Coberturas especiales


COBERTURA ESPECIAL

Beijing+20
       
12 DE MARZO DE 2015
En el mundo empresarial "podemos lograr la plena igualdad antes de 2030"
Por Norma Loto
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Nueva York, marzo (SEMlac).- En el ámbito empresarial no basta con pensar en la igualdad de género como una cuestión enmarcada en acciones políticamente correctas, sino que la inclusión debe ser plena como en cualquier ámbito de la vida de las mujeres. 
Esta fue, en líneas generales, la idea que expusieron los y las líderes empresariales junto a los Estados Miembros de Naciones Unidas durante la reunión denominada "Potencial Ilimitado: empresas para la Igualdad de Género". 
El evento tuvo como objetivo analizar la ejecución de los Principios de Empoderamiento de las Mujeres (WEP, por sus siglas en inglés) y fue realizado el 10 de marzo. 
La ex Secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, remarcó que el progreso de los últimos 20 años no fue un accidente, sino que fueron compromisos adquiridos y se trabajó muy duro para lograr estos resultados. 
Luego añadió: "estoy emocionada por dónde estamos hoy y, sobre todo, hay tantas empresas que entienden el papel que pueden jugar las mujeres; vamos a seguir trabajando hasta que por fin podamos decir que la asignatura pendiente del siglo 21 está cumplida". 
Los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres son una iniciativa conjunta entre el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y ONU Mujeres y fueron lanzados en 2010. Entonces fue firmado por 40 signatarios y posee el apoyo de las y los principales líderes empresariales del mundo (que ya superan los 900). 
Durante la jornada, representantes del sector empresarial que implementan los WEP relataron sobre las acciones realizadas para terminar con el sesgo de género, aumentar el liderazgo de las mujeres, como así también la igualdad de salarios y oportunidades en todos los niveles del mundeo empresarial. 
Por su parte, el Secretario General de la ONU Ban Ki-moon sostuvo que no hay dudas de que "el logro de la igualdad de género requerirá los esfuerzos concertados de todos los actores" y añadió que los "Principios para el Empoderamiento de las Mujeres representan una hoja de ruta para las empresas e invitan al respeto y al apoyo a los derechos de las mujeres ". 
En tanto, la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, señaló que "este es el momento para que el sector privado tome su lugar como un socio clave en el logro de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, y también para lograr una verdadera transformación. Si el status quo continúa, nada cambiará". 
Phumzile Mlambo-Ngcuka hizo un llamado para la implementación activa y enérgica de los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres en colaboración con los gobiernos, la ONU y todos los demás socios.
"Queremos ver un aumento en el número de empresas con WEP en su lugar en los próximos cinco años, por lo que podemos lograr la plena igualdad antes de 2030. Se trata de una forma práctica, escalable para empoderar a las mujeres y, al mismo tiempo, aumentar la productividad y económica resultados", solicitó. 
José Keefe, presidente y director ejecutivo de la Oficina del Fondo Mundial de Pax y presidente del Grupo de Liderazgo WEP, remarcó durante la reunión que "la igualdad de género es el mayor problema de derechos humanos de nuestro tiempo; sin embargo, la comunidad empresarial y la sociedad en general están empezando a entender que también es el mayor reto económico de nuestro tiempo". 
Merece destacarse que desde Naciones Unidas se insistió en la importancia de esta reunión de WEP, ya que es la primera vez que se realiza en el marco de la Comisión de la Condición de la Mujer, convocada esta vez para analizar la Plataforma de Acción de Beijing y hacer un balance de la situación de las mujeres, luego de dos décadas de su implementación. 
Remontarse a 20 atrás, antes de la Conferencia de Beijing, significa recordar que entonces la comunidad empresarial estaba empezando a comprender la importancia de incluir a las mujeres en todos los niveles
Los 7 Principios para el Empoderamiento de las Mujeres
1. Establecer un liderazgo corporativo de alto nivel para la igualdad de género.
2. Tratar a todas las mujeres y los hombres con justicia en el trabajo - respetar y apoyar los derechos humanos y la no discriminación.
3. Asegurar la salud, seguridad y el bienestar de todos los trabajadores mujeres y hombres.
4. Promover la educación, el perfeccionamiento y desarrollo profesional de las mujeres.
5. Implementar desarrollo empresarial, alimentar la cadena y prácticas de mercadotecnia para empoderar a las mujeres.
6. Promover la igualdad a través de iniciativas de la comunidad y de apoyo.
7. Medir y reportar públicamente el progreso para lograr la igualdad de género.

