en el cargo, por el gobernante Partido de la Liberación Dominicana, Margarita Cedeño de Fernández, quien informó tener prohibido participar en debates, las aspirantes a posiciones de poder en las elecciones del 15 de mayo próximo desarrollaron el panel: "Deudas sociales del país con las mujeres", organizado por el Instituto de Investigación y Estudios de Género y Familia de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).
SEMlac pudo conocer cada propuesta legislativa, como la de Minou Tavárez Mirabal, aspirante a la presidencia por Alianza por la Democracia (APD), quien afirmó que resulta inadmisible e inconstitucional la cuota de mujeres, de un 33 por ciento a cargos políticos, en relación con 66 por ciento para los hombres: "Tenemos que enfrentar esto, y si llego al poder lograré la participación igualitaria de hombres y mujeres", dijo.
Para la hija de la heroína Minerva Mirabal, una de las tres hermanas asesinadas por la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, y del también líder político Manolo Tavares, las deudas constituyen una agenda aún pendiente, dentro de las cuales se tiene que destinar recursos que logren prevenir y combatir la violencia de género: "Y por esto me comprometo a luchar", enfatizó.
María Cantisano Rojas, postulante a la vicepresidencia por Alianza País, fue la siguiente voz que se alzó en el auditorio del Paraninfo Ricardo Michel, de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la UASD, en la noche del jueves 5 de mayo. 
Cantisano Rojas aseveró que, de alcanzar el poder, cumpliría como educadora su propósito de "construir una República Dominicana donde la educación garantice una ciudadanía con igualdad y equidad de género y que se eliminen los estereotipos en las escuelas, los cuales reproducen la discriminación en que vivimos", expuso.
Por su parte, Aura Celeste Fernández, candidata a senadora del Distrito Nacional, por Partido Alianza País y Alianza Electoral para el Cambio Democrático, resaltó su intención de llegar al Senado, "que implica dotar al país de leyes que acaben con la impunidad y las prácticas corruptas, y trabajar desde estos espacios para instalar un Gobierno más paritario".
"Hay una deuda social", señaló, al tiempo que dio a conocer las alarmantes estadísticas que muestran las desigualdades que afectan la vida de millones de dominicanas.

Cifras que impresionan
SEMlac tuvo en sus manos el reporte que refleja los reclamos de programas políticos comprometidos con la erradicación de inequidades que lesionan las vidas de las dominicanas y las demandas a candidatas y candidatos, a fin de que asuman acciones concretas capaces de transformar esta pésima realidad.
Tal y como reseñó Aura Celeste Fernández, 54 de cada 100 dominicanas están desempleadas, frente a 32 de cada 100 hombres, y las más afectadas son las jóvenes y campesinas. 
A lo anterior se suma que las mujeres ganan 21 por ciento menos que los hombres, aun cuando realizan el mismo trabajo. Otros datos muestran el índice de mortalidad materna, que es de 106 fallecimientos por cada 100.000 nacidos vivos; de ellos, 20 de cada 100 son producto de abortos inseguros.
La necesidad insatisfecha de anticonceptivos ha provocado que 20 de cada 100 adolescentes estén o hayan estado embarazadas. De igual manera, existe un registro de 41 por ciento de uniones infantiles con adultos, lo cual las expone a violencia física, emocional, patrimonial y sexual.
En cinco años han sido asesinadas por actuales o exparejas 2.074 mujeres, la mayoría en edades entre 15 a 30 años. En cuanto a las denuncias de violencia doméstica, solo el cuatro por ciento se judicializa, y obtiene condena apenas un dos. El Código Penal duerme en gavetas del Congreso, pendiente a su aprobación, hace más de 15 años.

