México: Los huracanes de 2017 afectaron a miles de veracruzanas
Por Ana Alicia Osorio
(
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) 

Veracruz, México, enero (SEMlac).- Cuando Estela mira hacia arriba, puede ver los restos de láminas, madera y lodo que quedaron de lo que era su casa, tras el derrumbe del cerro donde vivía. Era de madrugada. De entre los escombros, ella salió con ayuda de sus vecinos al igual que su hija y nieto, pero su yerno no corrió con la misma suerte, y murió.
Ahora, su casa está casi abajo, construida con lonas y láminas; aunque quisiera irse lejos, no puede. Sin recursos para hacerlo, sus vecinos ayudaron a darle un lugar en lo que era un campo de fútbol. Es la colonia Luis Donaldo Colosio, donde el discurso del que fuera candidato presidencial aún está vigente: "La Nación no puede seguir adelante con ese abismo de marginación y de atraso. Tenemos que cumplirles a los pobres entre los pobres".
Para llegar allí se debe caminar cerca de un kilómetro subiendo un cerro, pues los vehículos no pueden ingresar al lugar. Pero no está enclavado en alguna sierra veracruzana, sino en plena capital del estado, donde a la distancia los gobernantes toman las decisiones que conducirán la entidad y donde se habrían fraguado las empresas fantasmas y el desvío de recursos del sexenio pasado.
Cuando el huracán Katia entró en septiembre del 2017 por la costa, hasta allí llegaron las lluvias, y con ello el riesgo, el derrumbe de un cerro, dos muertos y la desgracia. Estela formaba parte de los dos millones y medio de personas de Veracruz que, de acuerdo con la secretaria de Protección Civil, Yolanda Baizabal Silva, están en algún tipo de riesgo por fenómenos naturales en la entidad.
Su casa tenía todo para estar entre las más de 1.000 que necesitan ser reubicadas, según el censo de dicha dependencia y que no han podido hacerlo por falta de recursos en el estado.
"Se ha dictaminado durante varios años que hay viviendas en riesgo. Tendríamos oficialmente dictaminadas más de 1.000 viviendas […]. También [está] el problema económico que atraviesa el estado, y ante la falta de atención de anteriores administraciones, esto ha derivado en que no se han realizado estas reubicaciones", indicó la funcionaria.

Vivir con miedo
"Mi mamá a veces se despierta en la noche y, pues, ahora sí, con el miedo, con el trauma de ese día, algo insuperable", relató Angélica García, hija de Estela, quien contó que a veces en las madrugadas su mamá aún grita al revivir aquel momento. Esa reacción no es para menos, cuenta, pues ese 9 de septiembre fue enterrada viva en un alud de tierra, cuando el cerro se desgajó y se llevó su casa, sus pocas pertenencias y la vida de su yerno.
Su nieto tuvo que ser operado tras el golpe en la cabeza. Cerca de allí, en la misma colonia, hubo otro muerto. La otra hija de Estela, dijo Angélica, se fue de allí, pero ahora vive con su suegra, ya que el salario que obtiene limpiando casas le es insuficiente. "Cuando llueve mucho, pues no [hay que] dormir mucho y estar al pendiente", señaló que así pasa las noches, tras el miedo.
Ella se dedica también al trabajo doméstico y su mamá es ama de casa. La pobreza en que viven, les impide buscar otro lugar. Al igual que ellas, el 17,35 por ciento de las mujeres en Veracruz viven en pobreza extrema en la entidad, según la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2014.
La cifra es mayor en mujeres que en hombres (16,94), por la feminización de la pobreza que personas expertas han planteado. Esa la padecen las veracruzanas, viviendo en zonas de riesgo para evitar pagar los 2.000 pesos de renta (111 dólares), como le pasa a Irma Monfil Perea.
"Nos invitaron una gente. Vivíamos por allá. Estábamos rentando; nos cobraban 2.000. Era mucho", relató otra de las habitantes de la colonia Luis Donaldo Colosio, quien solo alcanzó a escuchar de lejos el estruendo que provocó la caída de la vivienda, el riesgo y el rescate. Prefirió quedarse en su casa de lámina a resguardarse del frío, junto con los más pequeños de sus 10 hijos.
La colonia es una de las tantas irregulares que existen en el estado de Veracruz, donde las personas que la habitan no tuvieron que pagar para poder vivir allí, y construyeron sus viviendas con lo que pudieron, hasta con material de desecho, como las lonas que los partidos políticos usaron en campañas.
El huracán Katia provocó, además de dos muertos, más de 200 viviendas inundadas, evacuaciones y cultivos echados a perder. Por él se declararon en desastre 73 municipios de Veracruz, entre ellos Xalapa, donde la familia de Estela vivió los daños. Ella y varias vecinas fueron reubicadas con ayuda de quienes vivían en la misma colonia.
Un mes antes, en agosto, el huracán Franklin impactó en la entidad. Aunque se aceptó una emergencia para 70 municipios que se vieron afectados por las lluvias y vientos con inundaciones de viviendas, pérdidas de cultivos y daños en la infraestructura, no hubo una declaratoria de desastre por parte de la Secretaría de Gobernación.
Un mes después, en octubre, otra lluvia severa desbordó ríos e inundó varios municipios de la conocida Cuenca del Papaloapan, lo que provocó otra declaratoria de emergencia más.
En total las emergencias del 2017 en Veracruz otorgaron alrededor de 300 millones de pesos (16 millones 666.666 dólares) para reconstruir caminos, carreteras y otras acciones que se necesitaban de manera urgente, indica la Secretaria de Protección Civil.
Sin embargo, Ángela no verá ni un peso de allí, y aún deberá esperar a que haya recursos suficientes para reubicarla, si con suerte está contemplada en el censo de emergencia, pues aún no llega el dinero para la reconstrucción ni saben de cuánto será el fondo, según Baizabal Silva.
Tampoco verá nada de los 81.592 millones de pesos (4.532 millones de dólares) que tiene este 2018 asignados para el área de Protección Civil, presupuesto insuficiente para las reubicaciones, pero además tuvo un recorte de 7,5 por ciento con respecto al año pasado.