Programa para lograr autonomía femenina mediante educación
Por Gabriela Ramírez
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Nueva York, marzo (SEMlac) -Con la finalidad de lograr la autonomía de las niñas y mujeres jóvenes a través de la educación se ha puesto en marcha un programa encabezado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), ONU Mujeres, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y el Banco Mundial.
En la 59 Comisión de la Condición de la Mujer, en la sede de las Naciones Unidas en Nueva Cork, se presentó este programa que busca aprovechar el potencial de las tecnologías de información y comunicación para mejorar la educación y el contenido y fomentar su aplicación para la generación de ingresos. 
"Sabemos que la educación es la mejor cura contra la transmisión del VIH/sida de madre a hijo. Sabemos que es la mejor manera de evitar el matrimonio infantil", dijo Irina Bokova, directora general de la UNESCO. 
La directiva añadió que si todas las mujeres completaran la educación primaria, se podría reducir en 70 por ciento el número de ellas que mueren durante el parto en África subsahariana (100,000 vidas cada año). 
"Aproximadamente 6.100.000 niñas y niños menores de cinco años mueren en los países pobres cada año - sabemos que podríamos reducirlo a la mitad si todas las mujeres tuvieran la educación secundaria", dijo Bokova. 
Estadísticas de la UNESCO muestran que dos tercios o 493 millones de personas en edad adulta analfabetas en el mundo son mujeres. 
"Debemos asegurarnos de que todas las puertas a la educación de las niñas y las mujeres permanezcan abiertas; que las niñas y las mujeres que abandonan la educación tengan una segunda oportunidad; que cuenten con las habilidades para la transición a una vida productiva y de plena ciudadanía; y que el empoderamiento de las niñas y las mujeres se convierta en una parte inseparable de la educación", sostuvo Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres. 
El programa se concentrará en cuatro áreas: la mejora de la calidad y pertinencia de la educación; la sensibilización a todos los niveles para crear un entorno favorable para la igualdad de género; reforzar los vínculos entre los sectores de salud y educación; y mejora de la base de datos de estadísticas de género y educación. Será implementado en los 20 países donde la brecha de género y educación es más crítica: Malí, Nepal, Nigeria, Pakistán, Sudán del Sur y la República Unida de Tanzania.
Urge prevenir del embarazo adolescente en América Latina
Por Gabriela Ramírez
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Nueva York, marzo (SEMlac).- El embarazo adolescente en México aumenta cada año 30 por ciento, debido principalmente a que las campañas de anticoncepción no han sido efectivas. 
Gabriela Tejeda, directora de Vida y Familia AC (VIFAC), explica que los embarazos en mujeres menores de 19 años son cada vez más frecuentes, sobre todo las de aquellas que se encuentran en situación de vulnerabilidad.
Tejeda explica que actualmente la organización que encabeza tiene 25 casas hogar distribuidas en México para atender a estas mujeres. En 2014 recibieron a 2.786 mujeres embarazadas que han sido victimas de violencia doméstica, abuso sexual, violaciones y trata de personas. 
"Principalmente llegan mujeres entre 18 y 24 años, pero tenemos casos alarmantes de niñas de 10 a 12 años que llegan embarazadas y sin el apoyo de sus familias" explica Gabriela Tejeda. 
En el marco de la 59 sesión de la Comisión para la Condición Jurídica y Social de la Mujer, diversas organizaciones mexicanas presentaron una declaración sobre el mejoramiento de la condición social de la mujer para exigir que se redoblen esfuerzos con la finalidad de combatir la pobreza, de que las mujeres tengan acceso al trabajo remunerado con mejores salarios e igualdad de oportunidades. 
Hay que tomar medidas urgentes, explica Tejeda, no solo en México sino en el resto de América Latina, respecto al embarazo adolescente. "En nuestras casas hogar, ubicadas al sur del país, recibimos niñas y mujeres de Guatemala, Nicaragua, El Salvador que llegan en condiciones lamentables, sin documentos, violentadas y que no consiguen trabajo. No logran llegar a Estados Unidos y dan a luz en nuestro país", denunció Tejeda. 
Enfatizó que es urgente luchar por mejorar la condición social en la región y trabajar arduamente en temas de prevención de embarazos, educación y paternidad responsable.