Una época para elegir mujeres
Janet Camilo fue otra de las invitadas a este intercambio, que tuvo lugar en medio del proceso electoral que vive la nación, ya en su recta final. Candidata a diputada por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), denominó esta, "una importante época para elegir a las mujeres" y ratificó su convicción de presentarse "como opción y voz en el Congreso, en nombre de hombres y mujeres en igualdad de condiciones".
La quinta exponente, Guadalupe Valdez, aspirante a diputada por Alianza País, confirmó que su propuesta legislativa era "la de abrir las puertas del Congreso para que se puedan garantizar los derechos de todos los ciudadanos, que involucra a todas las mujeres", precisó.
En tanto, la destacada feminista Sergia Galván, candidata a diputada por Alianza por la Democracia, se refirió al alto índice de violencia de género, "a la cual el Estado ha sido incapaz de hacer frente. Sus medidas han pasado como parches mal pegados; así como la no aplicación de leyes de protección a las niñas, sobre todo embarazadas por hombres adultos".
"Mi propuesta, de ir al Congreso, será enfrentar las desigualdades que corroen a la sociedad", subrayó.
Galván calificó, además, de "brutal y anacrónica, y una violación a los derechos de las mujeres" la prohibición del aborto terapéutico y por violación, que aún prevalece.
Una de las más jóvenes en el escenario fue Paola Féliz, postulante a una diputación por Alianza País, quien expresó su orgullo por acompañar al resto de sus compañeras en estas lides electorales, y reiteró el tema de las desigualdades que sufre la mujer dominicana, ante las cuales "deben proponerse nuevas políticas públicas", recalcó.
Del necesario empoderamiento económico de la mujer y sus experiencias como regidora, habló la candidata a diputada por Alianza por la Democracia, Elin Rosario: "Se necesita impulsar cambios que consignen empleos seguros y dignos para las mujeres. Lograr la transversalización de género a todos los niveles", concretó.
Finalmente intervino la dirigente de amplia trayectoria política Virtudes Álvarez, candidata a diputada por el Frente Amplio, quien destacó: "Aquí se refleja la presencia participativa femenina en este proceso electoral, pues ya sabemos que los cargos quedan siempre en manos de hombres".
Recordó de inmediato la gran cantidad de "deudas sociales de la democracia representativa con la mujer dominicana, expresadas esencialmente en su exclusión" y concluyó que "una parte de estas deudas es el no reconocimiento a los derechos sexuales y reproductivos".

Recuadro I 
Entre de las propuestas afines expuestas en las agendas de estas candidatas, SEMlac reproduce las siguientes:
Ley Orgánica Integral para Prevención, Atención y Sanción de la Violencia contra las Mujeres
Ley sobre Salud Sexual y Salud Reproductiva
Reforma al Código del Trabajo
Ley sobre Conciliación entre el ámbito Laboral y Familiar
Ley sobre Uniones Consensuales o de Hecho
Ley General de Igualdad y No Discriminación
Ley de Partidos Políticos y Código Penal 

Recuadro II

En la República Dominicana solo 7,7 por ciento de 155 alcaldías son encabezadas por mujeres; cuatro de 32 puestos en el Senado y 40 de 190 en la Cámara de Diputados los ocupan legisladoras. En el Poder Ejecutivo, apenas cuatro de 21 ministerios son dirigidos por mujeres.

