Reportajes y noticias de SEMlac

del 16 al 22de julio de 2007

 

 

Colombia: Mujeres indígenas bajo amenazas de muerte

Por Fabiola Calvo

 

Bogotá, julio.- La dirigente indígena Karmen Ramírez Boscán, llamada tradicionalmente Wayunkerra. Wayúu, del clan Epinayu, se encuentra amenazada de muerte por los paramilitares, por su permanente lucha encaminada a visibilizar las condiciones en que viven las poblaciones autóctonas en Colombia.

 

Ha recibido mensajes con amenazas claras, con la intención de aterrorizarla, especialmente a su regreso de Nueva York, donde asistió al Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas para, junto a un grupo de indígenas, exponer lo que está sucediendo con los pueblos nativos de este país, pese a que el gobierno asegura que no hay problemas con las comunidades.

 

Actualmente, junto a otras mujeres Wayúu, está trabajando por la consolidación de Fuerza de Mujeres Wayúu. En 2006, estudió en Ginebra (Suiza) como beneficiaria del Programa de Becas para Pueblos Indígenas de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

 

Tras el asesinato de su tío, el reconocido líder Wayúu Wilmer Boscán Ureche, el 12 de mayo de 2004, Karmen asumió, con mayor fuerza, el desafío de hacer visible nacional e internacionalmente las trágicas consecuencias que paramilitares y otros actores armados ocasionan, desde fines de la década del noventa, en comunidades del pueblo Wayúu, especialmente de la Media Guajira, en el extremo noreste de Colombia y a 1.098 kilómetros de Bogotá, capital del país.

 

Karmén declaró haber conocido, a su regreso de Estados Unidos, que cabecillas paramilitares estaban muy al tanto de ese viaje, de sus propósitos y que planeaban realizar “una operación de limpieza” a líderes Wayúu. "Dentro de la lista estamos varios miembros de la familia Boscán", reafirmó.

 

En un reciente comunicado, los Wayúu manifestaron que “pese a la retórica de la propaganda gubernamental, que señala que los paramilitares y autodefensas son cosa del pasado, lo cierto es que en La Guajira, y particularmente en territorio Wayúu, persisten estructuras paramilitares que continúan ejerciendo control sobre los circuitos más importantes de la economía regional, tanto legal como ilegal. En la zona, los paramilitares sólo han cambiado de nombre.

 

“Las ‘Águilas Negras’, como se autodenominan, o las ‘Bandas Criminales Emergentes’, como las nombra el Gobierno Nacional, se diferencian muy poco de la estructura paramilitar que antes se conocía como ‘Frente Contrainsurgencia Wayúu’", puntualiza el documento.

 

Además de Karmen, se encuentran amenazadas las liderezas Mydoll Arredondo y Leonor Avilorio, de Fuerza de Mujeres Wayúu.

 

La población indígena en Colombia corresponde al dos por ciento de los 42 millones de habitantes. Los Wayúu son el pueblo indígena más numeroso del país, con cerca de 260.000 habitantes.

 

La diversidad cultural de los 80 grupos étnicos se refleja en la existencia de más de 64 idiomas y unas 300 formas dialectales. El número de indígenas asciende a 701.860 personas, con presencia en los 32 departamentos del país.

 

La Constitución de 1991, elaborada por la Asamblea Nacional Constituyente, reconoce y protege la diversidad étnica y cultural de la nación colombiana.

 

Hombres y mujeres de las diferentes etnias entraron por la puerta de la participación política mediante el voto popular. Hoy, tienen presencia en el Congreso de la República, asambleas departamentales, alcaldías y concejos municipales. Y, pese a los logros políticos, muchos de los derechos consagrados no se respetan.

 

Ellas quieren visibilizar la tragedia por la que han atravesado diversas comunidades de su pueblo, pues la magnitud de los desplazamientos de sus comunidades no aparece reflejada en las estadísticas oficiales disponibles, asegura Leonor.

 

Mujeres y hombres wayúu trabajan para la recuperación de la memoria histórica, a fin de recobrar la dignidad de sus muertos y desaparecidos, a través de la recopilación y sistematización de sus nombres, rostros y trayectorias vitales.

