Inicio          Quiénes somos          Corresponsales          Resumen Semanal          Coberturas Especiales          Servicios SEMlac          Archivos          Enlaces

Secciones:

Aborto

Adolescentes/Jóvenes

Ancianidad/Geriatría

Arte/Cultura

Ciencia/Tecnología

Comunicación

Derechos civiles

Derechos indígenas

Diversidad sexual

Drogas/Narcotráfico

Género

Infancia

Medicina/Salud

Medio ambiente/ecología

Miscelánea

Mujeres famosas

Población/Sociedad

Sexualidad y salud reproductiva

SIDA/VIH

Violencia de género

 

Corresponsales:

Alba Trejo

Alicia Yolanda Reyes

Aline Castellanos

Ángela Castellanos A.

Cristina Canoura

Dixie Edith

Evelyn Vargas Carmona

Helen Álvarez Virreira

Ilse Bulit

Julia Londoño Bozzi

Julia Vicuña Yacarine

Liliana Aguirre Flores

Mariana Ramírez-Corría

Marta Escurra

Mercedes Peralta

Mirta Rodríguez Calderón

Norma Loto

Raquel Sierra

Sara Lovera López

Sara Más Farias

SEMlac (Especiales)

Sylvia Ruth Torres

Tamara Vidaurrázaga

Zoraida Portillo

Colombia: Campeonas mundiales en deportes "no femeninos"

Por Ángela Castellanos Aranguren

 

Yuri Alvear y Lely Flórez, destacadas deportistas colombianas.

Bogotá, septiembre (Especial de SEMlac).- El boxeo y el judo ya no serán más deportes asociados a varones en Colombia, gracias al esfuerzo y perseverancia de las deportistas Yuri Alvear y Lely Flórez, quienes en agosto pasado se convirtieron en campeonas mundiales de judo y boxeo, respectivamente.

 

El 10 de agosto, la boxeadora Lely, de 25 años, se constituyó en la primera colombiana en ser campeona del mundo, tras vencer por nocaut a la uruguaya Chris Namús, por el título interino superligero del Consejo Mundial.

 

Apenas 18 días después, Yuri, de 23 años, se proclamó campeona del mundo de judo en la categoría de menos de 70 kilos, después de derrotar a la húngara Anne Metzaros en los campeonatos que se disputaron en Rotterdam, Holanda.

 

"Al principio a mi mamá no le gustaba que yo estuviera en el boxeo, pues las mamás siempre quieren lo mejor para uno, y pensaba que sólo me traería golpes, mientras que mi papá sí me apoyó desde el comienzo porque le gusta el boxeo. Pero ahora mi mamá me respalda y me ayuda a cuidar a mi hijo cuando estoy de viaje", comentó a SEMlac Lely Flórez, en diálogo telefónico desde Montería, la ciudad caribeña de donde la boxeadora es oriunda.

 

A Yuri no le faltó quien le dijera que el judo era un deporte rudo y le hiciera bromas, pero su familia no se opuso. "Vengo de un estrato social bajo donde no hay la cultura de 'niñas cuidaditas', sino una cultura de la calle", explicó a SEMlac la judoca desde su población natal de Jamundí, en el suroeste de Colombia.

 

La historia de estas dos deportistas guarda varias similitudes. No solamente ambas son afrodescendientes y oriundas de ciudades pequeñas, sino que también han vivido experiencias semejantes en su carrera para hacerse profesionales.

 

En efecto, tanto Yuri como Lely iniciaron sus prácticas gracias al aliento de un profesor.

 

"Inicié las prácticas de judo en el año 2000 con el profesor de educación física Ruperto Guauña Tamayo. Yo tenía 14 años y estaba haciendo noveno grado en el Liceo Técnico de Jamundí, allí el profesor Guauña me invitó a practicar. Luego, él me motivó para entrar a estudiar 'Deporte y Actividad Física' en la Escuela Nacional del Deporte, donde había pocas mujeres", recuerda Yuri.

 

También Lely tenía 14 años cuando empezó a entrenar. "Un día fui al coliseo a jugar baloncesto y cerca de la cancha vi a unos muchachos que estaban practicando ganchos de boxeo. Entonces el profesor Hugo López me dijo que si quería practicar", recuerda.

 

Pronto el entrenador vio en ella un gran potencial y la animó para que continuara.

 

Ambas han tenido que hacer sacrificios. Las dos deportistas tuvieron que dejar la ciudad natal y la familia para acceder a un adecuado entrenamiento.

 

Lely abandonó sus estudios en Capacitación pues debió mudarse a la ciudad de Cartagena. En su natal Montería no había apoyo para las mujeres que practicaban boxeo. Allí recibió una apropiada preparación que le permitió saltar a la categoría profesional.

 

Mientras que Yuri tuvo que dejar Jamundí, donde el entrenamiento de judo era para menores de edad, y trasladarse a la ciudad de Cali. "Aunque está a 40 minutos de distancia por carretera, me costó lágrimas, pues yo estaba acostumbrada a vivir con mis padres y en Cali debía vivir en una casa para deportistas del Instituto del Deporte del Valle del Cauca", recuerda.

 

Ser deportista profesional también tiene implicaciones en la vida de pareja, que ambas muchachas han ido sorteando.

 

Lely, por ejemplo, tuvo que cantarle el feliz cumpleaños por teléfono a su pequeño de dos años, pues el día del aniversario de su hijo ella se encontraba en Uruguay disputándose el campeonato mundial. "Los campeonatos implican muchos viajes, pero mi compañero me apoya", aclara.

 

"El deporte agota mucho, sobretodo para una deportista como yo, que quiere dar todo y obtener grandes logros", comenta Yuri en relación con la vida en pareja.

 

En su carrera, la judoca ha obtenido varios premios, entre ellos la medalla de bronce en los Campeonatos Panamericanos de Miami, lo cual le permitió participar en los Olímpicos de Beijing de 2008. Además, fue campeona en los Juegos Bolivarianos 2005, bronce en los Centroamericanos 2006, bronce en Odesur, oro en el Panamericano de Canadá 2007, y bronce en los Panamericanos 2007.

 

Gracias a sus resultados deportivos, la campeona mundial de judo ha ido paulatinamente recibiendo apoyo gubernamental y de las organizaciones deportivas y hoy es beneficiaria de un auxilio económico mensual.

 

"Ha sido un proceso largo no sólo del entrenador, sino mío, conociendo en qué soy buena y reconociendo las debilidades. Por ejemplo, vimos que necesitaba mejorar mi resistencia, y ahora trabajo en ello con mi preparador Wilson Cañizales, quien me apoya con su labor personalizada y gratuita", agrega Yuri.

 

Ambas deportistas son creyentes y piensan que parte de su éxito se lo deben a su fe. El próximo reto de la judoca es en los Juegos Bolivarianos, a celebrarse en noviembre, mientras que la boxeadora defenderá su título ese mismo mes.

 

Este año, cinco mujeres le han dado a Colombia títulos mundiales: además de Yuri Alvear y de Lely Flórez, la patinadora Cecilia Margarita Baena, la bicicrosista Mariana Pajón y la bolichera Clara Juliana Guerrero.

Servicio de Noticias de la Mujer de Latinoamérica y el Caribe - SEMlac

Av. Grau Nº 610 - Of. 302, Lima 4, Perú

Correo-E: semlac@redsemlac.net - Telf. (511) 2474982

© 2009 SEMlac. Derechos Reservados.

Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este sitio sin autorización