Género

Género (363)

deportistasBogotá, septiembre (Especial de SEMlac).- El boxeo y el judo ya no serán más deportes asociados a varones en Colombia, gracias al esfuerzo y perseverancia de las deportistas Yuri Alvear y Lely Flórez, quienes en agosto pasado se convirtieron en campeonas mundiales de judo y boxeo, respectivamente.

El 10 de agosto, la boxeadora Lely, de 25 años, se constituyó en la primera colombiana en ser campeona del mundo, tras vencer por nocaut a la uruguaya Chris Namús, por el título interino superligero del Consejo Mundial.

Apenas 18 días después, Yuri, de 23 años, se proclamó campeona del mundo de judo en la categoría de menos de 70 kilos, después de derrotar a la húngara Anne Metzaros en los campeonatos que se disputaron en Rotterdam, Holanda.

"Al principio a mi mamá no le gustaba que yo estuviera en el boxeo, pues las mamás siempre quieren lo mejor para uno, y pensaba que sólo me traería golpes, mientras que mi papá sí me apoyó desde el comienzo porque le gusta el boxeo. Pero ahora mi mamá me respalda y me ayuda a cuidar a mi hijo cuando estoy de viaje", comentó a SEMlac Lely Flórez, en diálogo telefónico desde Montería, la ciudad caribeña de donde la boxeadora es oriunda.

Bogotá, abril (Especial de SEMlac).- Gremios económicos se comprometieron con el gobierno de Colombia a disminuir la brecha salarial entre mujeres y hombres y a estimular la inclusión de las colombianas en el mercado laboral formal. Sin embargo, el pacto no tiene metas, indicadores, ni mecanismos de cumplimiento.

Mediante la Agenda por la Igualdad Laboral, suscrita el pasado 6 de marzo, entre la Consejería Presidencial para la Equidad y 12 gremios de industriales y comerciantes, los empresarios se comprometieron a desarrollar doce objetivos, entre los que se destacan identificar y eliminar las diferencias salariales entre mujeres y hombres para un mismo cargo.

Asimismo, se acordó promover el acceso de las mujeres a los niveles más altos de la administración y gerencia de las empresas, y a considerar las necesidades específicas de las trabajadoras.

Los gremios económicos también aceptan definir y desarrollar acciones sectoriales para conciliar la vida laboral y la vida familiar, así como adelantar campañas para retirar los criterios que obstaculizan la contratación laboral de mujeres y para valorar el trabajo doméstico.

La Paz, abril (Especial de SEMlac).- María tiene que soportar todos los días a compañeros groseros, e incluso a algún docente que no quiere mujeres en su curso, mientras a Edwin lo acechan las susceptibilidades de las personas que lo rodean. Son jóvenes, pocos, que han decidido retar a la sociedad eligiendo profesiones con marcados roles de género.

El primer desafío, en especial para los varones, es enfrentar a la familia y a las amistades. Luego, deben vencer la etapa de formación y después tratar de ingresar a un mercado laboral que discrimina.

María, quien prefiere guardar su apellido en reserva, lo está sintiendo en carne propia al buscar trabajo. El requerimiento en su especialidad es "joven del sexo masculino", como se lee en los avisos publicados en los diarios.

Ella es una de las pocas mujeres que estudia Electrónica en la Facultad Técnica de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), de la ciudad de La Paz, donde el 13 por ciento de la población estudiantil es del sexo femenino.

Santo Domingo, abril (SEMlac).- Una campaña abierta por la Organización Internacional del Trabajo desde hace un lustro, tendrá repercusión este Primero de Mayo en República Dominicana cuando una marcha de trabajadoras y trabajadores proclame que "el trabajo decente es una meta y una necesidad" para todas las mujeres.

Además, la demostración levantará consignas vinculadas a la crisis económica, que se siente mucho aquí por el cierre de zonas francas, los despidos, la violencia y la inseguridad social, entre otros.

La fuerza manifestante estará compuesta por la membresía de tres centrales poderosas que, aunque muy afectadas por el actual desempleo, aglutinan a casi medio millón de productores y productoras, de las cuales 35 por ciento, aproximadamente, son mujeres, según informo a SEMlac Eulogia Familia, vicepresidenta de la Confederación Nacional de Unidad Sindical.

Las otras agrupaciones son la Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos y la Confederación Autónoma Sindical Clasista.

Managua, abril (Especial de SEMlac).- La mano de obra femenina será la más golpeada ante la inminente clausura de ocho empresas del régimen de zona franca industrial en Nicaragua.

El cierre de las empresas provocará la desaparición de 8.850 plazas laborales, 75 por ciento ostentadas por obreras, 38 por ciento de las cuales son madres solteras, reveló Sandra Ramos, directora del Movimiento María Elena Cuadra (MEC). A su juicio esta situación podría causar "desempleo masivo en el país".

La dirigente, quien calificó de grave la situación, informó que entre 2008 y lo que va de 2009 han desaparecido unos 20.000 empleos en empresas bajo régimen de zona franca, debido al cierre parcial o total de "marcas" que enfrentan dificultades para operar por falta de contratos.

La industria textilera abarca 30 por ciento de la población ocupada en el sector manufacturero y cerca de la mitad de la mano de obra en ese ramo son mujeres.

Santo Domingo, abril (SEMlac).- El tremendo poder que tienen las iglesias, en particular la católica, en este país ha permeado de un matiz de virulencia inusitado la discusión sobre las modificaciones a la Carta Magna, especialmente en lo concerniente a un artículo que establece que la vida "es inviolable desde el momento de la concepción".