Cuando el río suena…
Los colores pintorescos y el olor a río inundan Tlacotalpan. Algunos turistas pasean por la zona, mientras que la "Perla del Papaloapan" muestra su esplendor como Ciudad Patrimonio de la Humanidad.
Pero no siempre ha sido así. Cada año, quienes habitan el municipio deben vigilar el nivel río, que al subir inunda sus casas llevándose todo a su paso. Así pasó en octubre, cuando un desbordamiento más hizo que levantaran sus pertenencias, como una comparsa ya ensayada.
Las mujeres son quienes se convirtieron, sin querer y sin saber, en una especie de comité de protección civil, pues son las que vigilan el río para dar la instrucción de cuando es necesario recoger sus cosas y huir el lugar.
"Las camas, los muebles, se hacen con blocs y se alzan con pitas o con un tapanco […]. La mujer [vigila] porque todo el tiempo está en la casa y él anda trabajando", afirmó Maribel Hernández, en un municipio donde asegura que gran parte de las mujeres se dedican al hogar y otras limpian viviendas ajenas, hacen comida u otros trabajos domésticos.
"Las mujeres se dedican a la limpieza de hogares y amas de casa, las que tenemos niños no podemos disponer de tiempo para trabajar. Algunas pueden y otras no", explica Milagros Vergara Cruz, a quien ya le tocó ver cómo se pierden todas sus pertenencias en una inundación. Ahora las cuida cada vez que el agua sube de nivel.
"Cuando podemos sacar sacamos y cuando no, se nos pierde todo", sentenció.
A ella le gustaría irse de la orilla del río donde vive, dijo, pero la falta de dinero le ha impedido dejar su casa que está rodeada de viviendas construidas en segundos pisos o con cimientos que parecen altos muros.
Contó que algunos gobernantes les han dicho que es necesario reubicarlos, pero nunca se ha realizado ninguna tarea concreta. "La verdad, es que aquí somos todos de escasos recursos. Supuestamente habían dicho que iban a darnos un lugar, creo que no aquí en la orilla. En otro lugar […]. Pero acá, la verdad, es que somos muchos, y creo que no les da el presupuesto. O no sé, la verdad", agregó con preocupación.

