Literatura: Feria del libro honrará a poetisas cubanas

La Habana, enero.- La Feria Internacional del Libro, uno de los eventos culturales de más amplio alcance y que desde el 12 de febrero recorrerá casi toda esta isla del Caribe, servirá de escenario para reconocer y difundir la obra poética de dos mujeres de largo y destacado ejercicio en el mundo de las letras.

A una de ellas, la poetisa y ensayista Fina García Marruz, estará especialmente dedicada esta décimo octava edición de la Feria Internacional del Libro, en 2009, junto al historiador Jorge Ibarra.

Fina García Marruz fue reconocida en Cuba con el Premio Nacional de Literatura en 1992 y se le conoce además por su profunda ensayística, en particular la dedicada a José Martí, así como por su vasta obra poética, aunque se le describe como una mujer tímida y quizás algo enigmática porque evade las entrevistas y los grandes medios.

"Yo me comunico mejor con el silencio, sin el que no se podrían dar la poesía, la música, ni el encuentro con uno mismo", confesó hace dos años en una de esas raras ocasiones en que ofreció declaraciones a una periodista, a propósito de haber obtenido el Premio Iberoamericano de poesía "Pablo Neruda", con lo cual se convirtió en la primera mujer reconocida con ese galardón.

García Marruz nació en La Habana, en 1923; es graduada de Ciencias Sociales, en la Universidad de La Habana (1961) y ha compartido largos años de su vida y su propia obra con su esposo, el intelectual cubano Cintio Vitier.

Atraída desde muy joven por el mundo de las letras, integró el Grupo Orígenes, que encabezó José Lezama Lima entre 1944 y 1956, junto a otra mujer, Cleva Solís, y destacados escritores de su generación.

Desde 1962 se desempeñó como investigadora literaria en la Biblioteca Nacional José Martí y luego estuvo entre los fundadores del Centro de Estudios Martianos, en 1977, donde permaneció por 10 años, alcanzó la categoría de Investigadora Literaria e integró el equipo realizador que tuvo a su cargo la edición crítica de las Obras Completas de José Martí.

Con una amplia obra personal y como coautora, junto a su esposo, Fina asegura no ser tan prolífica en la poesía, que dice escribir "muy poca, aunque no he dejado de escribirla del todo, pero no la busco: la espero cuando viene, aunque es bien huidiza", confesaba hace dos años en una entrevista publicada por el diario Juventud Rebelde.

Sin embargo, los suyos son "de los poemas de más apasionada belleza que se hayan compuesto en lengua española desde que se asomó el milnovecientos", al decir de Eliseo Diego, otro grande de la poesía cubana y del grupo Orígenes.

Durante la XVIII Feria del Libro también se hará entrega del Premio nacional de Poesía Nicolás Guillén 2008, otorgado a otra reconocida poeta, Lina de Feria, por su cuaderno Ante la pérdida del Safari a la jungla.

Los valores poéticos y la equilibrada integración del signo en cada uno de los textos constituyeron uno de los aspectos destacados por el jurado que eligió a De Feria, considerada por la crítica como una de las voces más destacadas de la lírica contemporánea en la nación antillana.

Nacida en 1945 y licenciada en Lengua y Literatura Hispánicas, esta autora ha recibido varios reconocimientos desde que, en 1967, mereciera el Premio David por su primera poemario, Casa que no existía.

Luego de un largo silencio durante el llamado "quinquenio gris" de la cultura cubana, en la década del setenta, período en que sus textos dejaron de publicarse, su obra ha sido ampliamente difundida y reconocida en la isla.

Así, obtuvo el Premio de la Crítica en 1991 por A mansalva de los años, en 1996 por El ojo milenario, en 1997 por Los rituales del inocente y en 1999 con A la llegada del delfín.

En su abundante obra se inscriben también, entre otros, los títulos El mar de las invenciones, El libro de los equívocos, El rostro equidistante, País sin abedules, Omisión de la noche y Absolución del amor.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Volver