La Plataforma de Acción de Beijing cumple 20 años

COBERTURA ESPECIAL

Beijing+20
       
12 DE MARZO DE 2015
Es urgente frenar la violencia política contra las mujeres
Por Sara Lovera
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Nueva York, marzo (SEMlac).- En la mañana de este 12 de marzo, la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres de México, Lorena Cruz Sánchez, anunció que solicitará a la procuradora general de la República, Arely Gómez, que investigue el asesinato de Aidé Nava González, precandidata a la alcaldía de Ahuacuotzingo, Guerrero.
Este asesinato causó irritación en todas las mexicanas que están aquí debatiendo sobre los derechos de las mujeres en la ONU y generó reacciones en cadena en los espacios de mujeres latinoamericanas que no tienen, como en México, la paridad electoral.
El anuncio de Lorena Cruz Sánchez -que primero se hizo ayer en México-, respondió a la demanda de organizaciones civiles para que el Inmujeres abandere la demanda ante el gobierno federal y los gobiernos locales de dar seguridad a las mujeres que participan en los procesos electorales y accedan a los espacios de toma de decisiones.
Durante la reunión matutina de la delegación mexicana en la 59 Sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de la ONU -con motivo del 20 aniversario de la Conferencia de Beijing, realizada todas las mañanas en la misión mexicana-, el tema fue ampliamente debatido.
Lorena Cruz Sánchez señaló que la protección y seguridad de las candidatas es propio de un sistema democrático, por lo que calificó el asesinato de la precandidata del Partido de la Revolución Democrática (PRD) como una barbarie inaceptable y que no pude dejarse pasar en silencio, como en ningún otro caso, no importa a qué partido político pertenezcan las precandidatas.
Durante una reunión ministerial para examinar el avance y el recuento de la operatividad de los ministerios, secretarías o institutos de las mujeres, también hubo una reacción de indignación, según relató la senadora Lucero Saldaña, quien se sumó a la delegación mexicana ayer por la noche.
Lorena Cruz solicitará además medidas precautorias para todas las candidatas que participarán en las elecciones de junio próximo, por considerar que el asesinato de Nava González en Ahuacuotzingo, Guerrero, debe ser condenado por todos los sectores y todas las mujeres del país.
En la reunión matutina de la delegación oficial, a la cual se suman las mujeres del movimiento feminista, la senadora Lucero Saldaña dijo que en el senado mexicano existe una iniciativa para prevenir la violencia política, pero que no se ha discutido, a pesar de que hace meses se había acordado de cara a las elecciones de 2015. Dijo que la violencia política se suma a todas las violencias contra las mujeres que frenan su desarrollo y participación.
En la reunión, Lourdes García, promotora del informe sombra sobre los adelantos de Beijing, anunció que este 12 de marzo, en el cacus latinoamericano, las mexicanas llevarán un pronunciamiento porque ese asesinato es el anuncio de un proceso de inestabilidad que podría desencadenarse durante las próximas semanas en que se irá desarrollando el proceso electoral en México.
Por su parte, Teresa de Jesús Mendoza Rivera, de San Luis Potosí, recordó que hace unas semanas asesinaron a una dirigente local del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y demandó medidas de seguridad para las mujeres que participarán en las listas electorales este año hasta en 50 por ciento, según mandata la Constitución de la República.
Estos hechos, agregó, ya han generado miedo en las precandidatas de todo el país, por lo que es necesario parar la violencia.
Es importante señalar que Bolivia ya cuenta con una legislación de prevención de la violencia política y se impulsa en Uruguay y otros países donde la cuota de participación política de las mujeres ha significado un crecimiento considerable de bancadas femeninas en la región.
La violencia, se dijo aquí, es contraria a los avances que en representación política y participación electoral se han tenido de manera significativa en la región latinoamericana.