 

La amenaza de muerte continúa sobre ese legendario pueblo guerrero que, un día, se dio cuenta de que la lucha no era entre sus clanes, sino que venía de fuera. Las mujeres debieron asumir la voz, pero este derecho, traducido en hechos de representatividad y denuncia ante diferentes organismos nacionales e internacionales, .lo que no perdonan los grupos paramilitares.

 

Por otra parte, la Ruta Pacífica de las Mujeres por la resolución Negociada del Conflicto Armado en Colombia y diferentes organizaciones sociales del país continúan su pronunciamiento por una salida negociada del conflicto armado, mientras el gobierno mantiene su política militarista.

 

La dirigente Sandra Morris, del resguardo Nouna en Maicao, dice que desde 1998 hasta la fecha son más de 200 los crímenes cometidos contra los y las Wayúu, además de las desapariciones y desplazamiento.

 

Considera que sus seres queridos merecen ser recordados para que sus almas descansen en paz y puedan emprender el viaje a Jepirra, el lugar de sus muertos.

 

Jepirra es un territorio sagrado que se encuentra en el majestuoso Cabo de la Vela, zona por donde ingresaron los conquistadores españoles. Allí también se ubica Ainpule, una cueva con una entrada por donde –según las creencias ancestrales- llegan las almas y una salida para seguir al mar.

 

 

Perú: Mujeres, vanguardia esencial para preservar la biodiversidad amazónica

Por Zoraida Portillo

 

Lima, julio.- Las mujeres de los pueblos amazónicos han sido –y siguen siendo— un puntal fundamental para la conservación de la rica biodiversidad de este vasto territorio. Sin ellas, probablemente mucha de esa riqueza biológica se habría perdido, aun sin llegar a conocerse fuera de su hábitat.

 

Esta es una de las principales conclusiones de una investigación científica de más de cinco años, realizada entre los pueblos shipibo-conibos, asháninkas, cashibo-cacataibo y colonos mestizos asentados en tres valles amazónicos del nordeste peruano.

 

El estudio fue realizado por Bioversity International –la más grande organización internacional dedicada al uso y conservación de la biodiversidad agrícola, integrante del Grupo Consultivo para la Investigación Agrícola Internacional– y el Consorcio para el Desarrollo Sostenible del Ucayali (CODESU), una ONG peruana cuyo resultado ha sido el primer catálogo de germoplasma de cinco cultivos tradicionales de la Amazonía.

 

En términos generales, se denomina germoplasma al conjunto de portadores de la variabilidad genética; es decir, células germinativas y semillas, a partir de las cuales se puede regenerar una planta. Por ello, a veces a las colecciones de germoplasma se les denomina también “colección genética”.

 

El catálogo, único en su género, contiene información pormenorizada de 264 variedades de yuca (Manihot esculenta Crantz), 256 de maíz (Zea mays), 162 de ají (capsicum annum L. y C. chinense Jacq), 96 de frejol (Phaseolus vulgaris L. y P. lunatus L.) y 57 de maní (Arachis hypogaea L. spp. fastigiata, hypogaea y peruvianum).

 

Sobre cada uno de esos cultivos se brinda información de las variedades locales, razas y/o especies, la localidad donde fueron encontradas, sus propiedades y los usos que actualmente se les da. Algunas variedades se remontan a épocas prehispánicas.

 

Las mujeres han jugado un papel primordial de selección de cada especie, raza y variedad, sea para fines culinarios, nutritivos, medicinales e incluso rituales, corroboró el estudio. Sin embargo, debido a las complejas relaciones socio-familiares de las etnias estudiadas, este desempeño está íntimamente vinculado con sus costumbres y tradiciones.

 

Otra conclusión del informe es que los pueblos amazónicos no sólo conservan su rica biodiversidad sino que, además, mantienen un dinámico sistema tradicional de intercambio de cultivos, semillas y conocimientos que les permiten usar y mantener esa biodiversidad de una manera viva y útil, una característica particular de esta zona, que impide que la biodiversidad se pierda o disminuya su vigencia como ha ocurrido en otras partes del mundo.

 

El catálogo fue lanzado oficialmente el 18 de junio en la página web de CODESU y está disponible en www.codesu.org.pe. “Es la primera vez que se reúnen datos tan minuciosos de estos cultivos y los usos tradicionales asociados a ellos”, declaró a SEMlac Luis Collado, miembro del equipo de investigación de esa entidad.

