Coberturas especiales


COBERTURA ESPECIAL

Beijing+20
       
13 DE MARZO DE 2015

En México el presupuesto de género es acción positiva
Por Sara Lovera
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Nueva York, marzo (SEMlac).- En México el presupuesto para la igualdad entre hombres y mujeres se ha convertido en una acción positiva: creció en ocho años 69,9 por ciento; ha servido para detonar procesos de políticas públicas y apoyo para el empoderamiento de las mujeres, especialmente en proyectos productivos. Ahora se buscará una fórmula para captar recursos vía impuestos.
De cualquier forma, el presupuesto todavía es insuficiente para lograr las metas que en esta administración se ubican en el Programa Nacional para la Igualdad de Oportunidades y no Discriminación contra las Mujeres (Proigualdad).
Como experiencia positiva, lo que en México se ha hecho fue presentado en el 59 periodo de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer por Isaac Gambo Lozano, jefe de control presupuestal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, quien informó que ha acompañado en la construcción del presupuesto a legisladoras y organizaciones no gubernamentales.
Acá, en estas sesiones, se debate el futuro de la mitad del mundo para después de 2015, tras una evaluación que significa todavía grandes vacíos y peligro de retrocesos. 
Lo cierto es que el presupuesto de género en México no ha dejado de crecer, se transfiere a los gobiernos estatales, a los municipios y a otros organismos autónomos. Además, tiene un mecanismo de transferencia a grupos organizados de mujeres que entre 2012 y 2014 creció cinco veces. 
No obstante, se necesita la cooperación del sector privado y formas creativas de recolección de recursos.
La novedad de este presupuesto de género, que es un anexo etiquetado en el Presupuesto Federal, tiene dos características: por ley no puede reducirse y no puede ser utilizado para otras acciones. Así lo establece la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria. Actualmente puede ser monitoreado y rinde cuentas cada tres meses.
Todo ello se dijo en una mesa redonda donde participaron Zohra Khan, consejera política de ONU Mujeres; Ib Petersen, representante permanente de Dinamarca en la ONU; y Hiroshi Minami, representante de Japón en la asamblea de la ONU. 
Ahí el funcionario de hacienda Gamboa Lozano dijo que la experiencia mexicana ha sido un largo proceso de múltiples esfuerzos, destacadamente de las mujeres feministas, de la academia, el activismo y legisladoras, lo que ha dejado en claro que hay un presupuesto etiquetado que llegó este 2015 a los más de 24.000 millones de pesos, más presupuestos sectoriales y de otros programas.
El debate mostró que, sin embargo, los presupuestos de género tras los compromisos de Beijing, como otras políticas públicas, no han logrado cerrar las brechas de desigualdad en ninguna parte del mundo; esto es, todavía hay discriminación, violencia contra las mujeres y numerosos sectores del mundo donde las mujeres no tienen andamiaje normativo para su libertad y sus derechos.
El delegado mexicano dijo que ese presupuesto en México puede ser vigilado, es transparente y se ha orientado a enfrentar los problemas más urgentes.
Entre ellos mencionó empoderar a las mujeres en la economía, que tengan dinero para desarrollar empresas propias, destinarse a los distintos programas de prevención y atención a la violencia contra las mujeres, que incluye el acoso sexual y laboral y a los programas de transversalidad; es decir, los que deben poner en práctica las instituciones para transformar la mentalidad y adoptar cambios de conciencia.
Informó, igualmente, que el aumento de recursos --que este año fue de cinco por ciento--, ha facilitado que en 2015 lleguen a 21 las unidades de género en la administración federal, sin dejar de señalar que en 2013 se crearon siete, en 2014 fueron ocho y en 2015 se crearan seis.
Estas unidades, antes enlaces, tienen categoría de subdirecciones o direcciones generales, están encargadas de los programas sectoriales para avanzar en la disminución de la discriminación y la atención estructural de la violencia contra las mujeres.
Diversos asuntos saltaron en esta mesa redonda, una de las más de 200 actividades paralelas en este periodo de sesiones conmemorativo de los 20 años desde que se acordó la plataforma de Acción de Beijing, en 1995.
Ahí se reconoció claramente que sin recursos no hay posibilidades de avanzar. Por ejemplo, el delegado de Dinamarca hizo notar que con todo y la democracia y las políticas de igualdad en su país, tuvieron que pasar 96 años para elegir a una primera ministra. 
Igual se puso sobre la mesa que el órgano de Naciones Unidas para promover la igualdad sustantiva, apenas tiene un mínimo presupuesto para actuar de 0,02 por ciento, según la doctora Laura Carrera o de 3,2 por ciento que señaló el representante finlandés, que además es presidente de la junta ejecutiva de ONU Mujeres.
Lo cierto es que, como destacaría la señora Zohra Khan, los países que debían donar suficientes recursos en estos 20 años no lo han hecho. A pesar de que Japón, como explicó el señor Hiroshi, ha destinado a ONU Mujeres tres millones de dólares.
El debate sobre los fondos para la igualdad de género continuará en los próximos días. 