Trabajo conjunto sociedad y gobierno
Por Sara Lovera
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Nueva York, marzo (SEMlac) -Integrantes de distintas organizaciones sociales y civiles y la delegación mexicana que asisten aquí a los debates del 59 periodo de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, mejor conocida como CSW59, mantienen un diálogo fluido.
La presidenta de la delegación oficial Lorena Cruz Sánchez, así como la representación mexicana ante la ONU, han abierto todos los canales de diálogo para empujar la defensa de los derechos humanos de las mujeres logrados en los últimos 20 años y que deberán reconsiderarse, relanzarse y fomentarse en lo que se llamará Post 2015, ante el incumplimiento de los Estados y de la sociedad respecto del avance integral de las mujeres.
Durante varios días, las organizaciones sociales han hecho reiteradas demandas a la delegación, como incluir en el discurso oficial la situación de las defensoras de derechos humanos, las periodistas y las indígenas, lo que se incluyó en el discurso y las negociaciones bilaterales que ha sostenido la presidenta de la delegación con distintas representaciones.
Igualmente, se acordó discutir en común los métodos de trabajo en el futuro, puesto que la ONU esta vez no discutió debidamente con la sociedad civil el contenido de la declaración política.
Esto es importante, destacó la consejera social del Inmujeres, Magaly Ramírez, para defender lo ganado y hacer frente común para los compromisos de los estados en el futuro inmediato. Se trata de dar continuidad y recuperar el liderazgo de México, que en la región latinoamericana ha sido fundamental, por ejemplo, para el avance de los derechos sexuales y reproductivos, destacó por su parte la representante de Católicas por el Derecho a Decidir.
Reconocen trayectoria de Charlotte Bunch 
Por Gabriela Ramírez
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Nueva York, marzo (SEMlac).- Las mujeres deben estar en el centro de la agenda y deben tomarse en serio todos los problemas que les afectan como la violencia, la discriminación y la exclusión. 
Durante la entrega del "Premio de Justicia Social" por su trayectoria en la Escuela de Derecho en Nueva York, Charlotte Bunch dijo que es necesario seguir trabajando para lograr la igualdad y la mejora en la vida de las mujeres, pero que ese cambió debe venir desde ellas mismas, no desde los gobiernos. 
Al hacer una remembranza de su trayectoria, la creadora de la campaña de los 16 días contra la violencia recordó que el éxito de ese trabajo se debió a que fue impulsado por mujeres organizadas que lograron insertar el tema en la agenda de Naciones Unidas y, posteriormente, en la de diversos países del mundo. 
Bunch, la primera en decir que los derechos de las mujeres son también derechos humanos, explicó que su trabajo y activismo se vio influenciado por el movimiento por lo derechos civiles en Estados Unidos y por su incursión en el espacio político, donde había poca presencia femenina y la que había era discriminada. 
"Yo hablé desde mi propia experiencia, desde lo que yo sentía como mujer al ser excluida, y de hablar con otras mujeres y ver que sucedía lo mismo. Entonces decidí trabajar en ese tema para que las mujeres estuvieran en el centro de la agenda, porque no puede ser de otra forma" dijo Charlotte Bunch. 
En la ceremonia estuvo acompañada por Lydia Alpizar, directora general de la Asociación para los Derechos de las Mujeres y el Desarrollo (AWID), quien habló de Bunch como una activista que ha impulsado cambios fundamentales y le ha enseñado algo que Rosario Castellanos definió muy bien, que "...debe haber otra forma de ser humana y libre". 
La acompañó también Bisi Adele-Fayemi, activista nigeriana fundadora del Fondo de Desarrollo para las Mujeres de África, quien señaló que Charlotte Bunch ha dado al mundo una gran lección: que las líderes se encuentran en todas partes, no solo en el gobierno o en la academia, sino en las calles. 