Recuadro III
La Ley 2497, sobre Violencia Intrafamiliar, no ha tenido suficiente presupuesto y, por lo tanto, las mujeres no encuentran una respuesta estatal a la violencia.
Sigue pendiente el tema del aborto, aun cuando el presidente Danilo Medina observara a mediados de diciembre de 2014 la Ley 550-14 del Código Penal, e introdujera un texto alterno para modificar los artículos 107, 108,109 y 110 referidos al aborto terapéutico, que regula tres excepciones para garantizar la seguridad jurídica de las mujeres y del personal que brinda asistencia médica: 1) En caso de peligro de la vida de la madre; 2) en caso de violación o incesto; 3) en caso de malformación del feto incompatible con la vida.
Por Norma Loto
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Buenos Aires, mayo (Especial de SEMlac).- A veces, la más tremenda de las realidades supera (y por lejos) a la peor de la ficción. Belén es una joven de 27 años de la provincia de Tucumán, en el norte de Argentina, y está en prisión hace dos años porque la culpan de un aborto que nunca se realizó.
Belén no se llama "Belén". Proteger un fragmento de su privacidad parece ser el único derecho que hoy puede atesorar y su historia es una clara muestra de abuso de poder, de violencia y de inoperancia interesada.
Hace dos años, la joven ingresó al hospital Avellaneda con dolores abdominales, estaba en pleno proceso de un aborto espontáneo. Desconocía que estaba con 22 semanas de embarazo. Ese mismo día, el personal del hospital halló un feto en un baño e inmediatamente se lo atribuyeron a ella.
Belén relató que un enfermero le trajo el feto en una caja, luego la humilló con insultos y la exhortaba a mirar el feto. Además de esa tortura, tuvo que soportar las "inspecciones" de policías sobre sus partes íntimas.
Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional en Argentina, solicitó su libertad inmediata e incondicional. "Ni ella ni ninguna otra mujer o niña deber sometida a un proceso criminal por haber sufrido un aborto espontáneo o cualquier otra complicación obstétrica. Los maltratos y padecimientos sufridos por Belén en el hospital pueden constituir tratos crueles, inhumanos y degradantes para el derecho internacional", señaló Belski.
Amnistía Internacional, además, exhortó a las autoridades a "iniciar de manera rápida, imparcial e independiente, una investigación sobre las alegaciones de malos tratos y violación del derecho a la privacidad por parte de los efectores de salud y miembros de las fuerzas policiales".
Nunca hubo pruebas que afirmen que el feto era de ella, nunca hicieron una prueba de ADN, "le plantaron un feto", dice y repite Soledad Deza, abogada de la joven.
El martes 3 de mayo, Belén fue condenada a ocho años de prisión por homicidio doblemente agravado por el vínculo y la alevosía, fundamenta el fallo. "Es vergonzoso, el mismo Estado que a través de los profesionales de la salud la maltrató cuando sufrió un aborto espontáneo, y que con la policía le armó una causa, con la Justicia la acusó, la defendió mal y la condenó peor", sostuvo Deza.
"Mi Defendida ingresó a buscar ayuda sanitaria al Hospital Avellaneda en la madrugada del 21 de marzo a las 3.50 am y frente al diagnóstico de un evento obstétrico adverso ("aborto espontáneo incompleto sin complicaciones" (…), el Estado, a través de su propio personal de salud, policial y judicial, la devolvió convicta a un Penal", refiere uno de los párrafos de la Defensa.
No hay razón para que la joven esté presa sin pruebas, desde hace dos años. En este sentido, la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) refiere que en la presunción de inocencia subyace el propósito de las garantías judiciales, al afirmar la idea de que una persona es inocente hasta que su culpabilidad sea demostrada.
El escrito de la Defensa dice sobre lo afirmado por la CIDH: "una persona no puede ser condenada mientras no exista prueba plena de su responsabilidad penal, debiendo ser absuelta en caso de que la prueba sea incompleta o insuficiente. El principio de inocencia exige, entre otros requisitos, que el imputado sea tratado como inocente durante la sustanciación del proceso, cosa que aquí no ha ocurrido".
Celeste Mac Dougall, integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, remarcó a SEMlac que "la prisión preventiva de dos años es inadmisible para un caso viciado de nulidad y carente de pruebas. A Belén se la juzgó desde que ingresó al hospital. La acusación de 'asesina' se fundamenta en el supuesto moral de que las mujeres somos siempre madres en potencia y que la interrupción de ese proceso de gestación es un crimen".
El martes 3 de mayo, la Defensa de Belén solicitó el cese inmediato de la prisión preventiva con el fin de esperar en libertad la condena firme.
Este caso es un reflejo de múltiples abusos. La abogada defensora relata que la imputación está llena de contradicciones, por ejemplo: la partera encontró un feto a las tres de la madrugada; Belén ingresó a la guardia del Hospital Avellaneda con dolores abdominales a las 3:50.
Además, la Defensa cuenta que la historia clínica del hospital dice que Belén tuvo un "aborto espontáneo incompleto sin complicaciones", pero luego el médico firmante se contradice en la causa al afirmar que había un "cordón umbilical desgarrado". En la causa tampoco se especifica en qué baño fue encontrado ese feto, "rescatado de una cañería", hay confusión en cuanto al sexo del feto y se dice que pertenecía a una mujer de 35 años (Belén por entonces tenía 25.) Estas son solo algunas de las contradicciones de la causa.
Soledad Deza adelantó que, en los próximos días, presentará la apelación del fallo ante Casación. Mientras, la diputada Victoria Donda advirtió que "cuando se agoten las instancias internas, vamos a llevar a esta provincia a que explique en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos qué es lo que hicieron con Belén".