 

Por su parte, Michael Hermann, investigador de Bioversity, señaló que este documento es una herramienta muy útil que, entre otras posibilidades, permitirá estimar la erosión genética de tales cultivos en el futuro.

 

“Además, ayudará a cambiar algunos paradigmas respecto a los pueblos conservacionistas. Por ejemplo, hemos comprobado que los pueblos amazónicos mantienen sus variedades nativas debido a condicionamientos diversos que no sólo son de tipo económico, sino social, cultural y como parte de su propia cosmovisión”, dijo a SEMlac.

 

 

Bolivia: Paulina Apaza, una próspera exportadora

Por Helen Álvarez Virreira

 

La Paz, julio.- Su pequeña figura y su voz delgada contrastan con su fuerza de voluntad y la firmeza de sus decisiones: Paulina Apaza es una emprendedora y exitosa artesana que quiere agradecerle a la vida por el triunfo que ha alcanzado, dando una oportunidad a personas que tienen proyectos productivos.

 

La IV Feria Artesanal Turística Andina permitió que unos 300 micro y pequeños artesanos de la ciudad de La Paz y de las provincias del departamento puedan mostrar su producción y conseguir nuevos mercados, dentro y fuera de Bolivia.

 

Detrás está Apaza, quien, junto con sus hijos, ha dedicado años a la organización de este y de los tres anteriores eventos, con sus propios recursos y con el auspicio de varias instituciones.

 

Ella cuenta que en lugar de ser “preste” (organizadora de la fiesta en honor de algún santo) prefiere invertir su dinero apoyando a sus compañeras y compañeros, con menos posibilidades de vender su producción. Artistas del tejido, la cerámica, orfebrería, entre otros, de 11 provincias paceñas permanecieron dos semanas en la ciudad de La Paz en un espacio gratuito.

 

Pastor Mamani y Leocadia Capajeique hilan y tejen con lana de oveja y alpaca. En una radio comunitaria escucharon que “Doña Paulina” invitaba a los productores a participar de la feria y sin dudar se trasladaron hasta La Paz.

 

Los esposos son de Charazani, cuna de la cultura kallawaya —declarada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad—, tienen cinco hijos que también son hábiles artesanos y el sueño de todos es exportar sus bolsos, cintillos para la cabeza y los brazos, monederos o mantas.

 

Duro trabajo

Apaza es una fervorosa creyente y, mientras habla, no deja de agradecer a Dios por todo lo que ha conseguido y por su habilidad para confeccionar las mantas que exporta a España y Estados Unidos. Pero ella aportó con mucho trabajo. “He sido dulcera, pollerera, heladera…”.

 

Huérfana de padre y madre, se crió con su abuela, quien le enseñó a coser, bordar y tejer el fleco de las mantas. Primero las hacía para las muñecas que, de niña, ella misma fabricaba, porque no tenían para comprar una. De adolescente, entró a trabajar a una fábrica de chocolates y a sus 16 años decidió emprender su propio negocio vendiendo manzanas acarameladas.

 

Transcurría 1976 y su capital no llegaba ni a un dólar diario, apenas le alcanzaba para comprar un poco de fruta y azúcar; recicló las cañas que las floristas utilizaban para las ofrendas florales e hizo los palitos para sujetar el dulce. Le fue muy bien, pero su idea pronto fue copiada.

 

Dejó los dulces y aprendió a coser polleras (falda amplia con varios pliegues que usan las mujeres aymaras), también tejía chompas (suéteres) y se convirtió en dirigente de su organización gremial. Más tarde entró a trabajar al centro de capacitación de la Corporación de Desarrollo de La Paz, cuando las mujeres de pollera no tenían acceso a fuentes de empleo en el ámbito público ni privado: “fui la primera cholita en Cordepaz”, comenta.

 

“Hubiera sido muy buena profesional”, dice, pero no pudo estudiar. Tenía que cuidar a sus cuatro hijos, a quienes desde pequeños les enseñó a trabajar, “porque hay que saber, para luego hacer tu negocio”. Ahora, el mayor es Ingeniero Comercial, la segunda Administradora de Empresas y la tercera Licenciada en Turismo; los tres tienen sus propias empresas. El menor aún está en el colegio.

