EFLAC: Feministas lanzan campaña en defensa de sus cuerpos y territorios
Por Julia Vicuña
(
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Lima, diciembre (SEMlac).- Con el lema "diversas pero no dispersas", más de 2.000 feministas de América Latina y el Caribe se reunieron en el 14 Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe (EFLAC), que se llevó a cabo en Montevideo, ciudad amable que abrió sus brazos a delegaciones de más de 30 países que durante tres días en asambleas, talleres y otras actividades, reflexionaron sobre los avances y desafíos del feminismo en la región.


Los fundamentalismos, que vienen cobrando presencia en el continente y amenazan con hacer retroceder las conquistas en lo que a derechos sexuales y reproductivos se refiere; el neoliberalismo y las políticas extractivistas, el colonialismo, que se expresan con la vulneración, persecución y asesinatos de defensoras del medio ambiente y derechos humanos, fueron algunos de los temas de reflexión y análisis de las feministas.


Fanny Kaekat, lideresa del pueblo Shuar Arutam del Ecuador, denunció que numerosas mujeres defensoras de derechos reciben amenazas veladas y directas, ataques a su vida privada, difamación, criminalización de sus luchas, destrucción de sus bienes para el sustento familiar y hasta el feminicidio son algunas formas de violencia de género que soportan de parte de empresas mineras interesadas en explotar el oro de sus territorios.
"No nos dejan en paz, nos quieren sacar de nuestra tierra", señaló a SEMlac, al tiempo que explicó que Ecuador cuenta con tres proyectos mineros de cobre, oro y plata que están en desarrollo y han sido catalogados como de mediana y gran escala: Río Blanco; Mirador y Fruta del Norte, que se prevé produzca en 2018.


En Honduras, en 2016, fue asesinada Berta Cáceres, dirigenta del pueblo lenca y activista feminista, quien lideraba la defensa del derecho al agua y se oponía a la construcción de una presa en el río Zarca, aunque la autoría intelectual del asesinato no se determina hasta hoy y su familia la atribuye a la empresa Desarrollos Energéticos SA, encargada de la obra.


Según el informe anual 2016 de la no gubernamental Global Witnees, 60 por ciento de los 200 crímenes de defensoras y defensores proceden de América Latina.


Frente a esta escalada de violencia hacia las mujeres de las comunidades, con mayor énfasis a las defensoras, por el rol que cumplen en el arraigo comunitario, representantes del Grupo Impulsor Mujeres y Cambio Climático (GIMCC), la Articulación de Mujeres Brasileras (AMB) y la Articulación Feminista Marcosur (AFM) lanzaron la campaña internacional "En defensa de nuestros cuerpos y territorios", que tendrá como fecha emblemática el 5 de septiembre, Día Internacional de la Mujer Indígena.


Cecilia Olea, de la AFM, señaló a SEMlac que la campaña lanzada en el 14 EFLAC es una de las seis iniciativas surgidas en el VIII Foro Social Panamazónico, realizado entre el 28 de abril y el 1° de mayo del presente año en la selva central peruana (Tarapoto).


Indicó que la campaña se orienta a denunciar el impacto del modelo económico extractivista y el patriarcado, aliado con los fundamentalismos religiosos. "La defensa de cuerpos y territorios involucra a las mujeres de distintas identidades, experiencias, edades y orientaciones. Esta realidad es común en los países de las Américas", precisó.


Denisse Chávez, del GIMCC, indicó que a la campaña internacional se adhirieron mujeres provenientes entre otros de países como Argentina, Ecuador, Colombia, México, Uruguay, además de Perú, quienes activarán en forma simultánea en la fecha elegida como central, el Día Internacional de la Mujer Indígena.


Los ejes temáticos de la edición número 14 del Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe (EFLAC), que se realizó en Montevideo, Uruguay, dl 23 al 25 de noviembre, fueron cuatro: racismo y discriminación; cuerpos, subjetividad y derechos; desafíos y perspectivas de la economía feminista y democracia, Estado laico y fundamentalismos.