No se trata solo de Belén

El caso deja en evidencia "la moral machista de nuestra sociedad y los prejuicios asociados a ella. La garantía de todo derecho fue violentada por el propio Estado, supuesto garante de esos derechos. El derecho a la salud fue violentado, el derecho a vivir una vida libre de tortura también", remarcó Mac Dougall a SEMlac.
La integrante de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito manifestó que es urgente la necesidad de capacitar con perspectiva de género de toda persona que trabaje en el Estado (médicos, personal de enfermería, jueces, abogados, policías). 
A la vez, este caso vuelve a poner en foco a un Estado deudor de "una educación sexual integral laica y con perspectiva de género; la efectiva aplicación del Programa de Salud Sexual y Procreación Responsable, de brindar garantía en el sistema público de salud sobre el pronunciamiento de la Corte Suprema acerca de los abortos que sí son legales en nuestro país", expresó Mac Dougall.
"Y además, evidencia la deuda de un urgente debate y sanción por parte del Congreso Nacional del Proyecto de ley presentado ya cinco veces por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito (proyecto de interrupción legal del embarazo)", concluyó Mac Dougall.

Por Karina Escalona
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Quito, mayo (SEMlac).- Estudiantes de la carrera de sicología de la Universidad de las Américas (Udla), en la capital ecuatoriana, participan de un proyecto comunitario para transformar los tradicionales roles de género en el entorno familiar.
Liderados por la profesora Paula Yépez, creadora de la iniciativa, participan desde hace poco más de un año en esta experiencia, en la comunidad El Topo, en la provincia Imbabura.
Hasta 2017 extenderán el esta iniciativa, que incluye el vínculo de los estudiantes con las personas de la comunidad en actividades conjuntas, no solo educativas, sino también lúdicas, que favorezcan el proceso de diagnóstico que llevan adelante.
En pesquisas iniciales que se extendieron por ocho meses para identificar los principales problemas de la comunidad, encontraron dificultades con la educación ante la falta de aulas y profesores, malas relaciones familiares y deserción escolar, precisó Yépez a SEMlac.
La docente e investigadora destacó, además, que como parte de las indagaciones detectaron también la falta de trabajo, por lo que los hombres, principales proveedores de las familias, debían salir de la comunidad en busca de alternativas.
Según destaca Yépez, iniciaron el acercamiento a través de los adultos, con estudios de uso del tiempo, lo que permitió realizar el diagnóstico y a la vez capacitar a los estudiantes en temas de género.
Las intenciones de este proyecto, que incluye procesos de intervención y educativos, exceden los ámbitos de la comunidad y a quienes están involucrados, pues fruto de sus primeras acciones se ha logrado crear un grupo de estudios de género y sumar a otros docentes de la misma universidad a esta experiencia.
Ante el primer diagnóstico que identificó problemas de abusos, consumo de alcohol, violencia, entre otros, los residentes de El Topo, unos 600 habitantes, han acogido como propio este proyecto y se han convertido en participantes activos del proceso, con el objetivo de transformar sus modos de vida y revertir los tradicionales roles de género patriarcales y discriminatorios que aún priman en su vida cotidiana.
"La voluntad y paciencia que ha caracterizado a cada uno de los estudiantes y a los profesores de la Udla han hecho que impulsemos este reto, a fin de que todos los comuneros nos enfoquemos en nuestras convivencias familiares, para tomar correctivos y llegar a grandes cambios en la estructura familiar y social", comentó el líder comunitario Leonidas Colta, en entrevista publicada en el espacio informativo Omnia, que mantiene la Udla en internet.
Además de las capacitaciones a las familias, la intención es extender el alcance de esta estrategia y socializar sus resultados, para que puedan ser replicados en otros escenarios, tanto académicos como comunitarios, precisó Yépez.
Aunque las temáticas de los estudios de género aún no alcanzan de manera formal el currículo universitario en gran parte de las universidades ecuatorianas, experiencias como esta que desarrollan estudiantes y docentes de la Universidad de las Américas comienzan a mostrar su impacto en grupos poblacionales.