 

La vida le enseñó todo lo que se necesita para triunfar, especialmente humildad. Y con humildad, se relaciona con diplomáticos extranjeros que le abren las puertas de sus países. Ella ha recorrido América y Europa llevando sus mantas y también ha conseguido que muchos de sus compañeros y compañeras puedan viajar.

 

No cree en los gobiernos y menos en los políticos, y está convencida de que la Asamblea Constituyente que se realiza en Bolivia no beneficiará a la población; tampoco se fía de los bancos y por eso no recurre a los créditos. Su secreto está en saber gastar, ahorrar e invertir.

 

Llevarse bien con “los países a donde se puede exportar” es fundamental para ella. Y del dicho al hecho: en el mismo día, en la mañana, recorrió su feria con un representante de la Embajada de Estados Unidos y, en la tarde, con otra de la Embajada de Cuba.

 

Apaza confía a ciegas en su trabajo y en el potencial del talento boliviano. Ella nunca emigraría, aunque intentaron conquistarla para que se quede en España, y espera contribuir a que mucha gente decida apostar por el país.

 

 

Uruguay: El proyecto de ley de despenalización del aborto sale del letargo

Por Cristina Canoura

 

Montevideo, julio.- Un nuevo impulso al proyecto de Ley de Defensa de la Salud Reproductiva dio una delegación de mujeres y hombres que el 29 de junio pasado entregaron al vicepresidente uruguayo, Nin Novoa, una lista de seis mil firmas, correspondientes a personas que proclamaron su solidaridad con una joven de 20 años procesada en mayo por el delito de aborto.

 

El grupo solicitó al vicemandatario que encaminara esa relación a la Comisión de Salud del Senado, donde, desde mayo de 2006, está paralizada la discusión de ese texto, que en uno de sus artículos reglamenta la interrupción voluntaria de los embarazos en las primeras 12 semanas de gestación.

 

En la lista de 6,000 firmas —que en la primera semana de julio aumentó a 7.000— figuran diputados, senadores, ministros que suscribieron la declaración en los siguientes términos:

 

"Los y las abajo firmantes hemos infringido la Ley 9.763 de 1938 haciéndonos un aborto, financiándolo, acompañando a una mujer a practicárselo, conociendo la identidad de muchas y callándonos. Todas y todos somos la mujer de 20 años procesada. O todas y todos somos delincuentes, o esta ley es injusta".

 

Al recibir las firmas recogidas en la página web www.despenalizar.blogspot.com, el vicepresidente admitió que el país necesita de una profunda reflexión sobre el aborto y consideró al Parlamento como el ámbito más adecuado para hacerlo.

 

En declaraciones a la prensa, Nin Novoa titular asimismo de la Cámara Alta, hizo su propio diagnóstico de la realidad nacional en relación con el aborto:

 

"Una sociedad que admite que unas empresas discriminen a las mujeres para darles trabajo por su condición de embarazadas, habla de una sociedad abortera o abortista. Además, es una sociedad que se niega a mirar una realidad que nos lastima todos los días con noticias acerca de que mujeres sin recursos económicos son o fallecidas o asesinadas en operaciones de abortos clandestinos".

 

Consultado respecto al anuncio del presidente Tabaré Vázquez de vetar la ley, en caso de ser aprobada, Nin Novoa se pronunció a favor de la despenalización del aborto y dijo estar seguro de que no será necesario "convencer" a Vázquez de que no lo haga. " Respetamos las convicciones del presidente y él respetará las que tienen los demás”, enfatizó.

 

Días después de haber sido entregadas las firmas y luego de más de un año de descansar en la Comisión de Salud del Senado, el proyecto de ley de Defensa de la Salud Reproductiva fue reactivado y se aprobaron, por unanimidad, los seis primeros artículos del primer capítulo que contemplan el marco filosófico de la nueva norma.

 

En el siguiente capítulo se incluye la reglamentación de la interrupción voluntaria del embarazo en las primeras 12 semanas de gestación.