Protesta de mujeres en Naciones Unidas
Por Gabriela Ramírez
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Nueva York, marzo (SEMlac).- Con la boca cubierta en señal de protesta, mujeres de América Latina, el Caribe y España ha organizado una protesta este viernes afuera de la sede de Naciones Unidas. 
Luego de que la declaración política fuera aprobada el pasado lunes en el 59 periodo de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, sin la participación de las organizaciones civiles, sus integrantes manifiestan su descontento. 
Han elaborado un documento firmado por más de 300 organizaciones en el que manifiestan su descontento y señalan que la declaración política aprobada representa un retroceso de 30 años para ellas. El documento ya fue entregado a las delegaciones oficiales de los países de la región.
En una reunión a la que asistieron activistas de América Latina, el Caribe y España, las mujeres dijeron sentirse molestas, indignadas e invisibilizadas. "No sabemos a qué hemos venido hasta Nueva York si ya está todo dicho y no han querido tomarnos en cuenta ni escucharnos" señalan. 
Por ello, se acordó en la reunión que realizarán el viernes 13 de marzo una protesta frente a Naciones Unidas para manifestar su descontento, con la boca cubierta en señal de que no han podido expresarse. En algún momento se puso en la mesa la posibilidad de que esta protesta pudiera llevarse a cabo durante toda la semana que entra. 
Este grupo de mujeres sostendrá una reunión en los próximos días para hablar sobre la definición de la Agenda Post 2015. 

Post 2015: "Las mujeres no pueden esperar más"
Por Norma Loto 
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
El Nueva York, marzo (SEMlac).- A esta altura de las actividades que se vienen realizando a propósito del 59 periodo de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW), las organizaciones de la sociedad miran las deudas y obligan a los actores de decisión a asumir compromisos más firmes.
La argentina Mabel Bianco, presidenta de la Fundación de Estudios e Investigación de la Mujer y coordinadora del Informe "A 20 años de la Plataforma de Acción de Beijing: objetivos estratégicos y esferas de preocupaciones", conversó con SEMlac sobre las principales cuentas a cumplir.
Bianco reconoció que la región de América Latina y el Caribe logró avances en cuanto a leyes, pero no en programas y políticas para ejecutarlas.
También sostuvo que en los capítulos de la Plataforma de Beijing en los que menos se ha avanzado son la mujer en los medios de comunicación y los derechos de las niñas. 
"Es que aún siguen entendiendo a la niña en el concepto de niñez como si fuesen asexuadas. De esta manera se deja de lado el embarazo adolescente, el abuso sexual. Es decir, hay una falta de reconocimiento como sujetos de derechos", subrayó Bianco ante SEMlac.
La referente argentina además evaluó que otra de las grandes deudas es el aborto. "Se reconoce que se ha avanzado en salud reproductiva, pero el aborto aún es ilegal en la mayoría de los países, mientras en aquellos donde es legal no se reconoce, no se acepta y no se practica; entonces pareciera que es ilegal".
SEMlac también preguntó a Bianco sobre la desigualdad que se evidencia en la región. Según su evaluación, se ha mejorado económicamente, pero "la riqueza se concentró en pequeños grupos", precisó.
"En el otro extremo están las mujeres, niños y hombres en situación de pobreza. Es que junto a la desigualdad económica está la desigualdad social. Esto se evidencia, por ejemplo, en el deterioro de la escuela pública, mientras que la escuela privada no llega a todo el mundo. Así, de esta manera, el sector más pobre va quedando con más secuelas de desigualdad", sostuvo.
En lo que se refiere a qué se espera luego de este 2015, la activista de Argentina enfatizó en la necesidad de que la Plataforma de Beijing debe pasar completa al Post 2015, pero no con metas indefinidas. 
"Hay algunos objetivos que se pueden posponer, pero queremos tener indicadores que establezcan responsabilidades con el fin de ver cómo estamos. Las mujeres no pueden esperar más", subrayó.