Uruguay: Encuentro Feminista potencia las esperanzas
Por Tamara Vidaurrazaga Aránguiz
(
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Montevideo, noviembre (SEMlac).- "Diversas pero no dispersas" fue el lema que reunió a más de 2.200 mujeres en el 14º Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe (EFLAC), realizado en Montevideo, Uruguay, del 23 al 25 de noviembre.
La actividad culminó con una concentración en el día por la no violencia contra las mujeres en las afueras de la Intendencia, a partir de dos marchas originadas en dos puntos de la ciudad: la que cada año realizan las Mujeres de Negro desde Plaza Independencia y la que comenzó en la explanada de la Universidad de la República.
El encuentro fue posible gracias a más de 100 voluntarias que organizaron y produjeron los viajes, estadías, alimentaciones y participaciones de las asistentes, quienes se reunieron durante tres días en Rural del Prado a debatir sobre diversas estrategias para avanzar en más derechos para las mujeres y la transformación de la sociedad.
Lilian Celiberti, de Cotidiano Mujer, quien formó parte de la Comisión Organizadora, señaló a SEMlac que "este encuentro significó mucho trabajo y también muchas tensiones, pero igualmente mucha satisfacción de pensar que lo podemos hacer con voluntarias, sin contratar una empresa especializada", sostuvo.
"Entonces, es una satisfacción colectiva de haber podido hacerlo y de haber pensado algunos de los debates que después hizo el colectivo", explicó.
Para Lilian, "nuestra tarea como Comisión Organizadora era habilitar el espacio para el Encuentro, pero el Encuentro lo hacemos todas. Fue una experiencia colectiva de solidaridad muy interesante y linda".

Concentración por la No violencia

La concentración reunió a miles de personas en la Intendencia de Montevideo, donde habló a la asistencia Minou Tavarez Mirabal, hija de una de las hermanas Mirabal asesinadas durante la dictadura de Rafael Trujillo en República Dominicana y crimen por el cual se instauró en 1981, en el 1er Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe en Colombia, el Día Internacional por la No Violencia hacia las Mujeres.
Minou indicó que "la construcción cultural de la violencia contra las mujeres está cimentada en el poder patriarcal, que otorga supremacía masculina a los hombres contra las mujeres fuertemente arraigada en nuestras sociedades. El hombre que golpea a su pareja, que viola a su hija, nieta, hermana, que acosa sexualmente a su compañera de trabajo, que persigue y mata a su exesposa, exnovia, que agrede verbalmente a cualquier mujer, de una u otra manera, expresa la idea de propiedad y el control que sobre las mujeres quieren ejercer los hombres".
En la marcha del 14º EFLAC destacaron las afrodescendientes y negras, quienes cantaron y bailaron, refiriéndose a una Latinoamérica negra y feminista. Milene Molina, de la Colectiva de Mujeres Afrodescendientes Luanda de Chile, indicó que para "para nosotras ha sido muy importante estar acá. Se instaló el debate de lo racial gracias al espacio que hemos exigido las negras. Y me parece bien que se dé ese espacio, pero mi crítica es que seguimos discutiendo los temas de negras entre negras, pero el racismo lo ejerce la otra sobre nosotras; entonces, con esas otras tenemos que hablar"
Marcharon también organizaciones lésbicas, contra la violencia, por los derechos sexuales y reproductivos, indígenas, jóvenes y mayores, además de las trabajadoras sexuales que asistieron organizadamente al Encuentro y cuyos derechos fueron mencionados en casi todas las conclusiones de las 10 Asambleas temáticas realizadas.
Al respecto, Elena Reynaga, secretaria ejecutiva de la Red de Trabajadoras Sexuales RedTraSex, señaló a SEMlac que en "este Encuentro recibimos lo que sembramos. Nuestra primera vez fue en México, 2009, y prácticamente nos echaron. Estamos realmente felices y creemos que hay que seguir construyendo. Ahora el desafío es que lo que hemos logrado allá lo logremos a nivel nacional en términos de alianzas".
Al finalizar, se lanzaron globos violetas al cielo y mujeres peruanas vestidas de rojo realizaron una acción para denunciar las 2.074 esterilizaciones forzadas realizadas durante el periodo presidencial de Alberto Fujimori a mujeres campesinas e indígenas, señalando "Somos las hijas de las mujeres que no pudieron esterilizar".