Uruguay: Encuentro Feminista potencia las esperanzas
Por Tamara Vidaurrazaga Aránguiz
(
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Montevideo, noviembre (SEMlac).- "Diversas pero no dispersas" fue el lema que reunió a más de 2.200 mujeres en el 14º Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe (EFLAC), realizado en Montevideo, Uruguay, del 23 al 25 de noviembre.
La actividad culminó con una concentración en el día por la no violencia contra las mujeres en las afueras de la Intendencia, a partir de dos marchas originadas en dos puntos de la ciudad: la que cada año realizan las Mujeres de Negro desde Plaza Independencia y la que comenzó en la explanada de la Universidad de la República.
El encuentro fue posible gracias a más de 100 voluntarias que organizaron y produjeron los viajes, estadías, alimentaciones y participaciones de las asistentes, quienes se reunieron durante tres días en Rural del Prado a debatir sobre diversas estrategias para avanzar en más derechos para las mujeres y la transformación de la sociedad.
Lilian Celiberti, de Cotidiano Mujer, quien formó parte de la Comisión Organizadora, señaló a SEMlac que "este encuentro significó mucho trabajo y también muchas tensiones, pero igualmente mucha satisfacción de pensar que lo podemos hacer con voluntarias, sin contratar una empresa especializada", sostuvo.
"Entonces, es una satisfacción colectiva de haber podido hacerlo y de haber pensado algunos de los debates que después hizo el colectivo", explicó.
Para Lilian, "nuestra tarea como Comisión Organizadora era habilitar el espacio para el Encuentro, pero el Encuentro lo hacemos todas. Fue una experiencia colectiva de solidaridad muy interesante y linda".

Concentración por la No violencia

La concentración reunió a miles de personas en la Intendencia de Montevideo, donde habló a la asistencia Minou Tavarez Mirabal, hija de una de las hermanas Mirabal asesinadas durante la dictadura de Rafael Trujillo en República Dominicana y crimen por el cual se instauró en 1981, en el 1er Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe en Colombia, el Día Internacional por la No Violencia hacia las Mujeres.
Minou indicó que "la construcción cultural de la violencia contra las mujeres está cimentada en el poder patriarcal, que otorga supremacía masculina a los hombres contra las mujeres fuertemente arraigada en nuestras sociedades. El hombre que golpea a su pareja, que viola a su hija, nieta, hermana, que acosa sexualmente a su compañera de trabajo, que persigue y mata a su exesposa, exnovia, que agrede verbalmente a cualquier mujer, de una u otra manera, expresa la idea de propiedad y el control que sobre las mujeres quieren ejercer los hombres".
En la marcha del 14º EFLAC destacaron las afrodescendientes y negras, quienes cantaron y bailaron, refiriéndose a una Latinoamérica negra y feminista. Milene Molina, de la Colectiva de Mujeres Afrodescendientes Luanda de Chile, indicó que para "para nosotras ha sido muy importante estar acá. Se instaló el debate de lo racial gracias al espacio que hemos exigido las negras. Y me parece bien que se dé ese espacio, pero mi crítica es que seguimos discutiendo los temas de negras entre negras, pero el racismo lo ejerce la otra sobre nosotras; entonces, con esas otras tenemos que hablar"
Marcharon también organizaciones lésbicas, contra la violencia, por los derechos sexuales y reproductivos, indígenas, jóvenes y mayores, además de las trabajadoras sexuales que asistieron organizadamente al Encuentro y cuyos derechos fueron mencionados en casi todas las conclusiones de las 10 Asambleas temáticas realizadas.
Al respecto, Elena Reynaga, secretaria ejecutiva de la Red de Trabajadoras Sexuales RedTraSex, señaló a SEMlac que en "este Encuentro recibimos lo que sembramos. Nuestra primera vez fue en México, 2009, y prácticamente nos echaron. Estamos realmente felices y creemos que hay que seguir construyendo. Ahora el desafío es que lo que hemos logrado allá lo logremos a nivel nacional en términos de alianzas".
Al finalizar, se lanzaron globos violetas al cielo y mujeres peruanas vestidas de rojo realizaron una acción para denunciar las 2.074 esterilizaciones forzadas realizadas durante el periodo presidencial de Alberto Fujimori a mujeres campesinas e indígenas, señalando "Somos las hijas de las mujeres que no pudieron esterilizar".

