México: Periodistas, víctimas de asesinatos e impunidad

Por Alicia Mendoza
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

México, junio (SEMlac).- "Mi vida cambió, ahora me tengo que cuidar de la delincuencia que afecta a todos en México y, además, estar alerta por mi labor periodística. La respuesta de las autoridades es que investigan y protegen, pero la investigación no avanza y la protección es a medias", es el testimonio de una periodista actualmente adscrita al Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación.
Nada frena aún los asesinatos y agresiones contra periodistas. La violencia va al alza, tanto que a las protestas del gremio se sumaron por primera vez las empresas, se habla de armar una agenda y se atiende la diferencia de las agresiones entre hombres y mujeres.
En 17 años, 126 periodistas fueron asesinados. Según la indagación de SEMlac, se trata de una severa crisis de derechos humanos, de violencia contra la sociedad, de violencia contra las mujeres y la libertad de expresión.
En menos de cinco meses se cometieron homicidios equivalentes casi a cinco por ciento del total registrado en los últimos 17 años. Un aumento de 300 por ciento en el número de casos respecto a 2016, según la Comisión Nacional de Derechos Humanos en uno de los informes más completos. El 81 por ciento son ataques físicos, dice la organización Artículo 19 y ambas coinciden en la falta de investigación.
En cinco meses de este año fueron asesinados siete periodistas, afirmó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH); entre 2000 y 2017, 126 fueron asesinados; y de 2005 a 2017 la instancia contabilizó 20 desapariciones de profesionales de la información.
La CNDH encontró que de 2006 al 16 de mayo de 2017 se reportaron 51 atentados a medios de comunicación; Veracruz encabeza la lista de los estados donde hay más agresiones o crímenes contra la labor periodística con 20 casos, Oaxaca con 15, Tamaulipas con 14, Guerrero con 14, Chihuahua con 14 y Sinaloa con siete.

2016, el año más violento
En 2016, Articulo 19 registró 426 agresiones contra periodistas, y lo consideró el año más violento para la prensa en México, ya que las agresiones aumentaron siete por ciento respecto de 2015, cuando documentó 397 casos.
De igual forma, 2016 fue el año de mayor registro de periodistas asesinados, con 11; previamente, la organización documentó en 2010, 2008 y 2006, 10 asesinatos; años que se caracterizaron por la llamada "guerra contra el narco" durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.
Para Reporteros Sin Fronteras, en el sexenio de Calderón Hinojosa hubo 58 asesinatos, 14 desapariciones de periodistas y poco más de 40 atentados a instalaciones de medios de comunicación. Y durante el sexenio de Vicente Fox, hubo 31 periodistas asesinados, cuatro desaparecidos y 45 atentados contra instalaciones de medios.
Los datos de las diversas organizaciones sociales y las cifras oficiales, contrastan: mientras Artículo 19 documentó de 2010 a 2016, 2.020 agresiones personales o a medios de comunicación; la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) de la Procuraduría General de la República (PGR) señala que hubo 906 investigaciones, es decir, 50 por ciento menos. Esto puede ser porque muchas agresiones no se denuncian, explica Artículo 19.

Un mecanismo deficiente
El Mecanismo de Protección a Defensores de Derechos Humanos y Periodistas nació de la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas vigente desde junio de 2012, y funciona desde finales del mismo año.
Su objetivo es garantizar la vida, integridad, libertad y seguridad de quienes se encuentren en situación de riesgo como consecuencia de la defensa o promoción de los derechos humanos y del ejercicio de la libertad de expresión.
Según el informe estadístico de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), hasta abril de 2017 habían acudido al Mecanismo de Protección a Defensores de Derechos Humanos y Periodistas 196 personas: 60 mujeres y 136 hombres.
Solo en marzo eran 179, lo que significa que en un mes pidieron protección 17 periodistas más, siete mujeres y 10 hombres.
La estadística hace ver el crecimiento constante de riesgos en la labor periodística. De 196 personas registrados en el Mecanismo hoy, dos se adhirieron entre octubre y diciembre de 2012, 37 en 2013, 33 en 2014, 45 en 2015, 49 en 2016, y 30 en el primer cuatrimestre de este año.
No obstante, opera mal y genera incertidumbre, porque sus recursos financieros, logísticos y humanos son limitados, y eso lo hace poco viable, afirma Michel Forst, relator Especial de la ONU.
Y es que en 2017 la Cámara de Diputados no le asignó presupuesto, por lo que trabaja con remanentes de su fideicomiso, que al 31 de octubre de 2015 contaba con 340 millones de pesos (18 millones de dólares), de acuerdo con el subsecretario de Derechos Humanos de la SEGOB, Roberto Campa Cifrián.
Por ello, periodistas organizados en protestas recientes pidieron que se revise y supervise; que tenga dinero y que atienda las demandas con celeridad. Que haga públicas las investigaciones.
Al respecto, Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, dijo que "se pedirá al Poder Legislativo que considere una partida especial en el presupuesto del próximo año".
Hoy día, los estados de Hidalgo, San Luis Potosí, Ciudad de México y Coahuila cuentan con mecanismos de protección para periodistas. Y desde octubre de 2015, Veracruz tiene un Plan de Contingencia.

