Coberturas especiales

 


COBERTURA ESPECIAL

Beijing+20
       
10 DE MARZO DE 2015
 
Beijing+20: Abren en ONU 29 CSW
Por Gabriela Ramírez 
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Nueva York, marzo (SEMlac).- Las mujeres latinoamericanas merecemos mucho más que una declaración política que oculta las dificultades para lograr un avance. 
En representación de las organizaciones civiles y las mujeres latinoamericanas, la directora de la Asociación para los Derechos de la Mujer y el Desarrollo (AWID por sus siglas en inglés), Lydia Alpizar, señaló que el progreso respecto a las mujeres ha sido limitado por falta de voluntad política. 
Dijo que es necesario impulsar acciones urgentes para que pueda haber un avance real para las mujeres en materia de derechos humanos, cambio climático, el poder creciente del integrismo fundamentalista, la violencia de actores no estatales y el poder creciente de empresas trasnacionales sobre países y territorios. 
Durante la apertura del quincuagésimo noveno período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, Alpizar señaló que la declaración política es muy débil y reprochó que la sociedad civil estuviera excluida de la negociación, situación que representa un retroceso. 
Urgió a poner a un lado las diferencias políticas para trabajar por la justicia de género, a reafirmar la plataforma de Beijing y a que exista un verdadero compromiso para asignar recursos financieros que permitan cumplir con los acuerdos para apoyar las acciones de las mujeres. 
Enfatizó en que la tradición no puede ser un pretexto para la discriminación, la violencia y para no avanzar. 
Por otro lado, el Secretario General de la ONU, Ban Ki- moon, señaló que 2015 es un año vital para avanzar en materia de igualdad. Explicó que actualmente las mujeres sufren desproporcionadamente por las crisis económicas, el cambio climático, la pobreza y la violencia que está presente en todos los ámbitos de sus vidas. 
De igual forma agregó que, si bien hay avances importantes respecto a la declaración y la Plataforma de Beijing, en materia de educación y reducción de muerte materna, por ejemplo, es necesario y trabajar para eliminar todas las formas de violencia e incluir a las mujeres en los espacios de toma de decisiones. 
Hoy día cinco países en el mundo no tienen una mujer en el parlamento o el congreso y en ocho ninguna mujer ocupa un lugar en el gabinete. 
Por ello, llamó a todos los países a trabajar de la mano y a recordar que las mujeres son agentes fundamentales para lograr el progreso de las naciones. 
Phumzile Mlambo -Ngcuka, directora ejecutiva de ONU Mujeres sostuvo que sí ha habido cambios en las constituciones de muchos países, pero aún falta aplicar esas legislaciones y, sobre todo, llevar a cabo un cambio de actitud para terminar con la discriminación en contra las mujeres. 
Las sesiones continuarán en los próximos días y se discutirá la mencionada declaración política con la intervención de mujeres de todo el mundo y de las organizaciones civiles.
 

La Plataforma de Acción de Beijing cumple 20 años

 

COBERTURA ESPECIAL

Beijing+20
       
11 DE MARZO DE 2015
México, pluralidad y participación de las mujeres
Por Sara lovera
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Nueva York, marzo (SEMlac).- México reafirmó su compromiso para mantener una posición plural, reconocer y promover los derechos de las mujeres indígenas y del campo en los puestos electorales y comprometer activamente a los gobiernos estatales en la igualdad, durante la primera reunión de ministras de la mujer que aquí se efectuó de cara a las transformaciones pendientes de la condición de las mujeres.
La directora del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Lorena Cruz Sánchez, fue enfática: no podrá pensarse en el avance de las mujeres si los gobiernos estatales no se comprometen, aludiendo a los gobernadores y sus gabinetes.
Cruz Sánchez, que arrancó un buen aplauso, empezó por señalar que en México la paridad electoral se probará en las elecciones de junio próximo y anunció que 22 entidades del país ya han modificado sus leyes electorales.
La también jefa de la delegación mexicana al 59 Periodo de Sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer en Naciones Unidas, enfatizó que la tarea institucional se centró el año pasado en la capacitación de líderes mujeres, para que los partidos políticos no tengan pretextos para excluirlas, tras señalar que el Inmujeres ha firmado acuerdos con el órgano electoral, el Instituto Nacional Electoral (INE), para que propicie la participación femenina paritaria.
Explicó en el salón de ministras, donde Francia recibió aplausos por sus logros en torno a la paridad, que una cuestión crucial para México es tener información confiable y suficiente para seguir armando políticas públicas asertivas. 
Esta fue la primera intervención ministerial de México en la reunión.