Las asistentes
Al Encuentro asistieron representantes de 30 países de Latinoamérica y el Caribe, en todas sus diversidades, para debatir sobre 10 ejes puestos por las organizadoras y referidos al cuerpo, el autocuidado, la economía, lo racial, el buen vivir, la participación política y los fundamentalismos, la violencia, entre otros.
Para Ana Laura Pimentel, de la colectiva Chamanas de Chiapas, México, este encuentro "ha significado un aprendizaje al escuchar a otras, en especial a las grandes, sobre las dificultades que ellas han tenido para que hoy sea un poco más fácil para nosotras", indicó a SEMlac.
Malena Haboba, de la Red PAR Periodistas de Argentina por una Comunicación no Sexista, señaló a SEMlac que "este encuentro significó la posibilidad de conocer montón de experiencias y compañeras de distintos países, es primera vez que participo en un Encuentro Latinoamericano y es una oportunidad única, más en estos tiempos, cuando la derecha está bien organizada y a nosotras, como feministas latinoamericanas, nos falta un poco de sinergia".
Desde España, Valencia, también viajó un grupo de feministas de La Casa de la Donna, entre quienes Angels Mata dijo estar "muy contenta de estar con tantas mujeres del otro lado del Atlántico".
Para Gloria María Bustamante, de la Corporación Educativa Combos de Colombia, este "es el encuentro de muchos mundos: mujeres negras, indígenas, urbanas, rurales… Y es la posibilidad de escuchar lo que está pasando en otras partes del mundo con las mujeres, pero también es la posibilidad de potenciar nuestras resistencias. No creo que vayamos a resolver muchas cosas de las que nos suceden, pero sí vamos a potenciar la esperanza. Escuchar los relatos de resistencia hace que aumente la esperanza y las ganas de seguir la lucha", indicó a SEMlac.

Libertad para Milagros
El encuentro se realizó en medio de varias contingencias, una de ellas el asesinato de una niña de 12 años luego de estar desaparecida tres días, la víctima número 26 del Uruguay en lo que va de año y la tercera infante en los últimos meses.
Otro de los temas de la contingencia que marcaron el espacio de reunión feminista fue el grito de las brasileñas "¡Fuera (Michel) Temer!", que terminó siendo coreado el último día por todas las asistentes, tanto en la plenaria final como en la marcha contra la violencia.
Las argentinas realizaron el segundo día del Encuentro una acción de denuncia en la que irrumpieron cantando en el almuerzo colectivo, exigiendo la libertad de Milagros Sala, dirigente indígena de Jujuy que se encuentra prisionera desde enero de 2016, encarcelada debido a razones políticas.
Milagros es dirigente de la Organización Barrial Tupac Amaru y fue detenida acusada de dos delitos que no se han comprobado, por lo que organizaciones internacionales han llamado la atención al gobierno derechista de Mauricio Macri.
El Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria (GTDA) del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas consideró que la detención era arbitraria y realizó un llamamiento urgente al Gobierno argentino para que la libere. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitió un comunicado a través del cual urge al Estado argentino a responder al caso de Milagro Sala, ratificando la decisión del GTDA.
Para la comunicadora Malena Haboba, una de las feministas que participó en la acción de denuncia, "es importante visibilizar para que todas las compañeras se lleven el nombre y la cara de Milagros y sepan que hay una presa política en Argentina que fue detenida a los dos meses de asumir este gobierno, en una protesta social, y nosotros en Argentina no lo permitimos más".
Agregó a SEMlac que la "Corte Interamericana de Derechos Humanos no solo le dio el estatus de presa política, sino que dictó una medida cautelar porque está en riesgo su salud física, psíquica e incluso tiene riesgo de vida. La medida cautelar dice que la tienen que liberar o, al menos, tenerla en prisión domiciliaria", medidas incumplidas por el gobierno.

México: Programa duplicará créditos para emprendedoras
Por Gloria Analco
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Cd. de México, noviembre (SEMlac).- "No puede dejarse de lado el talento de las mujeres, el cual es crucial para la economía del país", afirmó Lorena Cruz Sánchez, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), durante un evento donde el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, anunció que el Programa "Mujeres PYME" duplicará los créditos en apoyo a las emprendedoras para diciembre de 2018.


Cruz Sánchez dijo que el apoyo a las mujeres es uno de los grandes desafíos en el país, pues solo 47 por ciento de las mexicanas en edad productiva son parte de la fuerza de trabajo, en comparación con 67 por ciento promedio de la OCDE.


Meade dijo que, hasta la fecha, el Programa Nafin ha otorgado 7.110 créditos por un monto de 6.642 millones de pesos (390 millones de dólares), en apoyo a 6.823 empresas de mujeres y para fines del próximo año la meta es llegar al menos a 14.000 créditos, por un monto aproximado de 12.000 millones de pesos (705 millones de dólares) en los próximos meses.