Las asistentes
Al Encuentro asistieron representantes de 30 países de Latinoamérica y el Caribe, en todas sus diversidades, para debatir sobre 10 ejes puestos por las organizadoras y referidos al cuerpo, el autocuidado, la economía, lo racial, el buen vivir, la participación política y los fundamentalismos, la violencia, entre otros.
Para Ana Laura Pimentel, de la colectiva Chamanas de Chiapas, México, este encuentro "ha significado un aprendizaje al escuchar a otras, en especial a las grandes, sobre las dificultades que ellas han tenido para que hoy sea un poco más fácil para nosotras", indicó a SEMlac.
Malena Haboba, de la Red PAR Periodistas de Argentina por una Comunicación no Sexista, señaló a SEMlac que "este encuentro significó la posibilidad de conocer montón de experiencias y compañeras de distintos países, es primera vez que participo en un Encuentro Latinoamericano y es una oportunidad única, más en estos tiempos, cuando la derecha está bien organizada y a nosotras, como feministas latinoamericanas, nos falta un poco de sinergia".
Desde España, Valencia, también viajó un grupo de feministas de La Casa de la Donna, entre quienes Angels Mata dijo estar "muy contenta de estar con tantas mujeres del otro lado del Atlántico".
Para Gloria María Bustamante, de la Corporación Educativa Combos de Colombia, este "es el encuentro de muchos mundos: mujeres negras, indígenas, urbanas, rurales… Y es la posibilidad de escuchar lo que está pasando en otras partes del mundo con las mujeres, pero también es la posibilidad de potenciar nuestras resistencias. No creo que vayamos a resolver muchas cosas de las que nos suceden, pero sí vamos a potenciar la esperanza. Escuchar los relatos de resistencia hace que aumente la esperanza y las ganas de seguir la lucha", indicó a SEMlac.

Libertad para Milagros
El encuentro se realizó en medio de varias contingencias, una de ellas el asesinato de una niña de 12 años luego de estar desaparecida tres días, la víctima número 26 del Uruguay en lo que va de año y la tercera infante en los últimos meses.
Otro de los temas de la contingencia que marcaron el espacio de reunión feminista fue el grito de las brasileñas "¡Fuera (Michel) Temer!", que terminó siendo coreado el último día por todas las asistentes, tanto en la plenaria final como en la marcha contra la violencia.
Las argentinas realizaron el segundo día del Encuentro una acción de denuncia en la que irrumpieron cantando en el almuerzo colectivo, exigiendo la libertad de Milagros Sala, dirigente indígena de Jujuy que se encuentra prisionera desde enero de 2016, encarcelada debido a razones políticas.
Milagros es dirigente de la Organización Barrial Tupac Amaru y fue detenida acusada de dos delitos que no se han comprobado, por lo que organizaciones internacionales han llamado la atención al gobierno derechista de Mauricio Macri.
El Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria (GTDA) del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas consideró que la detención era arbitraria y realizó un llamamiento urgente al Gobierno argentino para que la libere. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitió un comunicado a través del cual urge al Estado argentino a responder al caso de Milagro Sala, ratificando la decisión del GTDA.
Para la comunicadora Malena Haboba, una de las feministas que participó en la acción de denuncia, "es importante visibilizar para que todas las compañeras se lleven el nombre y la cara de Milagros y sepan que hay una presa política en Argentina que fue detenida a los dos meses de asumir este gobierno, en una protesta social, y nosotros en Argentina no lo permitimos más".
Agregó a SEMlac que la "Corte Interamericana de Derechos Humanos no solo le dio el estatus de presa política, sino que dictó una medida cautelar porque está en riesgo su salud física, psíquica e incluso tiene riesgo de vida. La medida cautelar dice que la tienen que liberar o, al menos, tenerla en prisión domiciliaria", medidas incumplidas por el gobierno.

Volver