Por Dixie Edith
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

La Habana, mayo (Especial de SEMlac).- Llegar a la igualdad real entre hombres y mujeres en un sector considerado "muy masculino", como el de la minería y la energía, necesita del conocimiento sobre las brechas de género, pero también de cambios en la organización del trabajo, coinciden integrantes del equipo de género del Ministerio de Energía y Minas (MINEM), de Cuba.
Sin embargo, pocos años atrás esas certezas no eran tan evidentes en un sector "claramente masculino por tradición", explicó a SEMlac Nancy Ruíz Molina, instructora del "Programa de habilidades directivas" del Centro Nacional para la Certificación Industrial (CNCI), ubicado en Cienfuegos, a poco más de 250 kilómetros de La Habana, e integrante de su equipo de género.
"Cuba ha ganado mucho en cuanto a leyes que favorecen a las mujeres y garantizan igualdad de derechos, pero existen brechas a nivel institucional, social y en las familias, que tienen que ver con las labores que se han asignado tradicionalmente a las mujeres y se convierten en obstáculos para alcanzar la igualdad real", detalló Ruíz Molina.
Esta docente, junto a 15 colegas -hombres y mujeres- recibió en la capital cubana su certificación como formadora de formadores, tras recibir durante dos años el curso internacional de equidad y género "Cultivando habilidades", gestionado por el Instituto Tecnológico del Norte de Alberta (NAIT), de Canadá.
Para la máster en Ciencias Consuelo Díaz Romero, también graduada del curso, "no basta con tener garantizados los derechos sexuales y reproductivos, al empleo o al estudio", asegura.
"Si no se articulan cambios relacionados con los estereotipos sociales, prejuicios, roles asignados y asumidos por mujeres y hombres y juicios de valor sexista, no vamos a avanzar hacia la igualdad", agregó Díaz Romero, directora del Centro Politécnico del Petróleo, ubicado en el municipio habanero de Regla, y coordinadora del equipo de género del MINEM.

El valor de un diagnóstico
Alrededor del año 2010 algunas organizaciones de este ministerio se preparaban para iniciar un proyecto de cooperación con el citado Instituto Tecnológico del Norte de Alberta (NAIT), dirigido a cultivar habilidades para el trabajo. 
Una de las líneas de desarrollo del acuerdo de cooperación exigía transversalizar el enfoque de género en las industrias y empresas involucradas.
"Al principio no entendíamos por qué teníamos que ocuparnos de esos temas en un país donde pensábamos que todo estaba resuelto en materia de igualdad para las mujeres", explicó a SEMlac Antonio García Jiménez, subdirector docente del Centro Politécnico del Petróleo y parte de su equipo de género.
Con él coincidió Carlos Lage, director de organización del MINEM, quien intervino en la graduación del curso y explicó que él mismo, al inicio, no había comprendido la necesidad de contar con un equipo de género. "Pero hoy estoy convencido de su valor", precisó.
"Se decidió que lo más prudente era que este trabajo lo lideraran las escuelas del ministerio, por ser las que tenían mejores condiciones para luego replicarlo a todo el sector", completó García Jiménez. 
Antes de correr, los equipos del actual MINEM decidieron caminar. Aplicaron un Diagnóstico Institucional de Género que les ayudó a identificar brechas como la presencia de pocas mujeres en la composición general de las empresas del sector, pero sobre todo en cargos de dirección relevantes.
"También hallamos gran desconocimiento teórico y poca comprensión sobre el tema en nuestras organizaciones, incluso para explicar las diferencias entre sexo y género", explicó Ana Rita Díaz Vega, subdirectora docente del Centro Nacional de Capacitación del grupo Geominsal (geología, minas y sal). 
La capacitación se perfiló como un primer paso imprescindible y por ese camino se llegó al curso con NAIT, cuyos egresados tienen ahora la misión de replicar lo aprendido en todas las estructuras del sector.
En paralelo, diseñaron una Estrategia de Género para el sector, que ahora se aprestan a implementar.
"Es muy difícil, pues hay mucho desconocimiento e incomprensiones sobre las inequidades en nuestros lugares de trabajo, entre los hombres, pero también entre las mujeres", abundó Díaz Vega. 
Para ella, esa situación propicia que los horarios de trabajo o de reuniones no sean favorables para que las mujeres se integren más, o la presencia de prejuicios cuando un hombre declara que debe llevar a su hijo al médico, por ejemplo.
"El rechazo aún es grande, tengo compañeros que me han dicho: '¿para qué te has metido en eso del género?', porque no entienden su importancia. Pero yo siento que he crecido en estos años, y aunque hay mucho por hacer, no podemos cansarnos de buscar el modo de mostrar alternativas", precisó la especialista de Geominsal.
"Existen desafíos sutiles vinculados a los estereotipos de género en una rama muy masculinizada como esta en que trabajamos", opinó Fidel Herrera Martel, del equipo docente de la Unión Eléctrica (UNE).
"Necesitamos un plan de acciones para implementar nuestra estrategia de género, pero ya contamos en la UNE con un equipo capaz de enfrentar este reto. Es el primer paso", comentó Herrera Martel. 