El secretario de Hacienda señaló que las mujeres son más puntuales en sus pagos que los hombres, tras mencionar que estudios de la Comisión Económica para América Latina (Cepal) reflejan que las mujeres presentan una menor tasa de impagos en comparación con los hombres, lo cual "hace sentir cómoda a la banca de desarrollo".


A su vez, la titular de Inmujeres subrayó, ante los secretarios de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, y de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, que "no podemos desperdiciar la oportunidad histórica que hoy tenemos con la población femenina en edad de trabajar, no sólo la más grande que ha tenido el país, sino también con los mayores niveles educativos, lo que llamamos 'bono de género'".


Si las mujeres tuvieran la misma participación que los hombres en el mercado laboral, el impulso potencial para la economía sería de 26 por ciento más en el PIB mundial anual y para América Latina podría significar un aumento entre 14 y 34 por ciento del PIB regional, manifestó.


Ante mujeres empresarias, titulares de institutos de mujeres de la República, representantes de la banca comercial y de organizaciones de la Sociedad Civil, Cruz Sánchez recalcó que, en el caso de México, reducir la brecha de género en el mercado laboral se traduciría en un aumento aproximado de 1.100 dólares del PIB per cápita para 2040.


Al comentar sobre los avances del Programa de Nafin "Mujeres PYME", que otorga créditos desde 50.000 hasta cinco millones de pesos (294.000 dólares), con el esfuerzo conjunto de la Secretaría de Hacienda, Nafin, la Secretaría de Economía y a través del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) e Inmujeres, Cruz Sánchez dijo que los avances logrados muchas veces no son suficientes.


Los datos duros señalan que solo 2,5 por ciento de las empresas son propiedad de mujeres, agregó, la mayoría micronegocios, y por ello consideró urgente adoptar medidas para que cada vez más las mujeres puedan emprender y propiciar que sus negocios crezcan.


El Programa "Mujeres PYMES" fue anunciado por el Presidente Enrique Peña Nieto en marzo de 2016 y 98,6 por ciento de las mujeres beneficiadas han recibido créditos como emprendedoras por primera vez.
La titular de Inmujeres subrayó que, a fin de que los proyectos productivos de las mujeres "no se queden en el camino", el Gobierno de la República tiene un propósito muy claro: "Fortalecer las políticas públicas que les permitan a las mujeres mexicanas incidir en la producción de bienes y servicios con éxito".


Para ello, señaló, "tenemos que conocer y entender mejor los retos que enfrentan las empresarias, y brindarles un mosaico de oportunidades de financiamiento y de capacitación que permita a más mujeres emprender, fortalecer o consolidar sus negocios".


Precisó que la política nacional de igualdad busca fomentar el empoderamiento y la autonomía económica de las mujeres mediante diversas medidas, planes y programas para superar los obstáculos al apoyo a las mujeres.


Por su parte, Guajardo reconoció que se deben fortalecer las bases de formación de las mujeres para crecer como país.


Durante el evento fueron proyectados tres videos con testimonios de mujeres beneficiadas por el Programa "Mujeres PYME", en los cuales quedó constancia de los obstáculos que ellas han enfrentado para recibir apoyo crediticio y emprender sus proyectos.


Del total de mujeres ocupadas, 66 por ciento son trabajadoras asalariadas, 22, 5 por ciento trabajan por cuenta propia, 6, 9 por ciento son trabajadoras no remuneradas, 2, 5 por ciento son empleadoras y 2,1 por ciento son trabajadoras subordinadas que reciben percepciones no salariales, según estadísticas sobre la participación económica de Inmujeres.


El porcentaje de mujeres empleadoras que se encuentra en el sector informal es ligeramente mayor que el de hombres: 38,6 por ciento de ellas y 36,2 por ciento de ellos, mientras que en el sector formal se ubica 61,4 por ciento de las empresarias y 63,8 por ciento de los empresarios.


El nivel de ingresos de las mujeres empleadoras es menor que el de los hombres empleadores. En el rango de más de dos y hasta tres salarios mínimos de ingreso se encuentra 20, 8 por ciento de mujeres empleadoras contra 24, 2 por ciento de los empleadores.


En contraste, 27, 5 por ciento de ellos y 21, 4 por ciento de ellas tiene como nivel de ingresos más de tres y hasta cinco salarios mínimos. La proporción de hombres empleadores que ganan más de cinco salarios mínimos asciende a 22, 7 por ciento, mientras que en mujeres empleadoras llega a 20, 6 por ciento.