 

 

Guatemala: El abandono empuja a la niñez hacia las pandillas

Por Alba Trejo

 

Guatemala, julio.- Cada día más niñas y niños son integrados en Guatemala a las pandillas juveniles o maras, cuyos líderes reclutan a jovencitos de entre siete y 15 años de edad para utilizarlos en tareas que ellos no pueden hacer, por mantener conflictos con la ley, entre estas el cobro de dinero por extorsiones y vigilancia de las víctimas.

 

Así se aprovechan de la situación de vulnerabilidad en que se encuentra más de la mitad de los seis millones de niñas, niños y adolescentes que viven en este país centroamericano y los enrolan, bajo el engaño de que allí encontrarán lo que no tienen en su verdadera familia: protección y atención.

 

Las y los niños que provienen de hogares desintegrados, o de familias donde predomina el abuso sexual y la violencia intrafamiliar, empuñan un arma e intentan mostrar que pueden matar para así lograr la aceptación de los líderes mareros.

 

De ahí que el número de integrantes de las pandillas en Guatemala haya crecido considerablemente en 10 años. Se estima que hay unos 70.000 jóvenes agrupados en 236 maras reconocidas y organizadas, según el informe Política de Desarrollo Social y Población 2006 de la gubernamental Secretaría General de Planificación.

 

A criterio de los defensores de los derechos humanos que mantienen contacto con los pandilleros, la mayoría de esos jóvenes proceden de los 600 cinturones de pobreza que conforman la ciudad y colonias marginales, de hogares desintegrados y violentos, o son hijos de madres solteras.

 

Actualmente, la presencia de las maras ha permeado hasta las regiones indígenas. Este país cuenta con 22 grupos étnicos y en casi todos hay presencia de las pandillas, pese a que los indígenas se rigen por patrones distintos a los de los habitantes ladinos, tales como la religión y las costumbres familiares de permanecer unidos.

 

Tatuados hasta los ojos, vestidos con ropa floja y cabeza rapada, las y los mareros son considerados un fenómeno que no sólo afecta a Guatemala, pues también lo padecen en grandes dimensiones El Salvador y Honduras, donde se dedican a extorsionar, robar, vender droga o matar.

 

La Policía Nacional Civil (PNC) mantiene un monitoreo del comportamiento de las maras y señala que estos crean sus propios símbolos y graffiti, y sus señales de mano. Su forma de actuar se basa en la violencia, bautizan a sus nuevos miembros con grandes golpizas y las mujeres deben tener relaciones sexuales con la mayoría de los miembros del grupo al que pertenecen.

 

Tanto en Guatemala como en El Salvador y Honduras prevalecen dos grupos de maras, una denominada la MS-13 y la M-18. Ambos grupos tienen un lenguaje gestual a través de las manos, delimitan su territorio y no permiten que un miembro de otra mara ingrese. Quien lo haga es asesinado inmediatamente.

 

El sub director de la PNC, Henry López, apunta que las pandillas han logrado estructurarse de tal forma que, dentro de ellas, existen puestos jerárquicos. Hay tareas para cada uno, a los niños los mandan a cobrar las extorsiones, las mujeres vigilan a las víctimas y a los más antiguos los ponen a asaltar buses, negocios o asesinar.

 

Pero, ¿a qué se debe la proliferación de las maras en Guatemala? Una investigación efectuada por el sacerdote católico Juan Merino, para el Foro Ecuménico por la Paz, rompe con el mito de que sus integrantes buscan formar parte de las pandillas por su situación de pobreza.

 

El análisis de Merino, quien sostuvo entrevistas con pandilleros de todo el país, apunta a que los principales factores por los que las y los niños se involucran, es la desintegración familiar, el abandono o descuido de los padres. Además, menciona la falta de principios morales, de afecto, la presencia de abuso sexual y maltrato infantil.

 

En Guatemala, según la Comisión Nacional Contra el Maltrato Infantil, la niñez es víctima en todo. Para muestra, siete de cada 10 pequeños sufren maltrato físico, verbal y abuso sexual, principalmente en sus hogares, sin que las leyes los protejan.

 

A ello se agrega que, por lo menos, medio millón de niñas, niños y jóvenes no estudian porque tienen que trabajar. La Organización Internacional del Trabajo estima que, en este país, hay 937.530 niñas, niños y adolescentes que trabajan en comercio, agricultura y fábricas.