Charlotte Bunch es activista feminista, fundadora del Centro para el Liderazgo Global de la Mujer, merecedora de múltiples premios internacionales y autora de libros.
Plataforma J: casi, casi… lo mismo de siempre
Por Norma Loto 
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Nueva York, marzo (SEMlac).- Aunque con algunas mejoras, el escenario de la Plataforma J de Beijing aún es una esfera para seguir trabajando.
Mensajes estereotipados, tergiversados y monolíticos se alejan de los principios de los objetivos de la Plataforma J: "aumentar la participación y el acceso de las mujeres a expresarse y tomar decisiones en y a través de los medios y las nuevas tecnologías de la comunicación" y "promover en los medios una imagen balanceada y libre de estereotipos de la mujer".
Para analizar esta situación, la UNESCO convocó a un actividad denominada: "Mujeres en los medios: avance en la Esfera J de la Declaración y Plataforma de Beijing", que tuvo como protagonistas a la directora de ONU Mujeres Phumzile Mlambo-Ngcuka, la representante de la UNESCO Irina Bokova y la actriz Geena Davis, fundadora del Institute on Gender in Media, entre otras. 
En la actividad se escuchó lo ya sabido: que hubo avances pero aún hay deudas. En este sentido, la directora de ONU Mujeres sostuvo que en estos 20 años se evidenció un progreso importante en la materia. Y remarcó que hubo algunos avances legislativos en varios países del área, pero poca implementación. 
A su turno, la actriz Geena Davis hizo referencia a las producciones de los medios dirigidas a la niñez y mostró su preocupación manifestando que los contenidos (cine, video, tv, etc) replican estereotipos de género basados en la discriminación y la violencia. 
Este es el necesario pero a la vez añejo análisis que se viene realizando desde el género y la comunicación; sin embargo, el otro plano de este terreno lo representan las mujeres periodistas y las múltiples formas de discriminación en sus lugares de trabajo: precariedad laboral, riesgos continuos en zonas de conflicto, etc. Este reclamo se hizo voz desde el público por la periodista Jenny Rönngren, de Suecia, quien representa a la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género.
En el encuentro --donde a ratos daba la sensación que el protagonismo lo tenía Geena Davis y no el análisis de la situación de las mujeres en los medios-- se entregó el informe Indicadores de Género para Medios de Comunicación (GSIM, por sus siglas en inglés), realizado por la UNESCO junto a la Federación Internacional de Periodistas. 
Este informe hace un recorrido por tres aspectos: requisitos de la política institucional interna (de los medios) para asegurar la sensibilidad de género en los medios de comunicación; creación de capacidad para profesionales de los medios y el papel de las asociaciones profesionales / sindicatos e instituciones académicas. 
El documento también enfatiza la importancia de los medios y los ilustra como ventana principal de comunicación al público; además, subraya que las organizaciones de medios de comunicación juegan un papel fundamental en la supresión o perpetuación de estereotipos. 
Indicadores de Género para Medios de Comunicación nombra el caso de las mujeres de Ecuador, que siguen subrepresentadas en las decisiones de los medios de comunicación. También destaca la necesidad de la implementación de prácticas de empoderamiento de las mujeres con el objetivo de reforzar la autoconfianza.
En este sentido se refiere al caso de México, donde el principal factor de éxito detrás de las mujeres en puestos de toma de decisión es "su carácter emprendedor y dinámico, y fuertes habilidades de comunicación y negociación".
 


La Plataforma de Acción de Beijing cumple 20 años
Volver