México: La Alerta de Violencia de Género es ineficiente
Por Sara Lovera
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Cd. de México, noviembre (Especial de SEMlac).- El mecanismo de aplicación para la Alerta de Violencia de Género (AVG), vigente en 12 entidades del país, necesita una reforma que lo haga más específico, sancione a las entidades que no cumplan, defina quiénes son las autoridades que deben realizar las acciones en cada entidad y fije tiempos, o nada avanza, dijo a SEMlac Laura Pedraza Álvarez, de la organización Articulación Ciudadana para la Equidad y el Desarrollo (ACED AC).


La representante de ACED AC informó que esta organización está trabajando en un monitoreo de la situación de la violencia feminicida en las primeras seis entidades del país con declaratoria de AVG.


De acuerdo con la organización, dado el carácter de emergencia de la AVG, hay desconocimiento de las autoridades para aplicarla; no hay recursos ni rendición de cuentas, se multiplican reuniones sin sentido y hay graves pendientes, lo que impide efectividad en la AVG y ralentiza las acciones que demanda la ley.


Hoy es urgente que la declaratoria de AVG sea obligatoria y vinculante; que se rindan cuentas y se sancione con celeridad a culpables, o bien reciba sanciones por no cumplir los mandatos de la Alerta. Hasta ahora depende solo de la voluntad de las autoridades en turno, agrega ACED.
El monitoreo que realiza esta organización, con apoyo del Fondo de Violencia del Instituto de Desarrollo Social (Indesol), arrojó, en primera instancia, gran disparidad en la aplicación de las AVG.


Otras acciones urgentes son: indicadores de proceso, de resultado y de impacto, que permitan ver los avances en cuanto a las acciones realizadas, los resultados y, finalmente, si es que el problema está siendo resuelto a través de estas acciones.


Encontraron que, pese a que las autoridades reportan acciones, se desconoce si son las adecuadas para abordar la problemática en cada entidad.
Desde su perspectiva, no existen plazos claros para llevar a cabo las medidas que den cumplimiento a las recomendaciones. La falta de especificidad en cuanto a tiempos lleva a que incluso la elaboración del Plan para establecer las medidas tome más de seis meses posteriores a la declaratoria de AVG.
Según ACED, para exigir el cumplimiento de las AVG y hacer efectiva la protección de los derechos de las mujeres, la movilización de la sociedad civil es fundamental, pues a menudo las organizaciones demandantes no tienen el reconocimiento suficiente.


Alertas de Violencia De Género: virtudes y retos


En su proyecto "Observatorio de violencia de género en seis entidades de la República con declaratoria de AVG: Estado de México, Morelos, Michoacán, Veracruz, Nuevo León y Chiapas durante 2014 - 2016", ACED busca sistematizar información respecto a las Alertas declaradas en el país. Algunos de los hallazgos realizados a partir del monitoreo de información y del acercamiento con las organizaciones solicitantes, son esclarecedores.


Explica que la AVG es un mecanismo creado por la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LGAMVLV) en 2007. Al igual que las órdenes de protección, buscan la defensa de los derechos de las mujeres. (Ver infografía al respecto en: https://goo.gl/4dXPMV y Panorama sobre la Alerta de Violencia de Género en México enhttps://goo.gl/RNEbP5).


Concluyen que el mecanismo de AVG ha sido empleado por las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) para hacer visible la violencia feminicida en México. Las principales virtudes de las AVG incluyen: primero, hacer que las autoridades reconozcan una problemática no atendida e incluso a veces negada; segundo, difundir en la sociedad la gravedad de una problemática normalizada, que no genera la indignación necesaria.


La AVG pone en la mesa los pendientes de las autoridades en materia de prevención y erradicación de la violencia feminicida, de ahí que sea necesaria la voluntad política de esas autoridades, de modo que se puedan poner en marcha acciones que contribuyan a afrontar la problemática.


Hoy es ese uno de los principales obstáculos que enfrentan las organizaciones solicitantes y el propio mecanismo.


La implementación de las medidas de la AVG puede llevarse a cabo de múltiples formas, de acuerdo a distintos aspectos: los recursos con los que cuenta cada entidad federativa, la voluntad política de los actores involucrados, así como la aceptación o no de la participación de las organizaciones solicitantes, quienes pueden aportar desde su experiencia en el trabajo directo con las problemáticas.