Pasos para el cambio
Otro de los resultados del diagnóstico fue que la organización del trabajo en muchas de las empresas e industrias del sector tampoco ayudaba a la presencia de mujeres, aun cuando estas estuvieran capacitadas para asumir esos puestos.
"Después del curso, hasta la visión que teníamos de la gestión de los recursos humanos cambió", reflexionó con SEMlac otro graduado, José Luis Aguilar Ávila, jefe de recursos humanos del capitalino Politécnico del Petróleo.
"Ahora mismo estamos haciendo cambios estructurales y en los calificadores de cargo, para que las jefaturas de las brigadas o los puestos de responsables de almacén no se atribuyan automáticamente a los hombres; o las plazas técnicas de la administración y la contabilidad, a las mujeres", detalló.
También estudian cómo reorganizar los horarios en lugares como las refinerías de petróleo o las plantas de níquel, de manera que permitan a las mujeres fungir como jefas de turno o en otras responsabilidades. 
Incluso, el diagnóstico reveló que había que humanizar los lugares de trabajo; multiplicar los servicios sanitaros donde solo había uno, pues la presencia mayoritaria de hombres ocultaba la necesidad de garantizar privacidad para las poquísimas mujeres que solían laborar antes en estos entornos; o ajustar las tallas de overoles, botas y otros medios de protección del trabajo.
"En el caso de la transversalización del enfoque de género, hemos comenzado por eliminar el lenguaje sexista de todos los documentos: calificadores de cargo, convenios colectivos de trabajo, etcétera. Y ahora haremos lo mismo con los programas de estudio", contó Antonio García Jiménez.
Para Consuelo Díaz Romero, el reto de la igualdad real pasa, además, por buscar la conciliación entre la vida familiar y laboral.
"Evidentemente, hombres y mujeres no somos iguales, pero se trata de eliminar las trabas para que tengan igualdad de oportunidades", remarcó Aguilar Ávila. 