La presión es tanta que hasta en su Sermón de las Siete Palabras, el último día de la Semana Santa, el cardenal José de Jesús López Rodríguez, dedicó palabras al asunto.

Influido por estas presiones, el Congreso de la República consumió cuatro horas de su sesión del último jueves (16 de abril) en considerar argumentaciones diversas acerca de la vida humana, contenidas en el artículo 30 del proyecto de reforma constitucional que le ha sido sometido por el Poder Ejecutivo.

El Congreso, con carácter de asamblea revisora, deberá realizar las modificaciones pertinentes a la Carta Magna. En concreto, el artículo que considera el parlamento dice: "El derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte. No podrá establecerse, pronunciarse ni aplicarse, en ningún caso, la pena de muerte".

Santo Domingo, marzo (SEMlac).- Si luchar por los propios derechos, aun hasta la muerte en situaciones máximas, es ser feministas, ellas fueron las primeras. Si aliviar y acompañar el dolor de otras mujeres es ser feministas, ellas fueron las primeras. Si enfrentar la opresión y negarse a la sumisión frente a lo que hoy llamamos patriarcado es ser feministas, ellas fueron las primeras.

Si contribuir a sanar espíritus y cuerpos forma parte del ser feministas, ellas también fueron las primeras. Si constituirse en reservorios de la cultura, de los secretos de la sanación y las sabidurías ancestrales ha conformado el cuerpo teórico del feminismo, ellas fueron las primeras académicas.

Si los saberes que hoy reivindicamos como intuición, sexto sentido, corazonada o don de brujas son parte de la savia que alimenta nuestra vocación feminista, ellas, las que se enfrentaron, las que resistieron, las que sobrevivieron a las llamas con su ejemplo de estoicismo y de sapiencias, fueron las mejores.

Si la noción de sororidad —ese otro tipo de solidaridad— tuvo un origen en la hermandad y la identificación entre mujeres; ellas, las incineradas, fueron las primeras sororarias.

Bogotá, marzo (SEMlac).- Cuando se habla de feministas, inmediatamente en Colombia se visualiza a Florence Thomas, su rostro aguileño, su cabello corto ya teñido de nubes y los inmensos ojos marrones, que bien pueden mirar con compasión, como con severidad.

Nació en Rouen, Francia, pero más de cuatro décadas de residencia en Colombia la hacen sentir colombiana.

"Soy francesa y nadie lo duda, pues el acento —esa particular imposibilidad de pronunciar las eres, que me obliga a decirles aves a los pájaros y automóviles a los carros— no me ha abandonado. Me gusta que así sea, (…) es mi manera de asumir mis dos mundos —esas dos patrias que poco a poco se volvieron matrias—…", escribe Florence en el prefacio de su libro Género: femenino.

Como psicóloga y Magíster en Psicología Social de la Universidad de París, se vinculó en 1967 como profesora titular y emérita del Departamento de Psicología de la Universidad Nacional de Colombia.

Asunción, marzo (SEMlac).- Mariana, una chiperita (*) de 14 años, vivía una vida normal dentro de las posibilidades económicas en la ciudad de Tobatí ,del departamento de Cordillera —distante a unos 70 kilómetros de Asunción— hasta que una mañana cuando se encontró cara a cara con José María Fois y todo cambió.

La muchacha iba con su canasta de chipas acompañada de su hermanita de cuatro años, hasta que fue interceptada por Fois, un funcionario público de la gobernación de Cordillera. Este, bajo engaños, la condujo hasta un arroyo y la violó. Su madre denunció el hecho, la Justicia tomó intervención, pero las presiones políticas hicieron que el hombre fuese liberado por "falta de pruebas y la no comprobación de uso de armas".

El caso de Mariana, un nombre ficticio, pero no por ello su historia deja de ser real, es uno de los 600 que, en promedio, se denuncian mensualmente en la fundación Kuña Aty, de Paraguay.

¿Qué tiene que ver Mariana con el feminismo? Pues que, a pesar de las luchas emprendidas hace más de 100 años por mujeres como Serafina Dávalos, la primera abogada paraguaya, todavía no se logra la igualdad en este campo y en muchos otros donde la mujer sigue siendo relegada a un segundo plano.

Guatemala, marzo (Especial de SEMlac).- La revista feminista La Cuerda es el único medio mensual que habla de las mujeres en Guatemala, una sociedad donde el machismo está profundamente arraigado. Durante 11 años, la Asociación La Cuerda ha plasmado la idea de mujeres convencidas de que la justicia y la equidad no son meras utopías.

Rosalinda Hernández, una de sus fundadoras, describe lo que significa sostener un medio escrito mensual, de corte feminista, en este país de la región y señala que "como medio de comunicación, nos oponemos a todos los tipos de exclusión e injusticia; al autoritarismo y a los múltiples disfraces del fundamentalismo; al sexismo y la violencia; al racismo, el militarismo y la impunidad".

¿Por qué hacer una revista feminista en Guatemala?

Debido al nivel de exclusión de las mujeres en los medios de comunicación, un grupo de feministas consideramos oportuno y necesario lanzarnos a producir un medio masivo (20.000 ejemplares), que contribuyera a la construcción de ciudadanía, con un enfoque no neutral; es decir, comprometido con la causa de las mujeres y otros conglomerados excluidos en la prensa.

Página 24 de 26
Volver