Poca presencia de mujeres en medios en el mundo
Por Gabriela Ramírez
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Nueva York, marzo (SEMlac).- Las mujeres ocupan menos del 30 por ciento de los cargos directivos y gerenciales en los medios de comunicación en el mundo y 76 por ciento de las personas que se ven, leen o escuchan en los medios son hombres, reveló la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). 
Durante el 59 periodo de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de las Mujeres, en una reunión de análisis de los avances de la esfera J establecida en la Plataforma de Beijing relativa a la mujer y los medios de comunicación, la UNESCO dio a conocer el estudio "Indicadores de Género para Medios de Comunicación". 
De acuerdo con este documento, hasta 2010 en los medios de comunicación en América Latina el porcentaje de mujeres que figuraban en las noticias era 32 por ciento en televisión, 29 por ciento en prensa gráfica y 22 por ciento en radio. 
El estudio presenta el análisis de casos de medios de comunicación en siete regiones: Asia Pacífico, Caribe, Europa y Países Árabes, América Latina y África del Sur para evaluar políticas y prácticas internas en materia de igualdad, empoderamiento, inclusión de las mujeres en la toma de decisiones, representación y salarios. 
El objetivo es sacar a la luz las oportunidades y mejores prácticas al interior de los medios de comunicación. 
Durante los tres meses que duró la realización del estudio, sólo el 36 por ciento de periodistas que participaron en las entrevistas eran mujeres en cada país. 
En el documento, UNESCO explica que los medios de comunicación tradicionales y las nuevas tecnologías son parte de la sociedad, transmisoras de cultura y motores de culturas globalizadoras. 
Y dice que, mientras exista la desigualdad en las estructuras sociales y mentales de las personas, los medios tendrán la oportunidad de propagarlos y perpetuarlos o bien de mejorar esa situación.
Explica que los noticieros son de suma importancia para la sociedad, ya que a través de ellos obtienen su información, pero que estos deben explotar su potencial democrático, reflejar todas las realidades y salir de los estereotipos y masculinización de la información. 
En América Latina el documento presenta los estudios de Televisa y el Canal 1 de Ecuador. 
Respecto a la empresa mexicana, se explica que tiene una política de género en el área de recursos humanos que busca equilibrar la vida profesional con la vida familiar de las mujeres, horarios flexibles y guarderías. Además, ha participado en un grupo de trabajo sobre el desarrollo de las mujeres en altos cargos jerárquicos desde 2009, organizado por el Instituto Panamericano de Alta Dirección (IPADE), y 44 por ciento de sus presentadores son mujeres. 
Sin embargo, la información presentada en el estudio parece incompleta respecto a lo ofrecido por otros canales. Además, nada se menciona sobre contenidos sexistas y plagados de estereotipos. 
Respecto al Canal 1 de Ecuador, el estudio señala que no tiene una política de igualdad interna, aunque fomenta derechos y diversidad cultural. El 42 por ciento de su personal son mujeres, 52 por ciento de las presentadoras de noticias son mujeres, 30 por ciento de periodistas son mujeres y 11 por ciento de los cargos técnicos los ocupan mujeres. 
Además, se da a conocer que aquellas que ocupan cargos ejecutivos ganan 76 pesos por cada 100 pesos que gana un hombre; en gerencia media, los salarios se equilibran y en otros cargos menores incluso las mujeres superan la paga de los hombres en el mismo nivel. 
Para Televisa no están disponibles esos datos. 
UNESCO concluye que se necesita trabajar mucho más para enmendar la desigualdad de género al interior de los medios porque los estereotipos están profundamente arraigados. 
Menciona que, en términos de representación, la presencia femenina está relacionada con roles y tópicos que tienen que ver con concursos de belleza y que la imagen en los medios se limita al rol estereotípico de la mujer en la familia, lo que entorpece su conceptualización como individuo independiente y autosuficiente. 
Tal parece que los avances respecto a las mujeres y los medios de comunicación no son significativos. En América Latina organizaciones de mujeres han dicho ya que esta esfera (J) de la Declaración y Plataforma de Beijing es la que menos avance ha presentado en la región y la que menos ha sido atendida por los gobiernos.
 