 

El fenómeno de las maras no es algo nuevo en Guatemala. Estas pandillas se iniciaron en 1985, cuando proliferó la deportación de inmigrantes a Centroamérica, tras el endurecimiento de las leyes migratorias en los Estados Unidos.

 

En ese entonces, sólo se dedicaban a robar y consumir droga, y eran jóvenes entre los 19 y 25 años de edad. A partir de 2000, esos delitos cambiaron y pasaron del robo a los asesinatos, las disputas territoriales y violaciones, y las edades de ingreso se redujeron a los siete años de edad.

 

Aunque ha surgido la ayuda hacia estos grupos, no ha tenido el efecto deseado. Tal es el caso de la Asociación para la Prevención del Delito, con siete años de existencia en el país y dirigida por Emilio Goubot, quien tiene experiencia en la reinserción de pandilleros de El Salvador y Guatemala.

 

Esa asociación logra reinsertar a la sociedad un promedio de 95 a 195 pandilleros anualmente, pero algunos de estos regresan a su grupo, al sentirse rechazados, y otros son asesinados porque decidieron desertar, agrega Goubot.

 

Este experto ha trabajado en la reinserción de los mareros desde hace 15 años y coincide con el padre Merino en que la falta de atención familiar y la ausencia total de los padres en los hogares, son factores que los inducen a unirse a las pandillas, porque de otro forma se pensaría que todos los pobres son mareros, puntualiza Goubot.

 

Otro de los esfuerzos hechos para recuperar a los pandilleros, es el de la Fundación cristiano evangélica Nicky Cruz, que llegó a Guatemala para establecer su centro de ayuda a los mareros interesados en otra forma de vida. Sin embargo, “no pudieron mucho”, según Goubot, por el rechazo que estos grupos despiertan en la sociedad, debido al daño que provocan.

 

 

Cuba: Las estrategias demográficas tienen que mirar a la localidad

Por Dixie Edith

 

La Habana, julio.- A pesar de que en Cuba los indicadores sociales y demográficos suelen ser bastante homogéneos, análisis especializados indican que cualquier estrategia de desarrollo tiene que incluir las particularidades territoriales.

 

“Nuestro país presenta una muy avanzada transición demográfica, con muy bajos valores de fecundidad y mortalidad y altos niveles de urbanización, concentración poblacional y envejecimiento”, precisó Juan Carlos Alfonso Fraga, director del Centro de Estudios de Población y Desarrollo (CEPDE), de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), sede de la celebración cubana de este 11 de julio, Día Mundial de la Población.

 

Sin embargo, a juicio del investigador, esos avances hay que estudiarlos hasta en los mínimos detalles.

 

“Debemos llevar esa línea de investigación en la evolución sociodemográfica del país a la disección del problema; ver lo que sucede a nivel territorial, a nivel municipal, incluso por grupos sociales. Eso es importante en todas las definiciones de política, los análisis que tenemos que hacer en el caso de Cuba.”

 

Para el experto, un ejemplo puede darse en el terreno del envejecimiento poblacional, principal reto demográfico que enfrenta la sociedad cubana actualmente.

 

Cuba ha transitado desde 11,3 por ciento de personas de 60 años y más en 1985 hasta 15,9 por ciento en 2006. O sea, en el término de 20 años, el envejecimiento se ha incrementado en 4,6 puntos porcentuales.

 

Sin embargo, según El envejecimiento de la población cubana, una de las publicaciones presentadas por el CEPDE este 11 de julio, “desde el punto de vista territorial existe una evidente diferenciación”.

 

El occidente, excepto Pinar del Río, y el centro hasta Sancti Spíritus “muestran valores por encima de la media nacional y, por tanto, clasifican en el Grupo III de Envejecimiento, donde las provincias de Villa Clara y Ciudad de La Habana presentan los valores extremos”, expone el texto.

 

Mientras, Pinar del Río y el oriente, a partir de Ciego de Ávila, sin incluir Camagüey, “se ubican en el Grupo II, destacándose la Isla de la Juventud y Guantánamo con los valores más bajos” de envejecimiento.

 

El análisis a nivel de los municipios muestra una diferencia aún más marcada.

 

Paralelamente, para el director del CEPDE, no basta con saber que Cuba tiene 15,9 por ciento de personas de 60 años y más.