Violencia contra las mujeres
Los ataques a mujeres periodistas, por su condición, están relacionados con asuntos familiares, amenazas a sus hijos o son de tipo sexual.
Para la especialista Martha González Moreno, las periodistas corren mayor riesgo cuando tratan temas como la violencia sexual, los roles familiares, la promoción de la eliminación de la violencia contra las mujeres y la participación política de estas. Otros temas que las hacen vulnerables son el aborto, matrimonio igualitario, defensa de víctimas de feminicidios, y los impactos proyectos, que tradicionalmente no son considerados como propios de las mujeres o que cuestionan el orden patriarcal establecido.
Al año 2016 la CNDH tenía el registro del asesinato de 11 comunicadoras.
La organización Artículo 19 afirma que desde 2005 han sido asesinadas ocho mujeres periodistas y detalla: el 16 de abril de 2005, Dolores García Escamilla, en Tamaulipas, del medio Stereo 91; el 7 de abril de 2008 Felicitas Martínez Sánchez y Teresa Bautista Merino, Oaxaca, Radio Copala; el 27 de junio de 2011, Yolanda Ordaz de la Cruz, Veracruz, Notiver; el 24 de septiembre de 2011, Elizabeth Macías Castro, Tamaulipas, Primera Hora; el 28 de abril de 2012, Regina Martínez Pérez, Veracruz, Proceso; el 8 de febrero de 2016, Anabel Flores Salazar, Veracruz, Sol de Orizaba. El 23 de marzo de 2017, Miroslava Breach Velducea, Chihuahua, La Jornada.
En abril, Artículo 19 en su informe anual 2016 "Libertades en resistencia", destacó "el aumento de agresiones contra mujeres periodistas, que de 2015 a 2016 incrementó 15 por ciento, con 96 casos, 14 de ellos con componente de género".
Las profesionales de este sector hoy toman sus precauciones. Según una fotoperiodista consultada por SEMlac durante la manifestación del pasado 30 de mayo, las medidas de autocuidado que debe tomar son mayores, como establecer redes de monitoreo con sus colegas, estar alerta ante posibles agresiones sexuales, hasta abstenerse de hacer coberturas de alto riesgo.

Prevalece la impunidad
La CNDH informó en 2016 que el 90 por ciento de los delitos contra periodistas en México quedaron impunes, y esto incluye al 82 por ciento de los asesinatos y el ciento por ciento de las desapariciones.
Según la FEADLE, de julio de 2010 a diciembre de 2016, hubo 798 denuncias por agresiones contra periodistas, de esas, 47 fueron por homicidio; solo en 107 casos los agresores se consignaron a un juez; pero apenas hay tres sentencias condenatorias, y ninguna se relaciona con desapariciones u homicidios.
Testimonios de informadores que han sufrido agresiones señalan que "el personal de la fiscalía local está poco capacitado para atender las agresiones a periodistas, perseguir y tipificar el delito es complicado para ellos. Mientras que los agentes ministeriales quieren minimizar las agresiones a un tema de un conflicto personal o pasional", según una víctima entrevistada por SEMlac.
Human Rights Watch dice en un informe sobre la situación de violencia contra periodistas del año 2016 que "las autoridades en general no investigan adecuadamente los delitos contra periodistas, y muchas veces descartan de manera prematura que los delitos estén vinculados con su profesión". 

Organización de periodistas
El homicidio del periodista Javier Valdez Cárdenas, el pasado 15 de mayo, en Culiacán, Sinaloa, desató una serie de manifestaciones, condenas y exigencias de actores sociales que antes no se manifestaban abiertamente, e impulso la organización de periodistas, empresas asociaciones.
Un día después del asesinato de Javier Valdez, cientos de comunicadores de todo el país se manifestaron frente a la SEGOB para demandar que se hagan públicos los avances de las investigaciones por los asesinatos y agresiones; que se revise la actuación del Mecanismo y se establezca una política integral de protección a periodistas.
El 24 de mayo, 39 medios de comunicación mexicanos y extranjeros publicaron un pronunciamiento titulado "¡Basta ya!", que denuncia una "ofensiva asesina" contra periodistas. Nunca antes las grandes empresas periodísticas, juntas, habían protestado por los agravios.
Destacan: Grupo Fórmula, El Financiero, El Heraldo, El Universal, Grupo Expansión, Grupo Milenio, Grupo Radio Centro, Grupo Reforma, Grupo Imagen, La Jornada, Letras Libres, MVS, Nexos, El Noroeste de Sinaloa, RíoDoce de Sinaloa, Sin Embargo MX, TV Azteca, Núcleo Radio Mil, y Organización Editorial Mexicana.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Volver