 
 
 
 

La Plataforma de Acción de Beijing cumple 20 años

COBERTURA ESPECIAL

Beijing+20
       
13 DE MARZO DE 2015
Mujeres protestan frente a Naciones Unidas
Por Gabriela Ramírez
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Nueva York, marzo (SEMlac).- Con una cinta cubriendo la boca, un grupo de mujeres se manifestó esta tarde afuera de la sede Naciones Unidas. 
Como una protesta por no haber sido consideradas en la elaboración y aprobación de la declaración política adoptada el pasado 9 de marzo en el marco de la CSW59, ellas realizaron un acto simbólico. 
Con una cinta cubriendo la boca, se formaron en las escalinatas frente a la puerta del organismo internacional. De inmediato, periodistas y transeúntes se acercaron. Incluso mujeres de otros países se unieron. 
El grupo estaba formado, principalmente, por las provenientes de América Latina, el Caribe y España, quienes acordaron tomar esta medida para manifestar su descontento en el caucus latinoamericano que tuvo lugar en el día de ayer. 
La acción de protesta pretende ir más allá, tomando el terreno de las redes sociales, donde ya han hecho el hashtag #CSW59feminist para subir imágenes o mensajes en señal de protesta. 
Ese es el sentimiento generalizado durante esta reunión internacional. Las mujeres de organizaciones civiles en su mayoría se sienten molestas e invisibilizadas. 


Informe sombra: Se instalarán mesas de diálogo en todo México
Por Sara Lovera
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Nueva York, marzo (SEMlac).- En las instalaciones de la misión permanente de México ante la ONU, un conjunto de organizaciones sociales y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) acordaron trabajar conjuntamente, en grupos de análisis, para evaluar rezagos y obstáculos que las mexicanas siguen viviendo.
EL grupo acordó, además, discutir la impunidad y las políticas para enfrentar la pobreza, la violencia contra las mujeres y su mal pago como trabajadoras, entre otros pendientes de la igualdad entre hombres y mujeres.
En una especial y poco común reunión en el piso 28 del edificio Milenium, frente a las instalaciones de la ONU, la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres de México, Lorena Cruz Sánchez, recibió de manos de unas 20 mujeres mexicanas --encabezadas por Lourdes García, Margarita Oseguera y Magdalena García, entre otras--, un texto de 31 cuartillas que resume un proceso de indagación y análisis sobre la condición de las mexicanas. 
Se trata del informe de las mujeres organizadas sobre la situación real de muchas mexicanas.
Cruz informó que este año se destinarán 60 millones de pesos para el trabajo social organizado de las mujeres, mediante proyectos, propuestas y conversión, como una muestra clara, dijo, del reconocimiento al trabajo de las mujeres en organizaciones sociales.
Se abrió así un dialogo entre la autoridad y las feministas que comenzó, dijo Lourdes García, cuando se elaboró el informe y el Inmujeres destinó fondos. Este informe fue entregado al embajador Jorge Montaño, representante de México en la ONU, para que sea compartido con las autoridades de Naciones Unidas, criticada estos días de la CSW59 por el formato de trabajo y la "tibia" declaración política adoptada el lunes 9 de marzo.
Montaño destacó la importancia del informe y se comprometió a llevarlo a la Secretaria General de la ONU, como muestra de lo que se puede aportar al proceso de igualdad entre hombres y mujeres. Las representantes de más de un centenar de organizaciones que elaboraron la indagación y el informe se mostraron complacidas y solicitaron, una y otra vez, ese diálogo, las mesas de trabajo y la cercanía con Inmujeres, sus consejeras, para "incidir" en la toma de decisiones.
En el informe identificaron que aumentó la violencia como resultado de la política del anterior sexenio en su "guerra" contra el narcotráfico, lo que significó para las mujeres una incidencia en homicidio que creció 40 por ciento, siete cada día, afirman.
Sostienen, además, que las trabajadoras ganan 46 centavos por cada peso que ganan los hombres y que, de acuerdo a información del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), se ha incrementado la pobreza en todo el país, hasta en 60,6 por ciento para las zonas rurales y 40,6 por ciento en zonas urbanas.
Ese informe, denominado sombra, explicaron las mujeres, se hizo entre más de un centenar de organizaciones de 17 estados del país, donde participaron ONGs de todo tipo; ahora se discutirá con los gobiernos estatales y esperan hacerlo con Inmujeres y otras dependencias federales.
Lorena Cruz afirmó que el trabajo propositivo de las organizaciones enriquecerá las responsabilidades y el trabajo de Inmujeres.
Las mujeres dijeron que habrá 32 informes y que de modo pormenorizado, amplio, será publicado por el Senado de la República. Reconocieron que el proceso para armar el informe fue una experiencia muy importante, que se hizo con el pretexto de los 20 años del lanzamiento de la Plataforma de Acción para el adelanto de las mujeres adoptada en Beijing, China, durante la IV Conferencia Mundial de la Mujer, y cuya evaluación comenzó este 9 de marzo y terminará el próximo 19.