"Estar muy bien educadas no nos garantiza que estemos en igualdad"
Por Norma loto
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Nueva York, marzo (SEMlac).- Uno de los puntos que declara de especial interés la Plataforma de Beijing se refiere a la "Educación y capacitación de la mujer". Para analizar aspectos de este objetivo, la Misión Permanente de Argentina ante Naciones Unidas, a través de su embajadora, María Cristina Perceval, organizó una actividad que tuvo como finalidad enfocar sobre la educación e igualdad.
La representante argentina abrió refiriéndose a la importancia de las conversaciones e intercambios que se vienen realizando para la agenda Post Beijing +20 y subrayó que la "desigualdad y la discriminación siguen teniendo como principal víctimas a las mujeres".
A la vez que enfatizó que "Argentina y otros países (no varios, sino "otros", sic) han construido políticas públicas de educación basadas en el enfoque de educación como un derecho humano". Sobre este punto marcó la diferencia entre el enfoque que tienen algunos países en los cuales la educación es un servicio o una caridad, o un acceso.
También se refirió a varios puntos de conflicto de la sociedad respecto a las mujeres, entre ellos la percepción de que a ellas aún se las observa "a todas como iguales, nos definen monocromáticamente".
Ello origina una "tensión", señaló, porque la agenda de género quedará reducida "a la violencia (…) no podemos permitir que en la Agenda Post 2015 las mujeres queden reducidas en esta gravísima problemática. Se debe reconocer que, si hay violencias, es porque hay desigualdad".
Frente a la "violencia nos ofrecen educación (…) pero, supuestamente, aunque lleguemos a estar muy bien educadas, no nos garantiza que estemos en igualdad de condición que el varón (…) lo que se piensa es que si las mujeres somos víctimas, la educación nos hará libres. ¡Eso es demasiado peso para la educación!, remarcó Perceval.
Recuadro:
El índice de paridad de género, que expresa la situación relativa de las mujeres respecto a los hombres, en cuanto a la tasa neta de matrícula en educación primaria alcanzó --tanto en 2000 como en 2010-- valores cercanos a uno, de igualdad perfecta. 
Las mujeres indígenas tienen --tanto en zonas urbanas como rurales-- menor porcentaje de finalización de la educación primaria, excepto en Urugua, en las zonas rurales. Las diferencias son más acentuadas respecto a lo étnico que al género.
Hacia 2010 solo en cuatro países de la región persistían disparidades de género importantes en la escolarización en primaria, con desventaja para las mujeres en República Dominicana, Antigua y Barbuda, y San Vicente y las Granadinas, y en detrimento de los hombres en Bahamas.
Continúan las inequidades geográficas y según los diferentes pueblos. En el Perú, por ejemplo, si bien la escolaridad general de niños y niñas indígenas es de poco más del 93 por ciento, en la región de la selva disminuye a 79 por ciento. 
Hay un incremento en el acceso a los establecimientos educativos para las niñas, adolescentes y jóvenes indígenas de 6 a 22 años. Sin embargo, la asistencia escolar va disminuyendo cuando aumenta la edad.
Fuente: OREAL/UNESCO en 2013- Informe Beijing+20/CEPAL.

Urgente que mujeres puedan laborar sin ansiedad, piden delegadas
Por Gabriela Ramírez
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Nueva York, marzo (SEMlac).- Es urgente impulsar políticas para que las mujeres puedan trabajar sin ansiedad, que les permitan vincular la vida laboral y familiar y fomentar la responsabilidad igualitaria entre hombres y mujeres en las tares y funciones en casa. 
En la mesa de debate "Cómo hacer que la economía funcione para las mujeres y las niñas", durante el 59 Periodo de Sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer en Naciones Unidas, representantes de diversos países hablaron sobre los principales avances en materia de economía. 
Esos adelantos se han centrado en la promoción de políticas públicas para que las mujeres tengan acceso al trabajo remunerado, la creación de fondos para emprendedoras, la implementación de guarderías gratuitas y actividades en materia de educación y capacitación de las mujeres. 
Diversas representantes de países miembros señalaron que es necesario hacer algo para mejorar la vida de las mujeres en la realidad. Trabajar respecto a la tenencia de la tierra, el trabajo doméstico, el de cuidado y el aumento de incentivos como préstamos bancarios y la licitación de proyectos. 
La ministra de Perú, Marcela Huaita, sostuvo como necesario que las mujeres sean incorporadas en cadenas de producción con valor porque no es posible permitir que sigan en posiciones tradicionales en la cadena de producción, sin permitirles tener un desarrollo. 
Otro de los retos a los que se refirieron las ministras es la visibilización del sector informal para que se cumpla con sueldos y horarios establecidos y lograr con ello que a las mujeres se les reconozca como trabajadoras. 

La Plataforma de Acción de Beijing cumple 20 años
Volver