Por Karina Escalona
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Quito, abril (SEMlac).- Tras poco más de una semana del sismo de 7,8 que ha dejado devastadas varias provincias ecuatorianas, mujeres, niñas y niños conforman los grupos poblacionales más vulnerables, que con mayor frecuencia sufren discriminación y violencia.
Constantes noticias de medios locales, nacionales e internacionales dan cuenta de la devastación, la muerte, las ayudas solidarias, la labor de rescatistas y las medidas gubernamentales, pero poco o nada encontramos relativo a qué se está haciendo para enfocarse en las necesidades específicas de estos y otros grupos vulnerables.
Solo con el paso de los días, algunas campañas, resultado de iniciativas individuales y organizaciones sociales, comenzaron a solicitar productos específicos para mujeres, como toallas sanitarias.
Pero, más allá de la cuestión prioritaria e imprescindible de abastecer de alimentos y vituallas elementales a quienes han perdido todo en este desastre, incluso sus familias, es importante tomar en cuenta las posibles situaciones de inseguridad a las que pueden enfrentarse.
Desde las redes sociales, varias personas y organizaciones han comenzado a alertar acerca de la vulnerabilidad de niñas y niños, algunos de los cuales han quedado solos y están más expuestos a posibles hechos de violencia.
Las condiciones de los sitios donde están albergados, quién se hace cargo de ellos, la ausencia de atención sicológica y las precarias condiciones en las que viven pueden incrementar los riesgos.
Solo en el cantón Muisne, a 50 kilómetros al norte del epicentro del sismo, un análisis preliminar muestra que cerca de 2.000 niñas y niños no tienen acceso a educación, de acuerdo con una publicación de la Unesco en la red social Facebook.
Varias instituciones suman sus esfuerzos para garantizar la protección infantil, entre ellas Unicef, que según el diario El Comercio labora para agilizar el retorno a clases de unos 80.000 niños y niñas, debido a que 146 escuelas fueron afectadas por el terremoto.
Citada por este medio, María Cristina Perceval, directora de la entidad de Naciones Unidas, precisó que "esta, al igual que la mayoría de las catástrofes humanitarias, afecta de particular manera a las poblaciones más vulnerables, como está siendo el caso de los más de 150.000 niñas, niños y adolescentes que han perdido o han visto heridos a sus seres queridos, han perdido sus casas, se ven privados del acceso a agua potable y saneamiento, se sienten desorientados o incluso con miedo".
Campañas impulsadas por redes sociales orientan respecto a qué hacer ante casos de violencia e informan cómo manejarse en situaciones de este tipo.
Activistas como Rocío Rosero e integrantes de la Fundación Causana y del Frente Ecuatoriano por la Defensa de los Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos, entre otros, mantienen una constante actividad en función de indicar medidas preventivas en los albergues, cómo enfrentar situaciones de violencia sexual y en apoyo a la comunidad LGBTI de las comunidades afectadas.
En la página de Onu Mujeres consta la disposición de la entidad, al declararse "a disposición de las autoridades ecuatorianas a fin de colaborar, como parte del sistema de Naciones Unidas en el país, para garantizar que las necesidades diferenciadas de mujeres y niñas durante los procesos de respuesta inmediata, mitigación y reconstrucción sean debidamente atendidas, así como el derecho de las mujeres a liderar y participar en estos procesos".
La web del Consejo Nacional para la Igualdad de Género dedica también un espacio a indicar las donaciones específicas de acuerdo con las necesidades femeninas y que contribuyen a mejorar sus condiciones de vida.
Más de 600 muertos y 8.000 heridos, además de varias ciudades destruidas, es el saldo que ha dejado en Ecuador el sismo de 7,8 que afectó al país el pasado 16 de abril. Atender las prioridades de grupos poblacionales sensibles debe estar también entre los objetivos principales de todas las acciones de atención, cuidado e incluso reconstrucción en las zonas afectadas.