 

En busca de un envejecimiento con calidad de vida, hay que particularizar en cuántos de esos adultos mayores ya sobrepasaron los 80 años y cuáles son sus necesidades puntuales.

 

En ese camino, Alfonso señaló que ya hay municipios en Cuba que sobrepasan el 20 por ciento de personas con 80 y más años, ubicados fundamentalmente en la zona central del país, y eso impone análisis más detallados.

 

Sobre todo porque, como precisa El envejecimiento de Cuba, la población de adultos mayores en la isla, como tendencia, “seguirá incrementándose ininterrumpidamente, aun bajo el supuesto de que la población deje de crecer en los próximos 15 a 20 años, mientras que la población joven tiende al decrecimiento”.

 

Situación similar se presenta en el caso de las migraciones internas, donde los estudios hay que llevarlos no sólo a nivel de los intercambios de migrantes entre las provincias, sino entre los municipios, e incluso a nivel de asentamientos poblacionales más pequeños.

 

Varias líneas de investigaciones quedaron esbozadas en la intervención de Alfonso, entre las que sobresale el estudio de los interesantes intercambios migratorios entre La Habana y Ciudad de La Habana, o el caso del municipio de San Antonio de los Baños, por sólo citar otro ejemplo.

 

Este territorio habanero, calificado por el experto como “la capital del crecimiento demográfico en Cuba”, tiene un crecimiento poblacional acentuado frente a una situación nacional de decrecimiento demográfico en términos absolutos.

 

“Cualquier política que se decida en Cuba no tendrá el mismo impacto en Plaza de la Revolución (municipio capitalino) que en Cauto Cristo (municipio de la oriental provincia de Granma”, puntualizó Alfonso.

 

Para Oscar Mederos, director de la ONE, "el propio desarrollo social y cultural, así como la evolución de la dinámica demográfica en el país, incide en la presencia de nuevas realidades en la evolución de la población más complejas de analizar".

 

Entre esos problemas, señaló déficit de población y fuente de trabajo en regiones y localidades y el acelerado proceso de envejecimiento.

 

Durante la jornada, el director de la ONE adelantó que el Estado adopta medidas para estimular la fecundidad y recuperar ritmos de crecimiento poblacional que permitan llevarlos a la normalidad dentro de su contexto económico y social.

 

Recuadro:

Cuba y las Naciones Unidas

Cuba y el Sistema de las Naciones Unidas trabajarán de forma conjunta en cinco áreas fundamentales de desarrollo, en el período 2008-2012, anunció durante la jornada Susan Mac Dade, coordinadora residente del organismo internacional en Cuba y representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP).

 

El desarrollo humano local, la seguridad alimentaria, la salud, el medio ambiente y la energía para el desarrollo sostenible, y el manejo e intervención de proyectos en mitigación de desastres naturales, son las cinco áreas identificadas para la cooperación, en línea con las Metas de Desarrollo del Milenio.

 

Esta vez, el FNUAP propuso como lema del Día Mundial de Población “Los hombres como aliados para la salud materna”, con el marcado objetivo de llamar la atención de los gobiernos y quienes deciden las políticas sobre su responsabilidad para que cada embarazo sea deseado, cada parto sea seguro, cada joven esté libre del VIH-sida y cada niña y mujer sea tratada con dignidad y respeto.

 

Mac Dade precisó que el FNUAP seguirá apoyando al gobierno cubano en la lucha contra el VIH-sida, como también lo hará en la promoción de los derechos de salud sexual y reproductiva de la mujer, el fortalecimiento de su papel en la sociedad y el necesario acompañamiento de los hombres, en aras de más y mejores relaciones equitativas.

 

Por su parte, el doctor Alfonso Farnós, representante auxiliar del FNUAP en Cuba, dijo, en referencia al afiche del Fondo para este día, cuyo mensaje alude al trabajo de los hombres en apoyo a sus esposas embarazadas, en el cuidado del bebé, en la educación compartida de las hijas o en la crianza de los hijos, “en el caso de Cuba parecía que faltaban ahí hombres trabajando en el cuidado a nuestros abuelos. Tal vez en el afiche cubano habría que agregarlo”, comentó.