CSW59: Sensación de desencanto
Por Sara Lovera
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Nueva York, marzo (SEMlac).- Este viernes termina el primer bloque de discusiones sobre la Plataforma de Acción Mundial para el Adelanto de las Mujeres, que deja en las y los participantes una sensación de desencanto. Ni grandes anuncios, ni grandes emociones.
Como el tango aquel, "20 años no son nada", en la CSW59 que tantas expectativas arrancó por las dos décadas de movilización, promesas y adelantos, ha dejado una sensación de vacío, también algo de nostalgia.
No obstante, la próxima semana continuará el periodo de sesiones, con mesas de trabajo para mirar hacia 2020. La ilusión bajo el brazo es que se arranquen compromisos para que en 2030 se pueda hablar de cierre de brechas entre hombres y mujeres.
La reunión, básicamente organizada por ONU Mujeres, fue un éxito en otro sentido. En el de reunir a grupos de la sociedad con sus misiones gubernamentales, ponerlas a hablar y a reconocerse.
Sin embargo, el sentimiento de vacío tiene que ver con el formato, el permiso de realizar tantas actividades paralelas que, como se diría en mi pueblo: "el que mucho abarca poco aprieta". Donde hay mucho que decir, cada quien quiere mostrar qué logró en los últimos 20 años.
Por ahora conocemos poco de los diagnósticos específicos por parte de los gobiernos. El método de la ONU, de informes incompletos, con muestras y cifras cerradas, pero elocuentes: como que en el mundo siete mujeres por cada 10 sufren violencia o que necesitaremos 80 años para lograr la igualdad de salarios.
No se sabe casi nada de políticas públicas de los gobiernos, con resultados exitosos, porque estas dos últimas décadas en grandes zonas del mundo la guerra, las mafias, nuevos escenarios delincuenciales nos han dejado como resultado el gravísimo problema de la trata para fines de explotación sexual o laboral, donde, según se sabe, son mayoría mujeres. 
En estos 20 años se transparentó el tamaño del conflicto entre fronteras y los resultados de la migración por necesidad, por hambre.
Las agencias de la ONU tampoco trajeron evaluaciones definidas. UNESCO, al hablar de medios de comunicación en un documento que circuló, solo pone casos específicos o un sondeo relativo; de salud no sabemos, salvo que un área de preocupación sigue siendo la muerte materna en países en desarrollo. 
Poco, muy poco, sobre cómo invirtieron los países en el desarrollo de las mujeres y muchos documentos de informes inconexos.
Además, algo que saltó anoche: poquísimo dinero a ONU Mujeres, que hace unos años era la vía de reforzamiento para empoderar a las mujeres; dinero limitado de los países con suficiencia que habrían ofrecido apoyar líneas de desarrollo específico y, sobre todo, como algo principal, que poco se ha avanzado en la transformación de los aparatos ideológicos: educación y medios de comunicación con género.
Otro obstáculo es que nos invade la burocracia de una ONU que, con 66 años de existencia, parece envejecer y volverse lenta.
Por eso el embajador Jorge Montaño, representante mexicano en la ONU, dijo que la burocracia se come todo cuando actúa. 
Eso ha sucedido en esta reunión. Los burócratas no consultaron a las organizaciones de mujeres para hacer la declaración, aunque en todo el mundo esas organizaciones son las que empujaron los cambios que se pueden conocer. La protesta de las mexicanas y de las latinoamericanas, dijo Montaño, será fundamental para que se entienda que el compromiso es escuchar a la sociedad.
La próxima semana reanudan las reuniones, más técnicas, pero más efectivas. Hay que planear el post 2015; es decir, acciones a partir de los vacíos, de los pendientes y de lo que no se ha hecho.
 


La Plataforma de Acción de Beijing cumple 20 años
Volver