Guadalajara, México, abril (SEMlac).- Para reconocer y promover a "todas y diversas", en un estado democrático, quedó instalado en esta ciudad el Observatorio de Participación Política de las Mujeres, integrado por un conjunto de instituciones estatales, universidades y sociedad civil, cuyo objetivo es asegurar la promoción femenina en la esfera de la toma de decisiones.
Su instalación fue atestiguada por la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), Lorena Cruz Sánchez, y al ponerse en marcha Érika Loyo Beristaín, presidenta del Instituto Jalisciense de las Mujeres (IJM), afirmó que "debemos dejar de contar a las mujeres para pasar a significarlas".
También se explicó que el Observatorio servirá para elaborar análisis cualitativos sobre la condición y la posición de las jaliscienses en la política desde la representación, hasta las instituciones.
En ese sentido, Loyo Beristaín señaló que "la agenda de los temas de igualdad, es la agenda de las mujeres, no de los personajes" porque "es la agenda de las mujeres: todas y diversas".
Al clausurar la ceremonia, Cruz Sánchez afirmó que: "no podemos hablar de un Estado democrático cuando la mitad de su población no interviene en los procesos de toma de decisiones", y añadió que el tema de la igualdad no es una cuestión de partidos, sino de solidaridad entre mujeres.
Reiteró que INMUJERES trabaja por erradicar la violencia de todo tipo para que hombres y mujeres se vean como iguales.
El Observatorio trabajará en la coordinación de acciones entre instituciones estatales a favor de la participación política y en la toma de decisión pública de las mujeres en Jalisco, por ello el IJM firmó un convenio de colaboración para su creación con el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), el Tribunal Electoral del Estado de Jalisco (TEEJ), la Fiscalía Especial en Materia de Delitos Electorales en el Estado de Jalisco y como testigo de honor el INMUJERES.
En su turno el consejero presidente del IEPC, Guillermo Amado Alcaraz Cross, mencionó que: "para el Instituto Electoral no hay democracia sin inclusión". Y enfatizó que "no hay democracia plena y consolidada sin la opinión de la sociedad y la participación de las mujeres en todos los espacios".
Luego, Everardo Vargas Jiménez, magistrado presidente del TEEJ, informó que la erradicación de la discriminación política es una directriz del trabajo del tribunal y se comprometió a trabajar en la consolidación de los objetivos del Observatorio.
En el uso de la palabra, el fiscal especial para la Atención de Delitos Electorales en Jalisco, Ricardo Suro Gutiérrez, habló sobre los logros y dificultades de la participación política de las mujeres, destacó la implementación de la Alerta de Violencia contra las Mujeres, emitida por el Gobierno Estatal en ocho municipios de la entidad, y puntualizó que "en Jalisco se trabaja por las mujeres y con las mujeres".
De esta forma el Gobierno del Estado de Jalisco, refrendó su compromiso por la paridad de género, al crear el Observatorio, convirtiéndose en el séptimo estado en dar seguimiento a la reforma en materia política-electoral. El trabajo del Observatorio se reflejará posteriormente en un Portal Web, donde se podrá dar seguimiento al avance político de las mujeres en el Estado.

 

De la Redacción
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
)

México, abril (SEMlac).- Guadalupe Gómez Maganda, titular de la Unidad de Política de Igualdad de Género de la Secretaría mexicana de Relaciones Exteriores, afirmó que los medios de comunicación están obligados a atender el llamado a procurar la igualdad entre mujeres y hombres.
Tras participar en la Mesa de Análisis El Empoderamiento de las Mujeres en México: En el Marco de la Agenda 2030 de la ONU, realizada en la sede del Senado de la República, Gómez Maganda consideró que el papel de los medios de comunicación es fundamental para alcanzar el nivel de aspiración de igualdad entre hombres y mujeres, atendiendo a que somos iguales en derechos y oportunidades.
Dijo que su importancia radica en que los medios orientan, marcan caminos y señalan rutas y la sociedad, en general, está pendiente de lo que expresan y muchas veces son factor determinante para forjar sus propias convicciones.
Por ello, indicó, los medios de comunicación deben ser sensibles y atender el llamado a procurar y fomentar la igualdad desde su programación y/o lo que publican, ya que los lineamientos para ello han sido planteados desde las Naciones Unidas.
Descartó que haya falta de voluntad política para lograr que quienes ostentan puestos de decisión al interior de los medios se adhieran a los lineamientos y sean sensibles a asumir el rol que deberían para favorecer la igualdad, más bien lo atribuyó a factores de índole económico que conlleva a competir por tener mayor audiencia y/o lectores.
La ex senadora refirió que no por el hecho de perseguir fines económicos deben olvidarse de lo fundamental: la lucha por el respeto de los derechos humanos de hombres y mujeres y, en esta medida, asumir la responsabilidad en los contenidos y procurar que éstos promuevan temas sociales y de igualdad y no, contenidos de discriminación y violencia que afectan a la sociedad.

Página 10 de 28
Volver