Avances y no avances


En Nuevo León, Arthemisas por la Equidad, la organización solicitante de la declaratoria de AVG, identifica acciones, voluntad política, recursos y coordinación entre autoridades para realizar las acciones contempladas en la Alerta. 


En el extremo opuesto, en Michoacán, Humanas sin Violencia, como solicitante, no forma parte del Grupo que da seguimiento a la AVG, debido a que el reglamento actual que regula este mecanismo excluye a la organización peticionaria.


En el caso de Chiapas, la organización solicitante Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas AC (CMDCH AC) es parte del grupo que da seguimiento. De igual forma, ha habido diálogo y recomendaciones para las acciones que se proponen, las cuales han sido retomadas en algunos casos por parte de las autoridades. 


Sin embargo, recientemente el CMDCH ha manifestado su salida de las mesas de trabajo debido a la "coordinación carente de metodología y conocimientos sobre género, derechos humanos, interculturalidad y multiculturalidad, aunado al desconocimiento del contexto prevaleciente en el estado", de acuerdo con un comunicado de la organización del 10 de octubre.


El CMDCH manifiesta que las reuniones han representado únicamente una pérdida de tiempo, por lo que solamente continuarán como parte del Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario (GIM). Anteriormente ya habían denunciado la falta de poder de convocatoria con los municipios, puesto que no se había podido establecer reuniones con aquellos municipios con AVG.


En Veracruz, la situación se agrava debido al contexto de falta de recursos en la entidad. Aun cuando se ha detectado la coordinación entre instancias, este factor ha representado un importante obstáculo para la implementación de las medidas consideradas por la AVG.


En el Estado de México, las autoridades han aceptado la problemática presente en la entidad. Esto pese a que en un inicio hubo una gran resistencia para que se tramitara la AVG. Gracias a los recursos interpuestos por el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) se logró que la AVG fuera declarada.


Aún queda un gran camino por delante para poder erradicar la violencia feminicida que afecta a las mujeres de la entidad mexiquense. A la fecha, la situación de la entidad mexiquense es tal que ha desplazado a Ciudad Juárez del imaginario colectivo como el lugar en donde ser mujer es un constante peligro. Sin embargo, la organización reconoce la puesta en marcha de actividades encaminadas a enfrentar el problema.


En el caso de Morelos, a dos años de la declaratoria, la Comisión Independiente de Derechos Humanos del estado de Morelos (CIDHM), en su carácter de solicitante, considera que ninguna de las medidas ha sido cumplida en su totalidad.


Lo anterior contrasta con la declaración que se realizó en abril de este año, cuando se afirmaba que se levantaba la AVG en siete de los ocho municipios contemplados en la declaratoria (ver Alerta de Violencia de Género en Morelos ¿vigente?https://goo.gl/P3TxQ7).


¿Cómo puede mejorarse el mecanismo y buscar que sea más eficiente para enfrentar la grave situación de violencia feminicida en el país?
El mecanismo debe ser más específico en cuanto a las acciones a realizar, establecer quiénes son los responsables de llevar a cabo tales labores. De acuerdo con las organizaciones consultadas, dado el carácter de emergencia de la medida, es fundamental que cada instancia conozca de manera precisa sus funciones para que estas se desarrollen de manera ágil.


  • Es fundamental que la declaratoria de AVG sea vinculante, que no dependa de la voluntad de las autoridades en turno. Urge establecer un mecanismo que sancione a quienes no cumplan con las obligaciones derivadas de las declaratorias de AVG.

  • Se necesitan indicadores de proceso, de resultado y de impacto, que permitan hacer visibles los avances en cuanto a las acciones realizadas; los resultados que estas tienen y, finalmente, si es que el problema está siendo resuelto a través de estas acciones. Pese a que las autoridades reportan acciones, se desconoce si son las adecuadas para abordar la problemática en cada entidad.

  • Establecer plazos de tiempo para llevar a cabo las medidas que den cumplimiento a las recomendaciones. La falta de especificidad en cuanto a tiempos lleva a que incluso la elaboración del Plan para establecer las medidas a llevar a cabo lleve más de seis meses posteriores a la declaratoria de AVG.

  • Los tiempos para declarar AVG deben ser más ágiles, debido al carácter de emergencia del mecanismo. Si bien hay plazos definidos para el proceso que requiere declarar una AVG, es fundamental que todo el proceso tenga tiempos definidos.

 

Volver